¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images
¿Listo para las vacaciones? Aquí tienes 10 trucos para hacer la maleta como un experto
Si alguna vez has perdido la batalla contra tu equipaje, es probable que estos consejos te sirvan.
Getty Images
23 de julio, 2018
Comparte

¿Has sentido alguna vez que las cosas nunca cabrán en la maleta?

Si hay algo que une a los viajeros alrededor del mundo, es el temor (o agobio) a la hora de hacer la maleta.

Si alguna vez has perdido la batalla contra tu equipaje -tratando de meter dos semanas de ropa y otras necesidades en una maleta que pase los límites impuestos por la línea aérea- es probable que estos consejos te sirvan.

Y puede que hasta termines disfrutando del proceso.

1. Llena tus zapatos de cosas pequeñas

Getty Images

Si piensas que los zapatos son “compartimentos separados”, te irá mejor empacando.

Dentro de los zapatos y botas hay mucho espacio vacío.

Enrolla tus calcetines, pantalones y camisetas dentro de tus zapatos para utilizar ese espacio.

Y hablando de cosas pequeñas, los sostenes y los biquinis con relleno ocupan espacio, pero se pueden apilar fácilmente: coloca uno sobre el otro para aprovechar los huecos.

2. Enrolla, no dobles

Para que quepa más ropa en una maleta, enróllala y no la dobles.

Después puedes juntar los rollos y apretarlos con una banda elástica.

Esto ofrece el beneficio adicional de evitar las arrugas, con lo cual no perderás tiempo planchando camisas, cuando deberías estar disfrutando de tus días libres.

3. Coloca los zapatos de forma opuesta

Colocar los zapatos con la punta de uno dentro del talón del otro es una buena forma de ahorrar espacio.

4. Cómprate un libro electrónico

Para los lectores prolíficos, vale la pena invertir en un libro electrónico cuando vas de vacaciones.

Puedes llevarte todas las novelas que quieras, incluidas aquellas que tienen más de 1.000 páginas, todo sin tener que ocupar el preciado espacio de tu maleta.

Leer en la orilla de la playa o en lugares “peligrosos” para los libros nunca ha sido tan fácil para los amantes de la lectura.

5. Envuelve los objetos frágiles con tus calcetines

¿Cuánto te costó ese perfume que compraste en tus vacaciones? ¿Un ojo de la cara?

Para evitar que la botella se haga trizas durante el viaje, envuélvela en un calcetín.

En el poco probable caso de que se rompa, al menos tendrás una excusa para comprarte otro en la tienda duty-free.

6. Coloca los artículos pesados en el fondo

Cuando estamos haciendo la maleta, es fácil olvidar que pronto estaremos arrastrando la maleta en posición vertical.

Si empacamos los artículos más pesados en el fondo, cerca de las ruedas, evitaremos que ésta se vuelque cuando la estamos arrastrando.

Y resultará mucho más cómoda de mover.

7. Planea tu vestuario

Es muy tentador llevarte artículos por si acaso los necesitas.

Debes ser estricto contigo mismo y solo empacar los artículos esenciales que más te gustan y que estás seguro que vas a usar.

Podrías sentirte obligado a incluir esa camisa hawaiana que nunca te has puesto, pero si tampoco estás convencido de que la vayas a usar durante las vacaciones… ¿para qué llevarla?

8. Usa film de plástico para evitar derrames

Antes de colocar tus artículos de baño en la maleta, destapa las botellas de champú y gel de ducha, sella los cuellos de las botellas con film de plástico y vuélvelas a tapar.

Este producto necesario en la cocina ofrece una capa adicional de defensa para evitar el derrame de cualquier líquido en tu ropa.

9. Cambia tu toalla por un pareo… En el caso de que tu destino sea una playa

La mayoría de los hoteles y apartamentos ofrecen toallas para bañarse.

Así que no hay necesidad de desperdiciar espacio en tu maleta cargando una toalla adicional para la playa. En lugar de ésta, llévate un sarongo un pareo.

Como son ligeros, requieren poco espacio en la maleta y además se secan mucho más rápido.

Incluso puede servirte para cubrir el traje de baño (o como pañoleta si el clima cambia).

10. Personaliza tu maleta

Este consejo no es estrictamente sobre cómo hacer la maleta, pero en ocasiones es muy difícil reconocer tu equipaje en la cinta de los aeropuertos.

Para evitar llevarte una que no es tuya, amarra un listón fluorescente o de color brillante en el asa, o colócale algunas pegatinas o un cinturón elástico alrededor de la maleta.

La reconocerás a un kilómetro de distancia y de inmediato. ¡Listo para empezar tus deseadas vacaciones!


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo independiente.

#YoSoyAnimal
Archivo / Cuartoscuro
Con coronas fúnebres y delitos fabricados: así amenazan a las activistas opositoras a una presa en Zacatecas
Habitantes de Atotonilco han sido intimidadas con coronas fúnebres y delitos fabricados; sin embargo no desisten en su defensa por el agua.
Archivo / Cuartoscuro
2 de mayo, 2019
Comparte

Cuando, una mañana, Grecia Rodríguez abrió la puerta de su casa y vio que alguien le dejó una corona fúnebre repleta de claveles blancos, y una dedicatoria deseándole que descansara en paz, supo que su actividad como defensora del agua y del territorio de las comunidades ejidales de Zacatecas acababa de cambiar para siempre su vida personal.

Previo a esa mañana, recibir insultos ya era algo ‘cotidiano’, entre comillas, en su actividad diaria.

“Argüendera”, “revoltosa”, “alborotadora”, eran parte de los improperios a los que tuvo que acostumbrarse a vivir desde que, en 2013, comenzó a implicarse de lleno como activista.

Sin embargo, cuenta Grecia, la intensidad de los ataques arreció aún más cuando, ya como integrante del Observatorio de Conflictos Mineros de Zacatecas, que forma parte de la Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA), inició desde 2018, junto a otras mujeres y hombres de los ejidos El Potrero, Atotonilco, Estancia de Guadalupe, y Corrales, en el municipio Jiménez del Teúl, una férrea oposición a la construcción de la Presa de Milpillas.

Un proyecto que, por un lado, el gobierno estatal lleva desde 2014 prometiendo que, además de abastecer de agua el corredor urbano del centro del estado, donde se ubican ciudades clave como Zacatecas y Fresnillo, traerá también progreso, empleos y desarrollo, para las comunidades agrarias por las que atravesará un acueducto de más de 167 kilómetros.

Mientras que, por otro lado, tanto Grecia, como el Observatorio de Conflictos Mineros, la REMA, así como cientos de ejidatarios, denuncian que la construcción de la Presa de Milpillas es un “mega proyecto de muerte impuesto por la fuerza pública”, el cual tendría varios efectos negativos.

Uno, que provocaría “un daño irreparable” al río que abastece de agua a la comunidad para cosechar maíz, frijol, y chícharo. Dos, que pondría en riesgo de inundación y desplazamiento a los habitantes de Atotonilco y a todas las comunidades río abajo, incluida la cabecera municipal Jiménez del Teúl. Y tres, que a pesar de lo anterior, este proyecto solo beneficiaría a empresas mineras y a una multinacional cervecera que necesita más agua para continuar vendiendo sus productos.

“Múltiples académicos ya han ofrecido soluciones para el problema del abasto de agua en la zona, pero, desde 2014 hasta la fecha, el gobierno estatal no ha hecho caso de ninguna. Por eso, más bien nos parece que este proyecto, en realidad, es un negocio, y no una solución al problema del agua”, dice Grecia Rodríguez, en entrevista con Animal Político.

Sin embargo, recalca Grecia, denunciar esto en México, implica asumir un riesgo muy alto de, o bien ser objeto de campañas de desprestigio, o bien llevar permanentemente una diana marcada en la espalda.

“Estamos muy preocupados por la seguridad de los ejidatarios y de las ejidatarias opositoras al proyecto, y de los activistas defensores del agua, ya que en México nos están matando solo por decir que no estamos de acuerdo con un proyecto”, señala Grecia.

Y las cifras así lo corroboran.

Apenas el pasado mes de marzo, Amnistía Internacional alertó que, en apenas cuatro meses del nuevo gobierno de López Obrador, 15 defensores ambientales han sido asesinados en México, más de la mitad de los registrados en todo 2018, cuando contabilizó 21 defensores asesinados y 49 ataques en su contra.

De hecho, Rodrigo da Costa, integrante de Amnistía Internacional, dijo al diario La Jornada que México ocupa el segundo lugar de los países de América Latina donde se presentan más agresiones contra defensores de la tierra, solo superado por Colombia.

Las enemigas públicas

Tras recibir la corona fúnebre, Grecia fue incluida en el Mecanismo de Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos, aunque las agresiones, a través de múltiples formas, no se detuvieron.

Por ejemplo, el pasado 14 de octubre, Grecia narra que en la comunidad El Potrero asistió como invitada a una asamblea entre ejidatarios acerca del proyecto de la presa de Milpillas, cuando un grupo de policías estatales, a bordo de 20 camionetas, llegó, cercó el salón ejidal, y se la quiso llevar presa bajo la acusación de “falsas declaraciones” y “falsa identidad”.

“Les dije: no me pueden llevar porque estamos en un espacio público y no en un MP, por lo que no estoy rindiendo ninguna declaración. Y tampoco tengo que probarte mi identidad”.

Aún así, en un video publicado el 15 de octubre en el perfil de Facebook del Observatorio de Conflictos Mineros de Zacatecas, puede apreciarse que un nutrido grupo de agentes policiacos trató de detenerla, entre jalones y manotazos para que no grabara la escena.

“El gobierno de Zacatecas nos ha convertido en las enemigas públicas número uno, diciendo que es por nuestra culpa que miles de zacatecanos no tienen agua”, criticó la integrante del Observatorio de Conflictos Mineros y de la Red Mexicana de Afectados por la Minería, las cuales también acusan al gobierno estatal de querer coaccionar con recursos y beneficios de programas sociales a los ejidatarios inconformes para que aprueben el proyecto.

Una acusación que el gobierno de la entidad ha rechazado en varias ocasiones; una de ellas, en septiembre del año pasado, cuando según recogieron medios locales, el actual gobernador Alejandro Tello descartó que su administración manipule a los habitantes del ejido en el municipio de Jiménez del Teúl.

La entrega de despensas y apoyos no son sobornos, sino apoyos que surgieron como respuesta a peticiones de la ciudadanía, dijo el mandatario, quien en diciembre del año pasado encabezó un foro especial en el que, subrayó, “fueron convocados de manera plural ejidatarios, académicos, especialistas, y ciudadanía” para debatir sobre este proyecto polémico.

“Si nos quitan el río, no somos nada”

Sandra Miranda es delegada de los ejidatarios de Atotonilco ante el municipio de Jiménez del Teúl y opositora al proyecto de la presa.

Junto a un grupo de 60 mujeres de edades que van desde los 15 años, a los 26, 32, 50 y hasta los 60, ha encabezado desde octubre pasado acciones de resistencia frente a las constructoras que han querido introducir maquinaria pesada al río.

“Este movimiento de oposición ha estado liderado por mujeres y también por hombres, pero las mujeres han jugado un papel fundamental”, subraya Miranda.

“Las mujeres logramos detener a las máquinas para que no entraran al río en el que quieren hacer la presa. Nos pusimos enfrente y, a pesar de que fuimos agredidas verbalmente por los operadores de las máquinas, no nos quitamos”, añade la activista.

Sin embargo, todas estas acciones también tuvieron consecuencias para Sandra, que denuncia haber sido objeto de hostigamiento policial y de una campaña de desprestigio en medios locales.

“Tratan de intimidarnos, de meternos miedo, diciéndonos, por ejemplo, que la Policía Federal viene en camino con una orden para detenerme. O, en otras ocasiones, policías estatales, sin ningún aviso, hacen guardia frente a mi domicilio. Mientras que, en otras, sueltan rumores para ponerme mal con las comunidades, diciendo, por ejemplo, que ya me habían dado un millón, que me había vendido”.

La última acusación que le hicieron en medios locales, denuncia Sandra, es que ella lideró un intento de retener contra su voluntad a un funcionario estatal que, el pasado 26 de abril, fue al ejido de Atotonilco a ofrecer “apoyos sociales” a los pobladores, aunque la Red Mexicana de Afectados por la Minería señala que, en realidad, el funcionario fue a ofrecer dulces a los niños, becas, tinacos y estufas ecológicas para convencer a los ejidatarios de que den su consentimiento al proyecto de la presa.

“Nos acusan de secuestradoras. Pero en el ejido, las mujeres no portan armas, ni siquiera piedras”, ríe Sandra.

En cualquier caso, asegura Sandra ahora más seria, van a continuar con la defensa del agua y la oposición al proyecto de la presa.

Por ahora, a través del Observatorio y la Red Mexicana de Afectados por la Minería, han presentado denuncias ante el Ministerio Público en Sombrerete, por la invasión de maquinaria en propiedad ejidal, han interpuesto quejas ante las comisiones de derechos humanos de Zacatecas y la Nacional, y ante la Procuraduría Agraria Nacional, y han interpuesto recursos de amparo y juicios de nulidad, por la presunta falsificación de firmas y actas de asamblea, por parte de funcionarios gubernamentales.

“Vamos a seguir luchando por el agua -concluye Sandra-. Porque si nos quitan el río, no somos nada”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo independiente.

#YoSoyAnimal