close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP
Muere una de las tres sobrevivientes del accidente de avión en Cuba, con ella suman 111 fallecidos
Gretell Landrove tenía 23 años, vivía en La Habana y era de la ciudad de Holguín, adonde se dirigía el avión que se estrelló el viernes. Las otras dos supervivientes todavía están en estado crítico.
AFP
Por BBC Mundo
22 de mayo, 2018
Comparte

Una de las tres mujeres que sobrevivieron la caída del Boeing 737 que se estrelló el viernes en La Habana falleció este lunes, según informó el Ministerio de Salud de Cuba.

Con este deceso, el saldo de víctimas mortales se elevó a 111.

Las otras dos sobrevivientes permanecen internadas en el Hospital Calixto García, en la capital cubana. Están heridas de gravedad, pero su pronóstico es reservado.

La mujer que falleció el lunes se llamaba Gretell Landrove, tenía 23 años y vivía en La Habana, donde era bailarina de flamenco y estudiaba ingeniería.

Su madre, Amparo Fong, había explicado el fin de semana a la televisión nacional que la joven había sido “dada por muerta” en un principio. “Yo no la quiero ver hasta que esté bien, que los médicos decidan. Mi niñita es una guerrera y se va a salvar”, había declarado.

Equipos de rescate

AFP
La muerte de Gretell Landrove elevó el número de fallecidos en el accidente a 111.

Pero, de las tres mujeres que luchaban por su vida en el hospital, Landrove era la que corría más peligro. Así lo había advertido a la prensa sólo tres horas antes del deceso el director de dicho centro, Carlos Alberto Martínez.

La joven había sido intervenida por un hematoma dentro del tejido cerebral y los médicos le habían hecho una incisión para descomprimir esa zona y permitir que mejorara la circulación, según informó el diario cubano Granma. Sin embargo, su estado no mejoró.

Hospital Calixto García.

BBC
Las dos supervivientes del siniestro se encuentran bajo cuidados intensivos en el hospital Calixto García. (Foto: A. Jiménez Enoa)

Accidente tras despegar

El avión de casi 40 años de antigüedad pertenecía a la empresa mexicana Damojh, también conocida como Global Air, pero había sido arrendado hacía menos de un mes por la aerolínea estatal Cubana de Aviación.

Partió el viernes al mediodía de La Habana con destino en la ciudad oriental de Holguín, de donde era Landrove. Pero se estrelló poco después de despegar por causas que están siendo investigadas por las autoridades cubanas con ayuda de México, el país donde tiene su sede Damojh, y de Estados Unidos, de donde es originario Boeing, el fabricante de la nave.

Las autoridades mexicanas suspendieron este lunes de forma temporal las operaciones de Global Air mientras se investiga lo sucedido, según informó la Dirección General de Aeronáutica Civil en un comunicado.

La Autoridad de Aviación Civil de Guyana ya había anulado durante el segundo trimestre del año pasado el permiso de vuelo de la aeronave siniestrada por motivos de seguridad. Sin embargo, meses después, en noviembre de 2017, el avión logró superar una inspección en México.

Familiares de víctimas

AFP
La caída del Boeing 737 de Cubana de Aviación es el peor accidente aéreo en Cuba en las últimas tres décadas.

La caja negra que graba las voces en la cabina ya se halló y los investigadores buscan la segunda, la que registra los datos de vuelo, para poder descubrir lo que provocó el accidente.

Como Landrove, las dos sobrevivientes presentan quemaduras de gravedad. Mailén Díaz Almaguer, de 19 años, se encuentra en un “estado crítico, con alto riesgo de complicación”, según Granma.

Emiley Sánchez De la O, de 39 años, respira con ayuda médica y parece mejorar, aunque tiene quemaduras en el 41% del cuerpo y Martínez temía el lunes que estas le ocasionaran complicaciones en las siguientes horas.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Cuartoscuro
Gobierno reconoce problema de armas en CDMX; se compran fácilmente en tianguis, dice secretario
Gustavo A. Madero e Iztapalapa son las alcaldías en que más armas han entregado los ciudadanos, como parte de un programa de desarme voluntario del gobierno de Sheinbaum.
Cuartoscuro
18 de marzo, 2019
Comparte

El secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, Jesús Orta Martínez, reconoció que hay un problema en la capital del país en cuanto a la forma en que los ciudadanos obtienen armas de fuego, armas cortas, largas, e incluso granadas.

Entrevistado luego de participar en la instalación del programa “Sí al Desarme, sí a la Paz” en la alcaldía Coyoacán, Orta explicó que tras cuatro campañas de entrega voluntaria de armas que han realizado este año en la Ciudad de México, se ha detectado con preocupación que existe una gran facilidad para adquirir armamento.

Explicó que tras diversas denuncias encontraron que armas de grueso calibre y especializadas pueden ser adquiridas en tianguis y mercados ambulantes, por lo que están iniciando una dinámica para acudir a esos sitios y desmantelar este comercio ilegal.

Lee: CDMX registra 257 homicidios dolosos en 1er bimestre de 2019; cifra récord para este periodo

También destacó la importancia de la campaña, toda vez que el 80% de los homicidios dolosos que se han registrado en los últimos meses en la capital se han cometido con un arma de fuego.

“Lo lamentable es que además estas armas, en su mayoría, son de procedencia ilegal, ya que solo personal autorizado y especializado puede portarlas, y sin embargo, población civil sin ningún permiso las tiene”, dijo.

Otra advirtió que, lejos de proporcionar seguridad, las armas de fuego se han convertido en focos de violencia, además de que no corresponde a la ciudadanía cobrar justicia por mano propia.

Por ello, consideró importante que se lleven a cabo campañas de desarme, que “han tenido una respuesta favorable desde su inicio”.

Te puede interesar: Asaltos a transporte público en CDMX se triplican en un año: se registran 28 casos diarios

Según las cifras oficiales, recordó Orta, cerca de 144 mil armas ingresan al país cada año por la frontera norte, desde donde se distribuyen por todo el país.

871 armas y 700 mil cartuchos destruidos en CDMX

Como parte de las acciones en materia de seguridad pública, el gobierno de la Ciudad de México encabezado por Claudia Sheinbaum ha recogido 700 mil cartuchos, cargadores, cañones y proyectiles, así como 871 armas de fuego en cuatro alcaldías, con el programa de desarme voluntario.

Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Gobierno capitalina, expresó que esta estrategia forma parte de las acciones del gobierno de Sheinbaum para “devolver la tranquilidad a las y los capitalinos, porque esta es la demanda más sentida de la población”.

La funcionaria informó que, de las 871 armas de fuego recabadas, 400 fueron recibidas en la alcaldía Gustavo A. Madero, 194 en Iztapalapa, 157 en Cuauhtémoc y 120 en Benito Juárez.

Lee también: Policías que cuiden un pedacito de la Ciudad: la estrategia de la CDMX contra la inseguridad

Sheinbaum, al dar un informe sobre sus primeros 100 días de gobierno, dio las cifras de que hasta ahora su administración ha destruido “712 armas cortas, 120 armas largas, 39 granadas; 700 mil 349 cartuchos, 7 mil 200 estopines y seis cartuchos de dinamita, que voluntariamente la gente vino a entregar para disminuir las armas en la Ciudad de México”.

De acuerdo con Rodríguez, el programa “Sí al desarme, sí a la paz” tiene como objetivo retirar la mayor cantidad de armas de la ciudad, pues lo que interesa es salvar vidas y evitar accidentes en el hogar.

También reconoció el trabajo que realiza el personal de las Secretarías de Bienestar Social y de Gobierno, del Instituto de la Juventud y del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia en la Ciudad de México, que integran las Brigadas por la Paz, y que recorren de puerta en puerta la capital para hablar con la población y concientizarla sobre el peligro de tener un arma de fuego en casa.

Las armas de fuego que son recabadas en los módulos son destruidas por integrantes de la Secretaría de la Defensa Nacional, según las autoridades capitalinas.

Con información de Notimex.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.