Los ocho libros de Javier Valdez para entender su trabajo sobre el narco

Miss Narco, Levantones y Huérfanos del narco algunos de los títulos con los que Valdez retrató la realidad que enfrenta el país a causa del narcotráfico.

Los ocho libros de Javier Valdez para entender su trabajo sobre el narco
Se cumple un año del asesinato del periodista. Cuartoscuro

Este martes se cumple un año del asesinato del periodista Javier Valdez quien dedicó gran parte de su vida al periodismo crítico, siempre especializado en temas de narcotráfico.

Javier Valdez fue atacado a tiros en Culiacán, Sinaloa, afuera del edificio donde se encuentra el semanario RíoDoce, del cual era fundador.

Leer: Las pistas de Javier Valdez: estas fueron sus últimas investigaciones antes de su asesinato.

El pasado 23 de abril las autoridades conformaron que su asesinato que  está relacionado con información que el periodista publicó semanas previas al crimen, la cual incluía una entrevista Dámaso López, El Licenciado, quien en aquel entonces mantenía una disputa con los hijos de Joaquín el Chapo Guzmán, para tomar el control del Cártel de Sinaloa.

Además de reconocer su trayectoria periodística, el trabajo de Javier puede ser honrado a través de en los libros que escribió durante los años que dedicó su investigación a temas de narcotráfico.

A continuación presentamos sus obras en las cuales, además de ser el crudo retrato de la realidad que enfrenta el país a causa del narco, son protagonizadas por aquellos que resultan ser las víctimas del crimen organizado y los daños colaterales que se derivan de este.

Los morros del narco (2007)

En este libro, Javier Valdez retrata la situación que los niños y jóvenes sufren en manos de los grupos criminales. “Explotación, sicarios y sueños rotos”, así describe el autor el entorno en el que viven los menores.

“Batos de 13, 14,15 años y hasta los 21 ó 23 años actúan alucinados y con feroz valentía en levantones, asesinatos, decapitaciones, transporte de droga y secuestros”, se lee en la reseña.

El texto está acompañado de historias reales que narran “la voraz guerra del narco en México”, desde el punto de vista de los niños y jóvenes que se han integrado al narco por su propia voluntad o arrastrados por la necesidad del dinero.

También se aborda la lucha interminable entre los sicarios y el ejército federal así como entre narcos y policías estatales. Un libro en el que Javier dio voz a los reporteros y fotógrafos que cubren las noticias del narcotráfico, testigos de los innumerables crímenes y actos de barbarie.

Miss Narco (2009)

En este libro, Javier Valdez describe la historia de una mujer al frente de un grupo de sicarios, la cual dirige una emboscada contra un convoy de agentes de la Dirección General de Reclusiones.

“Una bellísima Narca ordena que levanten a un mesero y lo encajuelen. Una madre de familia junta los pedazos de lo que fue su hijo de 15 años. No. No son escenas de una película de acción, se trata de noticias del periódico que aderezan el narco nuestro de cada día, noticias en las que el papel de la mujer cobra mayor trascendencia”, se lee en la reseña de la obra.

En Miss Narco, Javier Valdez ofrece un estilo que va del reportaje a la crónica. En el texto plasm al historia de las mujeres “que viven entre las balas momentos cruciales de su vida”.

Entre otros personajes muestra a amantes de capos, amigas de ellos o familiares, “mujeres con una verdad ardiente y dolorosa, que buscan el glamour y la hermosura, el poder económico y la huida de su realidad; mujeres que viven en el límite de la ley, de la violencia y de la muerte”.

Valdez “hace un retrato crudo y fiel” de aquellas mujeres que soñaron ser reinas de belleza o se hundieron en el delirio del crimen. La historia de Miss Narco está llena de testimonios de mujeres que, por decisión propia o por azares del destino, vivieron las consecuencias de entrar al mundo del narcotráfico.

Malayerba (2010)

En Malayerba Javier Valdez narra, a través de la crónica, la violencia del narcotráfico, específicamente en el norte de México.

La crítica considera que este libro es uno de los más “estremecedores” en la colección de Valdez.

“También es uno de de los más interesantes, precisos, extraordinarios (…) Es la crónica de la experiencia en aquella zona (norte de México), la vivencia de los niños y las mujeres de los empleados y los ciudadanos de a pie; de los narcos incipientes y los narcos veteranos”, describe la reseña.

En esta obra, Valdez logró registrar de viva voz la “terrible” experiencia de las calles y la manera en la que la gente experimenta la violencia.

Levantones. Historias reales de desaparecidos y víctimas del narco (2012)

En este libro Javier Valdez Cárdenas detalla el momento en que las víctimas del narcotráfico son tomadas por asalto y ejecutadas. Relata desde el momento en que inician las averiguaciones con la policía hasta el instante en que los cuerpos son hallados sin vida.

“Levantones es una obra de gran utilidad para entender el contexto del narcotráfico y también aspectos sombríos de nuestra condición humana”.

En el texto se muestran crónicas y reportajes sobre personas que viven de actividades relacionadas con el narcotráfico así como las historias de madres y esposas que suplican justicia por sus hijos y esposos desaparecidos y ofrece el testimonio “de seres anónimos que recorren los ministerios públicos, los forenses, cementerios y calles de sus entidades en busca de sus hijos”.

Todos ellos, personajes que imploran justicia y padecen cotidianamente el dolor que la guerra del narco ha sembrado en el país.

Con una granada en la boca (2013)

Con una granada en la boca, fue escrito con el apoyo de la opinión de analistas y expertos como Ricardo Ravelo, Paco Ignacio Taibo II y Luis Astorga.

En este texto, Valdez relata “el dolor de una mujer con una granada en la boca, del hermano perdido en el vicio de la droga o de la humillación a las víctimas por parte de sicarios o militares”.

Con esta obra Javier Valdez logró el reconocimiento y la admiración internacional por se especialización en el tema.

Huérfanos del narco (2015)

En Huérfanos del narco, Javier muestra los testimonios de una generación afectada por la violencia del crimen organizado y el narcotráfico.

Este libro “repleto de testimonios desgarradores, Javier Valdez Cárdenas nos plantea una serie de preguntas quizás hoy más pertinentes que nunca: ¿Qué harán los niños que han quedado huérfanos tras los más de 100 mil muertos que ha dejado la batalla contra el crimen organizado? ¿Dónde está el futuro de México, si hay toda una generación que ha crecido al calor de la violencia? ¿Por qué son pocos los que hablan de esta problemática? ¿Qué se está haciendo en el país para cobijar a un grupo tan vulnerable?”

Para esta entrega el periodista también indagó las historias de los niños y niñas que han terminado en albergues en lugares remotos del país a consecuencia de la violencia.

“Triste, desoladora, muy real, pero sin dejar de lado un espacio para la esperanza, ésta es una crónica de lo que pasa todos los días en México”, dice la reseña.

Narcoperiodismo (2016)

Habla del trabajo de los periodistas que trabajan sobre el tema en diversos estados del país como Tamaulipas, Culiacán, Veracruz, la Ciudad de México y Jalisco.

“Narcoperiodismo, es un libro amargo y conmovedor, sus páginas aún huelen a sangre seca, a reportero mutilado, pero también a esperanza, a cuaderno de notas e ilusión de mujeres y hombres periodistas”, se lee en la reseña

En este libro, Javier abordó las historias de periodistas, reporteros, fotógrafos y redactores que son o han sido amenazados, torturados y asesinados por narcos y sicarios, por el simple hecho de publicar la verdad, una verdad que suele afectar a los líderes de cárteles.

Habla también de la complicidad de las autoridades con el crimen organizado y sobre los comunicadores “que se vuelven informantes de los narcos, de mandatarios sin escrúpulos y los delincuentes”.

De esta forma Javier muestra por qué los comunicadores se ven forzados a abandonar su lugar de trabajo y sus ciudades sin dejar rastro, y cuenta cómo trabajan los periodistas que deciden no callar aunque la muerte los persiga; “los temerarios que dicen el nombre del jefe de plaza y sus acompañantes, del policía corrupto o del funcionario involucrado, los valientes de la lente y la pluma que aun ante una cuerno de chivo escriben la verdad de los hechos”.

Periodismo escrito con sangre (2017)

Con Periodismo escrito con sangre, Javier hace un homenaje a aquellos periodistas ejecutados “por decir la verdad, por dar voz a los desposeídos, a quienes tienen en el rostro la herida viva, ardiente, ocasionada por el crimen organizado y la indiferencia o complicidad de las autoridades”.

En la opinión del periodista César Ramos, quien escribió el prólogo posterior a la muerte del escritor, Javier tuvo “un denominador común en las crónicas, investigaciones y reportajes: su acercamiento intenso al ser humano, a las madres muertas en vida por no saber de sus hijos; al adicto que mira derrumbarse toda ilusión en un escenario de violencia impasible; a la víctima del levantón, del ejercicio terrible del sicario; al policía baleado; al niño despojado de toda esperanza en una casa donde se come desgracia; a las jóvenes que cambiaron la ilusión por el infierno del narco, el glamour por la ejecución feroz en un baldío”.

Close
Comentarios