¿Cuánto nos han costado los debates presidenciales de 2012 y 2018?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

¿Cuánto nos han costado los debates presidenciales de 2012 y 2018?

El primero de los tres debates programados para el actual proceso, ya consumió el 63% de los 20 millones de pesos que el INE había presupuestado.
Cuartoscuro
18 de mayo, 2018
Comparte

Los dos debates presidenciales que el Instituto Nacional Electoral (antes IFE) organizó en el proceso electoral de 2012, y los tres contemplados para el actual proceso electoral de 2018 representan, en total, un costo superior a los 30 millones de pesos por conceptos que van desde el gasto en producción y escenografía, hasta pago a moderadores y edecanes.

De esos cinco debates hasta ahora se han realizado tres, y cada uno ha requerido un mayor presupuesto que el anterior, según revelan los datos del INE proporcionados a Animal Político en respuesta a una solicitud de transparencia.

De hecho, el primero de los tres debates programados para el actual proceso, ya consumió el 63% de los 20 millones de pesos que el INE había presupuestado para los debates en esta elección. En 2012, la inversión fue de poco más de 10 millones de pesos.

Animal Político también solicitó al Instituto el costo de los debates presidenciales de los procesos de 1994 a 2006, pero la respuesta fue que los mismos se habían realizado por la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y la Televisión (CIRT) y por lo tanto no hubo inversión de recursos públicos en los mismos.

A continuación el detalle de costo por debate:

Primer Debate Presidencial de 2012

Se realizó el 6 de mayo de 2012 en las instalaciones del World Trade Center en Ciudad de México. Los candidatos contendientes que participaron en aquel primer debate fueron Enrique Peña Nieto de la coalición Compromiso por México,  Josefina Vázquez Mota por el PAN, Andrés Manuel López Obrador de la coalición Movimiento Progresista, y Gabriel Quadri del partido Nueva Alianza.

El costo de aquel debate fue de 4 millones 23 mil 80 pesos que hoy equivaldría – tomando en cuenta la inflación – a poco más de 5 millones 158 mil pesos.

Entre los conceptos de gasto de aquel ejercicio se encuentran los siguientes: 944 mil pesos por hospedaje, alimentos, diseño, equipo, montaje, edecanes, maquillaje, iluminación, servicio de internet, línea telefónica, configuraciones y accesos para red de equipos de prensa.

También destacan 956 mil pesos por servicios relativos a salones, servicio médico, protección civil, seguridad y servicio de coffee break; 597 mil 690 por circuito cerrado de radio y televisión; 554 mil 480 pesos en servicios técnicos de producción y transmisión; 132 mil 525 pesos en renta de mobiliario; 81 mil 200 pesos en servicio de diseño y animación del debate presidencial; entre otros.

El INE también reportó que el gato de conducción de ese primer debate, que estuvo a cargo de la periodista Guadalupe Juárez, fue de 73 mil pesos.

Segundo Debate Presidencial de 2012

El segundo debate presidencial de 2012 tuvo lugar en las instalaciones de la Expo Guadalajara, en Guadalajara, Jalisco el 10 de junio. Participaron los mismos candidatos que en el primer debate. De acuerdo con el INE el gasto para realizar este debate fue de 6 millones 411 mil 649 pesos, que actualmente (considerando la inflación) serían más de 8 millones de pesos.

Lo anterior significa que el gasto para aquel segundo debate, respecto al primero, se incrementó casi 60 por ciento.

Entre los conceptos que el INE reportó en el gasto de este segundo debate se encentran dos millones 859 mil pesos por lo que denominó “pago del servicio de equipo de producción y transmisión para el Segundo Debate Presidencial en Guadalajara, Jalisco.”.

También reportó que por servicios de producción, hospedaje, transportación, alimentación y paquete gráfico se erogaron 791 mil 700 pesos; mientras que por el servicio de circuito cerrado y transmisión fueron 837 mil 288 pesos.

El INE (entonces IFE) pagó además 543 mil 971 pesos por hospedaje, alimentos, edecanes, interprete de señas, entre otros. En este mismo concepto incluyó el pago al moderador (que fue el periodista Javier Solórzano) sin detallar la cantidad que recibió.

Otros de los conceptos de gasto fueron renta de capacidades satelitales, pagos por escenografía, y por diversos temas de producción.

Primer Debate Presidencial 2018

El primer debate del actual proceso electoral se desarrolló el pasado 22 de abril en el Palacio de Minería en Ciudad de México. Participaron cinco candidatos presidenciales: Ricardo Anaya de la coalición Por México al Frente; José Antonio Meade de la coalición Todos por México; Andrés Manuel López Obrador de la coalición Juntos Haremos Historia; y los independientes Margarita Zavala y Jaime Rodríguez.

El INE reportó en la realización de este debate un gasto preliminar de 12 millones 607 mil 125 pesos.

Ya tomando en cuenta el factor de la inflación, el gasto de este debate fue 144.4 por ciento más elevado que el del primer debate de 2012, y 53.5 por ciento más costoso que el segundo ejercicio de aquel proceso electoral.

Entre los conceptos que el INE reportó se encuentra 9 millones 990 mil en distintos aspectos relacionados con logística como producción, escenografía, renta de espacios, atención a invitados y prensa, atención a candidatos, contratación de plantas de energía eléctrica, equipos de Rayos X, servicios de internet etcétera.

Reportó que el servicio de grabación, distribución y transmisión del debate acarreó un gasto de dos millones 292 mil pesos y de segmentos satelitales por 81 mil 582 pesos.

El Instituto también identificó un pago de 243 mil 356 pesos a los moderadores Azucena Uresti y Sergio Sarmiento. En este debate también fungió como moderadora la periodista Denise Maerker pero ella no aceptó recibir un pago.

Segundo y Tercer Debate Presidencial

En su respuesta a la solicitud de transparencia el INE subrayó que no contaba con un presupuesto estimado o programado por concepto del segundo y tercer debate del actual proceso electoral, pero recordó que el presupuesto estimado para los tres debates es de 20 millones de pesos.

Lo anterior significa que luego del costo que tuvo el primer debate – 12.6 millones de pesos – quedarían solo 7.3 millones de pesos para organizar los dos debates que faltan: el del 20 de mayo en Tijuana, Baja California; y el de 12 de junio en  Mérida, Yucatán.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Derrumbe en Miami: qué se sabe de las posibles causas del colapso del edificio de apartamentos

No están claras de momento las causas del derrumbe, pero expertos y autoridades apuntan a que podría tratarse de una conjunción de factores.
25 de junio, 2021
Comparte

“Este tipo de cosas no pasan en Estados Unidos”.

Así se expresaba en la mañana de este jueves Charles Burkett, el alcalde de Surfside, la localidad del condado de Miami Dade donde en la madrugada de este jueves colapsó parcialmente un edificio residencial.

A medida que los equipos de rescate continuaban las tareas de rescate, autoridades y expertos han comenzado también a barajar las posibles causas de un derrumbre sucedido en un condado en el que las normas constructivas se encuentran entre las más estrictas de EE.UU. como resultado de los huracanes.

Según dijo Burketta a medios locales un colapso de este tipo “es menos probable que el impacto de un rayo“.

“Estas cosas simplemente no suceden. No ves edificios cayendo en Estados Unidos y aquí teníamos un edificio literalmente cayendo”, dijo.

No está claro de momento qué pudo haber detrás del derrumbe.

“Es demasiado pronto para establecer cuál fue la causa del colapso. No debemos apresurarnos a concluir nada y dejar que las autoridades completen su investigación”, le dice a BBC Mundo Atorod Azizinamini, profesor de Ingeniería Civil y director de Escuela Moss de Construcción, Infraestructura y Sostenibilidad de la Universidad Internacional de Florida.

De acuerdo con el experto, generalmente ante situaciones como esta, se crea una comisión para investigar lo sucedido -que ya está en marcha-, aunque este tipo de estudio puede tomar meses o incluso años.

En BBC Mundo te contamos lo que se sabe de momento.


El edificio

Champlain Towers

Google Street View
Champlain Towers era un caro edificio de apartamentos frente a la playa.

El Chaplain Towers es un condominio de 12 plantas y más de 100 apartamentos ubicado frente al mar al norte de Miami Beach.

Según muestra una búsqueda realizada por BBC Mundo en sitios de bienes raíces de la ciudad, los precios de los apartamentos eran elevados, con costos entre los US$ 600.000 y los US$700.000.

Datos de la aplicación de venta de inmuebles Zillow muestra que un apartamento de cuatro cuartos y pisos de mármol en el último piso, que se vendió a inicios de mayo por casi US$3 millones.

Medios latinoamericanos han señalado que actores populares, familiares de presidentes y reconocidos médicos vivían en el edificio, así como miembros de la comunidad judía de Florida.


Detrás de las causas

El edificio fue terminado en 1981, según datos de la ciudad.

Dado que las normativas vigentes establecen que las construcciones de este tipo deben pasar una inspección a los 40 años para garantizar su habitabilidad, el edificio estaba siendo sometido a reparaciones para poder ser inspeccionado por peritos y obtener su recertificación, de acuerdo con autoridades locales.

“Se estaba trabajando en el edificio para cumplir con el estándar de 40 años. Eso es algo que se ha implementado no solo para el condado, sino para todos las municipalidades y tenemos un estricto código de construcción desde el huracán Andrew para actualizaciones y mejoras”, dijo Heyman.

Azizinamini, por su parte, considera que este lapso de tiempo no es siempre funcional para todos las construcciones.

“Soy de la opinión de que ciertos edificios, ubicados en ciertos lugares, deben inspeccionarse de manera más rutinaria, lo que permite tomar medidas oportunas si es necesario”, dice.

Un estudio publicado en 2020 por expertos de la Universidad Internacional de Florida (FIU, por sus siglas en ingles), señalaba que habían detectado que en la década de 1990 el área donde está ubicado el edificio se estaba hundiendo a un ritmo de 2 milímetros año, lo que calificaban de “alarmante”.

El estudio no se realizó con el propósito de determinar la solidez del edificio, sino como parte de un proyecto para identificar qué partes de Miami podrían verse más afectadas por el aumento del nivel del mar y las inundaciones costeras, indicó el diario.

“Fue un subproducto del análisis de los datos. Vimos que este edificio tenía algún tipo de movimiento inusual “, dijo Shimon Wdowinski, profesor del Departamento de Tierra y Medio Ambiente, a medios locales.

Residentes y familiares de residentes del complejo.

Getty Images

En una conferencia de prensa durante la tarde del jueves, las autoridades de Miami declinaron responder una pregunta sobre el presunto hundimiento del terreno.

Un estudio realizado en 2016 por la Universidad de Miami y la Universidad de Padua, en Italia, concluyó que partes de la isla de Miami Beach, al norte de la cual se encuentra Surfside, se están hundiendo a una velocidad de 2 a 3 milímetros por año, aproximadamente el grosor de una moneda.

Durante los últimos 80 años, estimó el estudio, algunas casas podrían haberse hundido entre 15 y 20 centímetros.

Otras teorías

Bukett comentó que el edificio estaba siendo sometido a ciertas reparaciones en el techo, aunque aclaró que no estaba claro si estos trabajos pudieron haber influido en el colapso.

Agregó que no podía imaginar ninguna razón para la tragedia más que algún tipo de socavón o un problema en los cimientos del edificio.

Antes y después del edificio colapsado en Miami Beach.

BBC

Un agente de bienes raíces que vendía propiedades en el inmueble le dijo al diario Miami Herald que el Champlain Towers se encontraba “en buenas condiciones” y que “recién estaban comenzando las reparaciones” para su recertificación.

Según el Herald, la asociación de vecinos al frente al edificio contrató recientemente a un ingeniero para llevar a cabo cambios en el sistema eléctrico y estructurales necesarios para obtener la el nuevo permiso, pero aún no había comenzado la construcción.

Peter Dyga, presidente y director ejecutivo de la Asociación de Constructores y Contratistas de la costa este de Florida, le dijo a CBS Local 10 News que es probable que detrás de lo sucedido haya una conjunción de “múltiples factores” y que “tomarán años de investigación y aprendizaje” para determinar qué pasó.

“Probablemente habrá varias cosas que contribuyeron. Esto simplemente no sucede sin la concurrencia de múltiples cosas que se juntan para hacer de esto una tragedia. ¿Quién sabe cuáles serán esas cosas?”, consideró.

“Como dijo el alcalde, simplemente no se sabe si hay un socavón o alguna debilidad o un movimiento en el suelo”, agregó.

edificio

Getty Images
El edificio colapsó en la madrugada del jueves.

Algunos arquitectos entrevistados por CNN señalaron que se realizaban trabajos de construcción en el área que pueden también haber removido el suelo.

Como sucede tradicionalmente al final de la primavera e inicio del verano, se han reportado intensas lluvias en la zona de Miami-Dade y las autoridades han alertado que muchos suelos han estado saturados de agua.

La zona costera de Florida, de terreno poroso y permeable, se encuentra entre las más afectadas del país por el cambio climático y tiene áreas que se inundan frecuentemente por las crecidas del mar.

¿Cómo se puede saber qué pasó?

Según explica Azizinamini, en estas situaciones, ingenieros estructurales recopilan toda la información disponible para luego realizar un análisis numérico detallado y simular el colapso del edificio en diferentes escenarios.

“Una vez que el resultado coincide con la observación visual, como el video que muestra el colapso del edificio, pueden sacar conclusiones. sobre la(s) causa(s) del colapso”, dice.

Este tipo de investigación implica, según el experto, observar los cálculos de diseño, revisar el código y las notas de construcción, tomar muestras del material utilizado (acero y concreto), inspeccionar los cimientos, observar las piezas de construcción grandes que fallaron, entrevistar a los residentes y recopilar toda la otra información disponible.

edificio

Getty Images

“Es al final de dicha investigación, que puede llevar meses, cuando uno puede llegar a la(s) razón(es) del colapso”, dice.

El experto señala que tras eso, el siguiente paso es verificar las políticas y códigos vigentes y ver si es necesario realizar cambios.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=vBgTbUZ59J0


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=vBgTbUZ59J0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.