The Curvy Fest: el desfile de modas contra la gordofobia en México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

The Curvy Fest: el desfile de modas contra la gordofobia en México

Melina enfrentó un trato discriminatorio al buscar empleo por ser talla extra, decidió trabajar para ayudar, y fundó la empresa de ropa Generator que acerca a una visión de moda y belleza fuera de estereotipos.
8 de julio, 2018
Comparte

Para ingresar a su último trabajo como empleada de una compañía turística, Melina Alarconi enfrentó un trato discriminatorio por ser talla extra: 48.

La persona que la entrevistó para conseguir el puesto de asistente de dirección, en una empresa de marketing turístico en Cancún, Quintana Roo, la miró despectivamente por su sobrepeso y su ropa.

Antes de irse con pena de la entrevista, Melina decidió enfrentar la situación, “le dije: mi currículum es muy bueno, y a mí me gustaría que te enfocaras en ver mi capacidad”.

“Perdón, pero la verdad buscamos a una persona con buena presentación”, le contestó quien la entrevistó.

“¿Qué es una buena presentación?”, cuestionó Melina. Tres días después, sin embargo, la llamaron de la empresa para contratarla. Le dijeron que tras comprobar sus habilidades había sido seleccionada.

Melina, sin embargo, desde ese momento entendió que la discriminación por su figura era un obstáculo que enfrentaban demasiadas mujeres en México, y decidió trabajar para ayudar.

Leer: Debemos atender la obesidad como una epidemia; ONG presentan política integral contra el sobrepeso

Desde 2012, Melina fundó la empresa de ropa en talla plus Generose. Ofrece tallas de la 36 a la 56.

En México, 7 de cada 10 personas sufre algún tipo de discriminación, y según advirtió Conapred, este problema “es la principal causa del incremento de la desigualdad y el retraso del desarrollo económico y democrático del país”. Aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló que la misma cantidad de mexicanos son considerados obesos, y se invierten más de 101 millones de pesos para intentar combatirla, los programas no han sido exitosos.

“Lo que creen acerca de las personas gordas son prejuicios. No estamos enfermos. Y si la obesidad en sí es considerada una enfermedad, si yo estuviese enferma, a nadie le compete más que a mi médico y a mí. Vamos a equipararlo a cualquier otra persona que tuviera otra condición: a los enfermos no se les debe discriminar”, dijo Melina.

El pasado mes de junio, Melina leyó en Twitter la opinión de la editora de una revista mexicana, con un doctorado en Lingüística quien se refirió a las modelos de talla grande de la siguiente manera:

“Una cosa es amar tu cuerpo y otra ser una gorda irredenta, diabética, tragamacdonals en peligro de muerte”, decía el mensaje en redes.

“No asumas que porque yo tengo sobrepeso tengo diabetes. No es una enfermedad exclusiva de la obesidad. Te puede poner en riesgo, pero no es exclusivo por estar gordo”, comentó la empresaria que ahora tiene 42 años, y goza de buena salud.

“Dicen que el proyecto de llevar a cabo la ropa de talla extra es una forma de promocionar la obesidad, discúlpenme, pero México tiene años siendo el país número uno en obesidad de Latinoamérica. Si no se produce ropa plus size, ¿qué es lo que esperan, que andemos desnudas por la calle?”, cuestionó.

Un desfile para las curvas de las mexicanas 

Para llegar a más mexicanas, y acercarlas a su visión de la moda y belleza fuera de los estereotipos, Melina en conjunto con Gwen DeVoe, ex modelo independiente, mentora de jóvenes modelos en la industria plus size, y creadora de Full Figured Fashion Week en Nueva York , así como otras mujeres con historias de éxito a nivel internacional, organizaran y participaran en una pasarela feminista profesional que dará espacio a las tallas grandes: The Curvy Fest, que se realizará el próximo 28 de septiembre en Cancún, Quintana Roo.

Melina explicó que, a través de sus experiencias compartidas en conferencias y talleres de arte, danza y diseño, buscan crear un espacio de aceptación y reeducar la relación de las mujeres y su cuerpo. Por el momento, buscarán a las modelos del evento en tres ciudades del país: Quintana Roo, Guadalajara y CDMX a través de castings que comenzarán el 13 de julio.

La invitación está abierta en el portal del festival para hombres y mujeres aspirantes a modelos curvilíneas, con tallas de la 34 en adelante.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Foto: EPA

El escándalo de Amazon tras admitir que algunos de sus conductores orinan en botellas de plástico

El gigante de las compras online había afirmado falsamente que sus conductores no se veían obligados a realizar esta práctica.
Foto: EPA
Por BBC
4 de abril, 2021
Comparte

Amazon reconoció que parte de su personal orina en botellas de plástico, después de que surgieran pruebas que lo corroboran.

La compañía se disculpó con un político estadounidense por negar falsamente que los conductores se hubieran visto, en ocasiones, obligados a recurrir a esta práctica.

Mark Pocan, del partido demócrata de Wisconsin, EE.UU., hizo las acusaciones en Twitter, y ahora Amazon las ha dado por válidas.

“Le debemos una disculpa al representante (demócrata) Pocan”, dijo el gigante del comercio electrónico en un comunicado publicado en su sitio web.

“El tuit era incorrecto. No contemplaba nuestra gran población de conductores y, en cambio, se centraba erróneamente solo en nuestros centros de distribución”.

La empresa añadió que todos sus centros logísticos tienen decenas de aseos que los empleados pueden utilizar “en cualquier momento”.

Manifestantes Amazon

Reuters
Algunas voces acusan a Amazon de tratar de evitar que sus trabajadores formen un sindicato.

Además, Pocan criticó a Amazon por oponerse a los esfuerzos de los trabajadores para sindicalizar un importante centro en Alabama.

“Pagar a los trabajadores US$15 por hora no te convierte en un lugar de trabajo progresista cuando dificultas la formación de sindicatos y haces que los trabajadores orinen en botellas de agua”, escribió la semana pasada en un tuit.

Fue entonces cuando la cuenta oficial de Amazon respondió: “No se cree realmente lo de orinar en botellas, ¿verdad? Si eso fuera cierto, nadie trabajaría para nosotros”.

“Lo cierto es que tenemos más de un millón de empleados increíbles en todo el mundo que están orgullosos de lo que hacen y que reciben excelentes salarios y atención médica desde el primer día”.

Prácticas “despiadadas”

Varios medios de comunicación citaron entonces a numerosos empleados de Amazon que confirmaron que no les quedó otra opción que orinar en botellas de plástico mientras trabajaban.

También describieron prácticas de trabajo despiadadas, tanto en sus centros como entre el personal de reparto.

The Intercept también informó de que obtuvo documentos internos que sugerían que los ejecutivos de Amazon estaban al tanto de lo que ocurría.

Según los testimonios de los trabajadores y pruebas documentales recogidas por la publicación, la práctica de orinar en estas condiciones estaba “extendida” y se debía a “a la presión por cumplir las cuotas” que sus superiores establecían. En algunos casos, “los empleados incluso defecaban en bolsas”, señala el medio.

Por ejemplo, Halie Marie Brown, una mujer de 26 años residente en Manteca, California, que trabajó como conductora de reparto para un contratista de entregas de Amazon, le contó a The Intercept que esta situación “ocurre” porque hay una obligación “implícita” debido al ritmo de trabajo establecido.

“De lo contrario acabaremos perdiendo nuestros trabajos por demasiados paquetes como no entregados”.

La retractación de Amazon añade: “Sabemos que los conductores podrían tener, y tienen, problemas para encontrar baños debido al tráfico o a veces a las rutas rurales. Ese fue especialmente el caso durante la covid, cuando muchos baños públicos estuvieron cerrados”.

Amazon

Getty Images
La compañía asegura que en sus centros logísticos sí hay un número suficientes de baños para que los utilicen todos sus trabajadores.

La compañía afirmó que el problema es “una cuestión antigua en todo el sector” y aseguró que “les gustaría resolverlo”.

Pocan rechazó la disculpa el sábado, tuiteando: “No se trata de mí, sino de sus trabajadores, a los que no tratan con suficiente respeto ni dignidad. Empiecen por reconocer las inadecuadas condiciones de trabajo que crearon para TODOS sus trabajadores, luego arréglenlo para todos y, finalmente, dejen que se sindicalicen sin interferencias”.

Los trabajadores de Amazon en Bessemer, Alabama, votaron la semana pasada en una votación histórica para decidir si quieren ser representados por el Sindicato de Minoristas, Mayoristas y Grandes Almacenes.

Amazon se opuso firmemente a esta iniciativa.

Amazon

Getty Images
Amazon luchó con éxito contra los esfuerzos sindicales en Estados Unidos, pero en Europa sí existen estos sindicatos en la empresa.

Los resultados no se esperan hasta la próxima semana. Si votan afirmativamente, se convertirá en el primer sindicato de Amazon en Estados Unidos.

Amazon luchó con éxito contra los esfuerzos sindicales en otros lugares de Estados Unidos. Sin embargo, la mayoría de sus instalaciones europeas están sindicalizadas.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.