Movimiento Ciudadano define a sus coordinadores en el Senado y Cámara de Diputados

El próximo lunes se empezará a definir la agenda legislativa de MC, aunque los coordinadores no quisieron aclarar si mantendrán una alianza con el PAN y PRD, con los que contendieron en coalición.

Movimiento Ciudadano define a sus coordinadores en el Senado y Cámara de Diputados

Movimiento Ciudadano decidió ya quiénes serán los coordinadores de sus bancadas para la próxima legislatura.

En el Senado, encabezará a los siete senadores que logró el partido naranja Dante Delgado, actual líder nacional, que empatará ambos encargos hasta diciembre próximo, cuando se renueve la cúpula emecista.

Su vicecoordinador será Clemente Castañeda, de Jalisco, el estado en donde mayor fuerza tiene MC y que gobernará por primera vez.

En la Cámara de Diputados, donde el partido tendrá 28 representantes, el coordinador será el también jaliciense Alberto Esquer, que ya había tenido una curul en 2009, pero por el PAN. Incluso en 2012 fue el coordinador de giras de la entonces candidata presidencial, Josefina Vázquez Mota. Esquer renunció al blanquiazul en 2014, cuando era diputado local, y se sumó a MC, con el que llegó a ser alcalde de Zapotlán el Grande.

Con los coordinadores definidos, el próximo lunes se empezará a definir la agenda legislativa de MC, aunque los coordinadores no quisieron aclarar si mantendrán una alianza con el PAN y PRD, con los que contendieron en coalición.

“En las posiciones en donde se coincida, pues iremos todos juntos; donde no se coincida, desde luego que no. Yo no creo en las alianzas monolíticas”, dijo Delgado, que señaló que tras el 1 de julio sí se reunió con los dirigentes de los otros dos partidos e incluso con quien fuera el candidato presidencial, Ricardo Anaya, de quien dijo que “a los 39 años nadie puede dar por liquidado”.

Dante Delgado, dirigente de Movimiento Ciudadano, se subió al pleito entre Andrés Manuel López Obrador y el INE por el tema del fideicomiso para ayudar a afectados por el sismo. Criticó que Morena ofreciera primero donar parte de sus prerrogativas, como hicieron otros partidos, y luego resultara que no lo hizo así.

“Sí nos preocupa mucho que sea la simulación, el engaño, la mentira, una línea de conducta, y eso no se debe permitir y va más allá de la indagatoria que haya podido realizar el Instituto Nacional Electoral; tiene que ver con la congruencia, con lo que se le dice a la gente, y con la credibilidad, y en ese sentido, la credibilidad queda en entredicho. Sobre todo cuando se está violentando el Estado de derecho y cuando en lugar de asumir una posición con visión de estado se asume una posición rijosa que descalifica un órgano que puede ser o no cuestionable, pero que no se vale que se le cuestione unos días después de que están validando el triunfo electoral”.

Close
Comentarios