Javier Román, el compositor al que recurren los políticos para promocionar sus campañas en Veracruz
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Ana Osorio

Javier Román, el compositor al que recurren los políticos para promocionar sus campañas en Veracruz

Javier Román Román es un maestro de educación física veracruzano que encuentra en las contiendas electorales la manera de ganarse un dinero adicional haciendo canciones de campaña.
Ana Osorio
Por Ana Alicia Osorio González
23 de junio, 2018
Comparte

¿Has escuchado tu canción favorita con el nombre de un político en estas campañas? ¿Oíste una canción con promesas que ahora no puedes dejar de tararear? En cada campaña electoral los candidatos utilizan canciones o jingles para hacer llegar rápidamente su mensaje al electorado y detrás de ellas están personas como Javier Román Román, un maestro de educación física veracruzano que encuentra en las contiendas electorales la manera de ganarse un dinero adicional.

Desde Vicente Fox – canciones por cuya autoría estuvo en litigio- hasta el actual gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, las letras de José han recorrido campañas locales y estatales, amenizando los mítines y sonando en cada esquina.

“Parece siempre que es lo mismo pero hay que darle personalidad al político de acuerdo a cómo es él, la imagen que es él, lo demás le metes lo que toda la vida desde hace siglos (…) pues ya sabes, las mismas mentiras de siempre, que es honesto, que es sencillo, y que cercano a la gente y con calidad y con calidez, que viene a cambiar el mundo”, confiesa el autor, al que muchas veces se le dificulta escribir para un candidato “falsote”.

“Para alcalde a Veracruz Sergio Vaca Bentancourt, es honesto y de palabra Sergio Vaca Betancourt”, canta en una tonada de cumbia mientras mueve los brazos y cabeza a media entrevista cuando recuerda alguna de sus recomposiciones.

En algún momento Javier Román quiso ser cantante y hasta grabó su disco, incluso compuso canciones para grupos de cumbia famosos en el estado de Veracruz. Ahora se conforma con obtener algún recurso en las campañas por melodías que nadie sabe son suyas.

“Fuera Duarte, Fuera el PRI”, sonó en todas las colonias durante la elección a gobernador pasada, escrita por el mismo Javier y amenizando todos los eventos de Miguel Ángel Yunes Linares, quien ni siquiera conoció a su compositor.

La primera vez que Javier escuchó lo que es jingle, cuenta, fue en el entonces Distrito Federal donde sus primos se dedicaban a escribir y grabar canciones para productos que en aquel tiempo – años noventa- eran muy cotizadas. Ahora se oyen en cada proceso electoral y cada candidato trae su propia canción.

“Chiqui, chiqui, chiqui Yunes”, suena en cumbia y en banda en los actos del panista Miguel Ángel Yunes Márquez quien da unos cuantos pasos torpes al bailar.

“Vamos a apoyar, a Pepe Yunes impulsar, Veracruz despierta”, se oye en la canción al rimo de “yo quiero tomaaaar”.

Pero Javier recuerda que no siempre fue igual, pues antes solamente se colocaba una pista de fondo sobre la que alguien recitaba una serie de promesas.

La llegada de un músico de cumbia- Roberto Bueno en 1995 y quien encabeza hasta la fecha el grupo Los Flamers- a la alcaldía de Veracruz popularizó el uso de las canciones durante su campaña en la entidad.

Fue justamente él, según Javier, quien lo invitó a escribir unas canciones para un disco que sacarían en la campaña presidencial de Vicente Fox y de las que finalmente no recibió crédito, por lo que inició un proceso mediático y judicial.

“Para Vicente Fox, para su campaña en el 2000, hice nueve de un disco de 10 canciones que sacó él, sacó él el disco, se anduvo regalando, a menos aquí a Veracruz tuvo bastante auge, una se tocaba en las discos”, narra, para después ponerse a cantar un “Vicente, Vicente, vas a ser presidente”.

Afirma que en algunos casos las letras y melodía son originales y en otros, los políticos le piden una canción especial para que la modifique, aún cuando muchas veces ni siquiera les favorece.

“Cuando los políticos les gusta una canción por equis y quieren que con calzador les hagas un jingle, yo les digo ‘mira esta canción no te conviene pero si tú quieres yo lo hago’, al cliente lo que pida, pero pues que fea, ¿no?”, bromea.

Él no es el único que escribe, pues dice que ahora muchos buscan regalarle su música a los candidatos o en los puestos más altos tienen personas que se dedican a pedir y revisar a compositores. El trato no es directo, como suele hacerlo con los aspirantes a cargos locales.

“Hay dos o tres loquitos como yo que dicen ‘mire candidato ya le hice su cancionsita’, vas otro lado e igual y luego yo creo que son tantos, que ya ellos ni los escuchan sino que ya tiene una persona que es la que se encarga”, afirma.

Algunos candidatos a diputados, alcaldes y el gobernador han tenido sus letras pero la vida de Javier Román, dice, no ha cambiado.

Aunque a algunos les pidió ingresar a ayuntamientos para trabajar él o su familia en vez de cobrarles, la mayoría no se acordaron de aquel compositor que alguna vez hizo rimas con su nombre. Por eso prefirió cambiar su forma de trabajo y cobrar sumas que pueden oscilar en los 15 mil pesos.

Ahora continúa trabajando como maestro y cada periodo pasa a la sociedad de autores para verificar cuánto dinero tiene de las otras canciones que ha escrito y qué cantantes han grabado, solo para darse cuenta que la suma no sube y de eso no podría sobrevivir.

“Líderes en Veracruz los tenemos en el PAN, procurando el bien común, la justicia y libertad”, entona una vieja canción para el Partido Acción Nacional al finalizar la entrevista desde una mesa de un café tradicional del Puerto de Veracruz.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Facebook: la demanda del gobierno de EU contra la red social que busca obligarle a que venda Instagram y WhatsApp

Las autoridades federales acusan a la compañía, propietaria de Instagram y WhatsApp, de prácticas ilegales para impedir la libre competencia.
11 de diciembre, 2020
Comparte

Reguladores federales y fiscales de más de 45 estados de EU demandaron este miércoles a Facebook por lo que consideran prácticas monopólicas para absorber potenciales competidores y asfixiar la libre competencia.

La demanda es uno de los pasos más significativos que ha dado hasta la fecha el gobierno estadounidense contra la compañía tecnológica y, de alcanzar su objetivo, podría llevar a los tribunales a ordenar a Mark Zuckerberg la venta de Instagram y WhatsApp.

Facebook alega que los acuerdos de compra de esas últimas empresas, ahora bajo la lupa de los tribunales, ya recibieron el visto bueno de las autoridades años atrás .

“El gobierno quiere ahora una revisión, enviando a las empresas estadounidenses el mensaje escalofriante de que no hay venta que sea definitiva”, dijo Jennifer Newstead, consejera general de Facebook.

Newstead indicó que la compañía había invertido millones de dólares para que Instagram y WhatsApp fueran exitosos y que Facebook se defendería “vigorosamente” en las cortes.

“Las leyes antimonopolio existen para proteger a los consumidores y promover la innovación, no para castigar a las empresas exitosas”, agregó.

¿En qué consisten las demandas?

Las demandas presentadas por los estados y la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) se centran en la adquisición de Instagram por parte de Facebook en 2012, la compra de WhatsApp en 2014 y las reglas que rigen a los desarrolladores de software externos.

Los demandantes acusan a Facebook de adoptar un enfoque de “comprar o enterrar” a los rivales potenciales, perjudicando a los competidores.

Y, también, a usuarios, que según los fiscales han perdido el control de sus propios datos para respaldar los ingresos publicitarios de la empresa.

Zuckerberg

Reuters
Las demandas citan correos internos de Zuckerberg.

Las demandas citan mensajes internos de Zuckerberg, como un correo electrónico de 2008 que decía que era “mejor comprar que competir”.

“Durante casi una década, Facebook ha utilizado su dominio y poder de monopolio para aplastar a rivales más pequeños y acabar con la competencia, todo a expensas de sus usuarios”, dijo la procuradora general de Nueva York Letitia James, quien lidera la batalla legal de los estados.

“Ninguna empresa debería tener tanto poder sin control sobre nuestras interacciones personales y sociales. Por eso estamos tomando medidas hoy”, agregó.


Una larga batalla legal para Facebook

por James Clayton, corresponsal de tecnología de la BBC para América del Norte

A veces es bastante difícil comprender cuán grande es el poder de esta empresa: Facebook, Facebook Messenger, WhatsApp e Instagram, todos propiedad de una única compañía

Lo que sostiene la Comisión Federal de Comercio (FTC) es que hay una razón por la que Facebook llegó a dominar este sector tan lucrativo: adquirió la competencia ilegalmente.

Dos personas sostienen sus celulares ante un cartel con el logotipo de WhatsApp.

Getty Images
WhatsApp es una de las apps de mensajería más utilizadas del mundo.

En 2012, Instagram estaba creciendo rápidamente. Facebook estaba preocupado.

Zuckerberg había admitido que Instagram era un competidor y lo compró por una cifra que ahora parece baja: 1.000 millones de dólares.

WhatsApp también estaba creciendo a velocidades increíbles en 2014. ¿Iba a amenazar el propio servicio de mensajería de Facebook? Zuckerberg también lo compró.

Ambas adquisiciones fueron analizadas previamente por la FTC y fueron aprobadas.

The Facebook logo is displayed on a mobile phone

Reuters
El gobierno de Trump ha tenido una relación complicada con Facebook.

Ese es el argumento de Facebook, que compraron estas empresas cuando eran mucho más pequeñas, que no había nada predeterminado sobre su éxito.

En otras palabras, no castiguen a Facebook por crear empresas estadounidenses exitosas.

La separación de Instagram y WhatsApp de Facebook ahora se decidirá en los tribunales, pero estas demandas antimonopolio llevan tiempo.

También habrá una amplia oportunidad para apelaciones, así que no deberíamos esperar una potencial ruptura de Facebook en un futuro mediato.

Pero esto es una indicación más de hacia dónde se dirigen ahora los tribunales y los políticos: las grandes empresas tecnológicas son demasiado grandes a los ojos de muchas personas.

Acusaciones de monopolio

Las demandas ocurren en un momento en el que los reguladores estadounidenses están examinando más de cerca el poder del que disfrutan las empresas de tecnología.

Este verano, los jefes de Google, Amazon, Facebook y Apple se vieron obligados a testificar ante el Congreso, como parte de una investigación más amplia sobre su influencia en el mercado.

En octubre, el Departamento de Justicia demandó a Google, acusando a la empresa de violar las leyes de competencia de Estados Unidos para mantener el monopolio de las búsquedas y la publicidad en internet.

Más de 2.500 millones de personas utilizan una de las aplicaciones de Facebook cada día.

La empresa, valorada en casi US$800.000 millones, emplea a más de 56 mil personas y reportó más de 18 mil millones de dólares en ganancias el año pasado.

El Open Markets Institute, un grupo de expertos de Washington que ha estado presionando a los reguladores para que adopten una postura más agresiva contra las empresas de tecnología, dijo que las demandas eran un “paso crítico” hacia adelante.

“Todavía hay más por hacer, pero este es un gran momento”, escribió la organización en Twitter.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=quE5HuMmHoE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.