¿Cómo llegó la Bendición a Rusia? Mexicanos siguen a la selección a bordo de un colorido camión

Así fue como cuatro jóvenes mexicanos y un canadiense atravesaron mar y tierra desde México hasta Rusia con este camión, diseñado por ellos, para seguir a la selección durante su participación en Rusia 2018.

La Bendición
La Bendición, el camión que transporta los sueños mexicanos en Rusia. Facebook: @IngueSuMatrushka

“Ingue Su Matrushka” se hacen llamar en redes sociales cuatro jóvenes mexicanos y un canadiense, quienes atravesaron mar y tierra desde México hasta Rusia con la Bendición, un autobús muy mexicano que diseñaron durante cuatro años e iniciaron una aventura para el Mundial de Futbol 2018.

Fueron cuatro años de privaciones económicas, donaciones de amigos y familiares para diseñar este camión – antes, vehículo escolar – y hoy está amueblado con un sofá-cama, cuatro literas, frigo bar, microondas, televisión, una mesa de trabajo y un Nintendo 64.

Pero lo que ha hecho esta unidad todo un personaje en Rusia es su exterior. La Bendición está decorada con motivos mexicanos como el futbol, el mariachi, la serenata, el altar de muertos y en el techo tiene pintado el coro de la canción “Cielito lindo”: Canta y no llores.

Daniel Garza Bucio y cuatro amigos más empezaron con la idea desde el Mundial de Brasil 2014, cuando vieron a un grupo de amigos de Apodaca, Nuevo León, que paseaban por las calles brasileñas en una pequeña vagoneta, pero ellos quisieron hacerlo más grande y así, diciendo “Ingue Su” a todos los retos, lo lograron.

En entrevista con la agencia Notimex, Daniel revela que la idea inicial fue ir a territorio moscovita a vender comida, pero las cosas se complicaron. “Se quedó ahí la semillita. Lo estuvimos platicando. Ahorramos varios amigos. Queríamos vender comida aquí en Rusia, pero la gestión de los permisos era muy difícil. Al final de cuentas dijimos como en octubre ‘ingue su’ y nos animamos”.

Los amigos, Daniel Garza, Daniel Gallardo, Mario Guajardo, nacidos en Durango, Fernando Osorio, de Chihuahua y el canadiense salieron de Durango con la Bendición.

Sobre este nombre, Daniel Garza explicó: “Es como recordar a la abuelita que te da la bendición cuando emprendes algo nuevo y eso hace que te vaya bien”.

Todos iniciaron la aventura partiendo de Durango, con parada en Ciudad Valles, San Luis Potosí; Altamira, Tamaulipas, en donde embarcaron el camión para que recorriera los mares hasta Alemania, en donde los jóvenes aventureros esperaron el vehículo.

De ahí, a bordo de “La Bendición”, llegaron a Ámsterdam, Holanda; regresaron a Berlín, para luego ir a Polonia y luego a Moscú en donde ha llamado la atención de turistas de todo el mundo que desean tomarse la foto con el colorido vehículo y sus autores.

Ya en pleno Mundial, les faltaban boletos para entrar todos a ver el primer partido de la Selección Mexicana contra Alemania. De inmediato lo postearon en Facebook y la empresa mexicana Kio Networks “levantó la mano”.

“Cuando pusimos en la página que necesitábamos boletos y Kio nos invitó, su trato fue increíble y nos la pasamos fenomenal”, explicó.

Al respecto, Kio Networks señaló que el espíritu emprendedor que impulsa a la empresa no podía ignorar la necesidad de los cuatro aventureros mexicanos, que después de cuatro años de trabajo, no se dieron por vencidos y atravesaron el océano para hacer su sueño realidad.

Y así lo expresaron los integrantes: “Ingue Su Matrushka se siente bendecido con Natalya Wallentin y tres personas más en Moscú. Al final sí conseguimos los boletos para el partido de México-Alemania. Muchas gracias a los chavos de Kio Networks por los boletos y la mega atención, en especial a Luis, Ricardo y Diego. Vivaaaa México”.

Fue así como los llamados “Inge Su Matrushka” pudieron llegar al primer partido de la Selección Mexicana, porque a decir de Daniel, la idea es seguir al Tri por su travesía en esta justa mundialista con la Bendición.

Close
Comentarios