11 datos que tal vez no sabías sobre el Maratón Ciudad de México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

11 datos que tal vez no sabías sobre el Maratón Ciudad de México

Solamente una persona ha corrido todos los maratones de la Ciudad de México. Se trata de Miguel Ángel Vargas Villanueva, quien en 2017, a sus 70 años, hizo su carrera número 35.
Por Redacción Animal Político
25 de agosto, 2018
Comparte

Previo a la edición 36 del Maratón de la Ciudad de México, esta mañana fue encendida la flama que iluminará el Pebetero del Estadio Olímpico Universitario, donde se ubicará la meta de los 42 kilómetros a recorrer en esta competencia.

El encendido de la llama se realizó en el Zócalo de la Ciudad de México, recorrerá las calles y avenidas por donde pasarán los corredores este domingo y llegará a Ciudad Universitaria alrededor de las 11:30 horas.

Una delegación de Grecia escolta el fuego de Maratón que recorrerá Paseo de la Reforma y Mahatma Gandhi, ingresará al Bosque de Chapultepec y seguirá por Avenida de los Insurgentes.

El sitio oficial de Maratón CDMX detalló que se realizará una serie de relevos a fin de que se recorra y divulgue el mensaje de la flama, la cual en será portada por los corredores de alto, rendimiento y representativos de la sociedad, así como atletas olímpicos de 1968.

Aquí te compartimos algunos datos que tal vez no sabías sobre el Maratón:

  • Es el noveno más importante a nivel mundial y el número 1 de Latinoamérica. En su última emisión hubo 40 mil corredores.
  • Su primera edición fue en 1983. La ganaron los mexicanos Casimiro Reyes y María del Carmen Cárdenas, como premio consiguieron un viaje para correr en el Maratón de Nueva York.maraton
  • Desde 2010 no gana ningún mexicano. La última mexicana triunfadora de esta carrera fue Karina Pérez Delgado. Hizo un tiempo de 2:39.42.
  • El récord masculino del Maratón CDMX lo posee el keniata Hillary Kipchirchir Kimaiyo. En 2010 logró un tiempo de 2:12.11.
  • El récord en la rama femenina es de la peruana Gladys Tejeda. Ella corrió con un tiempo de 2:37:34.3 en 2013.

La peruana Gladys Tejeda ganó la XXXV Maratón Internacional de la Ciudad de México con un tiempo de 2 horas, 36 minutos y 10 segundos, para imponer nuevo récord de la competencia. Detrás llegaron Asheke Bekere, de Etiopía, y Scola Jepkemoi, de Kenia./CUARTOSCURO.COM

  • En su primera edición, los corredores salieron del Autódromo Hermanos Rodríguez y llegaron al Monumento a la Revolución. En 1985, debido al terremoto, el recorrido se desarrolló en el sur de la ciudad.
  • Desde 2013, el maratón ha salido del Hemiciclo a Juárez y la meta ha sido Ciudad Universitaria. Este año la ruta será la misma de los Juegos Olímpicos de 1968: partirá del Zócalo hasta CU.

Archivo Cuartoscuro

  • En su primera edición participaron 7 mil 500 corredores. Para el año siguiente el número se duplicó a 15 mil. En el último maratón hubo 40 mil competidores.
  • 2009 fue el último año que competidores mexicanos ganaron en las dos ramas. Fueron Edilberto Méndez e Isabel Orellana. Desde 2011, las medallas se han repartido entre corredores de Etiopía, Kenia y Perú.

Foto: Cuartoscuro

  • Solamente una persona ha corrido todos los maratones de la Ciudad de México. Se trata de Miguel Ángel Vargas Villanueva, quien en 2017, a sus 70 años, hizo la carrera número 35. Y este año lo esperan para su carrera 36.

    Él es Miguel Ángel Vargas Villanueva (foto tomada de su Facebook)

     

  • El Maratón de la Ciudad de México Tiene la Etiqueta Plata de parte de la Federación Internacional de Asociaciones de Atletismo. La ambición es que pronto obtenga la máxima distinción en el circuito mundial.

¿Vas a correr el Maratón de la CDMX? Esto es lo que debes comer antes y después de los 42k

¿Quién portará la Flama Maratón este domingo?

Un grupo de seis atletas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), entre ellos, Fabiola Núñez, monarca de Barranquilla 2018 en remo, portará la Flama Maratón este domingo antes de entrar al inmueble olímpico de México 68.

Además de la remera, Núñez, oro en remo, quien podría cerrar el recorrido de los seis elementos universitarios para este evento que marca los festejos del 50 Aniversario de la realización de los Juegos Olímpicos de México 68.

En la lista también figura el gimnasta Salvador Sánchez, monarca de Universiada Nacional 2018, además de la judoca Carina Chávez, la pesista Andrey Martínez, la luchadora Selma Rojas y el nadador Maximiliano Aguilar.

Te puede interesar: Horarios, cierres, ruta: lo que debes saber del Maratón de la Ciudad de México

Este evento de relevos, forma parte de la Maratón Internacional de la Ciudad de México, la cual se correrá este domingo y tendrá llegada final en el estadio olímpico Universitario, en donde se prevé la asistencia de la exatleta, Enriqueta Basilio, quien en la justa de 1968 encendió el pebetero.

Mientras que en el interior del estadio, los atletas de la UNAM que continuarán con los relevos de la Flama, están el velocista Abraham Hernández y la para-atleta, Karla López para concluir con este acto.

Con información del sitio México y Notimex

 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

El punto débil del COVID que encontró una científica mexicana (y cómo puede servir para neutralizarlo)

La física mexicana Mónica Olvera de la Cruz detectó con su equipo de científicos que el nuevo coronavirus tiene un componente que puede ser bloqueado para evitar su transmisión al cuerpo humano.
Getty Images
18 de agosto, 2020
Comparte

Como especialista en física enfocada en la ciencia de los materiales, la doctora mexicana Mónica Olvera trabajaba en sus propios desarrollos tecnológicos hasta que la pandemia de COVID-19 cambió las cosas.

Un familiar suyo enfermó de gravedad en México, lo cual llevó a la científica a enfocar sus estudios en entender cómo el virus SARS-CoV-2 interactúa con el cuerpo humano a un nivel físico-biológico.

“Yo no tenía nada qué ver con medicina. Yo soy científica en ciencia de materiales. Pero a la hora de ver este problema tan fuerte, entramos en acción”, dice a BBC Mundo la especialista.

Su equipo en la Universidad Northwestern (Estados Unidos) analizó las diferencias entre el coronavirus que causó la epidemia SARS de 2003 y el causante de la enfermedad COVID-19.

Y encontró un punto débil con el que se le puede atacar.

“Estamos bloqueando el virus”, señala al explicar cómo su experimento a nivel molecular ha reducido de manera inicial en 30% la conexión del patógeno con los receptores humanos.

Una ilustración del SARS-CoV-2 atacando una célula

Getty Images
Las espigas (amarillas) del coronavirus se conectan a las células AC2 (en turquesa) del cuerpo. Si se impidiera eso, se neutralizaría.

“Antes de entrar el virus (en el cuerpo), sí podemos atacarlo para que ya no tenga tanta energía de atracción, que no sea capaz de infectar. Y si entra, que esté bloqueado el sitio”, explica la científica.

“Es otra manera de curar. Esto no son anticuerpos , los cuales tienen el problema de que pueden hacer resistente al virus. Hay muchos casos en los que los virus se vuelven resistentes a los anticuerpos”, añade.

En tres meses Olvera espera diseñar un polímero -un compuesto químico- que triplique la efectividad del bloqueo y que esto se convierta en una forma de proteger al cuerpo de un virus tan contagioso como el SARS-CoV-2.

¿Cuál fue el hallazgo?

El SARS-CoV-2 ingresa al cuerpo a través de sus proteínas S, que hacen contacto con la enzima convertidora de angiotensina (AC2) de las células humanas.

Las células AC2 también están presentes en el corazón, en el estómago, en el riñón, “por eso cuando uno se infecta (con el virus SARS-CoV-2, este) puede dañarlos”, explica Olvera.

Gráfico de cómo se reproduce el coronavirus en el cuerpo

BBC

Así que en su estudio, hecho en colaboración con el doctor Baofu Qiao, detectó que el SARS-CoV-2 tiene conexiones con cargas positivas en la proteína espiga (o spike) de su corona que pueden ser bloqueadas.

“La energía de atracción entre ese grupo que está en la spike y las células epiteliales era más débil en el primer coronavirus que en el SARS-CoV-2″, explica Olvera.

“Nos dimos cuenta de que si mutábamos los que no estaban en el de 2003, la atracción con el receptor bajaba. Nada más lo mutamos y bajó muchísimo su atracción“, añade.

El trabajo de bloqueo se dio en uno de los tres grupos de la proteína espiga, lo que redujo en un 30% la capacidad del virus para conectarse con el receptor, en este caso las células del cuerpo.

A diferencia de otras investigaciones, Olvera y Qiao detectaron un sitio con carga positiva, llamado sitio de escisión polibásico, a 10 nanómetros (algo sorprendentemente “lejano” de la base, en términos de esas mediciones) en la proteína espiga.

https://www.youtube.com/watch?v=Zh_SVHJGVHw&t=5s

Así que si se obtiene un polímero que bloquee los tres grupos, como lo están investigando, el resultado podría triplicarse y hacer que el nuevo coronavirus tuviera muy poca oportunidad de atacar al organismo.

“Yo quiero diseñar uno que ataque a todos. Es muy complicado, es un diseño difícil. Pero la idea es crear una protección bajo un diseño que funcione y quede probado en un laboratorio”, señala la científica.

¿Cómo puede adoptarse en la medicina?

El proceso de crear un polímero que actúe contra las espigas del SARS-CoV-2 puede tomar de dos a tres meses.

Una vez creado, habría que elegir un medio de administración. Olvera considera que podría funcionar a través de un aerosol, con las ventajas que eso tiene.

“Los virus son tremendos. Pueden usar las cápsidas de otros virus y el ARN, duplicarse y mutar”, advierte.

Y es que las vacunas en las que trabajan a contrarreloj varios países y organizaciones enfrentan el problema de que los anticuerpos que generen puedan ser inefectivos ante mutaciones del SARS-CoV-2.

“Nosotros queremos crear algo que no sea biológico, que no cree resistencia. Evitar que el virus encuentre otras maneras de salir adelante. Creemos que puede ser una manera de debilitar el virus, diferente a lo que se está haciendo”, añade.

Si las mutaciones mantuvieran los mismos grupos polibásicos para atraer células receptoras del cuerpo, el remedio seguiría funcionando.

El trabajo desde diferentes ángulos de la ciencia, como la física en el caso de Olvera, puede aportar soluciones a un problema que afecta a toda la humanidad.

“Se está haciendo un esfuerzo enorme. Todos estamos de alguna manera relacionados con esto, es un problema mundial y qué mejor que todos los científicos estén trabajando en esto”, dice la científica mexicana.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=9JOee6bCojU

https://www.youtube.com/watch?v=PM9KBQyKHz8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.