Insaciable: la polémica serie de Netflix a la que se acusa de avergonzar a las personas con sobrepeso
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Insaciable: la polémica serie de Netflix a la que se acusa de avergonzar a las personas con sobrepeso

Más de 116,000 personas piden que se cancele el lanzamiento de "Insaciable", programado para el 10 de agosto. Pero Debby Ryan, la protagonista de la serie de Netflix, insta a los espectadores a mirar antes de emitir un juicio.
24 de julio, 2018
Comparte

Una serie de Netflix ha causado gran polémica en las redes sociales. Y aún no se ha estrenado.

Se trata de “Insaciable”, que cuenta la historia de Patty, una adolescente con sobrepeso que sufre las burlas de sus compañeros del colegio, hasta que adelgaza durante unas vacaciones de verano.

Desde que salió el tráiler en julio, el programa ha sido acusado de “avergonzar” a las personas con kilos de más.

Más de 116,000 personas han firmado una petición en la plataforma Change.org para detener su lanzamiento, programado para el 10 de agosto.

“Tenemos tiempo para evitar que esta serie sea lanzada, y cause dudas devastadoras en la mente de jóvenes que pensarán que para ser felices y dignas, necesitan perder peso”, dice Florence Given, una ilustradora feminista quien comenzó la solicitud.

No obstante, algunos usuarios en redes sociales defienden el show diciendo que se trata de una comedia negra.

Protagonista de Insaciable

Netflix
La actriz protagonista dice que la transformación física de su personaje no hace feliz a Patty.

¿Por qué ha llamado tanto la atención este programa?

Venganza

Patty es interpretada por Debby Ryan, que usa un disfraz para parecer una persona con kilos de más.

Sus compañeros de la escuela la llaman “Fatty Patty” (Patty, la Gordita).

Durante una pelea, Patty recibe un puñetazo en la cara y pasa el verano sin poder abrir la mandíbula.

Como resultado, pierde una cantidad significativa de peso.

La adolescente regresa a la escuela y sorprende a sus compañeros con su nueva apariencia.

Pero Patty se venga de aquellos que se habían burlado de ella.


Lauren Gussis, la creadora de la serie, dijo que la historia se basa en su experiencia. Confesó que se había sentido suicida a los 13 años y que había desarrollado desórdenes alimenticios.


“Perjudicial e irresponsable”

La ilustradora que comenzó la petición en Change.org considera que esta serie causará trastornos alimenticios y perpetuará la cosificación de la mujer”.

“Durante mucho tiempo, la sociedad les ha dicho a las mujeres que, para ser populares, tener amigos, ser deseables, debemos ser delgadas”.

La actriz y activista de positivismo corporal Jameela Jamil también cuestionó el show.

https://twitter.com/jameelajamil/status/1020341964938522624

“(…) ¿una adolescente deja de comer y pierde peso y luego, cuando ya es ‘convencionalmente atractiva’, se venga de sus compañeros de clase? Esto les dice a los niños que adelgacen para ‘ganar’. Avergüenza de manera inherente a las personas con sobrepeso”, tuiteó.

Stephanie Yeboah, una bloguera de moda de talla grande, cree que esta narrativa no hace “nada para promover la positividad corporal”.

“Representar a una persona gorda (…) que pierde peso en contra de su voluntad y que se vuelve respetada y popular es perjudicial e irresponsable“, dijo Yeboah a la BBC.

En su opinión, los espectáculos que “muestran ideologías fatofóbicas (fobia a la grasa corporal)” son dañinos.

“Las mujeres gordas pueden ser deseables, sexys, populares en la escuela. Podemos tener carreras y familias increíbles. Merecemos que se cuenten estas historias”, sostuvo.

Una usuaria criticó además que la protagonista use un disfraz para aparentar estar gorda.

“No veas programas en los que la gente usa trajes de gordos. No veas programas donde tratan de convertir la fatofobia y el odio en una broma”, tuiteó Amanda Levitt.

Pero “Insaciable” también tiene defensores.

“Espera y mira”

Netflix describe la serie como una “comedia oscura y retorcida sobre venganza”.

A Patty se le une en el programa Bob Armstrong (interpretado por Dallas Roberts), el entrenador de un importante concurso de belleza que prepara a la joven para ganar el certamen.

La esposa de Bob es interpretada por Alyssa Milano, quien también justificó la trama del show.

“No estamos avergonzando a Patty. Abordamos (a través de la comedia) el daño que produce avergonzar a alguien por su peso…”, tuiteó la actriz.

Lauren Gussis, creadora del programa, dijo que la historia se basa en su experiencia.

Patty es el demonio de su “adolescente interno que fue víctima de bullying“, dijo a la revista Teen Vogue.

Este medio asegura que Gussis tuvo el propósito de “usar la sátira para tratar temas dolorosos”.

Ryan, que interpreta a Patty, dijo que le atrajo “la intención (del programa) de mostrar cuán difícil y atemorizante puede ser moverse por el mundo con el propio cuerpo, ya sea que lo elogien o critiquen, y lo que se siente rezar para ser ignorado porque es más fácil que ser visto”, comentó.

“Espero que la gente vea el programa antes de emitir un juicio”, manifestó.

En redes sociales, los comentarios se multiplicaron sobre la serie.

En uno de ellos, una usuaria llamada Lauren trata de zanjar la discusión:


“Lo importante sobre la nueva serie Insaciable es que:

1. No tienes que verlo

2. Es comedia NEGRA

3. Supéralo. No es ‘avergonzar a la gente por su sobrepeso'”

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

CNDH pide al gobierno reconocer que violencia contra las mujeres también es una pandemia que golpea al país

La CNDH hizo un 'extrañamiento' hacia la campaña del gobierno 'Cuenta hasta 10' al considerar que invisibiliza la violencia contra las mujeres.
Cuartoscuro
3 de junio, 2020
Comparte

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) hizo un extrañamiento respecto a la campaña oficial ‘Cuenta hasta 10’, y pidió al gobierno federal y a los ciudadanos en general reconocer que la violencia contra las mujeres es una “pandemia” que requiere de acciones conjuntas para atenderse.

Los contenidos de la campaña del gobierno “Cuenta hasta 10”, presentada el 26 de mayo, “invisibilizan la gravedad del problema de la violencia contra las mujeres en el período de confinamiento, pues colocan a la institución familiar como un espacio seguro y cuyos conflictos se pueden resolver apelando a la calma”, acusó la CNDH.

Entérate: Inmujeres defiende la campaña ‘Cuenta hasta 10’; no es lo único, habrá otros spots, dice su titular

“Esto desconoce las situaciones de violencia, vejación y maltrato que ocurren en la vida cotidiana de las mujeres y sus hogares, violencias que no son de carácter individual ni aislado, sino de carácter sistemático y cuyas principales víctimas son las mujeres, niñas, niños y adolescentes y personas adultas mayores”, agregó.

La Comisión hizo “un enérgico llamado” al gobierno y a la ciudadanía, para reconocer que la violencia hacia las mujeres es una pandemia actual que requiere de acciones conjuntas.

“Para incorporar en todas las acciones la perspectiva de derechos humanos y género, desde su transversalidad e interseccionalidad, donde los gobiernos destinen el máximo de recursos necesarios para erradicar la violencia hacia las mujeres en todas sus formas”, apuntó.

En su comunicado, la CNDH acusó que la violencia contra las mujeres ha aumentado en este periodo de confinamiento por el COVID-19.

“Al respecto, el 7 de mayo, se advirtió que las cifras del SESNSP, registraron en el 2019, 10.5 asesinatos de mujeres al día, para el 2020 en el período de enero a marzo, el número fue de 10.6, pero al incorporar los datos del mes de abril ya con el confinamiento en los hogares, asciende a 10.8 en promedio. Es decir, en el primer cuatrimestre de este año, se asesinaron en promedio casi 11 mujeres al día”. 

En la coyuntura particular de obligado confinamiento, por la epidemia de COVID-19, la CNDH indicó que ha recibido de enero hasta el 26 de mayo 56 quejas por violencia de género.

“La mayoría corresponden a casos por violencia sexual (26), le sigue el acoso laboral (14) y violencia obstétrica (8) mientras que las instituciones probables responsables por ejercer esta violencia son el Instituto Mexicano del Seguro Social, con 16 quejas, ISSSTE con siete y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) con ocho”.

Las instituciones que más ejercen violencia contra la mujer, acusó la Comisión, “son el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), y la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA)”.

Por ello, indicó que mantiene la vigilancia y monitoreo permanente de quejas clasificadas por violencia de género, y “paralelamente ha hecho un llamado a los gobiernos para incluir servicios esenciales que traten como casos prioritarios los referidos a la violencia contra las mujeres en los planes de respuesta de COVID-19, medidas que mitiguen el riesgo de violencia contra las mujeres durante las restricciones de la pandemia y ayuden a reducir sus efectos”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.