#NiUnaMás: historias de víctimas y sobrevivientes del feminicidio en México (capítulo de regalo)
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Portada del libro

#NiUnaMás: historias de víctimas y sobrevivientes del feminicidio en México (capítulo de regalo)

Con un rudimentario sistema de rastreo y visibilización de víctimas de feminicidio, la autora, Frida Guerrera, contabiliza y nombra a mujeres y niñas que han sido asesinadas y/o desaparecidas en México.
Portada del libro
Comparte

Verónica Villalvazo, también conocida como Frida Guerrera es la autora de #NiUnaMás, libro en el que presenta una biografía de víctimas y sobrevivientes del feminicidio. Frida es comunicadora y activista, lleva 12 años denunciando violaciones a los derechos humanos en todo el país, particularmente en Oaxaca. Desde 2016 documenta y cuenta estas historias.

Para Villalvazo, visibilizar los feminicidios en México parte de la experiencia que vivió como sobreviviente de este delito. Verónica era terapeuta y tenía una relación con una pareja que en ese momento la golpeaba. “Nunca hice una denuncia, nunca pude hablarlo con mucha gente más que con mi mamá”, reconoce la autora en entrevista.

También considera que a las víctimas de violencia se les juzga, cuando “lo único que queremos en ese momento es que te escuchen, no quieres más que te abracen, que te digan que en algún momento vas a salir, pero las juzgamos”, expone.

En ese contexto de violencia, Verónica Villalvazo tuvo que “salir y regresar más de cien veces de esa casa, regularmente logré salir viva porque si no me iba, él me mataría. Mejor me fui porque no quería eso para mí, para mi mamá, ni para mi hijo”.

En #NiUnaMás, Frida Guerrera le da voz a diversas mujeres que fueron víctimas y sobrevivientes. “Creo que era importante ponerlas a ellas primero en la necesidad de que se viera que todas tienen historia, que todas eran mujeres llenas de identidad y a todas les arrancaron sus sueños. Que cada una de ellas no se lo buscó, que no fue culpa de ninguna”.

Conteo y visibilización

Día a día, Frida realiza un conteo de los feminicidios que ocurren en México a través de una base de datos que generó al rastrear información en diversos medios. “Todo es cien por ciento hemerográfico, nota roja que busco todos los días. Mi documentación la sustento con mis notas”.

“Las vidas arrancadas que manejo son muy pocas porque, obviamente, no todos los feminicidios se reportan a la prensa. Estas son solo cifras aproximadas del terror que estamos pasando porque no todos los feminicidios son documentados”, relata.

La autora lamenta que las autoridades sean omisas al tema y, que sigan “permitiendo que las mujeres sean desaparecidas, cuando la desaparición es la antesala del feminicidio  y que, en efecto, si las encuentran, las encuentran desaparecidas”.

Basta de promesas, basta de discursos

Otro de los temas que Frida pone a debate en su libro son los discursos y promesas por parte de funcionarios públicos y gobernadores, quienes no han presentado soluciones reales en el tema de feminicidios.

Ahora, con las campañas electorales a la Presidencia, la autora espera que los candidatos “primero lean y se informen. Cada uno de ellos, en algún momento tuvo poder,  como diputado o gobernador o senador y pudo haber hecho algo para poner el tema en la agenda y nunca lo hicieron”.

Para ella, es un insulto que ahora los aspirantes tomen el tema de los feminicidios como bandera, pues considera que el tema tiene que tratarse con respeto y dignidad absoluta.

¿Para qué leer #NiUnaMás?

“He contado hasta 15 feminicidios en un día, no es moda, no es de vez en cuando. Se trata de cuidarnos unas a otras, otras a unas y unos a otros porque esto pasa todo el tiempo”, describe la autora de #NiUnaMás, un libro que permite al lector conocer el tema a través de historias.

“Es necesario leer el tema, tomarlo en cuenta y tomarlo en consideración porque está sucediendo y nadie está exento. Conforme estemos más informados vamos a tener con qué exigir (a funcionarios y gobernantes) que hagan realmente su trabajo. Reconstruir el tejido social desde la sociedad, no desde los políticos y que ellos dejen de fingir que conocen el dolor cuando realmente no es así”.

A continuación, te presentamos un capítulo de regalo del libro #NiUnaMás con autorización de la autora y la editorial Penguin Random House.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo llegó a Líbano la carga de nitrato de amonio que causó la devastadora explosión

Antes de dejarse en un almacén del puerto de Beirut durante 6 años el nitrato de amonio que causó la explosión tenía un destino muy distinto.
6 de agosto, 2020
Comparte
El MV Rhosus llegó a Beirut en 2013 con las 2.750 toneladas de nitrato de amonio.

EPA
El MV Rhosus llegó a Beirut en 2013 con las 2.750 toneladas de nitrato de amonio.

¿Cómo llegaron al puerto de Beirut las 2,750 toneladas de nitrato de amonio?

Esa es la pregunta que muchos se hacen desde que el presidente de Líbano, Michel Aoun, señalara al nitrato de amonio que llevaba seis años en el puerto de la capital en la explosión que dejó al menos 137 muertes y más de 5,000 heridos.

Y las miradas se han puesto en un hecho acontecido en 2013, cuando un barco arrendado por un ruso y con bandera de Moldavia atracó de emergencia en Beirut por problemas técnicos.

El gobierno no ha dicho que ese sea el origen del nitrato de amonio de la explosión, pero el barco transportaba, precisamente, la cantidad de 2,750 toneladas que fueron confiscadas por las autoridades libanesas.

Imagen del puerto de Beirut tras la explosión.

Getty Images
2,750 toneladas de amonio estuvieron almacenadas en el puerto de Beirut durante seis años.
beirut

BBC

El nitrato de amonio es un compuesto que puede ser utilizado como fertilizante pero también en la fabricación de explosivos.

Si no se almacena en las condiciones adecuadas, como parece ser el caso de lo que había en la capital libanesa, puede resultar muy peligroso.

A pesar de que el director general de Aduanas, Badri Daher y el encargado del puerto, Hassan Koraytem, advirtieron en repetidas ocasiones sobre el peligro que suponía mantener el nitrato de amonio sin las medidas de seguridad requeridas, su llamamiento fue ignorado.

Mientras que la pregunta sobre por qué se descuidó el nitrato de amonio durante seis años parece ser la clave de la investigación, al menos comienza a dilucidarse de dónde pudo proceder el compuesto.

Cómo acabó el nitrato de amonio en el puerto de Beirut

Las 2,750 toneladas de nitrato de amonio que investiga el gobierno libanés es la misma cantidad que las autoridades confiscaron a un buque de carga llamado MV Rhosus en 2013.

El MV Rhosus llevaba la bandera de Moldavia y transportaba el nitrato de amonio desde Georgia hasta Mozambique, pero sufrió problemas técnicos durante la travesía y tuvo que parar en Beirut.

rHOSUS

Reuters
En 2014, los tripulantes del Rhosus protestaron por haber sido retenidos en Beirut.
Rhosus

EPA
El Rhosus llegó a Beirut navegando con bandera de Moldavia.

Una vez allí, la nave fue inspeccionada por las autoridades libanesas y se le prohibió reemprender la ruta por no pagar las tarifas portuarias correspondientes, de acuerdo a un reporte de 2015 de Shiparrested, una red de abogados que gestiona asuntos legales de buques de carga.

El antiguo capitán de ese buque, el ruso Boris Prokoshev, fue entrevistado esta semana por la cadena rusa Radio Libertad de Siberia.

Según Prokoshev, la nave pertenecía al ciudadano ruso Igor Grechushkin, el cual se desentendió del asunto y no respondió al llamado de tripulantes y abogados para pagar las tarifas y continuar con la travesía.

Algunos de los tripulantes que iban en el barco fueron liberados, pero el capitán Prokoshev, otro ciudadano ruso y tres ucranianos fueron retenidos.

Ruta del Rhosus antes de llegar a Beirut.

BBC

Posteriormente, la carga de nitrato de amonio fue confiscada por las autoridades y trasladada a un contenedor del puerto por motivos de seguridad.

Shiparrested, que gestionó la liberación de los cuatro tripulantes retenidos, publicó que “la embarcación había sido abandonada por sus dueños”.

“Los esfuerzos por ponerse en contacto con los dueños y arrendatarios del barco así como con los compradores de la mercancía para pagar las tasas no fructificaron”, reportaron los abogados.

Prokoshev sostiene que Grechushkin aún le debe dinero a él y los tripulantes por los servicios prestados. Sin embargo, sus demandas no han tenido éxito porque este ya no reside en Rusia.

El antiguo capitán también aseguró en la entrevista con Radio Libertad que el barco estaba dañado por falta de mantenimiento y que se hundió después de haber sido liberados.

La BBC intentó ponerse en contacto con Grechushkin, pero no obtuvo respuesta.

Por qué nunca se movió el nitrato de amonio del puerto de Beirut

Desde el servicio árabe de la BBC, señalan que dar respuesta a esa pregunta es la clave a la hora de dirimir responsabilidades.

Según Nidale Abou Mrad, periodista de la BBC, muchos libaneses culpan a la corrupción y falta de liderazgo del país, un problema que llevan denunciando desde hace años.

Por su parte, el presidente Aoun prometió que se llevaría a cabo una investigación transparente.

El encargado general del puerto, Hassan Koraytem, y el director de aduanas libanesas, Badri Daher, insisten en que avisaron del peligro del nitrato de amonio almacenado pero que se les ignoró constantemente.

Bomberos buscan desaparecidos entre los escombros.

Getty Images
A la explosión siguió una frenética búsqueda de desaparecidos.
Barco destrozado en el puerto de Beirut.

Getty Images
El puerto de Beirut quedó devastado tras la explosión.

“Requerimos que fuera reexportado pero no ocurrió. Dejamos que los expertos e involucrados determinen por qué”, dijo Daher a la cadena libanesa LBCI.

De acuerdo a documentos oficiales, los funcionarios de aduanas enviaron cartas al sistema judicial buscando una solución hasta seis veces entre 2014 y 2017.

A causa de la investigación, el gobierno anunció este miércoles que se había puesto en arresto domiciliario a los encargados de vigilar el nitrato de amonio en el puerto.

Y el Consejo Superior de Defensa de Líbano ha prometido que los responsables se enfrentarán al “máximo castigo posible”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=FAfZ-GhFurA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.