1968: Granaderos intervienen tras pelea estudiantil; usan gas y golpean a alumnos y maestros en la voca 5

La policía ingresó a las instalaciones de la voca 5 y se lanzó contra alumnos, maestros y administrativos.

1968: Granaderos intervienen tras pelea estudiantil; usan gas y golpean a alumnos y maestros en la voca 5
Fotografías de mujeres miembro del movimiento estudiantil de 1968. Cuartoscuro

Nota del editor: A partir de este 23 de julio, Animal Político presentará materiales periodísticos para conocer los hechos, nombres y momentos clave del movimiento estudiantil del 68 que se vivió en México.

La cronología se publicará en tiempo real, a fin de transmitir la intensidad con que se vivieron esos días y se tenga, así, una mejor comprensión de cómo surgió y fue frenado a un precio muy alto el movimiento político social más importante del siglo XX.
 
Queda mucho por saber y entender: 50 años después aún no sabemos por qué una riña estudiantil –como muchas que hubo previamente– detonó la brutal represión del gobierno.
 
Lo que es cierto es que el 68 fue, es mucho más que la masacre del 2 de octubre.
Hubo un contexto que lo explica. Y eso es lo que les presentamos aquí.

 

Ciudad de México, 23 de julio de 1968.- Un grupo de aproximadamente 200 granaderos del batallón número 19 de la policía del DF irrumpió violentamente en la vocacional 5 del Instituto Politécnico Nacional (IPN) ubicada cerca de la Ciudadela, disparó gases lacrimógenos y golpeó a estudiantes y profesores.

La represión se produjo después de que preparatorianos atacaran a alumnos de vocacional en las inmediaciones de la Plaza de la Ciudadela, en respuesta a la pelea a golpes con que terminó un tochito de futbol americano jugado entre ambos bandos el día anterior.

Una vez que concluyó la confrontación entre estudiantes, realizada sin que ninguna autoridad interviniera, los jóvenes regresaban a sus planteles cuando fueron provocados por un grupo de granaderos, que los cercaron y los golpearon. Los alumnos les lanzaron palos y piedras. Perseguidos por la policía, corrieron a refugiarse a las vocacionales ubicadas en las calles Tresguerras y Tolsá.

Eso no fue obstáculo. La policía ingresó a las instalaciones de la voca 5 y la emprendió contra alumnos, maestros y administrativos, que fueron agredidos sin conocer la causa. “No se trataba de imponer el orden, sino de romperlo, de golpear como si se tratara de una venganza personal”.[i]

Un tochito que acaba a golpes, el pretexto  

Todo comenzó el lunes 22, con un tochito de futbol americano como los que que usualmente se juegan en la Plaza de la Ciudadela pero que esta vez no concluyó bien. Los ánimos se caldearon y los roces llegaron a golpes[ii].

En la trifulca participaron miembros de las pandillas de Los Ardillos y Los Ciudadelos, algunos de los cuales son alumnos de las vocacionales 2 y 5 del Politécnico. Los jóvenes de la prepa Isaac Ochoterena, escuela privada incorporada a la UNAM, se llevaron la peor parte.

Los directores de los planteles involucrados –Alberto Covarrubias, vocacional 2; Enrique Palomeque, vocacional 5, y César Palafox, subdirector de la preparatoria Ochoterena– coincidieron en que los pandilleros “indujeron” a los alumnos de las vocacionales a atacar a los de la preparatoria, cuyas instalaciones sufrieron daños.[iii]

Según reportes de la Secretaría de Gobernación, más de 30 vidrios de la fachada quedaron destrozados, así como algunos vehículos.[iv] Además, los participantes en la batalla advirtieron que las cosas no se quedarían así y que la pelea continuaría al día siguiente.

En efecto, la respuesta no se hizo esperar. Este martes, a las 10:15 de la mañana, estudiantes de las preparatorias 2, 4 y 6 de la UNAM se dirigieron a “cobrar la afrenta” a la vocacional 2: apedrearon la fachada de la escuela y golpearon a algunos estudiantes que se encontraban ahí.

Profesores de la vocacional 2 pidieron a los alumnos meterse de nuevo al plantel, según reportaron los agentes de la Dirección General de Investigaciones Políticas y Sociales que dieron seguimiento a los hechos.[v]

Estudiantes de la vocacional 5 contraatacaron, entonces, a los de la prepa Ochoterena. Pero no fueron los únicos. Llegaron también pandilleros de Los Arañas y Los Ciudadelos y porros, entre los que fueron identificados Alfonso Torres Saavedra, El Johnny, y Sergio Romero, El Fish. Su misión fue agravar la riña entre los estudiantes y después con los granaderos.[vi]

A las 10:15 también, pero en otro punto –las calles de General Prim y Bucareli–, un grupo de jóvenes de la vocacional 2 “se apedrearon con granaderos y éstos les dispararon tres granadas de gases” lacrimógenos, según un informe de la PGR.[vii]

Los enfrentamientos se extendían ya a Bucareli, Versalles, Tres Guerras, Abraham González y Lucerna.

El decimonoveno batallón de granaderos de la policía del Departamento Distrito Federal (DDF), al mando del capitán Manuel Robles, acudió en ese momento al lugar.

Sin embargo, “en vez de contener la trifulca”, los agentes del orden permanecieron como simples espectadores, “y cuando los estudiantes regresaron a sus respectivas escuelas porque el conflicto había alcanzado una tregua, dos agrupamientos de granaderos se lanzaron contra los politécnicos”.[viii]

Ya estaban en sus planteles y aun así los granaderos empezaron a provocarlos[ix]. De los gritos y silbidos, los estudiantes pasaron a arrojar palos y piedras contra los agentes de seguridad, quienes respondieron con gases lacrimógenos y garrotazos; enseguida los persiguieron y emboscaron en las calles adyacentes a la Ciudadela.

Tras varias corretizas en las colonias Juárez y Centro, una sección de granaderos llegó a la Vocacional 5 y, haciendo uso excesivo de la fuerza, entró a golpear a alumnos y profesores, lanzó gas lacrimógeno y destruyó mobiliario escolar.

Cerca de 3 mil estudiantes y más de 200 granaderos[x] se involucraron en la batalla campal que duró más de tres horas y tuvo como saldo una docena de golpeados y daños por varios miles de pesos.[xi]

La policía del DDF declaró a la prensa que la intervención se hizo a petición de los propios estudiantes y profesores del IPN, lo que fue negado por los aludidos.

La oficialista Federación Nacional de Estudiantes Técnicos (FNET) convocó a una manifestación de protesta contra la brutalidad policiaca para el 26 de julio, de la Plaza de la Ciudadela al Casco de Santo Tomás.

Con una celeridad poco usual, el DDF otorgó el permiso, aunque en esa fecha se conmemora el aniversario del triunfo de Playa Girón, razón por la cual ya había una marcha convocada –y autorizada– para el mismo día por organizaciones de izquierda y de solidaridad con Cuba.

[i] González de Alba, Luis, Los días y los años, Ed. Era, México, 1971, p. 23.

[ii] Álvarez Garín, Raúl, La estela de Tlatelolco, Ítaca, México, p. 31.

[iii] Gómez Nashiki, Antonio, “1968. Cronología del movimiento estudiantil mexicano”, Nexos, 1 de enero de 1988. Consultado en  https://www.nexos.com.mx/?p=4996

[iv] Castillo García, Gustavo, “El 68, del pleito callejero a la lucha por las libertades democráticas”,

La Jornada, 23 de julio de 2008. Consultado en  http://www.jornada.com.mx/2008/07/23/index.php?section=politica&article=012n1pol

[v] Castillo García, op. cit. p. 24.

[vi] Ídem.

[vii] Ídem.

[viii] Rodríguez Munguía, Jacinto, 1968: Todos los culpables, Ed. Debate, México, p. 23.

[ix] Castillo García, op. cit.

[x] Diego Ortega, Roberto, “1968: El ambiente y los hechos. Una cronología”, Nexos, 1 de septiembre de 1978. Consultado en https://www.nexos.com.mx/?p=3199

[xi] Rodríguez Munguía, op. cit. p. 24.

Close
Comentarios