ONU y legisladores califican de cruel y diábolica la política de Trump que separa a niños de sus padres migrantes
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

ONU y legisladores califican de cruel y diábolica la política de Trump que separa a niños de sus padres migrantes

De abril a la fecha alrededor de 2 mil menores han sido separados de sus padres tras la implementación de la nueva ley de tolerancia cero en la frontera con México.
AFP
Por AFP
18 de junio, 2018
Comparte

“Inadmisible” y “cruel” fueron los términos usados este lunes por el Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU para denunciar la política de EU que propicia la separación de los niños migrantes de sus padres en la frontera con México.

“Pensar que un Estado busca disuadir a los padres infligiendo tal abuso a los niños es inadmisible”, dijo Zeid Ra’ad Al Hussein al abrir una sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.

De la misma forma, el responsable de la ONU solicitó al gobierno de Donald Trump “poner fin inmediatamente” a esta “práctica cruel”.

Melania Trump, primera dama de Estados Unidos, aseguró que, al igual que su esposo Donald Trump, “detesta” ver a los niños separados de sus padres sin documentos, e instó, a un acuerdo bipartidista para reformar las leyes migratorias.

El pasado viernes, el gobierno de EU reveló que la nueva política de tolerancia cero en la frontera con México ha propiciado que desde mediados de abril al menos 2 mil niños fueran separados de sus padres, arrestados por vivir de manera ilegal en Estados Unidos.

Esta política de cero tolerancia ha sido denunciada por la oposición demócrata, pero causa molestia igual en las filas republicanas.

En el Congreso, donde legisladores de la oposición demócrata han denunciado la práctica como “diabólica”.

“Melania Trump detesta ver a los niños separados de sus familias y espera que los dos lados del Congreso puedan acordar una reforma migratoria exitosa”, afirmó la directora de comunicación de la primera dama, Stephanie Grisham.

“Piensa que el país debe respetar la ley pero también debe gobernar con el corazón”, añadió.

Por su parte el presidente Donald Trump acusó a los demócratas de ser responsables de esa situación, acusación que ellos rechazaron en bloque, y reclamó la creación de una reforma migratoria que ponga fin al problema.

“Por una vez, los demócratas podrían aportan una solución a la separación forzada de las familias en la frontera trabajando con los republicanos para una nueva ley”, comentó el presidente en su cuenta de Twitter.

Las separaciones de familias incrementaron desde inicios de mayo, cuando Jeff Sessions, ministro de Justicia, anunció que todos los migrantes que pasaran ilegalmente la frontera serían arrestados, aunque se encuentren acompañados de menores.

Sin embargo las niñas y los niños no pueden ser enviados a la prisión donde sean enviados sus familiares, lo que conduce a la separación.

Los republicanos parecen estar listos esta semana para presentar dos propuestas de ley: una que satisfaga a su ala dura y la otra que intente reconciliar a moderados y conservadores pero que incluye las demandas de Trump, especialmente el desembolso de 25 mil millones de dólares para la construcción de un muro en la frontera con México.

Esta propuesta incluiría una enmienda que asegure que “los menores acompañados aprehendidos en la frontera no serían separados de sus padres”, según una fuente republicana.

“Los niños no deben ser un instrumento de negociación”

El expresidente demócrata Bill Clinton también tuiteó sobre el tema durante el fin de semana argumentando que: “estos niños no deben ser un instrumento de negociación”.

En tanto que la legisladora Sheila Jackson-Lee acusó a Trump de “no decir la verdad” cuando asegura que acata las leyes vigentes.

“No hay ninguna ley, no hay ninguna política que le permita apartar a los niños de sus familias”, dijo, denunciando “un abuso masivo de menores”.

La senadora republicana Susan Collins calificó la medida de “traumatizante para los niños que son víctimas inocentes”.

Finalmente la ex primera dama Laura Bush también criticó de lo que se está haciendo. “Vivo en un estado fronterizo. Entiendo la necesidad de reforzar y proteger nuestras fronteras internacionales, pero esta política de tolerancia cero es cruel. Es inmoral y rompe mi corazón”, aseguró.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El puente entre México y EU bajo el que duermen más de 10 mil migrantes

Miles de personas esperan en un campamento improvisado bajo el puente internacional que conecta a Ciudad Acuña (México) con Del Río (Texas) a que procesen sus solicitudes de asilo.
18 de septiembre, 2021
Comparte

El puente que conecta Del Río (Texas) con Ciudad Acuña (México) se ha convertido en un campamento improvisado con más de 10,000 personas que han cruzado masivamente la frontera con Estados Unidos.

Los migrantes duermen bajo el puente en penosas condiciones, tras haber cruzado las aguas heladas del río Bravo, a la espera de que las autoridades procesen sus solicitudes de asilo.

El campamento improvisado tiene pocos servicios básicos y algunos migrantes, que soportan temperaturas de hasta 37°C, están regresando a México a por suministros.

Los migrantes son en su mayoría haitianos, pero también hay algunos cubanos, venezolanos y nicaragüenses, dicen los informes de las autoridades.

Muchos de ellos forman parte de una ola más grande de migrantes que se dirigen al norte, gran parte de los cuales llegaron a Brasil y otras partes de Sudamérica tras el terremoto de 2010, informa el Washington Post.

Migrantes que buscan asilo en EE. UU. Se bañan en el río Grande cerca del Puente Internacional entre México y EE. UU., Donde esperan ser procesados, en Del Rio, Texas, el 16 de septiembre de 2021.

Reuters
Migrantes que buscan asilo en EE.UU. se bañan en el río Bravo (río Grande), en la frontera con México.

“Un caos”

Según dijo a Reuters el alcalde de Del Rio, Bruno Lozano, más de 10,500 migrantes se encontraban bajo el Puente Internacional de Del Rio el jueves por la noche.

Ramsés Colón, un solicitante de asilo afrocubano de 41 años que trabajó en Perú para ahorrar dinero para el viaje, dijo que el campamento de Del Río es un “caos”.

“Te quedas ahí entre miles con tu boleto, esperando tu turno”, le dijo al Washington Post. Se refiere a los boletos con números que las autoridades entregan a los migrantes mientras esperan a ser procesados.

“Parada temporal”

La Patrulla Fronteriza dijo en un comunicado que estaba aumentando la dotación de personal en Del Río para facilitar un “proceso seguro, humano y ordenado”.

MAPA

BBC

“Para prevenir lesiones por enfermedades relacionadas con el calor, el área con sombra debajo del Puente Internacional Del Río está sirviendo como un sitio de parada temporal mientras los migrantes esperan ser a llevados bajo la custodia de la USBP (Patrulla Fronteriza de Estados Unidos)”, agregó.

Se les proporcionó agua potable, toallas y baños portátiles, agrega el comunicado.

Afluencia récord

Desde que asumió la presidencia en enero, Joe Biden, quien prometió reformar la inmigración estadounidense, ha creado un grupo de trabajo para reunificar a los niños migrantes con sus familias, ha detenido la construcción del muro fronterizo de Donald Trump y ha pedido revisiones de los programas de inmigración legal cancelados por su predecesor.

Pero también está experimentando una afluencia récord de migrantes en la frontera sur de Estados Unidos, incluidos cientos de niños no acompañados, que están detenidos en centros estadounidenses.

Migrantes que buscan asilo en EE. UU. descansan cerca del Puente Internacional entre México y EE.UU. mientras esperan ser procesados, en Del Rio, Texas, el 16 de septiembre de 2021.

Reuters
Los migrantes deben esperar su turno para que su solicitud de asilo sea procesada.

La llegada de migrantes ha crecido significativamente en las últimas semanas.

El mes pasado, las autoridades estadounidenses arrestaron a más de 195.000 migrantes en la frontera con México, de acuerdo con datos del gobierno publicados el miércoles.

Y en julio el número de personas detenidas en la frontera superó los 200.000 por primera vez en 21 años, según muestran las cifras de las autoridades.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Iw8YMJx_rSM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.