close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

¿Cuánto costó el #AMLOfest? Los candidatos presentaron su último informe de gastos

El último informe presentado por los candidatos presidenciales incluyó los gastos de los cierres de campaña.
AFP
Por Itxaro Arteta
6 de julio, 2018
Comparte

Las campañas llegaron a su fin y los reportes que la ley obliga a presentar ante el Instituto Nacional Electoral (INE) exhibieron gastos de los candidatos presidenciales que van desde 400 mil pesos para ver el futbol con los vecinos de una colonia popular, hasta 7 millones por imprimir y distribuir una gaceta de propaganda; también que la factura más alta fue de casi 30 millones, por promocionarse en internet.

El último informe ya incluye los gastos de los cierres de campaña y de todos los actos realizados durante los tres meses que duró el proselitismo. El cierre de Andrés Manuel López Obrador (Morena, PT y PES) en el Estadio Azteca, con alrededor de 100 mil personas, fue reportado en 3.8 millones de pesos. Sin embargo, no fue el evento político más caro de estas campañas: Ricardo Anaya (PAN, PRD y MC) había gastado 6.1 millones de pesos 90 días antes, en su arranque con 1,200 jóvenes en Santa Fe.

Animal Político revisó el reporte final de fiscalización de los tres candidatos principales a la presidencia y estos son algunos de los gastos encontrados:

3.8 millones por el #AMLOfest

El cierre de campaña del candidato que cuatro días después resultó electo costó 3 millones 812 mil pesos. Lo más caro fue la renta del Estadio Azteca, reportada en 1 millón 392 mil pesos. Esa cifra contrasta con lo que seis años antes el actual presidente, Enrique Peña Nieto, informó haber pagado: 16.2 millones por cerrar campaña ahí mismo.

López Obrador gastó casi otro millón en movilizar a miles de personas que acudieron, según consta en el informe, en el que se reporta un pago de 591 mil pesos y otro de 370 mil a la empresa Transportes Lipu SA de CV, por “transporte redondo (de) militantes y simpatizantes de Morena. Cierre de campaña en el Estadio Azteca”.

El llamado #AMLOfest contó con presentaciones musicales de la Banda Sinfónica de Tlaxiaco, Son Jarocho Caña Dulce, Caña Brava, Susana Harp, Margarita la Diosa de la Cumbia, Eugenia León y Belinda, de la cual hubo una falsa versión de que había cobrado 42 millones de pesos. En realidad, según el informe de gastos, el pago a grupos musicales y animadores del evento ascendió a sólo 279 mil pesos. Fue más caro el equipo de sonido para que esos músicos pudieran lucirse, por 281 mil pesos, más 167 mil pesos de renta de pantallas.

Para que el evento pudiera ser visto por quienes no estaban presentes a través de las redes sociales, la coalición Juntos Haremos Historia pagó otros 135 mil pesos a Yazmín Adriana Bolaños López, por el concepto “sistema de streaming profesional multiplataforma para Facebook, Periscope, Twitter, internet satelital”.

Más caro que este magno evento resultaba el gasto en el periódico Regeneración, órgano de propaganda de Morena.

Leer más: Un periódico de 8 mdp y un millón en libros, los gastos que reportan los candidatos presidenciales

El primer mes de campaña ya había informado del pago de casi 8 millones por imprimir esa gaceta, y lo volvió a hacer: en el último mes, reporta un pago de 5.5 millones por el periódico Regeneración, más 1.6 millones de una factura por el concepto “servicio de flete traslado de periódico, con un peso de 195,866 kilogramos”.

Un hackatón tecnológico de 6.1 millones para Anaya

El tercer informe de fiscalización de Ricardo Anaya, candidato de Por México al Frente, da cuenta de gastos por dos grandes cierres de campaña. El domingo 25 de junio, una semana antes de la elección, el Ángel de la Independencia fue el escenario para reunir a 150 mil personas, según los partidos que lo postularon, en un evento por el que se pagó 1 millón 308 mil pesos a la empresa queretana TNT Renta de Equipo SA de CV.

El miércoles 27, último día para hacer proselitismo legalmente, Anaya se sumó al cierre del candidato a gobernador de Guanajuato, Diego Sinhué, en la “Velaria” de la feria de León, una explanada techada que suele usarse para conciertos. El costo de ese mitin, con 30 mil asistentes, fue de 2.9 millones de pesos, pagados a la misma empresa.

Pero el costo de esos actos queda lejos de lo que se invirtió en el arranque de campaña. El primer minuto en que se podía hacer proselitismo, 30 de marzo, a pesar de ser un Viernes Santo en el que baja la atención de los ciudadanos y de que los otros candidatos decidieron esperar hasta el domingo para iniciar campaña, Anaya organizó un “hackatón”, un maratón en el que 1,200 jóvenes –la mayoría miembros de las juventudes del PAN– hicieron propuestas tecnológicas para solucionar problemas del país, que nunca se vieron integradas al plan de gobierno del frentista.

La campaña rentó Expo Santa Fe, en una de las zonas más lujosas de la Ciudad de México, por 1.1 millones de pesos. Aunque el candidato sólo habló durante 12 minutos en su primer discurso, el evento continuó durante la madrugada y hasta las 10 de la mañana que Anaya regresó para felicitar a los que hicieron las mejores propuestas. Para que aguantaran la larga noche, el Frente pagó 978 mil pesos entre box lunch de cena, snakscoffee break y desayuno buffet; 719 mil pesos para que tuvieran red wifi y ancho de banda de 300 megas; 528 mil pesos a ingenieros y técnicos de audio e iluminación, y una presentación del grupo pop Sandoval por 384 mil pesos. En total, 6 millones 134 mil pesos.

Anaya tuvo tiempo después una convivencia para ver el primer partido de futbol de México en el Mundial contra Alemania, el 17 de junio. Se instalaron pantallas y sillas en la colonia Culhuacán de Coyoacán, en la Ciudad de México, para que unos 200 vecinos pudieran disfrutar del juego con el candidato presidencial en primera fila, acompañado de su familia, del candidato a delegado, el exfutbolista Manuel Negrete; del presidente del PAN, Damián Zepeda, y del diputado local perredista, Mauricio Toledo. El costo fue de 405 mil pesos.

29.9 millones de propaganda en internet, la factura más alta de Meade

En el caso de José Antonio Meade, de la coalición Todos por México (PRI, PVEM y Panal), la campaña no fue específica al reportar los gastos de cierres de campaña ni la fecha exacta de algunos pagos. Pero hay algunas pistas, como una factura que señala “gasto del evento de Mikel”, por el concepto de arrendamiento de inmuebles, y asciende a 942 mil pesos.

Aunque está registrada el 27 de junio, tres días antes, el domingo 25, Meade y el candidato a jefe de gobierno de la Ciudad de México, Mikel Arriola, compartieron escenario en el Palacio de los Deportes para un magno cierre de campaña a 7 días de la elección.

El acto fue amenizado por la presentación de la Sonora Dinamita y un espectáculo de lucha libre. Aunque el reporte de gastos no especifica para qué evento fueron, hay dos facturas registradas el 27 de junio (último día de campaña) por el concepto “contratación de animación (payasos, grupos de danza, zancos, botargas y lucha libre)” por 1 millón 827 mil pesos y por 1 millón 663 mil.

Pero uno de los gastos más altos de toda la campaña, fue el destinado a propaganda en internet. En el último mes, el candidato del PRI cuadruplicó lo que invertía a este tipo de proselitismo. Mientras que en el primero había gastado 16 millones y en el segundo 18 (34.4 en total), el último tuvo por este concepto 64 millones 339 mil pesos de gasto.

Tan solo el último día de campaña, el 27 de junio, están reportados 23.3 millones. A eso se suma un solo pago efectuado el 5 de junio por 29.9 millones, por lo que fue la factura más alta pagada durante los tres meses que duró la campaña.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Bandidos Revolution Team, la banda de hackers de México que robaba millones de los bancos

Un par de cajeros automáticos que de repente empezaron a escupir dinero fueron claves para que las autoridades mexicanas lograran desmantelar al grupo de hackers detrás del mayor ciberataque de la historia de México.
6 de junio, 2019
Comparte
Hacker mexicano

Getty Images
A Bandidos Revolution Team se la acusa de estar detrás del mayor ciberataque de la historia de México.

Un par de cajeros automáticos que de repente empezaron a escupir dinero fueron clave para que las autoridades mexicanas lograran desmantelar a la principal banda de cibercriminales del país.

Ocurrió el pasado 3 de marzo en León (Guanajuato) y Tijuana (Baja California Norte), luego de que los cibercriminales que debían recoger los billetes aparentemente faltaran a la cita.

Pero, para ese entonces, la Agencia de Investigación Criminal de la Fiscalía General de la República ya seguía los pasos al grupo al que pertenecían, el Bandidos Revolution Team.

Y un par de meses más tarde las autoridades procedían a arrestar al presunto líder de los Bandidos, Héctor Ortiz Solares, también conocido como “el H-1” o “Bandido Boss”, junto a siete de sus asociados.

En el operativo, realizado en la ciudad de León el pasado 15 de mayo, también se incautaron numerosos vehículos de lujo, computadoras, drogas, armas y varias cajas fuerte repletas de efectivo: suficiente para nadar en él, según un reporte del periódico mexicano El Universal.

Caía así el grupo de hackers detrás del mayor ciberataque de la historia de México, en su mayoría veinteañeros y treintañeros que ya se habían acostumbrado a sustraer mensualmente millones de dólares de los bancos del país.

“El mayor ciberataque”

Según los reportes de medios locales, las autoridades estiman que el Bandidos Revolution Team empezó a operar hace unos cinco años.

Pero fue un ciberataque realizado en abril del año pasado el que los puso en la mira de las autoridades mexicanas.

Cajero automático en México

AFP
Los cibercriminales utilizaban cajeros automáticos para retirar el dinero obtenido mediante transferencias fraudulentas.

Para el mismo, los cibercriminales manipularon el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios del Banco de México (SPEI) para enviar dinero a varias cuentas fraudulentas, procediendo luego a retirar el dinero, principalmente a través de cajeros automáticos.

En su momento, la agencia Reuters reportó que el ataque -que mereció incluso un reportaje en la revista tecnológica Wired- le había costado al sistema bancario mexicano entre US$15 y US$20 millones.

Según El Universal, sin embargo, finalmente se documentaron 849 cuentas falsas que en total habrían recibido unos 500 millones de pesos (más de US$25 millones al cambio actual).

Y los miembros de Bandidos Revolution Team continuaron utilizando su acceso al SPEI para obtener ganancias de entre 100 y 300 millones de pesos (US$5 y US$15 millones) al mes.

Todo, según un experto en seguridad citado por Wired, gracias a una combinación de talento y mucha preparación con una arquitectura de red poco segura y debilidades en la supervisión de la seguridad del SPEI.

Delatado

El Banco de México, por su parte, destacó en un informe publicado a fines de agosto que el ataque no había tenido como blanco a sus sistemas centrales, sino que estaban dirigidos a interconexiones débiles o poco vigiladas.

La institución también concluyó que la estrategia empleada por los cibercriminales requería de “un profundo conocimiento de la infraestructura tecnológica y los procesos de las instituciones víctimas, así como de acceso a ellas”.

Pero el grupo no limitaba sus actividades a la explotación de esas vulnerabilidades.

Pesos mexicanos

AFP
Las autoridades incautaron varios millones de pesos en efectivo.

Entre otras cosas, también se le acusa de haber estado detrás de un ataque con ransomware en contra de la aseguradora AXA que le habría costado a esta poco más de un millón de dólares.

Y durante el registro de las casas vinculadas con Ortiz Solares también se encontraron numerosos productos de lujo adquiridos con tarjetas clonadas a varios grandes almacenes y otras en proceso de clonación.

Los Bandidos, sin embargo, sufrieron un golpe aparentemente mortal cuando una fuente anónima contactó a las autoridades para denunciar “que el cerebro del fraude al SPSE se llamaba Héctor y vivía en León”, reportó Héctor de Mauleón en El Universal.

La información, que coincidía con algunas de las pistas recabadas por la fiscalía y episodios como el de los cajeros, llevó a las autoridades hasta la capital de Guanajuato, H1 y su grupo, el Bandidos Revolution Team.

Y el seguimiento de las autoridades reveló el estilo de vida desproporcionadamente lujoso de Héctor Ortiz, quien pasó así de desplazarse en aviones privados y autos de lujo a una celda en el penal federal de Almoloya de Juárez, donde se encuentra a disposición de las autoridades.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=GSv-GiR4Ll0

https://www.youtube.com/watch?v=ktu0V3H8ZsU&t

https://www.youtube.com/watch?v=zIjZVmBNJ-Y

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.