close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC

La divertida historia de los ingleses que se tatuaron prematuramente que eran Campeones del Mundo

Son varios los casos de fanáticos ingleses que se anticiparon, tal vez demasiado, a lo que podría ser un título mundial de su selección en Rusia 2018.
BBC
Por BBC Mundo
13 de julio, 2018
Comparte

Imagina primero que estás tan convencido de que tu selección va a ganar el Mundial de fútbol, que decides hacerte un tatuaje permanente para celebrar tan enorme logro.

Tan confiado estás que, a pesar de que tu equipo apenas está en la semifinal, decides tatuarte el rostro del jugador más emblemático de la selección junto con una proclamación casi profética: “Campeones del Mundo 2018”.

Imagina además que tu selección es eliminada y no puede disputar la final. Por lo que, además de la tristeza de la derrota, tienes que comenzar a pensar qué hacer con ese tatuaje que dice cosas que no son.

Pues bien, algo así le ocurrió en la vida real al fanático inglés Teddy Allen, que se tatuó el rostro del capitán de su escuadra, Harry Kane, y la inscripción: “Campeones del mundo 2018“.

Pero cuando le preguntaron si tiene alguna intención de removerlo después de la derrota de Inglaterra ante Croacia, el pasado miércoles, su respuesta fue categórica: “No”.

Teddy Allen

BBC
Teddy Allen tiene claro que, a pesar de que los resultados no se dieron, no piensa quitarse el tatuaje.

“Se queda ahí para siempre. Inglaterra ha hecho lo suficiente para hacernos sentir orgullosos”, dijo Allen.

“Ellos traerán la copa”

Pero Allen no fue el único entusiasta que quiso que el gran recorrido del equipo de “Los tres leones”, como se conoce a la selección inglesa, nunca fuera olvidado.

Jamie Richardson se tatuó la inscripción “Inglaterra, campeón del mundo 2018” sobre un dibujo del trofeo de la FIFA.

Y no se lo hizo cuando Inglaterra le ganó a Suecia en cuartos de Final o en aquella dramática definición por penales contra Colombia.

El dibujo sobre la piel tomó forma cuando los ingleses goleaban a la débil Panamá, para un triunfo de seis a uno.

Richardson estaba tan seguro del título que, al terminar el primer tiempo de aquel encuentro, salió de su casa en busca de un local de tatuajes.

“Llamé a cerca de 10 negocios de tatuajes tratando de encontrar uno que me hiciera el dibujo que quería aunque apenas estuviéramos en la primera ronda. Al final uno aceptó”, dijo.

Para mí fue como una premonición, como si alguien me dijera ‘hazte el tatuaje y ellos traerán la copa a casa’. Entonces no tuve ninguna duda”, agregó

¿Y ahora?

Al igual que Allen, Richardson no tiene arrepentimientos.

“Claro que lo voy a conservar. Cuando tenga 70 años, esté jubilado y me vaya al bar a tomarme una cerveza, mis amigos me van a decir ‘Jamie, ¿te acuerdas de esa vez que te hiciste el tatuaje durante el Mundial?'”.

“Entonces ellos me dirán: ‘¿Nos lo dejas ver una vez más?‘. Lo voy a recordar por el resto de mis días”.

Jamie Richardson

BBC
Richardson tiene claro que nunca se va quitar el tatuaje.

Y La sensación de logro, aun sin Copa, tiene que ver también con el orgullo y el gran papel que ha tenido la selección inglesa en Rusia, que dese hace mucho tiempo no tenía un desempeño tan bueno.

“He tenido dos de las mejores semanas de mi vida. Estoy tan orgulloso de ser inglés que nada cambiará eso”, dijo Richardson.

“Nunca me voy a quitar este tatuaje. Nunca”.

La gente se arrepiente

Aunque los dos fanáticos dicen que no cambiarán de idea, lo cierto es que un estudio publicado por la Asociación Británica de Dermatología señala que cerca de un tercio de las personas que se hacen un tatuaje se arrepienten luego de habérselo hecho.

Pero más allá del arrepentimiento, remover un tatuaje puede ser un proceso doloroso, caro y bastante prolongado.

Aunque en la práctica parece sencillo: un láser rompe la tinta que está debajo la piel en varios fragmentos, los cuales son absorbidos por el flujo sanguíneo que finalmente los expulsa del cuerpo.

En Reino Unido, las clínicas privadas cobran cerca de US$160 por cada sesión, por lo que hacer desaparecer un pequeño tatuaje puede costar cerca de US$900.

Tatuaje

Getty Images
Un tercio de las personas que hacen algún tipo de tatuaje se ha mostrado arrepentida de haberlo hecho.

De acuerdo al NHS, para retirar un tatuaje se pueden llegar a necesitar unas diez sesiones. Y lo que es peor, no es una remoción limpia: tres de cada 100 personas quedan con una cicatriz permanente.

Pero los realizadores de tatuaje también son conscientes de que sus trabajos son permanentes y por eso toman precauciones.

Muchos piden, por ejemplo, que las personas se identifiquen y pueden rehusarse si el cliente está bajo la influencia del alcohol o las drogas.

Otra medida es que muchos sugieren no hacer tatuajes en sitios expuestos, como las manos o el cuello. “El tatuaje todavía tiene cierto estigma y tener uno te puede afectar en tus aspiraciones laborales”, explicó Maisie Llewellyn, del estudio Cookies Custom Tattooing en Reino Unido.

¿Y qué hay de los optimistas poco realistas, como Allen y Richardson?

“Si el cliente es feliz con el diseño y no es ofensivo, no hay ningún problema”.

“Si ellos están tan seguros de que quieren ‘Inglaterra, campeón del mundo 2018’, pues está muy bien”, agregó.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Felipe Calderón y grupos de interés buscan beneficiarse con protestas de policías federales: Durazo

El funcionario señaló que algunos de los líderes de los policías federales inconformes ni siquiera se encuentran inscritos a la corporación, e incluso tienen antecedentes penales.
Cuartoscuro
4 de julio, 2019
Comparte

El secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, informó que varios de los líderes visibles en las protestas de policías federales están ligados a grupos de interés que han firmado contratos millonarios en la corporación, e incluso uno de ellos estuvo encarcelado por secuestro.

El funcionario federal señaló que algunos de los líderes de los policías federales inconformes ni siquiera se encuentran inscritos a la corporación, tal es el caso de Ignacio Benavente, quien se asume como presidente de Pro Libertad y Derechos Humanos en América AC, organización de Tijuana, y tiene antecedentes penales por secuestro.

En conferencia de prensa, Durazo dijo que varios de los elementos que han encabezado las protestas han pedido al expresidente Felipe Calderón que sea su representante sindical.

El funcionario subrayó que esta petición es una prueba de que “grupos de interés”, que estaban incrustados en la PF, están detrás de estas manifestaciones

“Es evidente el activismo de algunos políticos pretendiendo sacar raja de este tránsito de la Policía Federal a la Guardia”, declaró.

“Para todos aquellos que defienden ahora, se rasgan las vestiduras como defensores de la Policía Federal, quiero decirles, recordarles a ustedes que esta institución, aún y cuando cuenta en sus filas con elementos valiosos, fue abandonada, lamentablemente abandonada, históricamente abandonada por los distintos gobiernos que nos precedieron”.

Lee: Falta de uniformes, malas condiciones y baja de prestaciones, las causas de la protesta de policías federales

Mientras se realizaba la conferencia de prensa, integrantes de la Policía Federal que mantienen tomado el Centro de Mando de Iztapalapa negaron que exista “mano negra” detrás de sus protestas y también negaron que hayan enviado una invitación a Felipe Calderón para que sea su representante sindical.

No se modifican los requisitos para entrar a la Guardia

Durazo dijo que no hay absolutamente ningún margen para modificar los requisitos de acceso a la Guardia Nacional, pues estos ya están establecidos en diversas disposiciones en las leyes reglamentarias de la reforma constitucional que creó la Guardia Nacional y en el reglamento interno de la propia Guardia Nacional.

“Las protestas de elementos de la Policía Federal, si bien se entienden como parte de su derecho a manifestarse, es un movimiento que no tiene razón de ser. La molestia encuentra su explicación en la velocidad con la que se realizaron los cambios legales, los acuerdos institucionales y el proceso de implementación, el proceso administrativo de implementación de la Guardia Nacional”.

Aclaró que la Guardia Nacional no trabajará por operativos y tendrán una adscripción permanente, “de tal manera que junto a su proyecto de vida profesional puedan realizar también un proyecto de vida personal”.

“El despliegue permanente hace injustificable el pago del bono de operación que demandan, toda vez que este bono se ha justificado históricamente en virtud del pago por operativos que realizaba la Policía Federal fuera de sus centros en los que radicaban los elementos”, explicó.

Alistan auditorías y denuncias 

El funcionario también informó que realizan una auditoría y preparan denuncias por la adquisición de un sistema de inteligencia, sumamente potente y conocido como “Rafael”, que se contrató en diciembre de 2015 a un sobreprecio.

“Se adquirió por 2 mil 458 millones de pesos. Un solo producto de inteligencia, a través de la partida 33701 de gasto de seguridad pública y nacional, sin asegurar las mejores condiciones del Estado, violando procedimientos establecidos de la norma”, explicó.

Detalló que el 7 de febrero se presentó una denuncia ante la Secretaría de la Función Pública por supuestas irregularidades en la contratación y adquisición.

Durazo llamó a los policías federales que abandonaron sus funciones que devuelvan las armas y los vehículos oficiales, cuyo uso debe ser exclusivamente para sus labores policiales y protección de la ciudadanía.

Adelantó, además, que para ahorrar costos y evitar pagarle a empresas privadas de seguridad, el gobierno generará un Sistema de Protección Federal, que se encargará de resguardar oficinas gubernamentales no estratégicas y al cual se podrán integrar, de forma preferencial, los policías federales que no quieran adscribirse a la Guardia Nacional.

 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.