close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
INE

¿Elecciones incluyentes? INE promete mejoras para facilitar el voto a personas con discapacidad

El próximo 1 de julio el INE realizará un registro de las personas con discapacidad que asistan a votar, además de garantizar los materiales y herramientas necesarias en todas las casillas del país para facilitar el derecho a voto.
INE
Por César Reveles (RevelesCsar)
28 de mayo, 2018
Comparte

Lalo tiene parálisis cerebral y a sus 42 años cuenta lo difícil que ha sido para él emitir su voto desde la elección presidencial del 2000, cuando participó por primera vez.

“Mi principal obstáculo fueron las casillas. No había espacio para mi silla de ruedas, mucho menos una rampa por la cual pudiera entrar a ella”, explica en entrevista. La misma situación se repitió en las elecciones presidenciales de 2006 y 2012, en su casilla de Iztapalapa. Aunque ésta se encontraba ubicada a unos 200 metros de su casa, tanto el traslado como el ingreso fueron complicados en ambos procesos, por los pocos accesos que había para llegar.

Este año el Instituto Nacional Electoral (INE) promete que la experiencia será diferente para las personas con una discapacidad como la de Lalo y que se tendrán “unas elecciones más incluyentes”. Con apoyo de organizaciones de la sociedad civil, el instituto trabaja desde hace medio año en los 28 requerimientos que éstas presentaron para facilitar el acceso a las casillas de personas con alguna limitación física, garantizar la votación y realizar un registro de quienes acudan a votar, informa la consejera Adriana Favela.

Entre esos requerimientos se encuentran el libre acceso a las casillas para aquellas personas que tienen que acudir con un acompañante que les ayude a marcar la boleta o quienes requieren ingresar a votar con su perro guía. Derechos que a veces se desconocen por falta de información tanto del votante como de los funcionarios de casilla.

En su caso Lalo dice no tener queja de los funcionarios de casilla, pero recuerda que en la elección de hace 6 años envió un mensaje a través de la página del entonces IFE para comentarles las dificultades que tuvo al votar. La respuesta fue que no podían hacer nada por él. Este año el instituto le apuesta a que Lalo tenga una experiencia distinta, tras atender las solicitudes de las organizaciones referidas principalmente al abastecimiento de herramientas en las casillas, la accesibilidad a las mismas y los derechos de las personas al tramitar su credencial para votar.

De éstas, 18 fueron catalogas por el INE como “atendibles”, 7 “parcialmente atendibles” y solo 4 como “no atendibles”, debido a que su solución se encuentra fuera de los límites del órgano electoral.

Las cuatro no atendibles son:

  • Solicitud para que cuando una persona con discapacidad visual se presente a votar, se verifique que el uso de la plantilla Braille fue correcto, y que su revisión la realicen los representantes de partidos o funcionarios de casilla. (Esta solicitud no puede ser atendida, dado que implicaría violar la secrecía del voto de las y los ciudadanos).
  • Solicitud del servicio de traslado de las personas de talla pequeña a las casillas. (Esta solicitud no puede ser atendida porque el INE no dispone de personal ni de vehículos de transporte para dar ese servicio a la población).
  • Solicitud para que el día de la elección se cuente con la presencia de un intérprete en lengua de señas mexicana en cada casilla. (Esta solicitud no puede ser atendida por el INE, dada la cantidad de casillas a instalarse en todo el país -alrededor de 155 mil casillas).
  • Solicitud para que el INE regule que cada instituto electoral del país cuente con intérpretes de lenguas de señas calificados. (Esta solicitud no puede ser atendida por el INE porque no cuenta con esa atribución).

Todas las personas con discapacidad tienen derecho a votar

Una de las razones por las que Lalo asiste cada seis años a votar es porque le interesa “que haya cambios en la democracia de mi país, que no haya fraudes electorales y sobre todo porque quiero tener un mejor país”.

De acuerdo con datos del Registro Federal de Electores, de 2013 a 2018, en México se han atendido 453 mil 970 trámites a personas con alguna discapacidad en los Módulos de Atención del INE. La discapacidad más prevalente es la motriz con 145 mil 955 personas.

Estadística nacional por tipo de discapacidad registrada en los Módulos de Atención Ciudadana del Registro Federal de Electores del INE

Fuente: INE y DERFE. Corte al 23 de mayo de 2018.

Todas las personas con discapacidad tienen derecho a tramitar su credencial para votar y aparecer en la lista nominal de electores. El próximo 1 de julio deberán tener además libre acceso con silla de ruedas al centro de votación, la autorización para ingresar con perro guía y ser acompañados de personas de su confianza que les auxilie a marcar las boletas.

Hasta ahora la mamá de Lalo lo había ayudado a votar, pues su casilla no contaba con mamparas que le permitieran revisar las boletas desde su silla de ruedas. En esta elección ya no será así, pues de acuerdo con Adriana Favela las más de 155 mil casillas instaladas en todo el país contarán con las herramientas necesarias para facilitar el proceso: desde plantillas Braille que se diseñaron con el apoyo del CONAPRED y CONADIS, hasta mamparas especiales que pueden colocarse en la silla de ruedas o en una mesa baja para las personas de talla pequeña, todo con una inversión de más de 57 millones de pesos.

Presupuesto invertido en materiales para el proceso electoral 2017-2018.

Fuente: INE.

INE realizará registro de personas con discapacidad que acudan a votar

Otro de los temas relevantes para estas elecciones es que el INE llevará a cabo un registro de las personas con alguna discapacidad que acudan a votar y especificará la limitación motriz que le dificulte su acceso a las casillas.

Cada vez que los funcionarios de casilla reciban a un votante con alguna limitación física o discapacidad intelectual que le haga votar con ayuda de otra persona o herramienta, llenarán un formato incluido dentro de la documentación electoral en el cual marcarán si la persona presenta alguna discapacidad motriz (silla de ruedas, andadera, muletas o bastón), si le falta alguna de sus extremidades (manos o brazos) y si presenta alguna discapacidad visual, u otro tipo de discapacidad.

En otra sección del formato registrarán qué tipo de ayuda requirió o le fue brindada en la casilla: plantilla Braille, mampara especial, urna con etiqueta Braille, persona de su confianza, funcionario de casilla, o nadie.

En dicho registro no se pondrá ni la edad ni el nombre de las personas con alguna discapacidad, únicamente se registrará su presencia y participación.

El INE se centrará en contar a las personas con limitaciones físicas o intelectuales visibles y que los restrinja al momento de marcar su boleta. “Optamos por registrar aquellas discapacidades que son visibles pero estamos conscientes de que hay muchas otras que no lo son o que no necesariamente son causantes de alguna una limitación al momento de sufragar”, explica la consejera.

En este tipo de casos los funcionarios podrían marcar la columna de “otra” (discapacidad), aunque la persona no haya requerido de alguna ayuda por parte del personal del INE.

Todas las personas con alguna discapacidad tendrán prioridades al momento de acudir a las casillas, como el no tener que formarse para ingresar a votar.

“Lo importante para nosotros es saber cuántas personas con discapacidad pueden votar además de saber cuál es la discapacidad que ellos presentan”, dice Adriana Favela.

La información de los formatos de registro se capturarán y sistematizarán en cada una de las juntas distritales para el mes de agosto de 2018.

En espera de unas elecciones incluyentes

Para Gabriela Martínez, directora del Movimiento Asociativo de la Confederación de organizaciones en favor de las personas con discapacidad intelectual (Confe), el INE “ha mostrado toda la disposición” durante los últimos meses para asegurar que las personas con alguna discapacidad cuenten con condiciones dignas al momento de emitir su voto.

Relata que en lo que va del año se han realizado dos simulacros de voto, el primero en las instalaciones del INE con personas con diferentes discapacidades, y el segundo en la sede de la CONFE donde participaron alrededor de 200 personas con discapacidad intelectual.

“Nosotros comentamos al INE esta inquietud de hacer simulacros electorales para que las personas que asistan tengan bien claro cómo será la forma en la que emitirán su voto. Es importante que cualquier persona sepa y reconozca el proceso que se debe de seguir para que gocen de su pleno derecho al voto”, comenta.

Para la difusión del trabajo hecho por el INE la consejera Adriana Favela comenta que además de las campañas de información por medio de las organizaciones, esperan contar con el apoyo de los medios de comunicación además de la presencia de personas de la sociedad civil, interesadas en el tema, en el próximo simulacro.

Gabriela Martínez considera el trabajo del INE “un avance muy importante, ya que realizan un esfuerzo a pesar de no ser los responsables de llevar a cabo un registro; hoy en día de quien estaríamos esperando que haya resultados de registros sería del INEGI o en su defecto del CONADIS”.

“Nos hace falta mucho trabajo”

“Yo dependo totalmente de una persona para realizar mis actividades, tengo movimientos involuntarios severos, soy como un Stephen Hopkins, me comunicó a través de una computadora, pero todas estas son dificultades que la sociedad en general a veces no dimensiona”, dice Lalo.

Por ello recomienda al INE tomar en cuenta otras opciones para poder votar como “hacer casillas especiales para nosotros o si fuera posible que nos dejaran votar a través de internet”.

En los procesos electorales 2016-2017, 201 personas con discapacidad participaron como funcionarios en las casillas electorales en todo el país, cifra que podría incrementar para este ciclo gracias a la asesoría de las organizaciones, considera Favela.

La próxima reunión entre el INE y las organizaciones involucradas será el próximo jueves 31 de mayo, día en el que se llevará a cabo laMesa de diálogo: Representación y participación política de las personas con discapacidad en México”, en la cual se dará seguimiento a los trabajos realizados por el instituto desde diciembre pasado.

Las organizaciones son:

  • Asociación de Intérpretes y traductores de Lengua de Señas de la Republica Mexicana A.C.
  • Academia Mexicana de Lengua de Señas
  • Acce-soria. Diseño y construcción
  • Apapache, Apoyo para Padres con Hijos en Espectro Autista, A.C.
  • Asociación de Interpretes de Lengua de Señas del Distrito Federal A.C.
  • Asociación de Síndrome de Turner, A.C.
  • Coalición México por los Derechos de las Personas con Discapacidad (COAMEX)
  • Confederación Mexicana de Organizaciones a Favor de las Personas con Discapacidad Intelectual, A.C (CONFE)
  • Daunis Gente Excepcional I.A.P
  • Discapacidad Motriz A.C.
  • Discapacitados Visuales, IAP
  • Escuela para Entrenamiento de Perros Guía Para Ciegos, IAP
  • Familias Extraordinarias, A.C.
  • Familias con retos Especiales AC
  • Federación Mexicana de Sordos A.C.
  • Fundación Arte Down, A.C.
  • Fundación Gran Gente Pequeña de México A.C
  • Iluminemos de Azul A.C
  • Instituto de las Personas con Discapacidad de la Ciudad de México
  • KHADIMA A.C.
  • Libre Acceso, A.C.
  • Trisomía 21 A.C.
  • Unión Nacional de Sordos de México A.C.
  • Vida Independiente A.C.

 

Esta publicación fue posible gracias al apoyo de Fundación Kellogg.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cristóbal Colón y la llegada a América: la polémica sobre los restos del navegante

Unos análisis de ADN confirmaron que unos huesos conservados en la ciudad española de Sevilla pertenecieron al explorador, pero las autoridades dominicanas aseguran que unos restos expuestos en Santo Domingo también son auténticos. ¿Pueden tener razón los dos países?
12 de octubre, 2019
Comparte

Más de cinco siglos después de su llegada a América, los enigmas que rodean a la figura de Cristóbal Colón siguen siendo muchos.

Aunque este 12 de octubre se cumplen ya 527 años de su primer viaje al “Nuevo Mundo” al frente de una expedición financiada por la Corona española, los historiadores siguen sin ponerse de acuerdo, por ejemplo, sobre cuál era la nacionalidad del navegante.

Pero no es esa la única incógnita. La discusión de expertos se centra también en tratar de aclarar dónde está realmente enterrado Colón, quien falleció en 1506.

Y lo cierto es que la duda parece razonable, teniendo en cuenta que sus restos mortales viajaron casi tanto como lo hizo el histórico personaje en vida.

El viaje de los huesos

Cristóbal Colón fue inicialmente enterrado en el convento de San Francisco de la ciudad española de Valladolid, donde murió tras sufrir un paro cardíaco.

Tres años más tarde, sus restos fueron trasladados al monasterio de La Cartuja, en Sevilla.

Mapa

BBC
Dos ciudades del llamado por los europeos “Nuevo Mundo” y otras dos de España forman la travesía que recorrieron los restos de Colón tras su muerte.

En 1523, Colón volvió a cruzar el Atlántico junto a los restos de su hijo Diego para descansar en la isla de La Española (actualmente compartida por República Dominicana y Haití), de especial significado para el almirante después de que los europeos fundaran allí su primera colonia al llegar a América.

Allí, en la catedral de Santo Domingo, su cadáver reposó hasta que en 1795 España cedió a Francia la totalidad de la isla a raíz del Tratado de Basilea.

Portada del London News

WIKIPEDIA
El periódico “London News” relató en 1898 la salida de los restos de Colón de Cuba a España.

Sus cuerpos fueron de nuevo exhumados y trasladados a la catedral de La Habana, hasta que Cuba logró su independencia de España en 1898 y los restos de Colón volvieron a deshacer el camino y regresaron a Sevilla para ser enterrado en su catedral.

Sin embargo, tanto España como República Dominicana siguen asegurando a día de hoy que los restos mortales de Colón permanecen en su territorio.

¿Cómo es posible?

Las pruebas de ADN de Sevilla

Para tratar de despejar dudas sobre su autenticidad, España autorizó realizar unos análisis de ADN sobre los restos de huesos conservados en Sevilla que, en el año 2006, llegaron a la firme conclusión de que correspondían a Cristóbal Colón.

El genetista de la Universidad de Granada José Antonio Lorente fue responsable de aquella histórica investigación que define como “un privilegio y un honor”.

Restos de Colón en Sevilla

AFP
Análisis de ADN realizados a los restos conservados en Sevilla concluyeron en 2006 que pertenecen a Cristóbal Colón.

“También supuso un enorme reto, porque sabía que iba a ser un proceso lento y complejo y porque era consciente de que algunas de las conclusiones a las que se pudiesen llegar no iban a ser entendidas por todo el mundo”, le dice a BBC Mundo.

Los estudios realizados sobre los huesos de Cristóbal Colón, su hermano Diego y su hijo Hernando concluyeron que había una coincidencia absoluta entre el ADN mitocondrial de los dos primeros, el cual se transmite de madre a hijo.

“No cabe ninguna duda” de que lo que expone en una urna en la catedral de Sevilla son los restos de Colón, dijo entonces Lorente.

Las pruebas documentales de Santo Domingo

Pero República Dominicana también reclama tener en su poder lo que asegura son los restos del navegante.

El origen de esta disputa es una caja encontrada en 1877 en la catedral de Santo Domingo con restos de huesos y una inscripción en su interior en la que se leía “Cristóbal Colón”.

Desde entonces, las autoridades dominicanas mantienen que los restos nunca salieron de la isla, sino que los españoles se llevaron a Cuba los huesos de otro familiar de Colón (posiblemente de su hijo Diego o de algún nieto, uno de los cuales —para seguir contribuyendo a la incógnita— también se llamaba Cristóbal Colón).

Restos de Colón en Santo Domingo

AFP
Cada 12 de octubre, República Dominicana expone al público lo que defiende son los restos de Colón.

“Nosotros los dominicanos consideramos oficialmente que los restos auténticos de Cristóbal Colón están aquí basados en las pruebas documentales e históricas que existen, que son las principales”, subraya el viceministro de Patrimonio Cultural de República Dominicana, Federico Henríquez Gratereaux.

En conversación con BBC Mundo, Henríquez apunta como dichas apruebas a “los documentos levantados en la catedral sobre en qué lugar estaban enterrados los restos de cada miembro de la familia Colón, la urna, la placa en el interior o los textos de los notarios que actuaron en las exhumaciones”.

“A nosotros nos dejan sin lugar a dudas sobre de quién son los restos”, afirma.

¿Qué opina República Dominicana de los análisis en España?

Henríquez asegura que el gobierno dominicano no se ha pronunciado sobre las investigaciones de Sevilla, “a las que tampoco se opone”, matiza.

Sin embargo, el viceministro apunta a la posibilidad de que sus resultados se deban a que todos los miembros de la familia Colón enterrada en Santo Domingo compartían información genética.

“Los restos de Cristóbal Colón, (su hijo) Diego y los de Luis Colón y Toledo (su nieto, quien también fue enterrado en la catedral de Santo Domingo) son de la misma familia, por lo que un estudio científico sobre los restos de ellos tres daría el mismo origen”, opina.

Tumba de Colón en la catedral de Sevilla

Getty Images
La tumba de Colón en la catedral de Sevilla es visitada cada año por miles de turistas.

“Ahora, si preguntas cuáles restos son de uno y cuáles de otro, entonces ya no te sirven las pruebas de este tipo”.

Lorente, en cambio, descarta la teoría de que los restos de Sevilla puedan ser de otro miembro de la familia.

“Con los datos que tenemos en este momento, la conclusión es que son de Cristóbal Colón”, remarca el genetista, si bien avanza que están ampliando los estudios para aumentar la probabilidad y “conocer algo de los orígenes” del navegante.

¿Por qué no autoriza República Dominicana pruebas de ADN?

La pregunta entonces es: ¿por qué las autoridades dominicanas no permiten realizar análisis de ADN a los restos de Santo Domingo para despejar cualquier tipo de duda?

“Se realizaron peticiones formales en 2003 y miembros del equipo (yo, entre ellos) estuvimos en República Dominicana y nos reunimos con el entonces ministro de Cultura. Tras estudiar el caso, nos dijeron que ellos no tenían dudas sobre los huesos que había en Santo Domingo y que por lo tanto no era necesario estudiar el ADN”, recuerda Lorente.

Henríquez insiste en que “las pruebas documentales son tan importantes o quizá más que cualquier prueba científica, que tampoco digo que deba ser echada de menos ni eliminada”, a la vez que confirma que el gobierno dominicano “no tiene previsto hacer” este tipo de análisis sobre los restos.

Monumento a Colón en Santo Domingo

Getty Images
El Faro a Colón es el monumental edificio en Santo Domingo que acoge los restos de Colón desde su inauguración en 1992.

El viceministro afirma que los huesos “no pueden salir de República Dominicana” y argumenta que este tipo de pruebas “son sumamente especializadas, que no se pueden hacer en todos los países”.

Sin embargo, Lorente recuerda cómo hace años se ofreció al gobierno del país caribeño que “los historiadores y científicos dominicanos que ellos designasen se podrían incorporar al equipo, al igual que ya hay científicos italianos, portugueses, españoles, etc.”.

“Y este ofrecimiento permanece”, subraya.

¿Y si ambas teorías son correctas?

Pero, por si fuera poco, estas dos no son las únicas teorías que tratan de responder a la incógnita sobre dónde se encuentran los restos de Colón.

Otra hipótesis apunta a que sus huesos nunca salieron de La Cartuja de Sevilla después de que en 1950 se encontraran allí unos restos humanos, pese a que finalmente fueron identificados como los de su hermano Diego.

Estatua de Colón en Santo Domingo

Getty Images
Al igual que sobre su nacionalidad, existen distintas teorías sobre dónde se encuentran los restos de Colón más de 500 años después de su muerte.

Otra teoría, sin embargo, vendría a confirmar de algún modo la validez de las versiones de España y República Dominicana, al apostar por que los restos de Colón fueron distribuidos en diferentes lugares y, por lo tanto, tanto los de Sevilla como los de Santo Domingo podrían ser auténticos.

Esta versión podría estar avalada por el hecho de que los restos conservados y analizados en Sevilla no era mayor “del 30-35% de lo que corresponde al esqueleto de una persona”, según Lorente.

“Se sabe que en la urna donde reposan los restos de Colón en República Dominicana tampoco está el esqueleto completo de una persona, puede que estén en ambos sitios en mi opinión, aunque hay muchos historiadores que dicen que esto no es posible”, dice el genetista.

Preguntado por la veracidad de esta teoría, el historiador dominicano Jesús de la Rosa asegura en cambio que “en esos tiempos era costumbre dividir los restos en varias partes y conservar los restos en varios lugares”.

Interés turístico “extraordinario”

Sin embargo, de la Rosa (quien confiesa ser de los pocos estudiosos dominicanos que no cree ciegamente en la autenticidad de los restos de Santo Domingo) cree que lo mejor para acabar con la incógnita es que su país autorice realizar análisis de ADN.

“Todas las teorías tienen algún argumento que las justifica de algún modo, pero yo preferiría que los restos fueran analizados con las técnicas adelantadas que hoy se disponen para probar una cosa u otra”, le confiesa a BBC Mundo.

El viceministro Henríquez reconoce que en conservar los huesos del primer europeo que llegó al continente americano “hay un interés extraordinario de carácter turístico, así que todos los países quisieran tenerlos”.

Catedral de Santo Domingo y estatua de Colon

Getty Images
Para República Dominicana, contar con los restos de Cristóbal Colón en el país tiene gran valor para el turismo que visita la isla.

“Para nosotros, el valor histórico, turístico y cultural de tener los restos de Colón es de primer rango”, afirma.

El historiador de la Rosa cree que, si bien es cierto que la mayoría de la población dominicana está educada y aferrada a la versión de que los restos están en Santo Domingo, “el mundo no se va a acabar” si se llegara a comprobar algún día que no son los auténticos.

“Creo que confrontando ideas no vamos a llegar a ninguna parte, la única manera es justamente lo que están haciendo los españoles. Mientras eso no se examine con métodos científicos actuales, la duda va a permanecer siempre”, concluye.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=bDSBMWM16Ss

https://www.youtube.com/watch?v=U72BRgPU7_g

https://www.youtube.com/watch?v=H8NO-TEa5QQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.