Tratan de hacerme ver como un mal ciudadano, por mi ropa y mis tatuajes: acusa joven que ganó diputación en SLP

Tras ser postulado por la coalición Juntos Haremos Historia en el distrito VIII de San Luis Potosí, Carrizales obtuvo el triunfo con más de 24 mil votos, casi el 33 % de la votación. Sin embargo acusa que ha sido discriminado por su apariencia.

Pedro César Carrizales Becerra, el Mijis, ganó una diputación en SLP
Pedro César Carrizales Becerra, el Mijis, ganó una diputación en SLP Facebook Pedro Piedras

En 2015, Pedro César Carrizales Becerra, el Mijis, organizaba a jóvenes para combatir la criminalización de autoridades y policías en su contra. Ahora, tras ganar una diputación local en San Luis Potosí, reitera su intención de mantener esta agenda y sale a defenderse de acusaciones que, asegura, se basan en su apariencia.

Tras ser postulado por la coalición Juntos Haremos Historia (Morena, Partido del Trabajo y Encuentro Social) en el distrito VIII de San Luis Potosí, Carrizales obtuvo el triunfo con más de 24 mil votos, casi el 33 % de la votación, de acuerdo con el Consejo Estatal Electoral y de Participación Ciudadana del  estado (CEEPAC).

Sin embargo, acusa que aún recibe descalificaciones y señalamientos por su pasado como “chico banda”, pese a que desde hace años trabaja con colectivos como el Movimiento Juvenil Popular para fortalecer la participación de jóvenes en la vida pública y combatir la discriminación.

“Están circulando en Internet unas fotos mías donde tratan hacerme ver como un ciudadano malo, todo por mi forma de vestir o mis tatuajes (…) si llegué hasta aquí es porque me cansé de ver como por ser un chico banda y la ciudadanía discrimina a estos jóvenes!”, publicó en su página de Facebook tras las críticas.

Carrizales asegura que se ha preparado para representar a los habitantes de la capital del estado y agradeció el apoyo que ha recibido para ganar el puesto en la urnas.

En marzo de 2015, el Mijs y otros cinco compañeros recorrieron miles de kilómetros en bicicleta para entregar a los congresos estatales, así como al federal una lista de peticiones que buscara integrar de mejor manera a jóvenes excluidos en el país.  


El recorrido se llamó Un Grito de Existencia, y surgió con el propósito de visibilizar a este grupo de jóvenes, quienes denunciaban discriminación por su ropa, sus tatuajes, por la zona en donde viven y por la violencia que se ha apoderado de los barrios donde crecieron y trabajan. Ahora ya tendrán un representante en Congreso de San Luis Potosí.

Close
Comentarios