Reo mexicano gana concurso de dramaturgia y ahora presentan su obra en Santa Martha Acatitla
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Fotos: British Council

Reo mexicano gana concurso de dramaturgia y ahora presentan su obra en Santa Martha Acatitla

La obra de este interno oaxaqueño retrata el tema de la ilegalidad en el cruce de fronteras entre México y Estados Unidos, y muestra realidades como el tráfico de personas en manos de polleros o coyotes.
Fotos: British Council
Por Verónica Santamaría
6 de mayo, 2018
Comparte

Jesús Natanael Pulido ganó el Premio Nacional de Dramaturgia Penitenciaria 2017, con la obra Xolomeo y Pitbulienta, una adaptación de la clásica y conocida obra teatral Romeo y Julieta y que, hasta el momento, se ha presentado en tres ocasiones en el Centro de Readaptación Social Santa Martha Acatitla.

Xolomeo y Pitbulienta es la historia de dos canes que se enamoran durante una de las fiestas que Pitbulienta, una pitbull americana, organizó dentro de la mansión de su padre en Hollyguau, donde Xolomeo, un perro xoloitzcuintle mexicano, apareció una noche tras llegar a este lugar en busca de su tío y después de cruzar la frontera por el río Bravo de manera ilegal.

Actualmente, Jesús Natanael se encuentra preso en uno de los centros penitenciarios de Oaxaca donde escribió esta obra, justo cuando Donald Trump ganó la presidencia en Estados Unidos, el 9 de noviembre de 2016.

A Natanael le pareció fundamental hablar de esa historia, de esa realidad migratoria y pensó en la historia de Romeo y Julieta para convertirla en comedia, señaló Pamela Zúñiga, directora de proyectos de arte en British Council en entrevista para Animal Político.

Para llevar esta obra de teatro a escena, la encargada de adaptarla fue la actriz, dramaturga y directora artística Mariana Hartasánchez, bajo la dirección de Camila Brett y con el apoyo de Jerónimo Best. La obra es interpretada por miembros de la Compañía de Teatro Penitenciario.

Grupos étnicos, discriminación y Trump

Además de retratar el tema de la ilegalidad en el cruce de fronteras entre México y Estados Unidos, Jesús Natanael muestra realidades como el tráfico de personas en manos de polleros o coyotes, migración, falta de oportunidades laborales en una comparación entre profesiones y oficios. Además de la discriminación que viven los diferentes grupos étnicos en el país.

“Dos naciones de idéntico prestigio”, como señala uno de los diálogos mencionados por el Narrador de la historia, papel interpretado por José Francisco, actualmente preso en el Cereso de Santa Martha Acatitla quien desde hace un par de años pertenece a la Compañía de Teatro Penitenciario.

La obra también habla de “nuestro concepto de lo que es la raza, los grupos étnicos, y cómo pensar en perros y en las razas, es una cosa común e incluso, entre personas se sigue aplicando. Somos seres humanos, tenemos las mismas capacidades y todos podemos comunicarnos de igual manera, señaló Pamela Zúñiga.

reo

Motivación y readaptación

Javier Cruz es uno de los expresos de Santa Martha Acatitla que descubrió su pasión por el teatro dentro de la cárcel. Desde 2009 pertenece a la Compañía de Teatro Penitenciario donde, actualmente, se encarga de la producción de las obras.

“Muchos tomamos terapia, formamos parte de Alcohólicos Anónimos, ingresamos a Oceánica, a la mayoría no nos funcionó (estos espacios) hasta que conocimos el teatro”, dijo Cruz durante la sesión de preguntas y respuestas que tuvieron con el público al finalizar la obra.

Zúniga también señaló que “es importante que las personas que tienen conocimiento de estos concursos o actividades culturales que se realizan dentro de las penitenciarías entiendan que el arte es una oportunidad para ellos, no solo para ocupar su tiempo sino de añadirlo a su reinserción al mundo.

Para la Compañía del Teatro Penitenciario la reinserción es uno de sus objetivos a través del arte y el teatro. “El trabajo que ellos realizan es profesional, no es un trabajo asistencialista porque ellos son actores que descubrieron su vocación en una situación adversa. Ese es un mensaje muy positivo: las segundas oportunidades existen”, agregó.

Como el caso de José Francisco Ortiz, actualmente preso en el reclusorio de Santa Martha Acatitla y quien desde hace un año pertenece al teatro penitenciario donde ha interpretado papeles como narrador en la obra Esperando a Godot y, ahora, Xolomeo y Pitbulienta, ambas de la Compañía de Teatro Penitenciario y Foro Shakespeare.

Para él interpretar este papel tiene un significado especial ya que “siempre quiero decirle algo al público. Los veo como un amigo”. A pesar de que aún le faltan ocho años pasa salir de la penitenciaría su visión es “seguir haciendo teatro, ya sea en la dirección, vestuario, ser parte del elenco o hacer guiones”, agregó.

Edgardo Bermejo, director de proyectos de Arte del British Council, ahondó en el arte como puente de inclusión en los presos de las cárceles mexicanas. “Los internos en México tienden a tener grandes carencias y a provenir de entornos desfavorecidos. Las artes, y en particular el teatro, tiene un impacto en su rehabilitación y deserción del crimen”.

¿Cómo asistir a esta obra?

Para acudir a una de las obras que el Teatro Penitenciario tiene en cartelera es necesario reservar boletos al correo electrónico: [email protected] con nombre completo y fecha de nacimiento para conocer las fechas disponibles para esta y otras puestas en escena.

El costo del boleto es de 250 pesos por persona. Para ingresar a la penitenciaría deberán seguir un protocolo de vestimenta, el boleto incluye traslado de ida y vuelta al penal que parte de Foro Shakespeare, donde tendrán que llegar a las 11:30 de la mañana para hacer un pase de lista.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID-19: lo que se sabe de la abrupta caída de casos en Sudamérica

Luego de haber sido el epicentro mundial de la pandemia, los países de América del Sur han registrado un fuerte descenso en los casos de COVID-19.
14 de septiembre, 2021
Comparte

A mediados de junio, mientras el resto del mundo experimentaba bajos números de infecciones por el nuevo coronavirus, América del Sur estaba convertida en el epicentro de la pandemia.

Siete de las 10 naciones del mundo con más muertes diarias per cápita estaban en la región: la tasa de Brasil era siete veces la de India, mientras que Colombia y Argentina sumaban una cifra que equivalía a tres veces la registrada en todo el continente africano.

Con apenas 5% de la población mundial, Sudamérica registraba una tasa de muertes per cápita que era equivalente a ocho veces la cifra mundial.

Pero eso ya es cosa del pasado.

A finales de junio, la cifra de contagios comenzó a descender de forma consistente hasta convertir a la región en una de las zonas del mundo donde la pandemia parece estar mejor controlada.

Así, mientras para este lunes el promedio semanal de casos confirmados por cada 100.000 habitantes era de 52 en Reino Unido y de 43 en Estados Unidos, Brasil solamente llegaba a 8, Argentina a 6 y Colombia a 3, de acuerdo con cifras de Our World in Data.

Países como Uruguay, que a inicios de junio llegó a tener 100 casos por cada 100.000 habitantes, ahora solamente tienen 4; mientras que Paraguay que registró hasta 40 casos ahora no llega ni a 1 por cada 100.000 habitantes.

Evolución de casos de covid-19 en Sudamérica. Número de contagios promedio diarios por cada 100.000 habitantes. Evolución de los casos confirmados de covid-19 en Sudamerica entre junio y septiembre de 2021. .

Esta disminución de contagios ha sido clave para que Sudamérica sea en la actualidad una de las regiones del mundo que está registrando menos casos de covid-19.

Pero ¿cómo se explica esta abrupta caída de los contagios en Sudamérica?

Entre la inmunidad y otras incógnitas

“Lo primero que le diría es que creo que no lo tenemos del todo claro“, responde Andrés Vecino, investigador en sistemas de salud del Departamento de Salud Internacional de la Escuela de Salud Pública John Hopkins (Estados Unidos).

El investigador recuerda que esta no es la primera vez que ocurre un descenso de casos que parece anunciar que se acerca el final de la pandemia y luego se produce otra ola de contagios que demuestra que no era así.

“Es importante decir que no sabemos exactamente qué es esto y que el hecho de que estén bajando los casos ahora no quiere decir que vaya a pasar en el futuro. Quiero recordar lo que pasó en India, donde había un conteo de casos relativamente bajo para su población y después vimos el gran incremento de casos con la variante delta”, advierte el experto a BBC Mundo.

Una mujer prepara una vacuna en Argentina.

Getty Images
En los últimos meses, los países de Sudamérica han avanzado en las vacunaciones.

La doctora Carla Domingues, que dirigió el programa de inmunización de Brasil hasta 2019, hizo recientemente una advertencia similar. “Es un fenómeno que no sabemos cómo explicar”, dijo esta epidemióloga al diario The New York Times.

No obstante, los especialistas dan algunas claves: entre ellas, la vacunación. Los países sudamericanos han acelerado el ritmo de las inoculaciones en los últimos tiempos, algo que según numerosos expertos podría haber contribuido a frenar los contagios.

Vecino coincide, pero no apunta solamente hacia las vacunas sino, de forma más amplia, a la inmunidad adquirida por parte de la población de la región tanto por vía de las inyecciones como de los contagios.

“Creo que hay más o menos consenso en que es posible que la reducción de casos en Sudamérica puede estar relacionada con algún grado de inmunidad de la población”, destaca.

El experto explica que las diferentes vacunas que se han estado aplicando en los países de la región son un elemento importante a considerar, como también lo es la inmunidad alcanzada por quienes ya tuvieron la infección.

“Muchas personas en algunos de esos países se han infectado. Un estudio reciente que hicieron en 12 ciudades de Colombia muestra que el 89% de las personas de esas localidades ya se infectaron. Con eso uno empieza a pensar que es posible que en algunos sitios haya unos niveles de infección tan altos que ya empezamos a ver una reducción de la enfermedad”, indica el experto.

Vecino advierte que, dado que la población no es homogénea, este dato no puede interpretarse como que 9 de cada 10 personas que uno encuentre en las calles de esas ciudades ya tuvo covid-19, por lo que no hay que confiarse.

“Los individuos se relacionan en grupos, entonces es posible que haya grupos de personas que todavía, por ejemplo, no se hayan infectado ni hayan sido vacunadas y esos grupos de personas pueden tener brotes si llega, por ejemplo, una variante altamente transmisible como la omega, como la delta o como la gama -las 3 que ya están en Latinoamérica-, por lo que pueden obviamente causar un incremento en casos y muertes”, explica.

“Habiendo dicho eso, es posible que el nivel de inmunidad adquirido por las vacunas y por la infección previa sea una de las razones por las cuales estamos viendo menor transmisión hoy”, agrega.

Aplicando las medidas correctas

Ciro Ugarte, director de Emergencias en Salud de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), confirma por su parte que hubo una disminución de los casos y las muertes en casi todos los países de Sudamérica, con excepción de Venezuela.

Ugarte explica que la OPS está trabajando con los ministerios de Salud y con los expertos de la región para estudiar estas tendencias, así como las razones por las cuales se ha mantenido este descenso, y apunta al endurecimiento de las medidas de control luego del incremento significativo de los casos en la región entre finales de 2020 y los primeros meses de 2021.

Los países implementaron medidas mucho más estrictas respecto al distanciamiento físico, al movimiento de personas, al uso mandatario de mascarillas, iniciaron la vacunación y la ampliaron a otros grupos, principalmente a aquellos que estaban en mayor riesgo. Todo esto puede explicar en parte esta tendencia”, incide Ugarte en respuesta a una consulta de BBC Mundo.

El director, sin embargo, previno a la región en contra de caer en la complacencia.

“Hemos visto que cuando los casos disminuyen es porque estamos haciendo bien las cosas. Es decir, estamos implementando las medidas de salud pública que se ha probado una y otra vez que siguen sirviendo”, destaca.

“Lo peor que nos podría ocurrir y que podría ocurrir con los países de América del Sur es que ahora que están con menos casos relajen las medidas porque eso es una gran oportunidad para el virus para transmitirse de persona a persona”, alerta.

Personas usando mascarillas en el metro de Medellín.

Getty Images
La OPS insta a que los países de la región mantengan las medidas de precacución para evitar los contagios.

Así, aunque el número de casos sea bajo en estos momentos, Ugarte considera que lo procedente es no bajar la guardia:

“Nuestra recomendación a toda la población de América del Sur que está viendo que la transmisión es cada vez menor es tomar en cuenta que estamos en esa fase porque se han tomado las medidas adecuadas. No las relajemos”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=UoFBS1ABim4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.