1968: Granaderos intervienen tras pelea estudiantil; usan gas y golpean a alumnos y maestros en la voca 5
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

1968: Granaderos intervienen tras pelea estudiantil; usan gas y golpean a alumnos y maestros en la voca 5

La policía ingresó a las instalaciones de la voca 5 y se lanzó contra alumnos, maestros y administrativos.
Cuartoscuro
Por Viétnika Batres
23 de julio, 2018
Comparte

Nota del editor: A partir de este 23 de julio, Animal Político presentará materiales periodísticos para conocer los hechos, nombres y momentos clave del movimiento estudiantil del 68 que se vivió en México.

La cronología se publicará en tiempo real, a fin de transmitir la intensidad con que se vivieron esos días y se tenga, así, una mejor comprensión de cómo surgió y fue frenado a un precio muy alto el movimiento político social más importante del siglo XX.
 
Queda mucho por saber y entender: 50 años después aún no sabemos por qué una riña estudiantil –como muchas que hubo previamente– detonó la brutal represión del gobierno.
 
Lo que es cierto es que el 68 fue, es mucho más que la masacre del 2 de octubre.
Hubo un contexto que lo explica. Y eso es lo que les presentamos aquí.

 

Ciudad de México, 23 de julio de 1968.- Un grupo de aproximadamente 200 granaderos del batallón número 19 de la policía del DF irrumpió violentamente en la vocacional 5 del Instituto Politécnico Nacional (IPN) ubicada cerca de la Ciudadela, disparó gases lacrimógenos y golpeó a estudiantes y profesores.

La represión se produjo después de que preparatorianos atacaran a alumnos de vocacional en las inmediaciones de la Plaza de la Ciudadela, en respuesta a la pelea a golpes con que terminó un tochito de futbol americano jugado entre ambos bandos el día anterior.

Una vez que concluyó la confrontación entre estudiantes, realizada sin que ninguna autoridad interviniera, los jóvenes regresaban a sus planteles cuando fueron provocados por un grupo de granaderos, que los cercaron y los golpearon. Los alumnos les lanzaron palos y piedras. Perseguidos por la policía, corrieron a refugiarse a las vocacionales ubicadas en las calles Tresguerras y Tolsá.

Eso no fue obstáculo. La policía ingresó a las instalaciones de la voca 5 y la emprendió contra alumnos, maestros y administrativos, que fueron agredidos sin conocer la causa. “No se trataba de imponer el orden, sino de romperlo, de golpear como si se tratara de una venganza personal”.

Un tochito que acaba a golpes, el pretexto  

Todo comenzó el lunes 22, con un tochito de futbol americano como los que que usualmente se juegan en la Plaza de la Ciudadela pero que esta vez no concluyó bien. Los ánimos se caldearon y los roces llegaron a golpes.

En la trifulca participaron miembros de las pandillas de Los Ardillos y Los Ciudadelos, algunos de los cuales son alumnos de las vocacionales 2 y 5 del Politécnico. Los jóvenes de la prepa Isaac Ochoterena, escuela privada incorporada a la UNAM, se llevaron la peor parte.

Los directores de los planteles involucrados –Alberto Covarrubias, vocacional 2; Enrique Palomeque, vocacional 5, y César Palafox, subdirector de la preparatoria Ochoterena– coincidieron en que los pandilleros “indujeron” a los alumnos de las vocacionales a atacar a los de la preparatoria, cuyas instalaciones sufrieron daños.

Según reportes de la Secretaría de Gobernación, más de 30 vidrios de la fachada quedaron destrozados, así como algunos vehículos. Además, los participantes en la batalla advirtieron que las cosas no se quedarían así y que la pelea continuaría al día siguiente.

En efecto, la respuesta no se hizo esperar. Este martes, a las 10:15 de la mañana, estudiantes de las preparatorias 2, 4 y 6 de la UNAM se dirigieron a “cobrar la afrenta” a la vocacional 2: apedrearon la fachada de la escuela y golpearon a algunos estudiantes que se encontraban ahí.

Profesores de la vocacional 2 pidieron a los alumnos meterse de nuevo al plantel, según reportaron los agentes de la Dirección General de Investigaciones Políticas y Sociales que dieron seguimiento a los hechos.

Estudiantes de la vocacional 5 contraatacaron, entonces, a los de la prepa Ochoterena. Pero no fueron los únicos. Llegaron también pandilleros de Los Arañas y Los Ciudadelos y porros, entre los que fueron identificados Alfonso Torres Saavedra, El Johnny, y Sergio Romero, El Fish. Su misión fue agravar la riña entre los estudiantes y después con los granaderos.

A las 10:15 también, pero en otro punto –las calles de General Prim y Bucareli–, un grupo de jóvenes de la vocacional 2 “se apedrearon con granaderos y éstos les dispararon tres granadas de gases” lacrimógenos, según un informe de la PGR.

Los enfrentamientos se extendían ya a Bucareli, Versalles, Tres Guerras, Abraham González y Lucerna.

El decimonoveno batallón de granaderos de la policía del Departamento Distrito Federal (DDF), al mando del capitán Manuel Robles, acudió en ese momento al lugar.

Sin embargo, “en vez de contener la trifulca”, los agentes del orden permanecieron como simples espectadores, “y cuando los estudiantes regresaron a sus respectivas escuelas porque el conflicto había alcanzado una tregua, dos agrupamientos de granaderos se lanzaron contra los politécnicos”.

Ya estaban en sus planteles y aun así los granaderos empezaron a provocarlos. De los gritos y silbidos, los estudiantes pasaron a arrojar palos y piedras contra los agentes de seguridad, quienes respondieron con gases lacrimógenos y garrotazos; enseguida los persiguieron y emboscaron en las calles adyacentes a la Ciudadela.

Tras varias corretizas en las colonias Juárez y Centro, una sección de granaderos llegó a la Vocacional 5 y, haciendo uso excesivo de la fuerza, entró a golpear a alumnos y profesores, lanzó gas lacrimógeno y destruyó mobiliario escolar.

Cerca de 3 mil estudiantes y más de 200 granaderos se involucraron en la batalla campal que duró más de tres horas y tuvo como saldo una docena de golpeados y daños por varios miles de pesos.

La policía del DDF declaró a la prensa que la intervención se hizo a petición de los propios estudiantes y profesores del IPN, lo que fue negado por los aludidos.

La oficialista Federación Nacional de Estudiantes Técnicos (FNET) convocó a una manifestación de protesta contra la brutalidad policiaca para el 26 de julio, de la Plaza de la Ciudadela al Casco de Santo Tomás.

Con una celeridad poco usual, el DDF otorgó el permiso, aunque en esa fecha se conmemora el aniversario del triunfo de Playa Girón, razón por la cual ya había una marcha convocada –y autorizada– para el mismo día por organizaciones de izquierda y de solidaridad con Cuba.

González de Alba, Luis, Los días y los años, Ed. Era, México, 1971, p. 23.

Álvarez Garín, Raúl, La estela de Tlatelolco, Ítaca, México, p. 31.

Gómez Nashiki, Antonio, “1968. Cronología del movimiento estudiantil mexicano”, Nexos, 1 de enero de 1988. Consultado en  https://www.nexos.com.mx/?p=4996

Castillo García, Gustavo, “El 68, del pleito callejero a la lucha por las libertades democráticas”,

La Jornada, 23 de julio de 2008. Consultado en  http://www.jornada.com.mx/2008/07/23/index.php?section=politica&article=012n1pol

Castillo García, op. cit. p. 24.

Ídem.

Ídem.

Rodríguez Munguía, Jacinto, 1968: Todos los culpables, Ed. Debate, México, p. 23.

Castillo García, op. cit.

Diego Ortega, Roberto, “1968: El ambiente y los hechos. Una cronología”, Nexos, 1 de septiembre de 1978. Consultado en https://www.nexos.com.mx/?p=3199

Rodríguez Munguía, op. cit. p. 24.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Por qué una vacuna que no evita la infección de COVID-19 sigue siendo útil para frenar la pandemia

No se sabe aún si las vacunas contra la COVID solo previenen la enfermedad o también evitan la infección. Pero aún así, son vitales para limitar el alcance de la pandemia.
Getty Images
25 de enero, 2021
Comparte

Las vacunas son una maravilla de la medicina. Pocas intervenciones pueden atribuirse el haber salvado tantas vidas.

Pero quizás te sorprenda saber que no todas las vacunas brindan el mismo nivel de protección. Algunas evitan que contraigas los síntomas de la enfermedad, mientras que otras también evitan que te infectes. Estas últimas inducen lo que se conoce como “inmunidad esterilizante”.

Con la inmunidad esterilizante, el virus ni siquiera puede entrar en el cuerpo porque el sistema inmunológico impide que este penetre en las células y se replique.

Existe una diferencia sutil pero importante entre prevenir la enfermedad y prevenir la infección.

Es posible que una vacuna que “solo” prevenga la enfermedad no te impida transmitirla a otros, incluso si te sientes bien. Pero una vacuna que proporciona inmunidad esterilizante detiene el virus en seco.

En un mundo ideal, todas las vacunas inducirían inmunidad esterilzante. Pero en la realidad, es extremadamente difícil producir vacunas que detengan por completo la infección por un virus.

La mayoría de las vacunas que se utilizan de forma rutinaria en la actualidad no logran esto.

Por ejemplo, las vacunas contra el rotavirus, una causa común de diarrea en los bebés, solo pueden prevenir que la enfermedad se desarrolle de forma grave. Pero aún así, esto ha demostrado ser invaluable para controlar el virus.

Vacuna contra la covid-19

Getty Images
Aún no se sabe si las nuevas vacunas contra la covid-19 inducen en el cuerpo el tipo de inmunidad que evita que el virus penetre en las células y se replique.

En Estados Unidos, ha habido casi un 90% menos de casos de visitas hospitalarias asociadas al rotavirus desde que se introdujo la vacuna en 2006.

Una situación similar ocurre con las actuales vacunas contra el poliovirus, pero hay esperanzas de que este virus se pueda erradicar a nivel mundial.

Incógnita

Se ha demostrado que las primeras vacunas autorizadas contra el SARS-CoV-2 son muy eficaces para reducir la enfermedad.

A pesar de ello, todavía no sabemos si estas vacunas pueden inducir inmunidad esterilizante.

Se espera que los datos sobre esta incógnita (que provendrán de los ensayos clínicos de vacunas en curso) estén disponibles pronto.

Aunque incluso si se induce inicialmente inmunidad esterilizante, esto puede cambiar con el tiempo a medida que disminuye la respuesta inmunitaria y se produce la evolución viral.

Inmunidad a nivel individual

¿Qué significaría la falta de inmunidad esterilizante para aquellos vacunados con las nuevas vacunas contra la covid?

Gente contectada

Getty Images
Las vacunas son fundamentales para evitar la propagación del SARS-CoV-2.

En pocas palabras, significa que si te encuentras con el virus después de haber sido vacunado este puede infectarte, pero tú puedes no tener síntomas.

Esto se debe a que la respuesta inmune inducida por la vacuna no puede detener la replicación de cada una de las partículas virales.

Se necesita un tipo particular de anticuerpo conocido como “anticuerpo neutralizante” para generar inmunidad esterilizante.

Estos anticuerpos bloquean la entrada del virus en las células y evitan toda replicación. Sin embargo, el virus infectante podría tener que ser idéntico al virus de la vacuna para inducir el anticuerpo perfecto.

Afortunadamente, nuestra respuesta inmune a las vacunas involucra muchas células y componentes diferentes del sistema inmunológico.

Incluso si la respuesta de los anticuerpos no es óptima, otros aspectos de la memoria inmunológica pueden activarse cuando el virus invade el cuerpo.

Estos incluyen células T citotóxicas y anticuerpos no neutralizantes. La replicación viral se ralentizará y, en consecuencia, se reducirá la enfermedad.

Esto lo sabemos gracias a años de estudio sobre vacunas contra la influenza. Estas vacunas inducen típicamente protección contra la enfermedad, pero no necesariamente protección contra la infección.

Dibujo en 3D de un coronavirus

Getty Images
El sistema inmunitario tiene muchas otras herramientas además de los anticuerpos neutralizantes para combatir al virus que causa la covid-19.

Esto se debe en gran parte a las diferentes cepas de influenza que circulan, una situación que también puede darse con el SARS-CoV-2.

Es reconfortante observar que las vacunas contra la influenza, a pesar de no poder inducir inmunidad esterilizante, siguen siendo extremadamente valiosas para controlar el virus.

Inmunidad en la población

En ausencia de inmunidad esterilizante, ¿qué efecto podrían tener las vacunas contra el SARS-CoV-2 en la propagación de un virus a través de una población?

Si las infecciones asintomáticas son posibles después de la vacunación, existe la preocupación de que el SARS-CoV-2 simplemente continúe infectando a tantas personas como antes. ¿Es esto posible?

Las personas infectadas asintomáticas suelen producir virus en niveles más bajos.

Aunque no existe una relación perfecta, más virus equivale generalmente a más enfermedad.

Por lo tanto, las personas vacunadas tienen menos probabilidades de transmitir suficiente cantidad de virus como para causar una enfermedad grave.

Esto a su vez significa que las personas infectadas en esta situación transmitirán menos virus a la siguiente persona.

Esto se ha demostrado claramente de forma experimental utilizando una vacuna contra un virus diferente en pollos; cuando solo se vacunó una parte de una parvada, las aves no vacunadas sufrieron una enfermedad más leve y produjeron menos virus.

Por lo tanto, aunque la inmunidad esterilizante sea a menudo el objetivo final del diseño de una vacuna, rara vez se logra.

Afortunadamente, esto no ha impedido que muchas vacunas diferentes reduzcan sustancialmente el número de casos de infecciones por virus en el pasado.

Al reducir los niveles de enfermedad en las personas, también se reduce la propagación del virus a través de las poblaciones, y esto, con suerte, permitirá controlar la pandemia actual.

*Este artículo fue publicado en The Conversation y reproducido aquí bajo la licencia Creative Commons. Haz clic aquí para leer la versión original.

Sarah L Caddy is investigadora clínica en inmunología viral y cirujana veterinaria de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=17IOYOyeNf0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.