Francia campeón de Rusia 2018 al vencer a Croacia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images

Francia campeón de Rusia 2018 al vencer a Croacia

Antoine Griezmann y Kylian Mbappé comandaron a Francia para imponerse en la final de Rusia 2018 ante Croacia, con un marcador de 4-2.
Getty Images
Por BBC Mundo
15 de julio, 2018
Comparte

Francia se coronó campeón del Mundial de Rusia 2018 al vencer de forma contundente, efectiva y con polémica a una Croacia que luchó todo el partido, pero se quedó a las puertas de la gloria.

Es la segunda estrella que suma Francia en su historia tras la ganada hace 20 años en el Mundial que ellos organizaron en 1998.

El equipo dirigido por Didier Deschamps, campeón como jugador en 1998 y ahora como entrenador, se benefició del primer autogol de la historia de las finales, anotado por Mario Mandzukic en el minuto 18.

Hasta se momento había sido Croacia la que llevó la iniciativa, controló el balón y tuvo las ocasiones de peligro, pero una falta señalada por el árbitro argentino Nestor Pitana sobre Antoine Griezmann, que no pareció ser, propició el tanto del delantero croata en su propia puerta.

Croacia no bajó los brazos y siguió atacando, siendo recompensada cuando Ivan Perisic igualó las acciones con un potente zurdazo, cruzado, que superó a Hugo Lloris en el minuto 28.

Pero la efectividad francesa volvió a aparecer 10 minutos después en la jugada polémica del partido, cuando en un tiro de esquina a favor de Francia el balón tocó en la mano de Perisic y el árbitro argentino señaló la pena máxima tras varios minutos analizando la jugada con el VAR.

Antoine Griezmann transformó el penalti para darle la ventaja a Francia antes del descanso con el único disparo a puerta que registró el equipo galo en la primera parte.

Croacia salió a buscar el empate en el segundo tiempo mientras Francia se mantuvo a la espera, siempre peligrosa al contragolpe.

Fue así que llegaron los goles de la sentencia, primero de Paul Pogba y luego de Kylian Mbappé.

El mediocampista del Manchester United inició y finalizó una jugada con un soberbio disparo desde el borde del área, mientras el delantero de 19 años se convirtió en el segundo jugador juvenil en anotar en una final de un Mundial después que Pelé lo hiciera en 1958.

El partido se detuvo unos minutos cuando cuatro personas invadieron la cancha entrando por detrás de la portería francesa.

Cuando todo parecía perdido, Mandzukic aprovechó un garrafal error de Lloris para descontar y reanimar la ilusión croata en el minuto 69.

Pero agotados por el esfuerzo físico y mental de las últimas semanas se fue quedando sin fuerzas en los minutos finales.

Francia llegó a Rusia a conquistar el Mundial, lo hizo siendo conservador de principio a fin, apostando por la calidad de su constelación de estrellas y la velocidad de la más brillante de todas, Kylian Mbappé.

BBC

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Corte invalida prisión automática para contrabando, defraudación fiscal y uso de facturas falsas

Por mayoría calificada, la Corte invalidó las reformas que otorgaban prisión preventiva oficiosa por ir contra los derechos humanos.
Cuartoscuro
25 de octubre, 2021
Comparte

El pleno de la Corte invalidó, por mayoría de 8 votos, la prisión preventiva oficiosa para los delitos de contrabando, defraudación fiscal y uso de facturas falsas.

El ministro presidente, Arturo Zaldívar, que fue uno de los que votó a favor por la invalidación, advirtió que la prisión preventiva oficiosa viola derechos humanos. Aseguró que es “inconvencional” y no es posible estar ampliando delitos que la ameritan aún cuando se considere que ponen en peligro la seguridad nacional.

“No se puede estar ampliando simplemente el catálogo de delitos que merecen prisión preventiva oficiosa. No se trata de no acatar la constitución sino de tomarnos en serio los derechos humanos que son parte del artículo primero constitucional. 

“La Corte Interamericana de Derechos Humanos ha sostenido que ni las características o apariencia del sujeto ni la gravedad del delito que se le imputa son suficientes para una prisión preventiva. El peligro procesal no puede presumirse. Tiene que justificarse”, señaló durante la sesión del pleno de este lunes.

El asunto llegó a la Corte luego que senadores de oposición y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) interpusieran una acción de inconstitucionalidad demandando la invalidez de las reformas al artículo 5, fracción XIII de la Ley de Seguridad Nacional; el artículo 167 párrafo séptimo, fracciones I, II y III del Código Nacional de Procedimientos Penales, y el Artículo 113 Bis del Código Fiscal de la Federación.

Con estos cambios, que ya había sido publicados en el Diario Oficial de la Federación el 8 de noviembre de 2019, el contrabando, la defraudación fiscal y la expedición, venta, enajenación, compra o adquisición de comprobantes fiscales que amparen operaciones inexistentes, falsas o actos jurídicos simulados ameritaban prisión preventiva oficiosa.

Desde 2019, el Congreso había aprobado modificaciones legales, promovidas por el gobierno del presidente López Obrador, para que se pudiera encarcelar de manera automática a las personas que fueran vinculadas a proceso por delitos relacionados con contrabando, defraudación fiscal y uso de facturas en operaciones simuladas (empresas fantasma).

Lo anterior bajo el argumento de que eran delitos que a partir de cierta cuantía afectaban la seguridad nacional, pues causaban daños importantes a la Hacienda Pública, e implicaban en muchos casos la participación de grandes redes delictivas.

En su intervención el ministro Zaldívar se sumó a la idea de que detrás de estos delitos podrían existir situaciones incluso de delincuencia organizada que atentan contra la seguridad nacional. Sin embargo, dijo esa mera presunción no justifica la imposición de prisiones preventivas automáticas.

El presidente de la Corte subrayó que los jueces tienen la libertad de dictar una prisión preventiva, pero ello debe justificarse en cada caso en específico y no convertirse en una regla. Insistió en que a lo largo de los años ha sido consistente en que validar este tipo de figuras atenta contra los derechos humanos, situación que debe privilegiarse de acuerdo con el artículo 1ro de la Constitución.

El ministro Alberto Pérez Dayán, quien también votó en contra de validar la ampliación de la prisión automática, recordó que una persona vinculada a proceso no es un delincuente. Se trata, en todo caso, de una persona que se presume que cometió un delito, pero al cual no se le ha probado y tiene el derecho a defenderse.

Incluso, en el actual sistema penal, la investigación por la cual se le vincula a proceso a una persona no está ni concluida. En ese sentido, recluirla en prisión coartando con ello la presunción de inocencia y su libertad, solo debería limitarse para situaciones extremadamente excepcionales, y donde se justifique y pruebe que hay riesgo para las víctimas, las pruebas o el proceso.

“Con este tipo de modificaciones estamos en el riesgo de caer en un sistema penal huraño. Vamos en una dirección de convertir la prisión preventiva básicamente en un instrumento de castigo predeterminado … como si fuera un anticipo de la pena. Como si fuera la regla y no la excepción”, señaló el ministro.

Por su parte, la ministra Noma Piña Hernández concluyó que el Congreso no puede estar realizando modificaciones legales para seguir ampliando un catálogo de delitos de prisión preventiva automática que ya está delimitado en el artículo 19 de la Constitución. “En todo caso su margen debe constreñirse a detallar pero no ampliar los supuestos en que dicha prisión procede”.

Piña recordó que la prisión preventiva es una medida cautelar (preventiva) que debe operar cuando el Ministerio Público logre justificar su imposición.

Los que votaron a favor de la prisión automática

Solo tres de los 11 magistrados se manifestaron a favor de que mantener la prisión preventiva oficiosa para los delitos de contrabando, defraudación fiscal y uso de facturas falsas: el ministro José Franco (que elaboró el proyecto desechado), y las ministras Yasmín Esquivel y Margarita Ríos Farjat (extitular del SAT).

Los tres ministros consideraron, por distintas razones, que los delitos antes mencionados sí eran conductas que a partir de cierto parámetro ponen en riesgo la seguridad nacional. Se advirtió, por ejemplo, que la defraudación fiscal es una conducta delictiva que ha dejado graves daños al erario en los últimos años.

La ministra Ríos Farjat, en específico, destacó que detrás de este tipo de ilícitos y en especial del uso de facturas falsas hay “enormes redes de corrupción” que se “han ido deslizando por el subsuelo”. Dijo que las personas involucradas en este tipo de hechos cuentan, casi siempre, con el respaldo y poder de amplias redes criminales que sí representan un riesgo para la integridad de un proceso.

“Creo que sí hay una necesidad de cautela en estos casos, No se trata solo de delitos que atenten contra la seguridad pública. Me parece que la defraudación, el contrabando y el uso de facturas falsas con los montos previstos en la ley sí son ilícitos que atentan contra la seguridad nacional”, dijo la ministra.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.