¿Cuánto nos han costado los debates presidenciales de 2012 y 2018?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

¿Cuánto nos han costado los debates presidenciales de 2012 y 2018?

El primero de los tres debates programados para el actual proceso, ya consumió el 63% de los 20 millones de pesos que el INE había presupuestado.
Cuartoscuro
18 de mayo, 2018
Comparte

Los dos debates presidenciales que el Instituto Nacional Electoral (antes IFE) organizó en el proceso electoral de 2012, y los tres contemplados para el actual proceso electoral de 2018 representan, en total, un costo superior a los 30 millones de pesos por conceptos que van desde el gasto en producción y escenografía, hasta pago a moderadores y edecanes.

De esos cinco debates hasta ahora se han realizado tres, y cada uno ha requerido un mayor presupuesto que el anterior, según revelan los datos del INE proporcionados a Animal Político en respuesta a una solicitud de transparencia.

De hecho, el primero de los tres debates programados para el actual proceso, ya consumió el 63% de los 20 millones de pesos que el INE había presupuestado para los debates en esta elección. En 2012, la inversión fue de poco más de 10 millones de pesos.

Animal Político también solicitó al Instituto el costo de los debates presidenciales de los procesos de 1994 a 2006, pero la respuesta fue que los mismos se habían realizado por la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y la Televisión (CIRT) y por lo tanto no hubo inversión de recursos públicos en los mismos.

A continuación el detalle de costo por debate:

Primer Debate Presidencial de 2012

Se realizó el 6 de mayo de 2012 en las instalaciones del World Trade Center en Ciudad de México. Los candidatos contendientes que participaron en aquel primer debate fueron Enrique Peña Nieto de la coalición Compromiso por México,  Josefina Vázquez Mota por el PAN, Andrés Manuel López Obrador de la coalición Movimiento Progresista, y Gabriel Quadri del partido Nueva Alianza.

El costo de aquel debate fue de 4 millones 23 mil 80 pesos que hoy equivaldría – tomando en cuenta la inflación – a poco más de 5 millones 158 mil pesos.

Entre los conceptos de gasto de aquel ejercicio se encuentran los siguientes: 944 mil pesos por hospedaje, alimentos, diseño, equipo, montaje, edecanes, maquillaje, iluminación, servicio de internet, línea telefónica, configuraciones y accesos para red de equipos de prensa.

También destacan 956 mil pesos por servicios relativos a salones, servicio médico, protección civil, seguridad y servicio de coffee break; 597 mil 690 por circuito cerrado de radio y televisión; 554 mil 480 pesos en servicios técnicos de producción y transmisión; 132 mil 525 pesos en renta de mobiliario; 81 mil 200 pesos en servicio de diseño y animación del debate presidencial; entre otros.

El INE también reportó que el gato de conducción de ese primer debate, que estuvo a cargo de la periodista Guadalupe Juárez, fue de 73 mil pesos.

Segundo Debate Presidencial de 2012

El segundo debate presidencial de 2012 tuvo lugar en las instalaciones de la Expo Guadalajara, en Guadalajara, Jalisco el 10 de junio. Participaron los mismos candidatos que en el primer debate. De acuerdo con el INE el gasto para realizar este debate fue de 6 millones 411 mil 649 pesos, que actualmente (considerando la inflación) serían más de 8 millones de pesos.

Lo anterior significa que el gasto para aquel segundo debate, respecto al primero, se incrementó casi 60 por ciento.

Entre los conceptos que el INE reportó en el gasto de este segundo debate se encentran dos millones 859 mil pesos por lo que denominó “pago del servicio de equipo de producción y transmisión para el Segundo Debate Presidencial en Guadalajara, Jalisco.”.

También reportó que por servicios de producción, hospedaje, transportación, alimentación y paquete gráfico se erogaron 791 mil 700 pesos; mientras que por el servicio de circuito cerrado y transmisión fueron 837 mil 288 pesos.

El INE (entonces IFE) pagó además 543 mil 971 pesos por hospedaje, alimentos, edecanes, interprete de señas, entre otros. En este mismo concepto incluyó el pago al moderador (que fue el periodista Javier Solórzano) sin detallar la cantidad que recibió.

Otros de los conceptos de gasto fueron renta de capacidades satelitales, pagos por escenografía, y por diversos temas de producción.

Primer Debate Presidencial 2018

El primer debate del actual proceso electoral se desarrolló el pasado 22 de abril en el Palacio de Minería en Ciudad de México. Participaron cinco candidatos presidenciales: Ricardo Anaya de la coalición Por México al Frente; José Antonio Meade de la coalición Todos por México; Andrés Manuel López Obrador de la coalición Juntos Haremos Historia; y los independientes Margarita Zavala y Jaime Rodríguez.

El INE reportó en la realización de este debate un gasto preliminar de 12 millones 607 mil 125 pesos.

Ya tomando en cuenta el factor de la inflación, el gasto de este debate fue 144.4 por ciento más elevado que el del primer debate de 2012, y 53.5 por ciento más costoso que el segundo ejercicio de aquel proceso electoral.

Entre los conceptos que el INE reportó se encuentra 9 millones 990 mil en distintos aspectos relacionados con logística como producción, escenografía, renta de espacios, atención a invitados y prensa, atención a candidatos, contratación de plantas de energía eléctrica, equipos de Rayos X, servicios de internet etcétera.

Reportó que el servicio de grabación, distribución y transmisión del debate acarreó un gasto de dos millones 292 mil pesos y de segmentos satelitales por 81 mil 582 pesos.

El Instituto también identificó un pago de 243 mil 356 pesos a los moderadores Azucena Uresti y Sergio Sarmiento. En este debate también fungió como moderadora la periodista Denise Maerker pero ella no aceptó recibir un pago.

Segundo y Tercer Debate Presidencial

En su respuesta a la solicitud de transparencia el INE subrayó que no contaba con un presupuesto estimado o programado por concepto del segundo y tercer debate del actual proceso electoral, pero recordó que el presupuesto estimado para los tres debates es de 20 millones de pesos.

Lo anterior significa que luego del costo que tuvo el primer debate – 12.6 millones de pesos – quedarían solo 7.3 millones de pesos para organizar los dos debates que faltan: el del 20 de mayo en Tijuana, Baja California; y el de 12 de junio en  Mérida, Yucatán.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Día sin IVA en Colombia sacó a la gente a la calle tras un récord de contagios de COVID

La medida del presidente Iván Duque de suspender el cobro del IVA en busca de reactivar el consumo y con eso la economía generó aglomeraciones y una fuerte indignación en un país que, al menos hasta ahora, ha contenido el virus.
20 de junio, 2020
Comparte

Una dosis de la Bogotá de siempre se vivió en las calles de la capital colombiana el viernes. El tráfico, los vendedores de aguacates y los puestos de empanadas, entre tantas otras manifestaciones de una economía predominantemente informal, volvieron.

Aunque la cuarentena por el coronavirus se ha ido relajando durante el último mes, tanto en la capital como en el resto de Colombia, el viernes el gobierno nacional le dio una excusa a la gente para salir de sus casas: el día sin IVA.

Como parte de las medidas para reactivar la economía, el presidente Iván Duque decretó que durante tres días los colombianos no tendrán que pagar el Impuesto al Valor Agregado en una lista de poco más de 100 productos, la mayoría electrodomésticos.

El primero de los tres fue este 19 de junio; los siguientes serán el 3 y 19 de julio.

El jueves, Colombia registró la jornada con más contagios (3.171) y muertes (86) desde que empezó la pandemia. Hasta ahora, si se compara con Ecuador, Perú o Brasil, el país ha logrado mantener relativamente contenido al COVID-19.

El viernes, entonces, los colombianos despertaron con dos noticias: el peor día de pandemia hasta ahora y aglomeraciones en comercios.

Acto seguido, una nueva ola de indignación en las redes sociales contra el presidente.

“Esfuerzo echado al traste”

Diego Acosta, un joven dueño de una ferretería en Bogotá, llegó a las 7 de la mañana a Alkosto, una cadena de bienes del hogar que, en este caso, está en la 68 con 68, en el occidente bogotano.

“Cuando llegamos, esto estaba full, fue un caos, no se sabía qué tocaba hacer y sí, hubo aglomeraciones pero más que todo afuera”, asegura a BBC Mundo, mientras carga a una camioneta una televisión de 65 pulgadas que dice no necesitar, “pero tocaba aprovechar” el descuento.

Black Friday en Bogotá en medio de la pandemia.

Getty Images
La medida de Iván Duque de suspender el cobro del IVA en busca de reactivar el consumo y con eso la economía generó aglomeraciones.

A esa hora de la mañana en las redes sociales empezaron a verse videos y fotos de aglomeraciones en todo el país. Se añadían a las denuncias de que las páginas de internet de los negocios habían colapsado.

“Pero acá la cosa fue bajando con las horas y ya adentro sí era difícil que hubiera mucha gente porque entrábamos por turnos”, explica el ferretero, que en efecto hizo fila, acompañado de vendedores ambulantes y medios de comunicación, durante toda la mañana.

Según el primer reporte del ministerio de Comercio, entregado a las 12PM, en todo el país se registraron 34 aglomeraciones de 80.000 personas en total.

colas en el black friday en Bogotá.

Getty Images
La decisión del gobierno también generó una fuerte indignación en un país que, al menos hasta ahora, ha contenido la propagación del virus.

“Se ha dado un crecimiento de por lo menos cinco veces las ventas a lo largo del día, en comparación a un día en situación de pandemia y por lo menos un 30% adicional respecto a un día normal antes de la pandemia”, estimó el ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo.

Las imágenes de gente aglomerada en espacios cerrados, quizá el peor incentivo para la propagación del virus, generaron críticas de la oposición, epidemiólogos y las mismas autoridades.

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, dijo que todo el esfuerzo de la cuarentena ha sido “echado al traste” por una “decisión que no tiene sentido económico (distorsiona precios), social (contradice meses de pedagogía de cuidado) ni epidemiológico (provoca concentraciones cercanas en sitios cerrados)”.

colas en el Black Friday en Bogotá.

Getty Images
Durante tres días los colombianos no tendrán que pagar el Impuesto al Valor Agregado en una lista de poco más de 100 productos, la mayoría electrodomésticos.

La alcaldesa, que se ha convertido en la principal opositora de Duque durante la pandemia, alude a dos aspectos económicos que generaron polémica antes del día sin IVA.

Primero, el aumento de precios indiscriminado por parte de los comercios, denunciado por varias organizaciones especializadas y ahora investigado por entes de control.

Pero también se debate sobre el impacto real que puede tener esta dosis de consumo en una economía que, según la Cepal, puede decrecer 2,6% en 2020, la peor recesión en una década.

Si la medida tuvo impacto económico o epidemiológico significativo, se sabrá en un par de semanas.

Pero ya muchos le exigen al gobierno cancelar los próximos días sin IVA.

“En redes solo se ve lo peor”

En Bogotá la alcaldía clausuró un comercio por falta de medidas de higiene, pero la mayoría de los casos de aglomeración se dieron en el resto del país.

De hecho, en las filas que recorrió BBC Mundo en cinco comercios de la capital colombiana entre las 9 y 12 del día había más orden, control y distancia social que caos.

En el centro comercial Unilago, especializado en computación, Johan Peña explicó que “acá la gente sabe qué es y cuánto vale lo que necesita comprar, entonces no se generan los desordenes de otros lados”.

Estudiante de ingeniería, Peña necesitaba comprar un computador para continuar con su educación virtual y acceder a nuevos y más complejos programas de software.

Mujer en una de las colas para comprar en el día sin IVA de Colombia.

Getty Images
En las filas que recorrió BBC Mundo en 5 comercios de la capital colombiana entre las 9 y 12 del día había más orden, control y distancia social que caos.

“No es un capricho”, le dice a BBC Mundo. “Las necesidades no entran en cuarentena y uno aprovecha el descuento para que salga un poco más barato”, señala, seguido de una cola que tiene dos cuadras de larga, pero que respeta el metro de distancia entre una persona y otra.

De vuelta al Alkosto, un empleado de la tienda habla con BBC Mundo en condición de anonimato, “porque yo no soy el vocero de la empresa”.

“Obviamente ha sido complicado, porque nos toca decirles a algunos que no pueden entrar por la edad y por la cédula”, indica, en referencia a medidas gubernamentales que restringen la entrada a comercios de mayores de 60 años y limitan la circulación de personas un día de por medio dependiendo del número par o impar de la cédula.

“Pero aparte de eso, aunque ha sido un día tan intenso como el Black Friday de diciembre, no hemos tenido aglomeraciones grandes”, señala el empleado.

“Pero es que claro, en las redes nadie va a grabar un video de una gente tranquila haciendo una fila con distanciamiento social”.

“En las redes solo se ve lo malo y la gente ya cree que todo es así”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=SlTSFkTsZL8

https://www.youtube.com/watch?v=kLdwBsIG5bY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.