#AMLOmanía: ciudadanos cumplen lo que ofrecieron en campaña
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

#AMLOmanía: ciudadanos cumplen lo que ofrecieron en campaña

Cientos de usuarios de Twitter a nivel nacional ofrecieron todo tipo de ayuda si Andrés Manuel López Obrador ganaba las elecciones. Ha llegado la hora de pagar.
Cuartoscuro
Por César Reveles
9 de julio, 2018
Comparte

Durante la campaña y el posterior triunfo de Andrés Manuel López Obrador en la elección presidencial hubo distintas interacciones en redes sociales, pero una en particular destacó por su contenido social: #AMLOmanía.

Esta iniciativa -iniciada en Twitter- consistió en ofrecer un bien a la sociedad en caso de que López Obrador resultara triunfador.

Participaron profesionistas, estudiantes, amas de casa, trabajadores y ciudadanos en general con ofertas muy variadas: desde cursos de computación o idiomas, comida para quien no tuviera y alimento para perros y gatos, hasta abogados para llevar casos de pensión alimentaria y divorcios. Todo gratis y con el objetivo de “construir un mejor país”.

No hacía falta decir por quién votaste, cuál era el partido político de tu predilección o tener interés por la política, el único requisito era que se necesitara la ayuda.

El día de las elecciones llegó y con el triunfo del aspirante de Morena la hora de cumplir lo prometido.

Escuelas rurales de Veracruz “se iluminarán” de nuevo

Para Eduardo Rosales lo importante de la #AMLOmanía era poner su “granito de arena” como ciudadano para generar un cambio positivo en el país. Originario de Veracruz e ingeniero de profesión, Eduardo optó por donar pintura para remozar una escuela rural porque la educación en aquel estado “es un tema olvidado”.

“Surgió la idea tras leer una nota de Animal Político donde informaron que Aurelio Nuño, como secretario de Educación, gastó mil 90 millones de pesos en su imagen publicitaria, y todo porque buscaba la candidatura presidencial. Este señor cometió un crimen ocupando recursos que pudieron haberse usado en actividades dentro de las escuelas públicas”, comenta Eduardo.

Fue el enojo y la esperanza de tener un país mejor lo que motivó a Eduardo ofrecer la pintura necesaria para una escuela.

“Toda mi vida estudié en escuelas públicas, sé de las carencias que tienen. Actualmente soy project manager de una empresa que se dedica a la generación de energías renovables con dos proyectos a mi cargo”.

Eduardo cuenta que eligió la pintura porque es la parte más visible de una escuela, una mejora que a simple vista puede contagiar a más personas a sumarse al apoyo. “Hay quien dice que lo que haga tu mano derecha no lo sepa la izquierda, pero en este caso yo no creo así, hay que presumir lo que haremos para contagiar a más personas y esto se replique en muchos lados”.

Hasta el momento cuatro directoras de escuelas distintas lo han contactado. Un amigo suyo se sumó a la iniciativa, pero esperan donador para las otras dos escuelas.

La primera en ser atendida será la escuela primaria unitaria Cuauhtémoc, ubicada en el municipio de Yanga, en San Miguel el Grande muy cerca de Córdoba.

Eduardo comenta que además de donar, él y su amigo asistirán a las escuelas para pintarlas con ayuda de los padres de familia. Planea iniciar su labor en enero de 2019.

“Lo haremos hasta enero porque queremos que coincida con el cambio de gobierno y se empiece a dar un cambio generalizado de actitud y todo empecemos a jalar parejo”.

Para la maestra Natalia Calvario, directora de la escuela primaria Cuauhtémoc, el primer plantel que se verá beneficiado, la ayuda de Eduardo significa una gran motivación y la esperanza de que el país puede cambiar con la acción de los ciudadanos.

“Me enteré de la iniciativa del ingeniero gracias a una compañera, le escribí para decirle que estaba interesada y de inmediato aceptó. Llevó tres años como directora de esta escuela, es muy pequeña, tenemos 22 alumnos y del gobierno prácticamente no hemos recibido ayuda, por eso esta propuesta es muy importante para nosotros”, relata la maestra.

La fachada no es la única deficiencia de esta primaria, que al ser unitaria cuenta con un solo grupo de alumnos entre 6 y 12 años. Natalia dice que el techo se está cayendo, la cancha de deportes ya no puede utilizarse por las condiciones en las que se encuentra y ya no tienen ni pizarrones.

“Tuvimos que tomar clases en el patio por 4 meses por las condiciones del techo, pero con las lluvias tuvimos que regresar al salón y aunque es muy peligroso solo de esa forma podemos cubrirnos del agua”.

Por ello aunque la directora, y única profesora de esta primaria, agradece la ayuda de Eduardo, espera que la sociedad en general se sume al esfuerzo del ingeniero y puedan apoyarlos con las otras carencias de la escuela.

“Los niños ya saben que nos regalarán la pintura y están muy emocionados. Estas acciones son una gran motivación para todos los mexicanos, para nosotros como integrantes de esta escuela y para los padres de familia. No contamos con la ayuda del gobierno y apoyos como éste nos beneficia y nos motiva”, finaliza Natalia.

100 casos de divorcio y pensión alimenticia

El abogado Norberto Figueroa fue otro de los ciudadanos que se unió a la #AMLOmanía. Ofreció llevar, de manera gratuita, 100 casos de divorcio y/o pensión alimenticia.

“Mi iniciativa surgió por la euforia del momento y la necesidad de un cambio en la sociedad, para que la gente vea que no necesariamente los políticos o abogados se mueven por el dinero, sino también por el ánimo de dar a la sociedad algo de lo mucho que no ha recibido”, expresa.

Con apoyo de otros 6 abogados y tres pasantes, se enfocarán solo en esos casos porque los niños, “sin ser los culpables, padecen la separación de sus padres o en su defecto no gozan del derecho de una pensión alimenticia, pero nuestra principal razón son ellos, los niños”.

Hasta ahora ha recibido alrededor de 15 casos los cuales ya están contemplados pero aún no se ha reunido con ellos. Seguirán recibiendo correos a las direcciones que muestra el tuit durante todo el mes de julio para iniciar con los casos en los primeros días de agosto.

En caso de no completar los 100 casos lo antes posible, planean hacer mayor promoción en las últimas dos semanas de julio a través de redes sociales.

Un abogado puede llegar a cobrar desde 4 mil 500 hasta 15 mil pesos por un divorcio, dependiendo de las condiciones del caso. “Es importante que la gente tenga claro que no tenemos restricción alguna, atenderemos a todos sin importar la situación o estrato social; para todos el servicio será gratuito hasta que se acabe el juicio y se tenga una sentencia firme”.

El abogado comenta que la verdadera intención de la #AMLOmanía, más allá de simpatizar por un partido o candidato, es la de compartir sus conocimientos y capacidades con quien lo necesite.

“Somos varios abogados los que comulgamos con la idea de retribuir a la sociedad sin esperar algo a cambio. El poner tus conocimientos al servicio de la sociedad es una de nuestras obligaciones como seres humanos”, comenta.
Norberto seguirá en la espera de casos y desea que tanto su propuesta como todas aquellas de la iniciativa #AMLOmanía obtengan la mayor difusión posible.
“Ustedes ya están poniendo su granito de arena al hacer este reportaje, se han contagiado de ese amor y cariño por el prójimo. Espero que esto no solo se dé en el ámbito legal sino que se replique en muchas otras áreas. Ojalá que esto sirva para crear una nueva cultura de compartir”.

100 adultos mayores podrán aprender computación

La #AMLOmanía también hizo ruido en el norte del país. En Chihuahua, Tania Molina ofreció 100 cursos de computación para adultos mayores y mantenimiento a computadoras de forma gratuita si Andrés Manuel resultaba ganador.

“Me enteré de la #AMLOmanía en Youtube. Vi que mucha gente se estaba sumando regalando cosas u ofreciendo servicios sin esperar nada a cambio. Eso fue lo que me motivó, el hecho de ver a un México tan unido, y que no fuera por el mundial, me impulsó a ofrecer los 100 cursos”, comenta Tania.

Eligió la computación pues dice que se le facilita mucho, además de que sabe reparar equipos.

¿Y por qué las personas de la tercera edad? Tania argumenta que lo dirigió a este sector porque es el que menos atención tiene y los que menos acercamiento tienen a las nuevas tecnologías.

“Los niños ya vienen con el chip de la tecnología, los jóvenes han crecido con ella, pero a las personas de la tercera edad se les ha dificultado, incluso es muy difícil que alguien quiera ayudarles”, agrega.

Dado que muchas de estas personas no tienen cuenta de Twitter, Tania ofreció los cursos a través de grupos de Facebook, pues cree que esta red social es más popular y hay un uso más común entre los ciudadanos por lo que aquellos que se enteren pueden avisar a los adultos mayores que no tienen acceso a internet.

A unos días de su publicación, Tania ha sido contactada por 5 personas a través de Facebook lo cual atribuye a la falta de difusión. Espera tener a las 100 personas en los próximos días y en caso de que no sea así, está decidida a visitar asilos y allí dar las clases.

“Yo no tengo prisa alguna, pero con aquellos que ya me contactaron quisiera empezar este lunes, estoy decidida a cumplir con lo que dije. La invitación es al público de la tercera edad en general, no importa si no cuentan con computadora, yo puedo prestarles”, comenta.

Durante las próximas semanas estos hombres y mujeres trabajarán para cumplir sus compromisos. Muchos aún están en busca de beneficiarios y otros más a la espera de más personas que quieran unirse para apoyar sus compromisos y al mayor número de personas posibles.

Si quieres saber más sobre esta iniciativa búscala en Twitter con hashtag #AMLOmanía.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Cómo el cubrebocas evita la propagación de la COVID y puede reducir los síntomas

Un nuevo estudio concluyó que usar mascarillas reduce la carga viral a la que estaríamos expuestos y, de contagiarnos, la manifestación de la enfermedad sería más leve o inclusive asintomática.
Getty Images
9 de agosto, 2020
Comparte

El argumento generalizado de parte de las autoridades sanitarias y gobernantes por todo el mundo que recomiendan y/o imponen el uso de mascarillas es que evitan que las personas infectadas propaguen el coronavirus.

Pero un nuevo estudio concluyó, tras examinar varios casos, que usar mascarillas reduce la carga viral a la que estaríamos expuestos y, de contagiarnos, la manifestación de la enfermedad sería más leve o inclusive asintomática.

La investigación realizada en Estados Unidos por los doctores Monica Gandhi y Eric Goosby, de la Universidad de California, y el doctor Chris Beyrer, de la Universidad Johns Hopkins, resalta que la exposición al coronavirus sin consecuencias severas debido al uso de mascarillas podría generar una inmunidad a nivel comunitario y reducir la propagación mientras se desarrolla una vacuna contra el virus.

En vista del rechazo al uso de mascarillas de algunos grupos y personas, el beneficio al individuo (además de a otros) que porta el tapabocas sugerido por el estudio podría ser un incentivo más para su uso y convertirse en un pilar del control de la pandemia.

El estudio fue publicado en la revista especializada Journal of General Internal Medicine.

Un hombre con una mascarilla pasa frente a una valla con la imagen del coronavirus

Getty Images
La mascarilla reduce la posibilidad de tener síntomas severos de covid-19, dicen los investigadores.

El efecto de la carga viral

Los doctores Gandhi, Goosby y Beyrer respaldan su teoría -como la llaman- comparando la evidencia de múltiples situaciones en las que grupos usaron o dejaron de usar mascarillas y la relación que eso tiene con la carga viral y los crecientes índices de infecciones leves o asintomáticas.

La infección asintomática puede ser problemática porque promueve la propagación del virus por personas que están contagiadas sin que lo sepan, pero al mismo tiempo ser asintomático en lugar de estar gravemente enfermo es beneficioso para el individuo, indican.

Además, los índices más altos de infección asintomática conducen a índices más altos de exposición al virus. El exponer a una sociedad a este coronavirus sin las consecuencias de una enfermedad grave podría crear mayores niveles de inmunidad comunitaria, la llamada inmunidad de rebaño.

Los investigadores reconocen que la respuesta inmunológica de anticuerpos y células T a las diferentes manifestaciones de covid-19 todavía está siendo analizada, pero las señales basadas en los datos del desarrollo de esa inmunidad celular, aun con una infección leve, son esperanzadoras.

Evidencia

La perspectiva que los portadores de mascarillas están expuestos a una carga viral menor que resulta en una infección más leve está sustentada en el estudio de tres importantes cúmulos de evidencia: virológica, epidemiológica y ecológica.

Una fila de compradores todos con mascarillas

Getty Images
Hasta ahora, el principal argumento para el uso de las mascarillas es la protección de los otros.

Con respecto a la primera, las mascarillas -dependiendo del diseño y material- filtran la mayoría de las partículas virales, aunque no todas. Desde hace un tiempo se ha propuesto que la exposición de ese bajo nivel de partículas virales probablemente producen una enfermedad que es menos severa.

Los resultados de experimentos realizados en el pasado con humanos expuestos a diferentes volúmenes de virus no letales demostraron síntomas más severos en sujetos que recibieron una carga viral mayor.

Con el nuevo coronavirus la experimentación no es posible ni ética, pero unas pruebas realizadas a hámsteres en las que se simuló el uso de mascarillas separando a los animales con una pared divisoria hecha de una máscara quirúrgica, no sólo demostraron que los hámsteres protegidos fueron menos propensos a la infección, sino que los que, entre esos, se contagiaron de covid-19 manifestaron síntomas leves.

En términos de la evidencia epidemiológica, los doctores indican que los altos índices de mortalidad que se vieron al inicio de la pandemia parecen estar asociados a la intensa exposición a la alta carga viral antes de que se introdujera el uso de mascarillas.

Caso del crucero argentino

Un caso reciente en particular llama la atención: el de un crucero en Argentina donde todos los pasajeros y tripulantes fueron dotados de mascarillas tras detectarse un brote de covid-19.

En ese entorno cerrado, 128 de las 217 personas abordo dieron positivo en la prueba de coronavirus. Sin embargo, la mayoría de los infectados (81%) se mantuvo asintomática.

Un autobús en Taiwán con pasajeros usando mascarillas

Getty Images
Las tasas de mortalidad se han mantenido baja en países que han reabierto sus actividades pero todavía usan mascarillas.

Como evidencia ecológica, la investigación indica que los países y regiones que de por sí acostumbran a usar mascarillas para el control de infecciones, como Japón, Hong Kong, Taiwán, Singapur, Tailandia y Corea del Sur, no han sufrido tanto en cuanto índices de la severidad de la enfermedad y la mortalidad.

Igualmente ha sucedido con los países que aplicaron tempranamente la medida del uso de mascarillas.

Es más, aun cuando los mencionados países registraron un resurgimiento de casos de covid-19 al reanudar la actividad social y económica, las tasas de mortalidad se ha mantenido baja, sustentando la teoría de la carga viral, afirman los autores del estudio.

En conclusión, los doctores alegan que el uso universal de mascarillas durante la pandemia debería ser uno de los fundamentos más importantes en el control de la enfermedad y abogan que esta medida se tome en particular en Estados Unidos, donde las directivas no han sido homogéneas y parte de la población ha reaccionado hasta violentamente contra el uso de mascarillas.

Resaltan que durante la devastadora pandemia de gripe en 1918, los estadounidenses adoptaron sin contratiempos el uso de las mascarillas en público, pero la respuesta a las actuales recomendaciones de los Centros de Control de Enfermedades (CDC) ha sido dispareja.

Una secretaria con mascarilla escribe a máquina en su escritorio en 1918

Getty Images
En 1918, el público estadounidense no tuvo objeción en cumplir con el uso de mascarillas para combatir la pandemia de influenza.

El uso de mascarillas tiene dos ventajas. La primera es proteger a los demás evitando la propagación del virus por una persona infectada. Si esa preocupación por el prójimo no es suficiente, tal vez la segunda ventaja -el beneficio individual- sea una motivación más eficaz.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=9JOee6bCojU

https://www.youtube.com/watch?v=WvEx-abn6yM

https://www.youtube.com/watch?v=gELP0JQrllg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.