Morena exige renuncia del jefe de Gobierno por el caso de un vehículo de Sedeso lleno de despensas

El candidato a alcalde de la Benito Juárez, Fadlala Akabani, asegura que las despensas que transportaba una camioneta de la Sedeso, que supuestamente se usarían para promover a candidatos panistas, se compraron con recursos destinados para los damnificados del 19-S.

Morena exige renuncia del jefe de Gobierno por el caso de un vehículo de Sedeso lleno de despensas
La camioneta transportaba cientos de despensas. @FadlalaAkabani

Fadlala Akabani, candidato de Morena a la alcaldía de Benito Juárez, exige la renuncia del jefe de gobierno de la Ciudad de México, José Ramón Amieva, por permitir el uso de vehículos oficiales y recursos “para almacenar 8 mil despensas y colchones en una casa de campaña del PAN”, las cuales supuestamente repartirían para promover a los candidatos panistas en dicha demarcación.

Este viernes brigadistas de Morena interceptaron una camioneta con el logo de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso) de la CDMX, la cual transportaba cientos de despensas. Los brigadistas detectaron que el vehículo llevaba las provisiones a un domicilio particular en la calle de Tokio 614, colonia Portales, en la delegación Benito Juárez. En este hogar había una manta colgada del candidato a diputado federal panista, Luis Mendoza.

Sin embargo este candidato negó tener relación con las despensas. “Niego categóricamente que el domicilio de Tokio 614 sea mi casa de campaña, ni nada parecido”, sentenció Mendoza.

Las despensas que transportaba la camioneta estaban dentro de bolsas que contenían artículos de primera necesidad como: azúcar, papel higiénico, avena, arroz, sopa, atún, entre otros artículos. Además, dentro de la casa había más despensas y una pila de colchones, según comentaron los brigadistas de Morena.

“Tenemos las pruebas suficientes para que el jefe de Gobierno renuncie a su cargo. Amieva fue titular de la Sedeso, Secretaría de dónde salió el camión que trasladó las despensas. Esta vez los agarramos infraganti y no hay pretextos para que no haya destituciones y sancionados. Exigimos castigos ejemplares y la renuncia de Amieva por el lucro electoral del dinero para los damnificados”, declaró Fadlala Akabani.

De la misma forma aseguró que el dinero utilizado para comprar las despensas, estaba destinado para reconstruir casas de los damnificados del sismo del pasado 19 de septiembre, pero en lugar de ello “fue usado por el PAN para promover a Santiago Taboada y Christian Von”.

A través de un comunicado emitido por Morena se detalló que de acuerdo con la carpeta de investigación NA/CDMX/FEPADE-6043/2018 y el oficio AYD-FEPADE-6043/2018, integrado por la Fiscalía de Delitos Electorales, en el domicilio de Tokio 614, viven Georgina Carmen Rodríguez Uribe y Rodolfo Francisco Covarrubias, quienes son padres de Iván Covarrubias Rodríguez, funcionario de la Sedeso que fue cesado tras ser descubierto con el camión de dicha dependencia mientras entregaba despensas en una de las casas de campaña del candidato a diputado federal del PAN, Luis Mendoza.

Agregan que, Rodolfo Francisco Covarrubias fue Diputado Local del PRD de 2003 a 2006 y Tesorero de la ALDF, de 2006 a 2009. Mientras que su hijo, Iván Covarrubias Rodríguez, era Director Ejecutivo Regional Sur de la Sedeso y fue colaborador del actual titular de la dependencia Alejandro Piña, así como de Nora Arias, exdelegada de Gustavo A. Madero y actual candidata a la misma Alcaldía.

Acotan que Covarrubias Rodríguez también fungió como Coordinador en la Dirección Ejecutiva de Seguridad Pública en la GAM con un salario de 56 mil pesos mensuales.

Por otra parte detallan que los brigadistas de Morena que sorprendieron a la camioneta se entrevistaron en la Fiscalía Central de Investigación para Asuntos Especiales y Electorales de la PGJ de la CDMX para constatar los golpes que recibieron por parte de los choferes de Sedeso que transportaban las despensas.

Fadlala Akabani anunció que este martes 26 de junio se ampliarán las denuncias ante la FEPADE, la Contraloría CDMx y la queja formal en la Contraloría Interna de la BJ.

Close
Comentarios