close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

¿Cuánto nos han costado los debates presidenciales de 2012 y 2018?

El primero de los tres debates programados para el actual proceso, ya consumió el 63% de los 20 millones de pesos que el INE había presupuestado.
Cuartoscuro
18 de mayo, 2018
Comparte

Los dos debates presidenciales que el Instituto Nacional Electoral (antes IFE) organizó en el proceso electoral de 2012, y los tres contemplados para el actual proceso electoral de 2018 representan, en total, un costo superior a los 30 millones de pesos por conceptos que van desde el gasto en producción y escenografía, hasta pago a moderadores y edecanes.

De esos cinco debates hasta ahora se han realizado tres, y cada uno ha requerido un mayor presupuesto que el anterior, según revelan los datos del INE proporcionados a Animal Político en respuesta a una solicitud de transparencia.

De hecho, el primero de los tres debates programados para el actual proceso, ya consumió el 63% de los 20 millones de pesos que el INE había presupuestado para los debates en esta elección. En 2012, la inversión fue de poco más de 10 millones de pesos.

Animal Político también solicitó al Instituto el costo de los debates presidenciales de los procesos de 1994 a 2006, pero la respuesta fue que los mismos se habían realizado por la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y la Televisión (CIRT) y por lo tanto no hubo inversión de recursos públicos en los mismos.

A continuación el detalle de costo por debate:

Primer Debate Presidencial de 2012

Se realizó el 6 de mayo de 2012 en las instalaciones del World Trade Center en Ciudad de México. Los candidatos contendientes que participaron en aquel primer debate fueron Enrique Peña Nieto de la coalición Compromiso por México,  Josefina Vázquez Mota por el PAN, Andrés Manuel López Obrador de la coalición Movimiento Progresista, y Gabriel Quadri del partido Nueva Alianza.

El costo de aquel debate fue de 4 millones 23 mil 80 pesos que hoy equivaldría – tomando en cuenta la inflación – a poco más de 5 millones 158 mil pesos.

Entre los conceptos de gasto de aquel ejercicio se encuentran los siguientes: 944 mil pesos por hospedaje, alimentos, diseño, equipo, montaje, edecanes, maquillaje, iluminación, servicio de internet, línea telefónica, configuraciones y accesos para red de equipos de prensa.

También destacan 956 mil pesos por servicios relativos a salones, servicio médico, protección civil, seguridad y servicio de coffee break; 597 mil 690 por circuito cerrado de radio y televisión; 554 mil 480 pesos en servicios técnicos de producción y transmisión; 132 mil 525 pesos en renta de mobiliario; 81 mil 200 pesos en servicio de diseño y animación del debate presidencial; entre otros.

El INE también reportó que el gato de conducción de ese primer debate, que estuvo a cargo de la periodista Guadalupe Juárez, fue de 73 mil pesos.

Segundo Debate Presidencial de 2012

El segundo debate presidencial de 2012 tuvo lugar en las instalaciones de la Expo Guadalajara, en Guadalajara, Jalisco el 10 de junio. Participaron los mismos candidatos que en el primer debate. De acuerdo con el INE el gasto para realizar este debate fue de 6 millones 411 mil 649 pesos, que actualmente (considerando la inflación) serían más de 8 millones de pesos.

Lo anterior significa que el gasto para aquel segundo debate, respecto al primero, se incrementó casi 60 por ciento.

Entre los conceptos que el INE reportó en el gasto de este segundo debate se encentran dos millones 859 mil pesos por lo que denominó “pago del servicio de equipo de producción y transmisión para el Segundo Debate Presidencial en Guadalajara, Jalisco.”.

También reportó que por servicios de producción, hospedaje, transportación, alimentación y paquete gráfico se erogaron 791 mil 700 pesos; mientras que por el servicio de circuito cerrado y transmisión fueron 837 mil 288 pesos.

El INE (entonces IFE) pagó además 543 mil 971 pesos por hospedaje, alimentos, edecanes, interprete de señas, entre otros. En este mismo concepto incluyó el pago al moderador (que fue el periodista Javier Solórzano) sin detallar la cantidad que recibió.

Otros de los conceptos de gasto fueron renta de capacidades satelitales, pagos por escenografía, y por diversos temas de producción.

Primer Debate Presidencial 2018

El primer debate del actual proceso electoral se desarrolló el pasado 22 de abril en el Palacio de Minería en Ciudad de México. Participaron cinco candidatos presidenciales: Ricardo Anaya de la coalición Por México al Frente; José Antonio Meade de la coalición Todos por México; Andrés Manuel López Obrador de la coalición Juntos Haremos Historia; y los independientes Margarita Zavala y Jaime Rodríguez.

El INE reportó en la realización de este debate un gasto preliminar de 12 millones 607 mil 125 pesos.

Ya tomando en cuenta el factor de la inflación, el gasto de este debate fue 144.4 por ciento más elevado que el del primer debate de 2012, y 53.5 por ciento más costoso que el segundo ejercicio de aquel proceso electoral.

Entre los conceptos que el INE reportó se encuentra 9 millones 990 mil en distintos aspectos relacionados con logística como producción, escenografía, renta de espacios, atención a invitados y prensa, atención a candidatos, contratación de plantas de energía eléctrica, equipos de Rayos X, servicios de internet etcétera.

Reportó que el servicio de grabación, distribución y transmisión del debate acarreó un gasto de dos millones 292 mil pesos y de segmentos satelitales por 81 mil 582 pesos.

El Instituto también identificó un pago de 243 mil 356 pesos a los moderadores Azucena Uresti y Sergio Sarmiento. En este debate también fungió como moderadora la periodista Denise Maerker pero ella no aceptó recibir un pago.

Segundo y Tercer Debate Presidencial

En su respuesta a la solicitud de transparencia el INE subrayó que no contaba con un presupuesto estimado o programado por concepto del segundo y tercer debate del actual proceso electoral, pero recordó que el presupuesto estimado para los tres debates es de 20 millones de pesos.

Lo anterior significa que luego del costo que tuvo el primer debate – 12.6 millones de pesos – quedarían solo 7.3 millones de pesos para organizar los dos debates que faltan: el del 20 de mayo en Tijuana, Baja California; y el de 12 de junio en  Mérida, Yucatán.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
AFP

De Trotsky a Evo Morales: los asilados y refugiados políticos que ha recibido México

El expresidente de Bolivia, Evo Morales, llegó a México tras aceptar la oferta del gobierno de ese país de concederle asilo político. Morales se suma a una larga lista de asilados y refugiados que han sido recibidos en ese país.
AFP
13 de noviembre, 2019
Comparte

Tras su renuncia a la presidencia de Bolivia, Evo Morales llegó a México aceptando la oferta del gobierno de Andrés Manuel López Obrador de concederle asilo político.

Así Morales es el último que se suma a una larga lista de asilados y refugiados en ese país que incluye a un ideólogo soviético, una activista de derechos humanos, ex presidentes de Centro y Sudamérica y exiliados republicanos españoles.

Durante casi todo el siglo pasado, México tuvo una activa política de asilo. La tradición, sin embargo, pareció perderse a partir de los años 90, cuando se modificó la forma de mediar en los asuntos de la región.

Estos son algunos de los personajes que llegaron a México buscando asilo o refugio político.

AMLO

Gobierno de México
El presidente López Obrador fue criticado por el asilo a Evo Morales.

José Martí

Entre los primeros que llegaron, aprovechando un acuerdo que se firmó en 1853 con el gobierno de Colombia para no extraditar a perseguidos políticos, fueron varios cubanos que lucharon por la independencia de su país en el siglo XIX.

El más notable de ellos, el poeta y revolucionario José Martí pasó dos años en México en 1875 durante un largo período de destierro de su país.

Víctor Raúl Haya de la Torre

El pensador y político peruano llegó a México en 1923 invitado por el escritor y ministro de Educación, José Vasconcelos. Llegaba como refugiado después de haber sido encarcelado durante el régimen de Augusto Leguía.

Fue en México donde, inspirado en la Revolución, Haya de la Torre fundó la Alianza Popular Revolucionaria Americana (APRA), con la que inicialmente buscaba consolidar un proyecto para toda la llamada Indoamérica.

Trotsky y frida kahlo

Getty Images
Trotsky llegó a México tras una serie de gestiones realizadas por el pintor Diego Rivera y su esposa Frida Kahlo.

León Trotsky

En 1937, el gobierno de Lázaro Cárdenas accedió a concederle asilo político al ideólogo y revolucionario ruso León Trotsky, exiliado de la Unión Soviética por José Stalin.

Trotsky llegó a México tras una serie de gestiones realizadas por el pintor Diego Rivera, quien lo recibió junto con su esposa Frida Kahlo en su casa en la cuidad de México.

El asilo mexicano no terminó bien para el revolucionario. Después de sufrir dos atentados en la casa de Rivera, Trotsky fue asesinado en 1940 por el agente estalinista español Ramón Mercader mientras trabajaba en su despacho.

Luis Buñuel y Luis Felipe

Durante la Guerra Civil española en los 1930 varios republicanos que huyeron de su país también fueron recibidos por las autoridades mexicanas.

Entre 1939 y 1942, durante el gobierno de Lázaro Cárdenas, México asiló a más de 25,000 españoles. Entre ellos estaba el poeta Luis Felipe y el director de cine Luis Buñuel, quien posteriormente se convirtió en ciudadano mexicano.

castro

Getty Images
El refugio en México le sirvió a Castro para preparar su campaña revolucionaria.

Fidel Castro

En 1955, después de haber sido encarcelado por oponerse al régimen de Fulgencio Batista, un joven Fidel Castro de 28 años partió de Cuba hacia México.

El refugio en ese país le sirvió a Castro para preparar su campaña revolucionaria. Tras 18 meses en México regresó a su país junto con varios aliados, entre ellos Che Guevara, y eventualmente logró su objetivo de encabezar el régimen comunista en Cuba.

Héctor José Cámpora

Dos décadas después, en 1976, durante el golpe de Estado en Argentina, el presidente de ese país, Héctor José Cámpora, se asiló en la embajada de México en Buenos Aires.

El peronista permaneció tres años en la representación diplomática mexicana hasta que en 1979 las autoridades militares le permitieron partir hacia México.

Allí murió un año después a causa de un cáncer de laringe.

sha

Getty Images
El gobierno mexicano le otorgó una visa de turista al shá de Irán y pasó varios meses viviendo en la ciudad de Cuernavaca

Sha de Irán

También en 1979 llegó otro personaje prominente al México: Mohamed Reza Pahlevi, el Sha de Irán, quien había sido derrocado durante la Revolución Islámica en su país.

El gobierno mexicano le otorgó una visa de turista y el sha pasó varios meses viviendo en la ciudad de Cuernavaca. Pero la hospitalidad mexicana al parecer tuvo un límite con el exmandatario iraní.

Cuando éste viajó a Estados Unidos para someterse a un tratamiento médico, el gobierno de México decidió bloquear su regreso.

La familia Allende

Durante la década de 1970 el gobierno mexicano recibió refugiados de Argentina, Chile y Uruguay que huían de los regímenes militares de sus países.

Entre los exiliados estaba la familia del presidente chileno Salvador Allende, destituido por un golpe, y de varios integrantes de su gabinete.

Entre los que llegaron a México estaba la viuda de Allende, Hortenisa Bussi, y sus hijas, Isabel y Beatriz.

Menchú

Getty Images
Menchú ganó el Nobel de la Paz en 1992.

Rigoberta Menchú

En los 1980 miles de indígenas de Guatemala que escapaban de la Guerra Civil en su país recibieron asilo en México.

Entre ellos estaba la activista de derechos humanos Rigoberta Menchú, quien pidió asilo en el país después de que su familia fuera torturada y asesinada en su país.

Menchú ganó el Nobel de la Paz en 1992.

El último, Manuel Zelaya

La tradición de otorgar asilo en México quedó suspendida durante los siguientes 24 años. Tanto los gobiernos de Ernesto Zedillo como el de Vicente Fox y Enrique Peña Nieto se vieron envueltos en controversias con los gobiernos de izquierda de la región.

Fue hasta 2009 cuando México reanudó su práctica y otorgó asilo a Manuel Zelaya, el presidente de Honduras depuesto en un golpe de Estado.

El entonces presidente mexicano Felipe Calderón lo recibió con honores, pero sólo dos días después Zelaya salió del país.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=WwvLDxhYclw

https://www.youtube.com/watch?v=da40FCAN4KI

https://www.youtube.com/watch?v=gFkihTytGRU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.