¿Qué puede ocurrir si tienes sexo en un avión?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images

¿Qué puede ocurrir si tienes sexo en un avión?

No hay una ley internacional que regule prácticas como tener sexo en un avión, así que a bordo se aplica la ley del país donde esté registrada la aeronave.
Getty Images
Por BBC Mundo
20 de junio, 2018
Comparte

Sobre gustos no hay nada escrito, dice el refrán. Y hay a quien le gusta tener sexo en público… como en un avión.

A los hechos nos remitimos.

Estos días circula en redes sociales el video de una pareja que tiene sexo en un vuelo destino México. Tiene ya más de 5.9 millones de reproducciones en Twitter.

Hace tan solo tres meses se daba a conocer otro caso también con destino México y hace un año otro en un trayecto Mánchester (Inglaterra) – Ibiza (España).

Hay incluso un club estadounidense, el Mile High Club, al que se accede directamente si uno consigue mantener sexo en un avión a 5,280 pies de altura.

Imagen de una nube en forma de corazón y un avión atravesándola.

Getty Images
Hay incluso un club en el que uno consigue entrar si consigue mantener sexo a más de 5.000 pies de altura.

No hay cifras oficiales, así que no se sabe si se trata de una tendencia reciente o si esto siempre ha formado parte de la fantasía de algunos desde que el hombre puede volar.

La diferencia es que ahora hay celulares con cámara que lo registran todo y redes sociales que lo difunden.

Pero, ¿qué te puede ocurrir si eres el protagonista de la historia?

Si en algún momento se te ha pasado por la cabeza… aquí te damos algunas respuestas.

En el aire como en tierra firme

Según la Autoridad de Aviación Civil de Reino Unido (CAA, por sus siglas en inglés) no hay una ley internacional que regule estas prácticas, así que a bordo de un avión se aplica la ley del país donde esté registrada la aeronave.

Por lo tanto, si la aeronave está registrada en Reino Unido, entonces se aplica la legislación de este país. No importa la nacionalidad de la aerolínea sino el país en el que esté registrado el avión y se aplica la ley en el aire de igual forma que si los hechos ocurrieran en tierra.

Piernas de un hombre y una mujer en actitud sexual.

Getty Images
Recientemente ha habido casos de varios pasajeros manteniendo sexo en pleno vuelo que se han difundido por redes sociales.

“En Reino Unido existe el delito de Decencia Pública Indignada que podría aplicarse a las personas que tienen relaciones sexuales en un avión. Sería entonces decisión de la policía y la fiscalía si llevar a cabo acciones legales”, explicó en declaraciones a BBC Mundo Richard Taylor, responsable de prensa de CAA.

La pena por incurrir en este delito en Reino Unido puede ser de hasta seis meses de cárcel y un máximo de US$1.300, según establece el Código Civil.

Otros países tienen legislaciones más estrictas. En Arabia Saudita, por ejemplo, el simple hecho de flirtear puede suponer la flagelación.

Lo que diga el comandante

Pero para que las autoridades sepan lo que ocurre en un vuelo, tiene que reportarse. Y esto no siempre ocurre ni todas las veces se ofrecen los detalles.

El procedimiento a seguir si dos pasajeros están manteniendo relaciones dentro de la aeronave, explican desde Aviación Civil de Reino Unido, es aplicar el mismo código que el de un “pasajero molesto” -como en el caso de un pasajero ebrio, por ejemplo-.

Fotografía de un comandante varón.

Getty Images
En un vuelo civil, lo que diga el o la comandante es ley. Todo el pasaje debe obedecer sus órdenes, según la Autoridad de Aviación Civil británica.

El personal de abordo, cuenta Taylor, “está altamente preparado para lidiar con la situación” y el asistente de cabina a cargo del vuelo decidiría qué hacer. Si se trata de un caso muy problemático, entonces el o la comandante tendría que intervenir.

En aviación civil esta persona es la máxima autoridad y es ella quien decide si lo reporta a las autoridades del país, si lo hace solo de forma interna para que la aerolínea tome medidas o lo deja pasar como una anécdota.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro Archivo

Aumentan 40% asesinatos de policías; han matado este año a 185 elementos

Guanajuato, Estado de México y Chihuahua son las entidades más letales para los uniformados.
Cuartoscuro Archivo
13 de mayo, 2020
Comparte

El crecimiento de la violencia también alcanza a las fuerzas de seguridad. De enero a abril de este año al menos 185 policías estatales y municipales han sido asesinados en el país, un incremento superior al 40% en comparación con la cifra de policías abatidos en el mismo periodo del año pasado.

Los homicidios de policías se han registrado en 24 de los 32 estados del país, pero hay seis entidades, encabezadas por Guanajuato, que concentran prácticamente 1 de cada 2 asesinatos de agentes de seguridad ocurridos en México. Varias de estos estados coinciden con los que registran mayor violencia homicida en general.

Entérate: No, los homicidios no están bajando en 2020 como dijo el presidente López Obrador

Así lo revela un informe de la organización civil Causa en Común, quien desde hace dos años lleva a cabo un monitoreo constante de los decesos de policías locales a partir de fuentes abiertas.

De acuerdo con dicho registro, en enero de este año se reportó el homicidio de 54 policías; en febrero se registraron 35; en marzo sumaron 63, y en abril se agregaron otros 33. En total, los 185 policías asesinados en los primeros cuatro meses de 2020 representan un promedio de 1.5 agentes caídos al día, o lo que es lo mismo, entre uno o dos policías que son asesinados cada 24 horas en México.

Se trata de la cifra más alta al menos de los últimos dos años, de acuerdo con los conteos de la organización. Por ejemplo, en comparación con el periodo de enero a abril de 2019 donde fueron asesinados 128 policías, la cifra de 2020 equivale a un disparo del 44.5%.

Y en comparación con 2018 donde el contero arroja 103 policías muertos, el balance de 2020 equivale a un crecimiento en la letalidad contra agentes de la autoridad de casi el 80%.

Cabe señalar que, de mantenerse la misma tendencia registrada entre enero y abril, este año podría cerrar con más de 550 policías asesinados en el país.

Estados letales

El monitoreo realizado por Causa en Común revela que hay seis entidades federativas que por sí solas concentran prácticamente la mitad de los casos de policías asesinados en el cumplimiento de su deber.

El caso más dramático es el de Guanajuato donde según el conteo al cierre de abril pasado la cifra ascendía a 28 policías asesinados, que equivalen al 15% del total nacional. Ha habido jornadas como la del 29 de enero o la del 2 de abril en donde en un solo día han sido asesinados tres oficiales en municipios de la entidad.

Cabe señalar que en 2019 Guanajuato también fue el estado que registró el mayor numero de asesinatos de policías, y esta entidad es la que registra actualmente la cifra más alta de homicidios dolosos en general. De acuerdo con estimaciones oficiales, el 80% de los crímenes en Guanajuato están relacionados con el crimen organizado.

El Estado de México es la segunda entidad con la mayor cifra de policías abatidos en los primeros cuatro meses de este año con un total de 17. Después le siguen Chihuahua y Veracruz con 15 policías asesinados en cada una de esos estados. En estos dos últimos también se estima que el crimen organizado está detrás de la mayor parte de los asesinatos.

La quinta entidad federativa con mas homicidios es Ciudad de México con 11 agentes de enero a abril de este año, y le siguen Tamaulipas con el registro de diez de sus policías asesinados.

En conjunto, los seis estados mencionados acumulan 96 de los 185 casos de agentes de la autoridad que han perdido la vida por agresiones directas o en enfrentamientos con los delincuentes.

Por otro lado, los ocho estados que no registran ningún caso de policías asesinados en los primeros cuatro meses de 2020 son Aguascalientes, Yucatán, Tlaxcala, Baja California Sur, Campeche, Durango, Chiapas y Nayarit.

Más violencia, misma inercia

El incremento en los homicidios de policías coincide con el crecimiento general de la violencia en el país, que se ha recrudecido en los últimos meses. Y es que, aunque 2019 fue un año récord en cuanto a homicidios, los datos oficiales muestran que este año la tendencia sigue al alza.

Por ejemplo, las cifras preliminares de homicidio que a diario publica el gobierno federal muestran de febrero a abril un total de 7 mil 429 asesinatos, cifra superior en un 8% a los 6 mil 957 registrados para los mismos meses, pero de 2019.

Esta violencia se registra pese a que en el país se han desplegado más de 80 mil elementos de la Guardia Nacional, una fuerza federal de seguridad desarrollada para – según la Constitución – colaborar en las tareas de seguridad pública.

El fortalecimiento de dicha guardia no ha coincidido, sin embargo, con el desarrollo de los policías en el México. Como se reveló en el reportaje Crimen y Violencia: La Guerra que no Acaba, aun cuando se diseñó un nuevo modelo de policía orientado a mejorar sus condiciones de trabajo y sus capacidades, no se ha asignado ningún presupuesto para materializarlo.

Los datos oficiales arrojan que el país cuenta con 345 mil policías estatales, municipales, de investigación y para reclusorios. Cifra que el propio gobierno federal ha estimado como insuficiente para dar una correcta cobertura de seguridad y a su vez abatir la impunidad.

Los recursos destinados a los fondos de seguridad asignados en 2020 y 2019 son, en proporción, idénticos a los de años anteriores y como se ha señalado por los estados: insuficientes. A ello hay que añadir que este año, y por el contexto de la crisis por la pandemia del coronavirus, se autorizó reasignar esos fondos para insumos sanitarios.

Y aunque son los agentes más cercanos a la población, la policía en México es la fuerza de seguridad en la que menos confía la población. De acuerdo con la última Encuesta de Seguridad Urbana (ENSU) de INEGI, apenas el 53% de las personas confía en sus policías estatales, y solo el 46% en los municipales, niveles que se han mantenido de esta forma desde hace al menos cuatro años.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.