¿Elecciones incluyentes? INE promete mejoras para facilitar el voto a personas con discapacidad
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
INE

¿Elecciones incluyentes? INE promete mejoras para facilitar el voto a personas con discapacidad

El próximo 1 de julio el INE realizará un registro de las personas con discapacidad que asistan a votar, además de garantizar los materiales y herramientas necesarias en todas las casillas del país para facilitar el derecho a voto.
INE
Por César Reveles (RevelesCsar)
28 de mayo, 2018
Comparte

Lalo tiene parálisis cerebral y a sus 42 años cuenta lo difícil que ha sido para él emitir su voto desde la elección presidencial del 2000, cuando participó por primera vez.

“Mi principal obstáculo fueron las casillas. No había espacio para mi silla de ruedas, mucho menos una rampa por la cual pudiera entrar a ella”, explica en entrevista. La misma situación se repitió en las elecciones presidenciales de 2006 y 2012, en su casilla de Iztapalapa. Aunque ésta se encontraba ubicada a unos 200 metros de su casa, tanto el traslado como el ingreso fueron complicados en ambos procesos, por los pocos accesos que había para llegar.

Este año el Instituto Nacional Electoral (INE) promete que la experiencia será diferente para las personas con una discapacidad como la de Lalo y que se tendrán “unas elecciones más incluyentes”. Con apoyo de organizaciones de la sociedad civil, el instituto trabaja desde hace medio año en los 28 requerimientos que éstas presentaron para facilitar el acceso a las casillas de personas con alguna limitación física, garantizar la votación y realizar un registro de quienes acudan a votar, informa la consejera Adriana Favela.

Entre esos requerimientos se encuentran el libre acceso a las casillas para aquellas personas que tienen que acudir con un acompañante que les ayude a marcar la boleta o quienes requieren ingresar a votar con su perro guía. Derechos que a veces se desconocen por falta de información tanto del votante como de los funcionarios de casilla.

En su caso Lalo dice no tener queja de los funcionarios de casilla, pero recuerda que en la elección de hace 6 años envió un mensaje a través de la página del entonces IFE para comentarles las dificultades que tuvo al votar. La respuesta fue que no podían hacer nada por él. Este año el instituto le apuesta a que Lalo tenga una experiencia distinta, tras atender las solicitudes de las organizaciones referidas principalmente al abastecimiento de herramientas en las casillas, la accesibilidad a las mismas y los derechos de las personas al tramitar su credencial para votar.

De éstas, 18 fueron catalogas por el INE como “atendibles”, 7 “parcialmente atendibles” y solo 4 como “no atendibles”, debido a que su solución se encuentra fuera de los límites del órgano electoral.

Las cuatro no atendibles son:

  • Solicitud para que cuando una persona con discapacidad visual se presente a votar, se verifique que el uso de la plantilla Braille fue correcto, y que su revisión la realicen los representantes de partidos o funcionarios de casilla. (Esta solicitud no puede ser atendida, dado que implicaría violar la secrecía del voto de las y los ciudadanos).
  • Solicitud del servicio de traslado de las personas de talla pequeña a las casillas. (Esta solicitud no puede ser atendida porque el INE no dispone de personal ni de vehículos de transporte para dar ese servicio a la población).
  • Solicitud para que el día de la elección se cuente con la presencia de un intérprete en lengua de señas mexicana en cada casilla. (Esta solicitud no puede ser atendida por el INE, dada la cantidad de casillas a instalarse en todo el país -alrededor de 155 mil casillas).
  • Solicitud para que el INE regule que cada instituto electoral del país cuente con intérpretes de lenguas de señas calificados. (Esta solicitud no puede ser atendida por el INE porque no cuenta con esa atribución).

Todas las personas con discapacidad tienen derecho a votar

Una de las razones por las que Lalo asiste cada seis años a votar es porque le interesa “que haya cambios en la democracia de mi país, que no haya fraudes electorales y sobre todo porque quiero tener un mejor país”.

De acuerdo con datos del Registro Federal de Electores, de 2013 a 2018, en México se han atendido 453 mil 970 trámites a personas con alguna discapacidad en los Módulos de Atención del INE. La discapacidad más prevalente es la motriz con 145 mil 955 personas.

Estadística nacional por tipo de discapacidad registrada en los Módulos de Atención Ciudadana del Registro Federal de Electores del INE

Fuente: INE y DERFE. Corte al 23 de mayo de 2018.

Todas las personas con discapacidad tienen derecho a tramitar su credencial para votar y aparecer en la lista nominal de electores. El próximo 1 de julio deberán tener además libre acceso con silla de ruedas al centro de votación, la autorización para ingresar con perro guía y ser acompañados de personas de su confianza que les auxilie a marcar las boletas.

Hasta ahora la mamá de Lalo lo había ayudado a votar, pues su casilla no contaba con mamparas que le permitieran revisar las boletas desde su silla de ruedas. En esta elección ya no será así, pues de acuerdo con Adriana Favela las más de 155 mil casillas instaladas en todo el país contarán con las herramientas necesarias para facilitar el proceso: desde plantillas Braille que se diseñaron con el apoyo del CONAPRED y CONADIS, hasta mamparas especiales que pueden colocarse en la silla de ruedas o en una mesa baja para las personas de talla pequeña, todo con una inversión de más de 57 millones de pesos.

Presupuesto invertido en materiales para el proceso electoral 2017-2018.

Fuente: INE.

INE realizará registro de personas con discapacidad que acudan a votar

Otro de los temas relevantes para estas elecciones es que el INE llevará a cabo un registro de las personas con alguna discapacidad que acudan a votar y especificará la limitación motriz que le dificulte su acceso a las casillas.

Cada vez que los funcionarios de casilla reciban a un votante con alguna limitación física o discapacidad intelectual que le haga votar con ayuda de otra persona o herramienta, llenarán un formato incluido dentro de la documentación electoral en el cual marcarán si la persona presenta alguna discapacidad motriz (silla de ruedas, andadera, muletas o bastón), si le falta alguna de sus extremidades (manos o brazos) y si presenta alguna discapacidad visual, u otro tipo de discapacidad.

En otra sección del formato registrarán qué tipo de ayuda requirió o le fue brindada en la casilla: plantilla Braille, mampara especial, urna con etiqueta Braille, persona de su confianza, funcionario de casilla, o nadie.

En dicho registro no se pondrá ni la edad ni el nombre de las personas con alguna discapacidad, únicamente se registrará su presencia y participación.

El INE se centrará en contar a las personas con limitaciones físicas o intelectuales visibles y que los restrinja al momento de marcar su boleta. “Optamos por registrar aquellas discapacidades que son visibles pero estamos conscientes de que hay muchas otras que no lo son o que no necesariamente son causantes de alguna una limitación al momento de sufragar”, explica la consejera.

En este tipo de casos los funcionarios podrían marcar la columna de “otra” (discapacidad), aunque la persona no haya requerido de alguna ayuda por parte del personal del INE.

Todas las personas con alguna discapacidad tendrán prioridades al momento de acudir a las casillas, como el no tener que formarse para ingresar a votar.

“Lo importante para nosotros es saber cuántas personas con discapacidad pueden votar además de saber cuál es la discapacidad que ellos presentan”, dice Adriana Favela.

La información de los formatos de registro se capturarán y sistematizarán en cada una de las juntas distritales para el mes de agosto de 2018.

En espera de unas elecciones incluyentes

Para Gabriela Martínez, directora del Movimiento Asociativo de la Confederación de organizaciones en favor de las personas con discapacidad intelectual (Confe), el INE “ha mostrado toda la disposición” durante los últimos meses para asegurar que las personas con alguna discapacidad cuenten con condiciones dignas al momento de emitir su voto.

Relata que en lo que va del año se han realizado dos simulacros de voto, el primero en las instalaciones del INE con personas con diferentes discapacidades, y el segundo en la sede de la CONFE donde participaron alrededor de 200 personas con discapacidad intelectual.

“Nosotros comentamos al INE esta inquietud de hacer simulacros electorales para que las personas que asistan tengan bien claro cómo será la forma en la que emitirán su voto. Es importante que cualquier persona sepa y reconozca el proceso que se debe de seguir para que gocen de su pleno derecho al voto”, comenta.

Para la difusión del trabajo hecho por el INE la consejera Adriana Favela comenta que además de las campañas de información por medio de las organizaciones, esperan contar con el apoyo de los medios de comunicación además de la presencia de personas de la sociedad civil, interesadas en el tema, en el próximo simulacro.

Gabriela Martínez considera el trabajo del INE “un avance muy importante, ya que realizan un esfuerzo a pesar de no ser los responsables de llevar a cabo un registro; hoy en día de quien estaríamos esperando que haya resultados de registros sería del INEGI o en su defecto del CONADIS”.

“Nos hace falta mucho trabajo”

“Yo dependo totalmente de una persona para realizar mis actividades, tengo movimientos involuntarios severos, soy como un Stephen Hopkins, me comunicó a través de una computadora, pero todas estas son dificultades que la sociedad en general a veces no dimensiona”, dice Lalo.

Por ello recomienda al INE tomar en cuenta otras opciones para poder votar como “hacer casillas especiales para nosotros o si fuera posible que nos dejaran votar a través de internet”.

En los procesos electorales 2016-2017, 201 personas con discapacidad participaron como funcionarios en las casillas electorales en todo el país, cifra que podría incrementar para este ciclo gracias a la asesoría de las organizaciones, considera Favela.

La próxima reunión entre el INE y las organizaciones involucradas será el próximo jueves 31 de mayo, día en el que se llevará a cabo laMesa de diálogo: Representación y participación política de las personas con discapacidad en México”, en la cual se dará seguimiento a los trabajos realizados por el instituto desde diciembre pasado.

Las organizaciones son:

  • Asociación de Intérpretes y traductores de Lengua de Señas de la Republica Mexicana A.C.
  • Academia Mexicana de Lengua de Señas
  • Acce-soria. Diseño y construcción
  • Apapache, Apoyo para Padres con Hijos en Espectro Autista, A.C.
  • Asociación de Interpretes de Lengua de Señas del Distrito Federal A.C.
  • Asociación de Síndrome de Turner, A.C.
  • Coalición México por los Derechos de las Personas con Discapacidad (COAMEX)
  • Confederación Mexicana de Organizaciones a Favor de las Personas con Discapacidad Intelectual, A.C (CONFE)
  • Daunis Gente Excepcional I.A.P
  • Discapacidad Motriz A.C.
  • Discapacitados Visuales, IAP
  • Escuela para Entrenamiento de Perros Guía Para Ciegos, IAP
  • Familias Extraordinarias, A.C.
  • Familias con retos Especiales AC
  • Federación Mexicana de Sordos A.C.
  • Fundación Arte Down, A.C.
  • Fundación Gran Gente Pequeña de México A.C
  • Iluminemos de Azul A.C
  • Instituto de las Personas con Discapacidad de la Ciudad de México
  • KHADIMA A.C.
  • Libre Acceso, A.C.
  • Trisomía 21 A.C.
  • Unión Nacional de Sordos de México A.C.
  • Vida Independiente A.C.

 

Esta publicación fue posible gracias al apoyo de Fundación Kellogg.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'Nos dirigimos a un mundo bipolar': la 'peligrosa' tensión entre EU y China por la invasión rusa y la pandemia

La coincidencia de dos eventos catastróficos está llevando a que se consoliden dos esferas de poder, sostiene Michael Schuman, investigador del Atlantic Council. En entrevista con BBC Mundo explica las consecuencias, que, según él, puede traer este escenario.
12 de abril, 2022
Comparte

La guerra en Ucrania y la pandemia están acelerando una peligrosa tendencia entre Estados Unidos y China, los dos países más poderosos del mundo.

Esa es la visión del investigador Michael Schuman, quien sostiene que la coincidencia de estos dos eventos catastróficos están empujando al mundo hacia un escenario en el que ambas potencias acentúan su rivalidad.

Según Schuman, las sanciones que Estados Unidos ha impuesto a Rusia por su invasión a Ucrania sirven de advertencia a China en caso de que decida apoyar a los rusos en la guerra.

El temor a esas medias podría estar empujando a China a acelerar su proyecto de disminuir su dependencia de Occidente, indica Schuman, investigador no residente del centro de pensamiento Atlantic Council para China.

Joe Biden y Xi Jinping.

Getty
Joe Biden, presidente de EE.UU. en teleconferencia con Xi Jinping, presidente de China, el 15 de noviembre de 2021.

Por otro lado, la estrategia de cero covid adoptada por China ha puesto tensión sobre el comercio mundial.

La incertidumbre que generan los confinamientos masivos en China ha generado mayor presión para que los países busquen proveedores distintos a ese país.

En este panorama, sostiene Schuman, China y EE.UU. se están alejando del mundo globalizado que se esperaba tras la caída de la Unión Soviética, y van rumbo a consolidarse como dos esferas de poder.

En entrevista con BBC Mundo, Schuman explica en qué consiste este panorama, y los peligros que representa para el mundo.

Michael Schuman es autor de los libros “Superpotencia interrumpida: la historia china del mundo” y “El milagro: la épica historia de la búsqueda de riqueza en Asia” (por sus traducciones literales al español).

Michael Schuman.

Michael Schuman.
Michael Schuman.

¿Se está dirigiendo el mundo hacia una nueva Guerra Fría?

Creo que la comparación con la Guerra Fría no es exacta.

Por supuesto, hay algunas similitudes generales relacionadas con algunos elementos de lo que se está convirtiendo en la competencia ideológica entre una esfera centrada en Estados Unidos y una esfera centrada en China.

Y se ven elementos de democracia vs autoritatismo.

Pero en varios aspectos es mucho más complejo que la Guerra Fría.

Estados Unidos y Europa obviamente tuvieron alguna interacción con la Unión Soviética y sus aliados, pero no estaban particularmente integrados, especialmente a nivel económico.

Lo que teníamos eran prácticamente dos mundos, uno frente al otro.

Con China y EE.UU. es una historia muy diferente, no solo porque China y EE.UU. están muy integradas, sino porque todos los aliados están integrados y entre ellos son extremadamente importantes a nivel económico.

Además, está este tremendo intercambio cultural, la tecnología es diferente y la gente está más conectada.

Creo que aunque nos dirigimos a un mundo que recuerda al mundo bipolar de la Guerra Fría, las relaciones en este mundo bipolar van a ser mucho más complicadas.

Estas dos esferas van estar conectadas de cierta manera a nivel económico simplemente por la forma en la que funciona la economía global, por la importancia de China en la economía global y viceversa, la importancia de la economía global para China.

Será un mundo bipolar pero será muy diferente al de la Guerra Fría.

Borodianka

Getty
Un edificio residencial en Borodianka, al noroeste de Kiev, durante la invasión rusa a Ucrania.

¿Cómo serían esos dos polos de poder?

Veremos distintos sistemas políticos y sociales.

De un lado estarán EE.UU. y sus aliados que son generalmente democracias abiertas y economías capitalistas liberales.

La otra esfera estará basada en China, con normas y valores distintos.

También estarán separados por la tecnología.

Ya se ve una creciente desconfianza en varias partes del mundo respecto a la tecnología china. Vemos lo que ocurre con Huawei, por ejemplo.

Y China obviamente tiene tremenda desconfianza en la tecnología que viene de Estados Unidos u otros lugares, por eso bloquean tantas redes sociales y compañías de internet estadounidenses.

Entonces, creo que veremos dos esferas basadas en distintas tecnologías.

Y también veremos, sobre todo por parte de China y sus aliados como Rusia, un deseo de disminuir su dependencia y sus lazos económicos con EE.UU. y Europa.

En China está en curso una campaña de autosuficiencia.

Entonces, aunque no estarán completamente separados, creo que habrá un movimiento en dirección a tener conexiones económicas más cercanas dentro de cada esfera.

Estados Unidos vs China.

Getty

¿Cómo se alinearían el resto de países en ese mundo bipolar?

Es difícil saberlo, depende de los cálculos de cada país.

Vietnam, por ejemplo, no es que tenga un buen historial con EE.UU. y es un gobierno comunista, no es democrático.

Pero los vietnamitas están muy preocupados por el creciente poder de China. Estuvieron en guerra con China en el 79, tienen disputas en el mar del Sur de China… entonces uno ve cierto acercamiento entre Vietnam y EE.UU.

Entre Vietnam y EE.UU. hay un estrechamiento de los lazos económicos.

Pakistán es otro ejemplo.

Es técnicamente un democracia y fue aliado de EE.UU. durante la Guerra Fría, pero a nivel económico está cada vez más ligado a China.

Entonces, no será fácil saber cómo se formarán las dos esferas.

En China se ha implementado una política de "cero covid".

Getty
En China se ha implementado una política de “cero covid”.

¿Habrá países no alineados con ninguna de las dos esferas?

Es igual que en la Guerra Fría, incluso los países que preferían mantenerse no alineados, terminaron de cierta manera llevados a inclinarse en una dirección o en la otra.

Algunos de ellos lo lograrán, pero es inevitable que a medida que crece la competencia entre estas dos esferas habrá presión sobre los países para que, al menos, se inclinen hacia un lado o al otro.

Para muchos países será difícil saber de qué lado ubicarse, como ocurrió durante la Guerra Fría.

Habrá muchos países que no querrán tomar partido y tratarán de trabajar con ambas esferas.

Para algunos países será difícil tomar esa decisión.

India, por ejemplo.

India y EE.UU. están comenzado a alinearse más y más en su actitud hacia China, pero históricamente los indios han sido cautelosos de volverse demasiado cercanos a EE.UU..

En África hay varios países que se están volviendo más cercanos a China, se están volviendo grandes aliados económicos.

Pero, al mismo tiempo, los países occidentales, los donantes y las instituciones son extremadamente importantes para algunos de estos países africanos.

Billetes de EE.UU. y China.

Getty

¿Por qué dice que este mundo bipolar es peligroso?

Con el fin de la Unión Soviética pensamos que se había terminado la competencia entre grandes potencias, al menos por un tiempo.

Creíamos en la naturaleza de la economía global, la creciente integración entre países, la manera en la que la tecnología uniría a los países, que habría más interacción entre las personas.

Pensamos que tendríamos un mundo con valores, normas e intereses económicos compartidos.

En los 90 y en los primeros años del siglo XXI pensábamos que nos moveríamos en esa dirección.

Y podría decirse que ese mundo posiblemente sería menos conflictivo y con mayores beneficios económicos.

Pero si el mundo va a volver a estar dividido en dos, entonces tenemos el regreso de la competencia entre las potencias, con todo lo que eso implica.

Incluso si eso no implica una guerra entre ambas potencias, estamos hablando de un elevado nivel de tensión y menos integración económica.

Mira lo que China está haciendo con el internet, básicamente sellaron su internet respecto al resto del mundo, lo que implica menos intercambios entre la gente de China y el resto del mundo.

Nada de esto es positivo para la estabilidad y la prosperidad.

Ajedrez

Getty
La invasión rusa puede estar aumentando las tensiones entre EE.UU. y China, sostiene Schuman.

¿Qué está haciendo China para disminuir su dependencia de EE.UU.?

China considera que el país es muy vulnerable a las sanciones que puedan imponer Estados Unidos y sus aliados.

Creo que China observa lo que está ocurriendo con Rusia en este momento, la forma en que EE.UU. y sus aliados se han unido para imponer duras y dolorosas sanciones a Rusia.

China ve eso y dice “eso es exactamente lo que tememos”.

Entonces quieren protegerse de esta vulnerabilidad, quieren controlar su propia cadena de suministros, tener alternativas a la tecnología extranjera.

Vemos, por ejemplo lo que están haciendo con los semiconductores, que representa grandes importaciones para China.

Si no tienes acceso a estos chips, es un gran daño para tu futuro económico.

También, por ejemplo, están tratando de desarrollar su propia industria de aviones comerciales para competir con Boeing y Airbus.

Entonces China se está reorientando. No se van a cerrar por completo, quieren seguir exportando, y aumentar sus lazos económicos con países como Rusia, pero en otros aspectos están tratando de retraerse del mundo como una forma de defenderse.

Fábrica en China.

Getty

¿Y Estados Unidos qué está haciendo para depender menos de China?

EE.UU. realmente no tiene planes en ese sentido, es un lugar mucho más descentralizado.

Lo que sí hay es un movimiento entre empresarios y líderes del gobierno para tener cadenas de suministros más locales, como ocurre con la industria de autos eléctricos, por ejemplo.

A los empresarios estadounidenses les parece poco inteligente que su cadena de suministro dependa de un país con el que tienen tensión económica.

Eso quedó en evidencia durante la pandemia, cuando EE.UU. necesitaba ciertos productos y se dio cuenta de que debía traerlos de China.

También hay una creciente presión regulatoria para que las empresas estadounidenses no incluyan entre sus proveedores a empresas que incurran en trabajos forzosos, como ocurre en la región de Xinjiang.

Pero aún hay compañías estadounidenses que invierten fuertemente en China, que tienen grandes negocios ahí y no tienen intención de cambiar eso.

En general, los chinos se están esforzando más por disminuir su dependencia de EE. UU. que EE.UU. de China.

Fábrica de autos eléctricos Tesla.

Getty

¿Es posible revertir esa tendencia hacia un mundo bipolar?

Nada es inevitable.

En algún momento habrá un nuevo líder en China. Xi Jinping tratará de asegurarse un tercer mandato, así que hay buenas posibilidades de que esté al frente durante un buen tiempo, pero no puede estar ahí para siempre.

En algún momento habrá otro gobierno en China que pueda tener otra mirada sobre el rol de China en el mundo y su relación con EE.UU.

Y en EE.UU. ya hemos visto diferencias entre el enfoque del gobierno Trump y el gobierno Biden.

Nada es inevitable, en ambos países podría haber cambios en los que se alejen de la competencia, estrechen lazos y mejoren sus relaciones.

Pero creo que si las tendencias que estamos viendo ahora continúan, es menos probable que el mundo no se divida en dos.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=N7U1FOSECh8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.