En la recta final rumbo a la gubernatura de Jalisco, el candidato de MC acumula 4 denuncias en su contra y el del Morena 3

Las acusaciones son por presuntos nexos con el crimen organizado, fraudes inmobiliarios, corrupción y traiciones, algunos se han trasladado de debates y ruedas de prensa a denuncias penales.

En la recta final rumbo a la gubernatura de Jalisco, el candidato de MC acumula 4 denuncias en su contra y el del Morena 3

En la contienda por la gubernatura de Jalisco, el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia (Morena, PT, PES), Carlos Lomelí Bolaños, promovió cuatro denuncias penales contra el abanderado del partido Movimiento Ciudadano (MC), Enrique Alfaro Ramírez. A su vez, el morenista enfrenta tres denuncias en su contra en el marco de las campañas.

En las elecciones de 2006, 2009 y 2012 Carlos Lomelí y Enrique Alfaro fueron aliados. Compitieron por cargos públicos con MC (antes Convergencia) y PT, así como las eventuales adhesiones con el PRD.

En 2018 son rivales. Alfaro apostó a la coalición nacional PAN, PRD, MC, aunque en lo local cada partido tiene diferente candidato por la gubernatura, perfilándose como el puntero. Mientras Lomelí está en segundo sitio en las encuestas como candidato de Morena, PT, PES.

Las acusaciones son por presuntos nexos con el crimen organizado, fraudes inmobiliarios, corrupción y traiciones, algunos se han trasladado de debates y ruedas de prensa a denuncias penales.

Denuncias contra Lomelí

El 9 de mayo Fernando Belaunzarán y Jorge Álvarez Máynez, de la coalición Por México al Frente, denunciaron en la PGR a Lomelí por la compra de dos propiedades presuntamente vinculadas a los narcotraficantes Rafael Caro Quintero y a José Esparragoza “El Azul”. Con base en notas periodísticas acusaron que las fincas no se transparentaron en la declaración 3de3 del aspirante a la gubernatura y refirieron un monto estimado de 89 millones de pesos (mdp).

Dos días después, el 11 de mayo, el candidato a la gubernatura de Jalisco del PRD, Carlos Orozco Santillán, denunció a Lomelí en la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) por “estar involucrado con recursos ilícitos, además con delincuencia organizada”.

Lomelí dijo que los predios se los compró a una empresa inmobiliaria y que no sabía la historia detrás de éstos.  “O sea, aparte de ser trabajador, dedicado, político, empresario, exitoso ¿tengo que ser adivino?, por el amor de dios. No nos preocupa. Es una campaña de lodo, de denostación y no nos vamos a enganchar en eso”, argumentó.

Posteriormente, el 13 de mayo, en el primer debate entre candidatos a la gubernatura, Enrique Alfaro dijo a Carlos Lomelí: “Va a tener que contestar a la información que tenemos aquí (en una memora USB), respecto a los contratos de 500 millones de pesos que sus empresas hicieron con el Instituto de Pensiones del Estado (Ipejal) y sobre las irregularidades que vamos a demostrar y que por supuesto van a generar denuncias penales”. La denuncia, sin embargo, no se ha presentado, confirmó a Animal Político el equipo de campaña del abanderado de MC.

El 27 de mayo, en el segundo debate, Lomelí dijo a su rival de MC: “Yo voy a desenmascarar a ese candidato, nada más que no me cupo en USB, pero mira, traigo el disco duro que va a tener que responder en la procuración de justicia”.

Denuncias contra Alfaro

Tres días después, el 30 de mayo, Juan Soltero Meza, coordinador de campaña del candidato de Morena-PT-PES, denunció a Alfaro por supuestas irregularidades en contratos para la recolección de residuos y ventas de predios municipales por debajo de su precio.

En la Fiscalía Estatal del Estado (FGE) señaló al candidato de MC por los presuntos delitos desvío y aprovechamiento indebido de atribuciones y facultades, peculado y enriquecimiento, cuando éste fungió como alcalde de Guadalajara.

“El daño patrimonial al municipio de Guadalajara fue de 192 millones de pesos por la venta directa del terreno (inmediato al parque El Deán) y en cuanto al tema de la recolección de basura que han cobrado en excedentes son más de 600 millones de pesos”.

En un comunicado, el gobierno de Guadalajara respondió: “El proceso de licitación de los cinco predios municipales fue legal, transparente y público, incluidos los dos señalados por Lomelí (los terrenos de 18 de Marzo y Gobernador Curiel, junto al Parque El Dean, y el terreno de Alcalde 924, donde está ubicado el Registro Civil No. 1)”.

MC contraatacó unos días después. El 5 de junio, tras un debate municipal, el candidato del partido naranja a la reelección en Zapopan, Pablo Lemus Navarro, señaló que detrás del presunto fraude con ventas de medicamentos a sobreprecio al Ipejal están Carlos Lomelí Bolaños y José Hiram Torres, candidatos al gobernador y a la presidencia municipal, respectivamente.

“Hay que ver dónde está corriendo el dinero para saber exactamente para qué se ha utilizado. Estos 500 millones de pesos se pudieron haber invertido en Lobby 33 (propiedad de Lomelí), que es un edificio que fue adquirido a unas personas señaladas por la DEA de lavado de dinero y que uno de ellos se encuentra preso actualmente en Estados Unidos. Pudo también utilizarse en la construcción de unas bodegas sin licencia (ubicadas en Paraísos del Collí) o para comprar mansiones en Estados Unidos, como la que Carlos Lomelí ha presumido en sus redes sociales”.

Este medio preguntó a la dirigencia estatal de MC y al equipo de Lemus si alguno de los señalamientos públicos ha derivado en denuncias formales ante las autoridades, pero no hubo respuesta.

El 06 junio nuevamente el coordinador de la campaña de Juntos Haremos Historia acudió a la FGE a denunciar “hechos presumiblemente constitutivos de delitos cometidos en la administración de justicia y otra rama del poder público y cohecho” en la administración que encabezó Enrique Alfaro por supuestos cobros ilegales de 750 mil pesos mensuales para permitir el uso de máquinas tragamonedas de apuestas y videojuegos.

El gobierno municipal de Guadalajara negó los señalamientos a través de un comunicado, refirió que se han realizado 200 decomisos de maquinitas y atribuyó las acusaciones al proceso electoral.

Se acusan en debate

El 10 de junio se realizó el tercer debate entre candidatos a la gubernatura. Lomelí concentró los señalamientos en su contra, seguido de algunas menciones hacia Alfaro.

Un día después, el 11 junio, el abanderado del PAN, Miguel Ángel Martínez Espinosa denunció ante la PGR delegación Jalisco a Lomelí por los presuntos delitos de simulación de actos jurídicos y uso de recursos de procedencia ilícita, por presuntas irregularidades como contratista del gobierno del estado a través de las empresas Lomedic y Abastecedora de Insumos para la Salud (Abisalud).

Lomelí aseguró que las tres denuncias acumuladas hasta ese momento en su contra se desecharon por falta de elementos y acusó a sus rivales perredista y panista de hacerle el trabajo a Alfaro.

Enrique Alfaro no ha presentado denuncias formales, pero en redes sociales publicó el audio de una entrevista radiofónica donde Lomelí relató sobre sus primeras ganancias en el ramo farmacéutico. “Dice mucho de cómo piensa y qué es lo que en verdad le interesa a este candidato”.

En seguida, el 14 de junio, el equipo de Lomelí denunció ante la Fiscalía en Delitos Electorales supuestas presiones a excolaboradores para que declararan en su contra a cambio de pagos por 40 mil pesos. Juan Soltero atribuyó la “guerra sucia” al MC.

Lomelí también ha referido supuestas presiones en la Universidad de Guadalajara (UdeG) para votar a favor de MC. Sin embargo, por esta situación no se ha informado de denuncias formales ante las autoridades.

Un día después, el 15 de junio, Lomelí y la candidata a la alcaldía de Guadalajara, Claudia Delgadillo, denunciaron en la Fiscalía General del Estado a quien resulte responsable por el aval del ayuntamiento de Guadalajara para ceder 3.5 hectáreas de un predio en el bosque urbano de la colonia Arboledas del Sur a favor de Desarrollos Inmobiliarios 10, para la construcción de vivienda vertical.

En la polémica de acusaciones también participan los presidenciales

A la polémica local también le han entrado los candidatos presidenciales. En su más reciente visita a Jalisco, en su cierre de campaña en Chapala, el abanderado de Por México al Frente, Ricardo Anaya Cortés, instó a su rival de Juntos Haremos Historia a quitarle la candidatura a Lomelí.

“No sé si escucharon que López Obrador dijo que se iba a acabar con los traficantes de medicamentos, ¿sí lo escucharon?, pues yo vengo aquí a Jalisco a exigirle que cumpla su palabra, y para eso tiene que empezar por acabar por el principal traficante de medicamentos en el estado de Jalisco. El principal traficante de medicamentos en Jalisco es su candidato, su candidato a gobernador, y se apellida Lomelí”.

Mientras el candidato presidencial de Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, en la mayoría de sus giras por la entidad ha pedido no votar por Alfaro, a quien ha tildado de “traidorzuelo” y de haberse sumado a “la mafia del poder”.

A una semana de las elecciones, no se descarta que las acusaciones formales o informales continúen. La guerra de acusaciones ha trascendido además en lonas colgadas en distintos puntos de Guadalajara.

Close
Comentarios