Desde el Ángel hasta el Zócalo, simpatizantes celebran el día que ganó la izquierda

“El pueblo de México decidió iniciar la cuarta transformación del país. Triunfó la revolución de las conciencias, no podemos dejar de reconocer que este triunfo pertenece a todos los ciudadanos”, dijo en el Zócalo.

Desde el Ángel hasta el Zócalo, simpatizantes celebran el día que ganó la izquierda

La tercera fue la vencida y ayer por la noche Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se proclamó ganador de las elecciones presidenciales.

A diferencia del 2006, cuando también se dijo victorioso tras una elección muy ajustada que acabó ganando Felipe Calderón, en esta ocasión los 32 puntos de ventaja sobre su contrincante más cercano no dejaron lugar a la controversia, y minutos después de las 23:00 horas de ayer 1 de julio, AMLO se proclamó vencedor de la contienda por la Presidencia.

Los resultados del conteo rápido del Instituto Nacional Electoral (INE), que dieron a López Obrador entre 53 y 53.8% de los votos, fueron aceptados primero por José Antonio Meade, del PRI, y luego por Ricardo Anaya, del PAN. Ambos admitieron el triunfo del tabasqueño. También el presidente Enrique Peña Nieto dijo en un mensaje emitido en cadena nacional que la tendencia favorece claramente a AMLO.

“Este es un día histórico: una mayoría importante de ciudadanos ha decidido iniciar la cuarta transformación de la vida pública de México”, dijo AMLO tras conocerse los primeros resultados del INE, en una conferencia de prensa celebrada antes de la medianoche en un hotel ubicado junto al parque de la Alameda, en el Centro Histórico.

En las inmediaciones del hotel, miles de personas que se acercaron a escuchar el discurso de López Obrador a través de unas pantallas gigantes, partieron rumbo al zócalo capitalino; el punto neurálgico de los festejos, que se extendió por todo Reforma hasta el Ángel de la Independencia.

Foto: Rodrigo Crespo

“Triunfó la revolución de las conciencias”

“Es un honor, luchar con Obrador”, “Sí se pudo”, o “¡Presidente, presidente!”, fueron de las consignas más repetidas por los simpatizantes que colapsaron las largas y angostas calles del centro histórico, como Madero e Izazaga.

En el zócalo, López Obrador se dirigió a los miles de ciudadanos que abarrotaron la explanada. De nuevo, a diferencia de 2006, cuando se autoimpuso la banda presidencial, en esta ocasión AMLO dio un mensaje conciliador, en el que agradeció a quienes lo siguieron y lo apoyaron en estos doce años hasta llegar a la Presidencia de México.

“El pueblo de México decidió iniciar la cuarta transformación del país. Triunfó la revolución de las conciencias y como dijimos al cierre de la campaña, no podemos dejar de reconocer que este triunfo pertenece a todos los ciudadanos”, gritó AMLO, quien estuvo acompañado en el templete por su esposa Beatriz Gutiérrez Müller, y por sus cuatro hijos, entre ellos Andrés Manuel, José Ramón y Gonzalo López Beltrán, quienes ocupan cargos en la estructura de defensa del voto de Morena; el partido que creó su padre en 2012 y que seis años después lo llevó a Los Pinos.

En su discurso, AMLO aseguró que se cumplirán “desde el primer día” todas las promesas de gobierno que realizó en su campaña.

“No los voy a decepcionar –prometió-. Soy muy consciente de mi responsabilidad histórica, y no quiero pasar a la historia como un mal presidente. En este tiempo que queda hasta el 1 de diciembre (cuando toma oficialmente posesión del cargo como presidente), voy a dedicarme a trabajar con los miembros de mi nuevo gabinete para elaborar los proyectos y no perder tiempo, y para que iniciando el gobierno, desde el primer día, empecemos a cumplir los compromisos”.

Foto: Rodrigo Crespo

AMLO adelantó que entre septiembre y noviembre de este año va a hacer de nuevo otra gira por todo el país, pero ahora como presidente electo.

“Aquí no va a haber divorcio –bromeó ya con el semblante más relajado y sonriente que en su conferencia en un hotel-. Nada de que ya ganamos y nosotros a gobernar y ustedes a sus asuntos, a sus quehaceres. No. Este va a ser un gobierno del pueblo y para el pueblo”.

López Obrador también dio a conocer a los responsables de la transición en las carteras de relaciones exteriores, economía y gobierno.

Para la parte económica y financiera, los responsables serán Carlos Urzúa, propuesto para la secretaría de Hacienda, y Carlos Romo, empresario regiomontano que fue uno de sus coordinadores de campaña, y que ahora será el coordinador de la oficina de Presidencia.

Para los asuntos políticos internos, las responsables serán la exministra Olga Sánchez Cordero, quien está propuesta para dirigir la Secretaría de Gobernación, y Tatiana Clouthier, coordinadora y estratega de AMLO, que en la pasada elección se convirtió en uno de los personajes más carismáticos y visibles de la candidatura del tabasqueño.

Foto: Rodrigo Crespo

Y para las relaciones internacionales, los responsables serán Héctor Vasconcelos y otro de los rostros más visibles de la campaña de AMLO, Marcelo Ebrard.

Para finalizar su discurso, un visiblemente emocionado López Obrador repartió abrazos simbólicos desde el templete, para reiterar su ambición de pasar a la historia como un buen presidente para el país.

“Amor con amor se paga. Y así como ustedes me quieren a mí, yo los quiero a ustedes. No les voy a fallar. Vamos a aplicar los principios básicos: no mentir, no robar, y no traicionar al pueblo. ¡Viva México!”.

“A partir de hoy, todo cambia”

Tras el discurso, la fiesta estalló de nuevo en las calles, donde acompañados por batucadas y mariachis, miles de ciudadanos bailaron y agitaron banderas de México mientras al más puro estilo ‘mundialista’ gritaban “oé, oé, AMLO, AMLO” y entonaban el “Cielito Lindo”.

“Hoy estoy aquí porque formo parte de la historia. Este triunfo de López Obrador ha sido un triunfo muy importante para mí, para mi familia y para mi país. A partir de hoy todo cambia, y esta victoria es para conseguir un México mejor”, dijo Mariana Navarro, natural de la ciudad de México.

“Después de luchar tanto tiempo con López Obrador, hoy estamos viviendo un día histórico para México”, opinó por su parte Teresa Thalía, quien dijo que a partir de ahora espera que los jóvenes tengan más oportunidades para estudiar y para encontrar puestos de trabajo bien remunerados.

Foto: Cuartoscuro

Foto: Rodrigo Crespo

Close
Comentarios