AMLO y Anaya le suben el tono al debate y se acusan de farsantes y mentirosos

Los candidatos presidenciales intercambiaron varios golpes en el debate en Tijuana, Baja California, al tocar temas de inversión e infraestructura.

candidatos
Cuartoscuro

Los candidatos presidenciales Ricardo Anaya y Andrés Manuel López Obrador aumentaron su confrontación durante el segundo debate presidencial, en la Universidad Autónoma de Baja California, acusándose cara a cara con adjetivos como “mentiroso” y “farsante”.

Leer: AMLO supera por más de 15 puntos a Anaya y por casi 25 a Meade: Mitofsky

Anaya acusó que cuando López Obrador fue jefe de Gobierno, cayó el nivel de inversión en la Ciudad de México, y en ese momento, ante los señalamientos, el candidato de Morena sacó su cartera y la mostró a las cámaras, diciendo que tenía que cuidarla, para que el candidato del Frente no se la robara.

El candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, en su siguiente intervención, insistió en que durante su gestión la capital del país tuvo su nivel más alto de inversión extranjera directa, y le dijo a Anaya “mentiroso”.

Ante ello, Anaya dijo primero que López Obrador no está acostumbrado a que le respondan, porque es “profundamente autoritario”, y luego le mencionó el punto de que el político tabasqueño, al dar cifras de inversión extranjera, no mencionaba que cuando fue jefe de Gobierno se dio la venta de Banamex y de Bancomer, lo que elevó la cifra.

“Eres un farsante, Andrés Manuel”, le dijo Anaya, además de asegurar que durante la gestión de López Obrador en la Ciudad de México la tasa de desempleo aumentó.

Otro round se dio cuando Anaya dijo que, en sus libros, López Obrador propone construir un tren de carga de Salina Cruz a Coatzacoalcos, siendo que esa obra ya existe, por lo que pidió al candidato de la coalición Juntos Haremos Historia actualizarse.

López Obrador dio entonces datos del tren, y de su plan de recuperar su funcionamiento. Le dijo a Anaya “demagogo” y “canallita”, además de acusar que tanto él como Meade pertenecen a lo que llama mafia del poder.

“Serénate, no te enojes”, le dijo Anaya a López Obrador.

El candidato de Morena aseguró en un inicio que no caería en provocaciones, al estar “25 puntos arriba en las encuestas”, sin embargo, a diferencia del primer debate, lanzó más ataques y réplicas.

En un momento Anaya dijo que López Obrador era hipócrita, porque uno de sus hijos había estudiado en España. “¿No que muy nacionalista?”, le cuestionó.

El candidato de Juntos Haremos Historia le dijo entonces a Anaya que era “Ricky Riquín Canallín”, y mostró la revista Proceso, donde el artículo de portada se llama “Los turbios ingresos de los Anaya”.

“Es un corrupto este señor. Engaña tontos. Yo creo que ya se le acabó su teatrito”, le dijo López Obrador al candidato de la coalición conformada por PAN, PRD y Movimiento Ciudadano.

Anaya, por otro lado, insistió en señalar que el problema de Andrés Manuel no es su edad, sino que no entiende el mundo, y sus ideas son muy viejas.

En el caso de José Antonio Meade, candidato de Todos Por México, acusó a Morena y a Andrés Manuel López Obrador de ser una “secta”, que votó en contra en el Senado de un acuerdo comercial, para que México mejore su intercambio con países asiáticos como Japón.

En otro momento, acusó que López Obrador y Morena llevarán al Senado a una “secuestradora”, esto en referencia a Nestora Salgado.

Leer: Nestora Salgado, de líder de policía comunitaria en Olinalá a candidata al Senado. Esta es su historia

“Esto, Andrés Manuel, queda en tu conciencia”, le dijo Meade. El candidato priista también acusó al tabasqueño de manejar a Morena como una empresa familiar, además de recibir moches de legisladores.

Jaime Rodríguez Calderón, el Bronco, en un momento, dijo estar “divertido” por el pleito entre Anaya y López Obrador, y luego acusó que políticos como ellos “han echado a perder la economía de México”.

El Bronco cuestionó si Meade, Anaya y López Obrador pueden hacer el trabajo de presidente, si en el debate solo se la pasaron atacándose, cuestionándose quién es más corrupto o mentiroso.

“Son lo mismo de siempre”, dijo.

Rodríguez Calderón además volvió a pedirle a López Obrador que le firme un documento, donde renuncie al financiamiento público que se le da a su partido, sin que accediera su contrincante.

Close
Comentarios