El Popocatépetl y el volcán de Colima, dos de los más peligrosos de América Latina
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
GETTY IMAGES

El Popocatépetl y el volcán de Colima, dos de los más peligrosos de América Latina

En América Latina hay decenas de volcanes activos, pero algunos de ellos son especialmente peligrosos, bien por su constante actividad o por su potencial destructivo en caso de una erupción mayor.
GETTY IMAGES
4 de junio, 2018
Comparte

Algunos parecen gigantes dormidos, aunque de vez en cuando despiertan y ponen en alerta a las poblaciones locales.

En América Latina hay decenas de volcanes activos, pero algunos de ellos son especialmente peligrosos, bien por su constante actividad o por su potencial destructivo en caso de una erupción mayor.

La reciente erupción del Volcán del Fuego, en Guatemala, es un ejemplo de ello. Al menos 25 personas murieron y decenas resultaron heridas. En total son 1,7 millones las personas afectadas.

El de Monte Vesubio, en Italia; el de Eyjafjallajökull, en Islandia, el de Sakurajima, en Japón, y el monte Merapi, en Indonesia, están considerados entre los volcanes más peligrosos del mundo.

En Hawái, el volcán Kilauea, otro de los más activos a nivel global, entró en erupción el pasado mes de mayo, dejando ríos de lava en Big Island -la mayor isla del estado- y miles de personas evacuadas.

En la lista de volcanes potencialmente peligrosos hay también algunos latinoamericanos. Estos son algunos de ellos:

1. El Popocatépetl, México

Con sus 5.452 metros de altura, es uno de los dos volcanes más activos, y por tanto más monitoreados, de México.

También conocido como “Popo” o “Don Goyo” está situado entre los estados de Puebla, Estado de México y Morelos, unos 70 km al sureste de la Ciudad de México, y una erupción mayor podría afectar unos 25 millones de personas.

Desde 1994 empezó una fase de actividad con emisiones de lava y explosiones de ceniza.

En 2016 una nube de ceniza de 3 km de altura puso en alerta al estado de Puebla.

2. El volcán de Colima, México

Es considerado el volcán más activo de México, y en los últimos años ha expulsado humo y material incandescente en varias ocasiones.

Con 3.280 metros de altura, se ubica en los límites de los estados de Jalisco y Colima.

En 2015 y 2016 su actividad, con una intensa nube de cenizas, obligó a evacuar a comunidades vecinas.

3. El volcán Turrialba, Costa Rica

El volcán Turrialba está ubicado en el centro del país, a unos 60 kilómetros de San José.

En septiembre de 2016 tuvo la erupción más grande de las últimas décadas, esparciendo una nube de ceniza por las localidades aledañas.

Desde ese momento ha presentado numerosas expulsiones de cenizas, gases y material incandescente.

Nube de humo del volcán Turrialba.

EPA
En septiembre de 2016 tuvo la erupción más grande de las últimas décadas del volcán Turrialba.

4. El Galeras, Colombia

Situado en el departamento de Nariño, se considera el volcán más activo de Colombia.

En una erupción en 1993, mató a un grupo de científicos y turistas que estaban dentro de su cráter cuando estalló.

Durante los últimos años ha mantenido una actividad constante, con explosiones pequeñas y expulsión de ceniza y humo ocasional.

5. El Nevado del Ruiz, Colombia

Es otro de los volcanes más activos de Colombia y, según el Servicio Geológico Colombiano presenta actividad sísmica regular, así como emisiones de ceniza.

El Nevado del Ruiz, de 5.364 metros y en la zona cafetera del país, causó en noviembre de 1985 la peor tragedia natural de la historia colombiana tras una erupción que mató a más de 25.000 habitantes de la población de Armero.

6. Cotopaxi, Ecuador

Erupción del volcán Cotopaxi.

AFP
El volcán Cotopaxi es uno de los volcanes más monitoreados de la región.

El volcán Cotopaxi, de 5.897 metros de altura, se sitúa a unos 50 kilómetros al sur de Quito, la capital del país.

Aunque su última gran erupción tuvo lugar en 1887, en 2015 lanzó grandes nubes de cenizas y puso en alerta al país.

Desde entonces, es uno de los volcanes más monitoreados de la región.

7. Tungurahua, Ecuador

El Tungurahua tiene 5.019 metros de altura y está ubicado a unos 180 kilómetros al sur de Quito.

Se mantiene activo desde 1999, alternando períodos de relativa calma con otros de mayor intensidad.

8. Ubinas, Perú

Es el volcán más activo de Perú situado en el departamento de Moquegua, al sur del país y es vigilado constantemente por el Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico (Ingemmet)

Entre 2006-2009 registró su último período de alta actividad, con explosiones moderadas y expulsión de ceniza y humo. Los gases tóxicos emanados durante las explosiones causaron daños importantes en las plantaciones cercanas.

En sus faldas tiene a la ciudad de Arequipa, con cerca de un millón de habitantes, así como muy importante infraestructura cercana.

9. Villarica, Chile

Erupción del volcán Villarica, en Chile

EPA
El Villarica, en Chile, entró en erupción en marzo de 2015,

En Chile se calcula que, aproximadamente, hay cerca de 95 volcanes activos.

El de Villarica, de 1.847 metros de altura y situado en la región de Araucanía, en una zona turística al sur del país, se considera uno de los más activos del país.

Tras 15 años sin registrar actividad importante, entró en erupción en marzo de 2015, arrojando ceniza y lava a más de 1.000 metros de altura y causando la evacuación de las comunidades aledañas.

10. Calbuco, Chile

Tras cuatro décadas de calma, el volcán Calbuco, en el sur de Chile, entró en erupción de forma inesperada en 2015.

La columna de cenizas que escupió el cráter del volcán obligó a las autoridades a declarar alerta roja y a evacuar a más de 4.000 personas.

Erupción del volcán Calbuco, en el sur de Chile.

AFP
El volcán Calbuco, en el sur de Chile, entró en erupción de forma inesperada en 2015.
Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
FOTOS: Sharenii Guzmán

Feminicidio de Mariana Lima: juez del Edomex vuelve a posponer la audiencia de cierre de instrucción

La audiencia convocada para hoy no pudo realizarse debido a que se ausentó un médico patólogo. Irinea Buendía, madre de Mariana, señaló que la defensa del expolicía acusado del feminicidio recurre a excusas para alargar el proceso.
FOTOS: Sharenii Guzmán
Por Sharenii Guzmán
14 de septiembre, 2022
Comparte

El juez de control del penal Neza-Bordo aplazó de nuevo la audiencia de cierre de instrucción en el caso del feminicidio de Mariana Lima, que estaba programada para este miércoles. 

Irinea Buendía, mamá de Mariana y activista contra los feminicidios, informó que no se presentó a la audiencia el médico patólogo, por lo que el juez citó a las partes para el 28 de septiembre. 

“Ese médico patólogo no hizo ningún dictamen, pero la defensa está en un afán de alargar el proceso y de perder el tiempo. El juez su señoría le está permitiendo que siga pasando el tiempo. Ese médico patólogo solo estuvo en calidad de observador. Al médico que sí hizo dictamen ya se le llamó a comparecer”, dijo a periodistas. 

La mamá de Mariana señaló que la defensa del presunto feminicida utiliza excusas para retrasar el proceso. La audiencia de cierre de instrucción tenía que haberse realizado en abril pasado pero se ha postergado. 

Irinea Buendía

La mujer acusó que así han pasado seis años desde que inició el proceso en el Estado de México, luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) atrajera el caso y ordenara al Poder Judicial mexiquense reabrir la carpeta que en su momento se cerró por suicidio, así como reclasificar el delito a feminicidio. 

En 2010, Mariana fue asesinada presuntamente por su entonces pareja, Julio César, quien era policía judicial del municipio de Chimalhuacán. Al inicio, las autoridades hicieron pasar el asesinato como suicidio; sin embargo, Irinea Buendía, junto con su familia y asesores legales, logró comprobar que su hija falleció por ahorcamiento. El caso lo llevó con los ministros de la SCJN, quienes determinaron que la joven no se suicidó. 

La sentencia de la SCJN marcó un precedente histórico para el caso y para las mujeres víctimas de feminicidio, pues determinó que toda muerte violenta de una mujer debe investigarse con perspectiva de género y con base en estándares internacionales. 

La madre de Mariana señaló en entrevista que el proceso lleva un poco más de seis años, en los que sus abogados han expuesto dictámenes para demostrar que su hija fue asesinada. 

“Mi hija murió con violencia por asfixia mecánica por estrangulamiento. De esa forma es como le demostramos a Julio César que mi hija no se suicidó, sino que él la mató de una manera vil y cobarde”, dijo. 

Añadió que la defensa de Julio César ha solicitado “cosas que ya no tienen razón de ser”. En ese alargamiento del proceso han sustituido a nueve jueces y él ha cambiado de abogados en cuatro ocasiones. 

Se espera que, una vez que se realice la audiencia de cierre de instrucción, se pueda dictar sentencia. Confió en que el fallo sea la pena máxima, pues el caso tiene varias agravantes, como que el expolicía actuó con premeditación, alevosía y ventaja, además de que era funcionario. 

Buendía ha sido reconocida a nivel nacional e internacional por su lucha para acceder a la justicia por el feminicidio de su hija. No obstante, esa búsqueda le ha valido agresiones y amenazas que la obligaron a desplazarse de su hogar y a vivir con medidas de protección. Hace cuatro años, su esposo falleció. 

Protesta

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.