Depósitos ilegales y reparto de millones en efectivo: así violó la ley el fideicomiso para damnificados de Morena
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro/Archivo.

Depósitos ilegales y reparto de millones en efectivo: así violó la ley el fideicomiso para damnificados de Morena

El INE impuso una multa millonaria a Morena por ingresos de origen desconocido en el fideicomiso para damnificados del sismo. El partido recurrirá al Tribunal Electoral por considerarla injusta.
Cuartoscuro/Archivo.
19 de julio, 2018
Comparte

El fideicomiso Por los demás, creado por legisladores, militantes y simpatizantes del partido Morena para donar dinero a damnificados por los sismos de septiembre pasado, recibió aportaciones de origen desconocido por más de 40 millones de pesos en efectivo, violando la ley electoral y las normas del propio contrato del Fideicomiso.

El dinero del fideicomiso sirvió como un mecanismo de financiamiento paralelo y opaco para Morena, de acuerdo a una investigación realizada por el INE, que también determinó que hubo triangulación de recursos procedentes de empresas y particulares.

El origen de estos recursos no está claro pues se depositaron en efectivo, a través de cheques de caja y por transferencias bancarias y SPEI.

El dinero, posteriormente, fue sacado del fideicomiso y repartido en efectivo entre operadores de Morena, quienes viajaron por el país con el recurso para repartir “en mano” millones de pesos a los damnificados que elegían a partir de un padrón elaborado por los integrantes del partido.

Ante estas operaciones, la Unidad Técnica de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE) ratificó ayer una multa por 197 millones de pesos a Morena por un “intento de fraude” a las reglas electorales.

El instituto electoral determinó que, aunque no hay pruebas de que dinero del fideicomiso haya sido desviado para campañas de Morena, el partido no reportó el gasto del recurso, ni la procedencia del mismo. “El INE acreditó la constitución de un fideicomiso que fue utilizado como un mecanismo de financiamiento paralelo y opaco en favor de Morena”, concluyó Ciro Murayama, consejero electoral.

Morena, por su parte, ya anunció que recurrirá ante el Tribunal Electoral por considerarla injusta, debido a que, aseguran, se trata de un fideicomiso con recursos privados y no públicos, a pesar de que en un inicio la promesa del líder del partido, Andrés Manuel López Obrador, fue donar la mitad de las prerrogativas que el INE le entregaría al partido para su campaña; cosa que finalmente no hizo.

Asimismo, el comité directivo del fideicomiso rechazó que hayan cometido irregularidades en el ingreso y en la entrega de dinero a los damnificados.

Contrato del fideicomiso solo permite cheques y transferencias

Una semana después del sismo del 19 de septiembre, que dejó 369 víctimas mortales y 12 millones de afectados en 400 municipios de 10 estados del centro y sur del país, el dinero en efectivo comenzó a ingresar en el fideicomiso Por los demás; un plan propuesto por Andrés Manuel López Obrador, en ese entonces líder de Morena y hoy virtual presidente electo, para ayudar a los damnificados con la donación de más de 78 millones de pesos que se distribuirían en pagos únicos de 2 mil 400 pesos por afectado.

Pero aunque el objeto planteado del fideicomiso es loable, coincidieron ayer los consejeros del INE en la reunión del consejo general, el comité de fiscalización encontró irregularidades.

De acuerdo con la investigación de la Unidad Técnica de Fiscalización del INE, el fideicomiso propuesto por AMLO recibió, entre el 26 de septiembre de 2017 y el 31 de mayo de 2018, un total de 78 millones 818 mil pesos, de los cuales 44 millones 407 mil pesos fueron depositados en efectivo.

Ciro Murayama, consejero del INE, denunció que esos más de 44 millones depositados en metálico debieron haber sido rechazados por el comité directivo del fideicomiso por tres motivos.

El primero, dijo, porque al ser depósitos en efectivo, no es posible saber la procedencia del dinero, por lo que no se tiene la certeza de que sean recursos lícitos.

El segundo, porque esos depósitos en efectivo violan la ley electoral de financiamiento de partidos políticos.

Y tercero, porque incluso el contrato del fideicomiso subraya que solo puede recibir aportaciones a través de transferencias electrónicas y cheques.

Y en efecto, de acuerdo con el contrato de la banca Afirme número 73803 cuya copia tiene en su poder Animal Político, queda estipulado que, para evitar la entrada de dinero de procedencia ilícita, no están permitidas las aportaciones en efectivo, ni en especie.

“Los fideicomitentes expresamente acuerdan que no estará permitido aportar al presente Fideicomiso bienes muebles, inmuebles o derechos, estando permitido únicamente la aportación de recursos mediante transferencias electrónicas y cheques”, señala la cláusula cuarta, inciso dos, relativa al ‘Patrimonio del Fideicomiso’.

Depósitos por más de 1 millón en efectivo, en solo 20 minutos

A pesar de lo anterior, en tan solo siete días, entre el 26 y el 29 de diciembre de 2017, y los días 23, 27 y 28 de marzo de este año, se realizaron depósitos en efectivo por 19 millones 736 mil pesos, cifra que representa el 44% de la totalidad de los recursos en efectivo que se recibieron en el fideicomiso.

Los movimientos de dinero se concentraron en 16 sucursales del Banco Afirme, entre éstas las de Insurgentes, Izazaga, Pericoapa, e Iztapalapa, en la Ciudad de México; y Tlalnepantla, y Toluca, en el Estado de México.

“Las aportaciones en efectivo que ingresaron al fideicomiso, además, se realizaron bajo un patrón atípico y poco convencional que presumen un modus operandi en el que un grupo pequeño de personas realizan las operaciones bancarias de forma secuencial y con diferencia mínima de segundos”, expuso Murayama.

El comité de fiscalización, incluso, utilizó los videos de seguridad proporcionados por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, para documentar que en la sucursal San Ángel de Banca Afirme, el día 28 de diciembre de 2017, seis personas realizaron 28 operaciones consecutivas y con depósitos de 50 mil pesos, para entregar a dos cajeros recursos por 1.4 millones de pesos en un lapso de 20 minutos.

Asimismo, en tan solo cuatro días –del 26 al 29 de diciembre de 2017-, ingresaron a las cuentas del fideicomiso otros 12.9 millones de pesos, en montos en metálico que iban desde los 25 mil pesos hasta los 200 mil.

Ante esta contradicción de lo que estipula el contrato del fideicomiso sobre recibir únicamente recursos por cheques y transferencias, y lo que documentó el INE de ingresos millonarios en efectivo, Animal Político buscó ayer a un integrante del comité directivo del fideicomiso, quien aceptó la entrevista, pero pidió omitir su nombre.

Cuestionado sobre los depósitos, éste señaló que en el contrato no hay una prohibición expresa de recibir depósitos en metálico, y que en el citado apartado de ‘Declaraciones’ se habla también de “recursos líquidos”.

“El contrato lo prohíbe y no (el dinero en efectivo) –expuso-. Hay una ambigüedad delibrada por la razón de que teníamos una situación de emergencia, una premura, con los damnificados. Se agregó ese término porque vimos absurdo cerrarnos la puerta de manejar efectivo, dada la situación crítica de los damnificados”.

“Además –añadió-, había poca gente que pudiera hacer transferencias electrónicas a Banco Afirme, no todos estaban en esa posibilidad. Y por eso también se aceptaron los depósitos en efectivo”.

Operadores de Morena viajaban con millones en efectivo

Otra irregularidad que detectó el INE, es que el fideicomiso de integrantes de Morena también sacó millones en efectivo que repartió entre integrantes del propio partido, a pesar de que el objeto de la propuesta de López Obrador era beneficiar a los damnificados.

Entre el 26 de septiembre de 2017 y el 31 de mayo de 2018, se retiraron del fideicomiso 64 millones 481 mil pesos en 169 cheques de caja que después se convirtieron en dinero en efectivo.

El INE detectó que 70 personas recibieron esos cheques. Y de éstas, 56 tienen relación directa con Morena. Por ejemplo, 12 de ellas participan en algún órgano directivo del partido; 39 están en su nómina, y 9 fueron candidatos en el proceso electoral 2017-2018 propuestos por Morena.

Animal Político también cuestionó al fideicomiso por esta situación. El integrante del comité admitió que, en efecto, el dinero se sacó en cheques y posteriormente se convirtió en dinero metálico (efectivo).Sin embargo, recalcó, que el recurso no terminó en los bolsillos de los integrantes de Morena para financiar campañas, sino que estos fueron los encargados de repartir “en mano” más de 78 millones de pesos a 27 mil damnificados que eligieron tras realizar recorridos por las zonas afectadas por los temblores.

“Los integrantes de Morena, entre dirigentes y simpatizantes, tenían la tarea de recoger el dinero en efectivo y repartirlo”, dijo el miembro del fideicomiso, que agregó que esos integrantes fueron apoyados para repartir el dinero en cada una de las zonas afectadas por “gente de confianza”, como “activistas, amigos, o hasta por la mamá”.

-¿Pero, por qué se les daba el dinero en efectivo? –se le cuestionó.

-Porque no le puedes hacer una transferencia electrónica al campesino de Huajuapan de León, en Oaxaca, a quien se le cayó la casa encima –argumentó-. O a la señora de la comunidad de Chiapas, que no tiene ni cuenta de banco. O a la señora que no tiene tarjeta de débito, o que se le quedó entre los escombros. Por eso tienes que dar dinero en mano.

-El INE dice que se sacaron 64 millones en metálico. ¿Por qué tanto dinero?

-Porque en el lugar donde vive la gente afectada no hay Banca Afirme, y ni modo que les digas que vengan a la ciudad de México a cobrar un cheque por 2 mil 400 pesos. Entonces, por eso había que retirar cantidades importantes de dinero para mandarlas a estos lugares en efectivo.

-¿Cómo eligieron a las personas para repartir esos millones en ayuda?

-A nuestra gente de confianza en cada lugar se le dijo: oye, tienes que repartir 2 millones 400 mil pesos en 100 apoyos para tal sitio. Y esa gente dijo: bueno, los voy a repartir, y distribuyó la tarea para repartir la ayuda yendo a 100 domicilios. Asumieron un riesgo.

Sobre este punto, se cuestiona al integrante del comité directivo del fideicomiso qué hubiera sucedido si, como pasó en la Ciudad de México el pasado 25 de junio, cuando la policía detuvo a dos personas que transportaban 20 millones de pesos en efectivo que tenían como destino la sede del PRI en la capital, la policía también hubiera detenido a alguien de de Morena transportando el dinero en metálico del fideicomiso.

-Por supuesto, es un problema –admitió-. Pero la gente que repartió el dinero traía en mano el padrón de las solicitudes de apoyo, que es el destino del recurso. Es decir, cada solicitud del apoyo de 2 mil 400 pesos venía acompañada con la foto y con la credencial y firma del beneficiario. Estaba todo documentado.

Por último, sobre la multa del INE, el integrante del fideicomiso insistió en los argumentos expuestos por Horacio Duarte, el representante de Morena ante el órgano electoral, al apuntar que el fideicomiso fue integrado por “morenistas’, pero a título privado y con recursos privados. Por lo que el partido no tendría ninguna responsabilidad.

“Este no es un fideicomiso de Morena, sino de particulares. Y por tanto, el INE no tiene nada que ver con esto porque no tiene la facultad para investigar actividades de particulares”, subrayó el integrante del fideicomiso, quien concluyó asegurando que ya dieron a Hacienda las actas de entrega-recepción que tienen en su poder, y que mostraron a Animal Plítico, las cuales comprobarían que los apoyos llegaron a los damnificados.

Por su parte, la Unidad Técnica de Fiscalización del INE insistió en que el fideicomiso no es ajeno a Morena, ya que de los 58 fideicomitentes que aportaron dinero, 47 son diputados y tres senadores por el partido de López Obrador. Incluso, señala la investigación, el domicilio fiscal del fideicomiso es el mismo que el de la sede de Morena en la ciudad de México.

Tras la imposición de la multa, el INE también dio vista a otras instituciones, como la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales (FEPADE), el Servicio de Administración Tributaria (SAT), y la Procuraduría General de la República (PGR), para que investiguen la existencia de posibles delitos en el fideicomiso de integrantes de Morena.

Este es el contrato del fideicomiso.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Tokio: Por qué los Juegos Olímpicos dejarán ‘enormes’ pérdidas económicas para Japón

Las proyecciones iniciales sobre el costo de albergar el evento fueron ampliamente superadas. Varios economistas consideran que los Juegos se han convertido en un "mal negocio".
2 de agosto, 2021
Comparte
Protestas en Tokio

Getty Images
Dos tercios de la población japonesa se oponen a los Juegos Olímpicos en Tokio.

Estadios vacíos, hoteles y restaurantes sin turistas extranjeros y negocios con pocos clientes.

La decepción de quienes habían hecho grandes inversiones a la espera de un boom comercial gatillado por los Juegos Olímpicos ha sido brutal.

Es que el evento en Tokio, que fue pospuesto el año pasado por la pandemia de covid-19, se está desarrollando sin público y en una ciudad en estado de emergencia por la crisis sanitaria.

Pese a las persistentes protestas contra la celebración de los Juegos y a que de dos tercios de la población japonesa se oponen a ellos por temor a que se conviertan en un evento “superpropagador” de la pandemia, las competiciones siguen adelante.

No sin polémica. Uno de los grandes auspiciadores del evento, la automotriz Toyota, anunció hace unos días que no utilizará avisos comerciales conectados con los Olímpicos de Tokio por la preocupación que existe en el país en relación con la pandemia.

Y algunos líderes empresariales en Japón como Takeshi Niinami, director ejecutivo de la empresa Suntory, declaró que los Juegos Olímpicos están perdiendo su valor comercial y que su firma decidió no ser parte de los patrocinadores por considerarlos “demasiado caros”.

Algo que ya habían advertido expertos del mundo financiero como Takahide Kiuchi, economista del Instituto de Investigación Nomura, quien escribió en un informe que “gran parte del beneficio económico esperado de los Juegos de Tokio desapareció en marzo, cuando se decidió prohibir a los espectadores extranjeros viajar a Japón”.

“Hubiera sido mejor no tenerlos”, declaró Suehiro Toru del banco de inversión Daiwa Securities, pese a los costos que habría supuesto suspenderlos.

La perspectiva comercial es sombría, aunque no solo por los estragos que ha causado la pandemia.

Un “mal negocio”

Desde hace años varios economistas han publicado investigaciones para demostrar que los Olímpicos son un “mal negocio” para la ciudad -y el país- que los alberga.

Los argumentos que más se repiten son que, en lugar de consumo, turismo y prestigio, el evento deja una millonaria deuda y obras de infraestructura que terminan convertidas en “elefantes blancos” completamente inútiles.

Negocio callejero en Tokio

Getty Images
Desde pequeños negocios hasta las grandes cadenas de hoteles han sufrido el impacto de unos Juegos sin público.

“Las pérdidas serán enormes”, le dice a BBC Mundo Robert Baade, profesor de Economía de la Universidad Lake Forest en Estados Unidos y expresidente de la Asociación Internacional de Economistas del Deporte.

Aunque es difícil poner en cifras la verdadera magnitud de las pérdidas económicas para Japón, porque los cálculos operan sobre la base de valores estimados en relación a lo que habrían sido las “ganancias” generadas por el evento en otras circunstancias, el economista dice que, de todos modos, es posible hacer una proyección.

Desde su perspectiva, las pérdidas pueden ser de unos US$15.000 millones.

Lo que se sabe a ciencia cierta es que se han esfumado unos US$800 millones por la venta de entradas. Pero el asunto se torna más complejo cuando hay que estimar cuánto ha perdido el sector turístico y todos los negocios asociados a él, además de otros sectores que confiaban en un renacer económico gracias a los Juegos.

Qué dice el gobierno

El evento se ha convertido en todo un desafío para la nación del sol naciente, que “cuando ganó esta oportunidad esperaba que le sirviera para demostrar su renacer tras la triple crisis de 2011 y su vuelta a la primera línea mundial, con un ojo puesto en Pekín, que acogerá los siguientes, los de invierno en 2022”, explica Tamara Gil, enviada especial de BBC Mundo a Tokio.

En medio de la vorágine, el gobierno de Japón ha salido a tratar de calmar las aguas.

El primer ministro Yoshihide Suga

Getty Images
El primer ministro de Japón, Yoshihide Suga, declaró el estado de emergencia por la pandemia de covid-19.

El primer ministro Yoshihide Suga ha dicho que está seguro de que las medidas para mantener al público alejado del evento evitarán una escalada de la pandemia y que el país aún se beneficiará de una enorme audiencia televisiva mundial.

“Decidí que los Juegos Olímpicos pueden seguir adelante sin comprometer la seguridad del pueblo japonés”, dijo Suga en una entrevista.

“Lo más simple y lo más fácil es detenerlos”, agregó. Pero “el trabajo del gobierno es abordar los desafíos”.

Suga no está en una posición cómoda, considerando que su nivel de aprobación ha bajado y que enfrentará elecciones hacia fines de este año.

Por otro lado, la apuesta por convertirse en país sede del evento fue hecha hace casi una década por su predecesor, Shinzo Abe, un aliado político de Suga, que heredó este gran desafío.

El problema es que cada vez hay menos interés por parte de los gobiernos para albergar el evento, precisamente porque se han puesto en duda los beneficios que genera.

Los únicos interesados en responder al último llamado para organizar los Juegos posteriores a Tokio fueron Pekín y Almaty (Kazajastán). La apuesta la ganó China.

¿Qué tan costosos han resultado estos Olímpicos?

Como suele ocurrir con los Juegos Olímpicos, el presupuesto previsto para el evento terminó escalando más allá de las previsiones iniciales.

En 2013, el costo del evento fue calculado oficialmente en US$7.300 millones. A fines de 2019 subió a US$12.600 millones y más tarde a US$15.400 millones.

Posteriormente, la Junta Nacional de Auditoría de Japón informó que el costo final se acerca a los US$22.000 millones.

Y luego los medios locales Nikkei y Asahai hicieron sus propias investigaciones situando la cifra en US$28.000 millones.

El costo de los Juegos Olímpicos de Tokio. [ US$22.000 millones Costo estimado del evento según la Junta Nacional de Auditoría de Japón. ] [ US$7.300 millones Estimación oficial del costo del evento en 2013 ], Source: Fuente: BBC Mundo, Image:

A final de cuentas, sea cual sea el cálculo que se considere más preciso, no cabe duda de que las proyecciones iniciales quedaron ampliamente superadas, algo que ha sido una constante durante los últimos años.

“La historia muestra que los Juegos Olímpicos terminan generando pérdidas para los países que se convierten en sede”, explica Baade. “Lo que está ocurriendo en Japón venía desde mucho antes de la pandemia”.

Las firmas patrocinadoras japonesas que aportaron unos US$3.300 millones están preocupadas por la manera en que ha evolucionado esta saga.

Y las pérdidas, dicen expertos, podrían aumentar si finalmente los Juegos terminan siendo el “evento superpropagador” que algunos temen.

“Eso sería un desastre que se sumaría a las pérdidas actuales”, apunta Baade. “Crucemos los dedos para que eso no ocurra”.

¿Quién pierde más?

Según Victor Matheson, profesor de Economía de la Universidad de la Santa Cruz en Massachusetts, Estados Unidos, el costo -no oficial- de los Juegos Olímpicos podría haber llegado a los US$25.000 millones, incluso antes de los gastos adicionales que ha provocado la contención de la pandemia.

Como contraparte, los millonarios ingresos por concepto de entradas, patrocinadores o turismo para Japón, han caído dramáticamente, le dice Matheson a BBC Mundo.

Pero los que no han sufrido un gran impacto financiero, argumenta, son los organizadores del Comité Olímpico Internacional (COI).

“Los ingresos del COI permanecen intactos mientras los juegos continúen siendo televisados”, señala.

“Todavía hay una oportunidad importante”

Varias de las más de 60 empresas que invirtieron en el evento han mostrado su preocupación por la rentabilidad de sus fondos.

“Esta no es una situación ideal”, reconoció Michael Payne, exjefe de marketing del Comité Olímpico Internacional en una entrevista.

El Estadio Internacional de Yokohama

Getty Images
El Estadio Internacional de Yokohama será la sede de la final del fútbol olímpico.

Sin embargo, su pronóstico aún mantiene un cierto nivel de esperanza.

Las empresas aún podrían quedar “gratamente sorprendidas por el potencial beneficio que dejará el legado de estos juegos tan difíciles”.

“Todavía hay una oportunidad importante”, agregó.

Una solución radical

Andrew Zimbalist, quien ha publicado tres libros sobre la economía de los Juegos Olímpicos, ha criticado los beneficios que deja el evento en las ciudades que lo albergan.

Y en el caso de Tokio, sostiene que el gobierno ha gastado unos US$35.000 millones, la cifra más alta que se ha puesto sobre la mesa.

GHF

Getty Images
Andrew Zimbalist propone que la misma ciudad sea sede de los Juegos cada dos años

Su postura es que las gigantescas inversiones en infraestructura que se hacen para acoger el evento -como construcción de estadios, villas olímpicas o renovación de las instalaciones existentes- suelen terminar beneficiando a las empresas constructoras, más que a la economía local.

En una entrevista con el diario The New York Times, Zimbalist propuso que si viviéramos en un mundo racional, “tendríamos la misma ciudad sede de los Juegos cada dos años”. No hay razón para reconstruir obras cada cuatro años, apuntó. “No tiene sentido para las ciudades”.

“Cuando se crearon los Juegos Olímpicos modernos en 1896, no teníamos telecomunicaciones internacionales ni viajes internacionales en aviones. Entonces, para que el mundo participara y disfrutara de los Juegos Olímpicos, tenía que moverse. Ya no tenemos que hacer eso”, propuso el investigador.

Una propuesta que hasta ahora no parece haber ganado adeptos, al menos en el debate público, pero que después de los Juegos de Tokio y con los efectos que ha causado la pandemia de covid-19 en el mundo, quizás podría comenzar a debatirse.


#BBCMundoenTokio

BBC

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=X1iCOu0nViw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.