close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
@noestamostodas

Detrás de cada feminicidio hay una historia: ilustradores dan rostro a las víctimas para honrar sus vidas

Con imágenes llenas de color que se comparten a través de redes sociales, ilustradores mexicanos buscan darle voz y rostro a víctimas de feminicidio en México.
@noestamostodas
Por Eréndira Aquino
18 de julio, 2018
Comparte

Desde el perfil de Facebook e Instagram de No estamos todas, diariamente se publica la ilustración de una mujer, con una fecha y un estado como descripción, que no son otra cosa que el día y lugar en el que fueron asesinadas. Todas ellas fueron víctimas de feminicidio.

El proyecto comenzó en septiembre pasado, cuando dos ilustradoras compartieron su preocupación por los feminicidios en el país, que son al menos siete todos los días, de acuerdo con datos de la ONU.

Leer: Las madres que lloran a sus hijas: las otras víctimas de feminicidios.

“Nos dimos cuenta que estamos rodeadas de feminicidios, aunque algunas veces no les pongamos ese nombre o no los queramos ver porque normalizamos este grado máximo de violencia. Por eso quisimos hacer algo, y como nosotras ilustramos, las empezamos a ilustrar”, señalaron en entrevista con Animal Político las administradoras de No estamos todas, quienes prefieren mantenerse en el anonimato.

Leer: Las omisiones y negligencias que dejan impunes los feminicidios en México.

El pasado 24 de noviembre, previo al Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el perfil en Facebook e Instagram de No estamos todas publicó su primera imagen.

A partir de entonces, continuaron buscando a personas interesadas en participar y, aunque de inicio no fue fácil, porque habían más víctimas que ilustradores, hasta ahora, cuentan con la participación de más de 340 colaboradores en todo el país, aunque los perfiles en redes sociales son manejados únicamente por dos personas.

Para llevar un orden de los casos que ilustran, toman como referencia el mapa de feminicidios elaborado por María Salguero y la lista de los casos que realiza Frida Guerrera, y complementan la documentación de los delitos con información que encuentran en medios, “para tener un panorama más completo”, aunque es complicado hallar datos sobre las víctimas.

“Empezamos a publicar por el orden en el que habían ocurrido los feminicidios, desde 2017, pero después empezamos a ilustrar casos por estados, porque buscamos visibilizar que es un delito que no solo pasa en Ciudad Juárez o en el Estado de México, sino en todas partes”, explicaron.

Para ellas es importante que, ante cada caso de feminicidio, “no se hable de de manera cizañosa y misógina de las víctimas, que no se justifiquen sus asesinatos ni se expongan sus cuerpos mutilados en fotografías”, y por ello eligieron una estética colorida y alegre para las ilustraciones del proyecto.

“Nosotras pensamos que si bien esa fue la forma en que murió, detrás de eso hay una vida que quedó truncada por el simple hecho de que era una mujer, por eso tratamos de hacer esta búsqueda para saber quiénes eran, aunque a veces es difícil”.

“Tratamos de hacer un imaginario, porque al final, lo que queremos es honrar sus vidas y visibilizar que ellas nos faltan, que no estamos todas”, dijeron.

Algunas de las ilustraciones han sido impresas en pósters que se han expuesto en Baja California y también han sido proyectadas en escenarios de conciertos como el festival Lollapalooza y el Vive Latino en México.

Por ahora, el proyecto se mantiene en redes sociales; sin embargo, explicaron las ilustradoras, esperan conseguir apoyo para poder realizar impresiones de las imágenes.

Para ver todas las ilustraciones publicadas por No estamos todas, visita su Facebook o búscalas en Instagram, redes sociales a través de las cuales también pueden ponerse en contacto aquellas personas interesadas en colaborar con el proyecto.

 

Esta publicación fue posible gracias al apoyo de Fundación Kellogg.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Cómo el rostro de los perros evolucionó para enternecer a los seres humanos

Un músculo facial permite que los perros tengan expresiones similares a las de un niño y despierten en los humanos un deseo de proteger, de acuerdo a un nuevo estudio. Ese músculo fue fundamental para la domesticación de los perros a partir de los lobos a lo largo de miles de años.
Getty Images
18 de junio, 2019
Comparte

Los perros tienen un rostro tan expresivo que parecen implorar a sus dueños.

Pero esa gran capacidad de comunicación es un mecanismo evolutivo y su fin es manipular los sentimientos de los seres humanos, según un nuevo estudio.

Un pequeño músculo en torno a los ojos de los perros evolucionó para permitirles expresarse en formas que impactan en los seres humanos, de acuerdo a investigadores en Reino Unido y Estados Unidos.

Ese músculo facial permite que los perros tengan expresiones similares a las de un niño y despierten en los humanos un deseo de proteger.

Esa expresividad canina fue clave en el proceso de domesticación que separó a los perros de los lobos a lo largo de miles de años.

“Demostramos que, en apenas 33,000 años, la domesticación transformó la anatomía muscular facial de los perros específicamente para su comunicación con los humanos”, señala el estudio.

Investigaciones anteriores ya habían mostrado que las expresiones faciales de los perros afectan a las emociones humanas.

Pero este trabajo es el primero que constata la existencia de cambios anatómicos detrás de ese proceso.

“Cejas expresivas”

El músculo identificado en el estudio permite que los perros tengan “cejas expresivas”, que crean una ilusión de comunicación similar a la humana.

“Cuando los perros hacen ese movimiento con sus cejas, parecen despertar en los seres humanos un fuerte deseo de cuidarlos“, afirmó Juliane Kaminski, investigadora de la Universidad de Portsmouthe, Inglaterra, y una de las autoras del estudio.

El músculo facial hace que los ojos caninos “aparezcan más grandes, más similares a los que un bebé, o a la expresión de los seres humanos cuando están tristes”.

Perro con expresión triste

Getty Images
El músculo facial hace que los ojos caninos “aparezcan más grandes, más similares a los que un bebé, o a la expresión de los seres humanos cuando están tristes”.

Kaminski asegura que las personas tienen una preferencia inconsciente de proteger más a las razas caninas con ojos más expresivos, lo que les concede una ventaja evolutiva que se refuerza en las generaciones siguientes.

En otras palabras, las preferencias humanas influyeron el proceso de selección de razas más expresivas.

“Hay pruebas convincentes de que los perros desarrollaron un músculo para levantar sus cejas luego de que fueron domesticados y se separaron de los lobos”, señaló Kaminski en el estudio publicado en la revista de la Academia de Ciencias de Estados Unidos, Proceedings of the National Academy of Sciences, o PNAS.

En términos evolutivos, los cambios faciales de los perros fueron “increíblemente rápidos”, según Anne Burrows, experta en anatomía de la Universidad Duquesne en Estados Unidos y coautora del estudio.

Un chihuahua y un labrador

Los investigadores no solo filmaron expresiones faciales de perros y lobos para su estudio.

También hicieron disecciones de animales adquiridos de taxidermistas, cuatro lobos y seis perros (un chihuahua, un pastor alemán, un labrador, un perro de San Huberto, un husky siberiano y un perro mestizo). No se realizó ninguna disección de animales vivos.

Madre y niña con un golden retriever

Getty Images
Las preferencias humanas por razas más expresivas influyeron el proceso de selección evolutiva.

El músculo que permite elevar las cejas no estaba presente ni en los lobos ni en la raza más antigua, el husky siberiano. Y eso indica que se desarrolló a lo largo de miles de años de convivencia entre perros y humanos.

Investigaciones anteriores constataron además que los perros tienden a usar sus cejas expresivas cuando una persona los mira, y ello significa que se trata de un comportamiento dirigido especialmente hacia los seres humanos.

La investigación demuestra “cuán importantes son las expresiones faciales para captar nuestra atención y para las interacciones sociales”, afirmó Bridget Waller, profesora del departamento de psicología evolutiva de la Universidad de Portsmouth, en Inglaterra, y otra de las autoras del estudio.


https://www.facebook.com/BBCnewsMundo/posts/10157613595709665


https://www.youtube.com/watch?v=WHVHsbI4oYs&t=

https://www.youtube.com/watch?v=d4L-tZXPhxY

https://www.youtube.com/watch?v=GFJ_N84JzUI&t=

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.