close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

AMLO obtuvo el triunfo más holgado en 30 años, pero no se rompió récord de participación

En participación, el récord sigue siendo de la elección presidencial de 1994. Ese año la abstención se redujo al 22.84 %.  
Cuartoscuro Archivo
Por Redacción Animal Político
2 de julio, 2018
Comparte

Andrés Manuel López Obrador obtuvo una ventaja de 30 puntos sobre el segundo lugar, una diferencia que no se había presentado desde 1982 en una elección presidencial en México. Pero ésta no fue la elección más concurrida: votaron dos de cada 3 electores, y en 1994 acudió a votar el 77%.

Según los datos históricos electorales del INE, la victoria de Andrés Manuel López Obrador, respecto de su más cercano competidor, es la más amplia en 30 años. En 1982, el candidato Miguel de la Madrid (del PRI, PPS y PARM) obtuvo cuatro veces más votos que quien quedó en segundo lugar en número de votos, el panista Pablo Emilio Madero.

En ese momento, el PRI logró reunir 16 millones 748 mil sufragios en la contienda por la Presidencia, contra 3 millones 700 mil del PAN, lo que representa una diferencia de más de 58 puntos porcentuales entre el primero y el segundo lugar (13 millones de votos), por lo que los resultados de la elección de 1982 aún son los que mayor ventaja del triunfador registran en la historia de las elecciones en México.

La victoria de López Obrador superó a la de Ernesto Zedillo, del PRI, que en 1994 obtuvo 23% más votos que el segundo lugar, Diego Fernández de Cevallos, del PAN; e igualmente superó al priista Carlos Salinas de Gortari, que en 1988 obtuvo 19 puntos porcentuales más que Cuauhtémoc Cárdenas (sin tomar en cuenta los cuestionamientos a la integridad de dichos resultados).

No tantos votos

En participación, el récord sigue siendo de la elección presidencial de 1994.

Ese año la abstención se redujo al 22.84 %.  En esa elección, con un listado nominal de 45 millones 729,057 ciudadanos, 35 millones 285,291 votaron y la elección la ganó Ernesto Zedillo.

De 1988 a la elección de 2018, la participación promedio ha sido del 60 %, con una abstención del 40 %.

De acuerdo con el Diario de los Debates de la Cámara de Diputados de la LIV Legislatura, en la elección de 1988 participaron 19 millones 91,843 electores, correspondiente al 50.9 % del total del listado nominal (38 millones 34,926 electores). Es la participación más baja que se ha registrado, con una abstención del 49.1 %. La Comisión Federal Electoral, dependiente de la Secretaría de Gobernación, dio el triunfo a Carlos Salinas de Gortari.

En las elecciones subsecuentes, el Instituto Nacional Electoral reporta los siguientes datos:

En la elección de 2000 participaron 37 millones 601,618 ciudadanos, de un listado nominal de 58 millones 782,732.  Esto equivale a una votación de 63.97 %  y una abstención de 36.03 %. Por primera vez, el PRI fue derrotado en las urnas tras el triunfo del panista Vicente Fox

En el proceso electoral de 2006, un total de 71 millones 374,373 fueron convocados a votar, de los cuales 41 millones 791,322 (58.55 %) participaron. La abstención fue del 41.45 %. Tras una cerrada votación y una diferencia de 0.56 % de los votos, Felipe Calderón fue declarado ganador.

En la jornada electoral de 2012, el listado nominal fue de 79 millones 492,286 ciudadanos registrados, de los cuales votaron el 63.08 % (50 millones 143,616 electores). La abstención fue del 36.92 %. En este elección el PRI recuperó la presidencia, con el triunfo de Enrique Peña Nieto.

En las elecciones de 2018, 89.1 millones de mexicanos fueron convocados a las urnas y el Programa de Resultados Preliminares establece que, hasta las 15 horas de este lunes, la participación se quedó en 62.65%.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué hace que algunas manzanas sean rojas y otras no (y por qué las de ese color corren riesgo de desaparecer)

Originarias de Asia Central, las manzanas son unas de las frutas más extendidas y consumidas en el planeta. Y, aunque las hay verdes, amarillas y de otros colores, para muchos, las manzanas “ideales” son rojas. Pero ¿por qué?
25 de diciembre, 2019
Comparte
manzanas

Getty Images
Las manzanas han tenido una amplia presencia en la historia del arte.

Desde Blancanieves hasta Adán y Eva pasando por casi toda la historia del arte: la manzana arquetípica es, indudablemente, roja.

También las puede haber amarillas o verdes, incluso rayadas o moteadas con una profusión de matices.

Pero el rojo, u ocasionalmente, el verde Granny Smith puro y fuerte, es el color de las manzanas en la mayoría de los libros y representaciones.

Es un detalle interesante, porque las manzanas no siempre fueron tan monocromáticas.

Los antepasados del manzano moderno eran árboles silvestres que crecían en lo que hoy es Kazajstán, en la ladera occidental de las montañas que bordean el oeste de China.

Hoy en día, los manzanos silvestres aún crecen allí, perfumando el aire con frutas caídas y alimentando a los osos que se mueven por el bosque, aunque el número de manzanas silvestres se ha reducido en un 90% en los últimos 50 años a causa del desarrollo humano.

Los frutos varían de amarillo pálido a rojo cereza y verde primaveral, pero el rojo generalmente no es más prominente que los otros colores.

¿Entonces por qué es tan popular?

El origen del color

El color de la manzana surge del nivel de expresión de ciertos genes en su piel o cáscara, según los científicos.

David Chagne, genetista de Plant and Food Research en Nueva Zelanda, explica que las enzimas trabajan juntas para convertir ciertas moléculas en pigmentos llamados antocianinas, la misma clase de sustancias que dan su color a las batatas moradas, las uvas y las ciruelas.

Los niveles de estas enzimas están controlados por un factor de transcripción, una proteína que regula la expresión de un gen llamado MYB10, de modo que cuanto más MYB10 haya, más roja será la cáscara en general.

manzanas

Getty Images
El color de las manzanas es más variado de lo que parece.

De hecho, un estudio encontró que en las manzanas con rayas rojas los niveles de MYB10 eran más altos en las porciones rayadas de la piel.

Curiosamente, el color también depende de la temperatura.

Para que una manzana esté completamente roja, las temperaturas deben mantenerse frescas, dice Chagne, porque si suben a más de 40 °C, el MYB10 y los niveles de antocianina disminuyen.

En la región de los Pirineos, en la parte de España, Chagne y sus colegas descubrieron que las manzanas con rayas rojas estaban completamente pálidas después de un julio particularmente caluroso.

A medida que las temperaturas se calientan, sugiere el estudio, podría ser más difícil para las manzanas ponerse rojas.

De ahí que muchos teman que el cambio climático pueda poner este tipo de frutas en peligro.

Los colores de las manzanas

Incluso antes de que entendiéramos la genética, las manzanas coloridas ejercieron una fuerte atracción sobre los humanos.

John Bunker, un recolector de manzanas de Palermo, en Maine, EE.UU, ha rescatado de la extinción numerosas razas olvidadas.

manzanas

AFP
El color de las manzanas depende de los genes y la temperatura.

Estas incluyen manzanas que solían cultivarse hace un siglo, incluida la magnífica Black Oxford, una manzana cuyo rojo es tan oscuro que podría confundirse con una enorme ciruela antes de ver su masa blanca brillante.

“Los colores son fenomenales. Y creo que para algunas personas, incluyéndome a mí, esa fue la atracción original”, dice.

Sin embargo, el color probablemente no se impuso a otras características de una manzana cuando los productores evaluaban qué tipo de árbol priorizar para la producción del fruto.

En cambio, se centraron en el sabor y el uso de la manzana: algunas son buenas para hacer sidra, otros para pasteles, algunas para salsa y otros para comer.

manzanas

AFP
Las manzanas tienen diferentes usos que incluyen bebidas alcohólicas o vinagre.

No importaba exactamente cómo se veía la fruta o si se veía igual de árbol a árbol, porque los agricultores cultivaban fruta para ellos y para su mercado local y la función importaba más que la apariencia.

Bunker dice que todo cambió hace unos 100 años.

“En una cultura de pequeñas granjas diversificadas y pequeñas economías agrícolas diversificadas, la uniformidad tiene un valor limitado“, afirma.

Así, si las manzanas cultivadas en una zona similar se volvían bienes intercambiables, el color devino una especie de marca.

Y en este sistema de productos básicos, las manzanas comenzaron a cosecharse antes de que estuvieran realmente maduras para poder transportarlas largas distancias sin pudrirse.

El problema

Hubo un problema, sin embargo.

“El color es un indicador de madurez”, señala Bunker.

Las manzanas recogidas temprano no tenían el color correcto. Pero luego, apareció una manzana con una mutación que le dio un tono rojo intenso antes de madurar, destacó.

Esa manzana finalmente se denominó Red Delicious, y en 1921 se lanzó comercialmente para los horticultores.

manzanas

AFP
El rojo es el color preferido de muchos comensales.

Otras manzanas también se elevaron en las filas: las variedades que se descubrió que tenían un color regular y uniforme, especialmente si aparecían antes de que la manzana hubiera alcanzado su plena madurez, eran buenas para el negocio.

Pero así, el número de variedades que los agricultores producían comenzó a reducirse.

Y, poco a poco, algunas de estas variedades dejaron de tener un sabor tan bueno, ya que el énfasis en la apariencia no fomentaba el crecimiento para darle sabor.

David Bedford, recolector de manzanas de la Universidad de Minnesota, dice que creció comiendo Red Delicious y, en consecuencia, no le gustaban mucho las manzanas.

manzanas

Getty Images
Un bodegón con manzanas verdes pintado por Cézanne.

Tuvo que probar otra variedad en la universidad para descubrir la posibilidad de que las manzanas pudieran ser diferentes”.

Bedford y sus colegas están detrás de la exitosa manzana Honeycrisp, lanzada hace algunos años y conocida por su jugosa frescura.

Y de hecho, la Honeycrisp que lanzaron era una belleza de rayas amarillas y rojas.

Pero desde que el hombre ha estado tomando decisiones sobre el color de las manzanas, las ha estado haciendo más y más rojas.

Manzanas Cosmic Crisp

PVM
Las manzanas rojas llaman particularmente la atención.

Y las más rojas podrían no ser mejores que las amarillas, de hecho podrían ser peores, pero entonces por qué son tan populares.

Bedford explica que “el rojo se vende más, ese es el problema”.

“Esa es la naturaleza de nuestro deseo de tener manzanas de la forma en que queremos que se vean”, señala.

“Por algún motivo, las rojas siempre han sido más populares y desde que el hombre ha estado tomando decisiones, las ha estado haciendo más y más rojas”, agrega.

Lee la historia original en inglés en BBC Future.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=NTwPW3APLBo

https://www.youtube.com/watch?v=chiWVxreqhU

https://www.youtube.com/watch?v=Tp_aP5MRVvE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.