close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Ni una copa al día: esto dice sobre el alcohol el mayor estudio sobre enfermedades del mundo

Entre los mayores de 50 años, el 27% de las muertes por cáncer entre las mujeres y el 19% de las de los hombres está vinculado al consumo de alcohol.
24 de agosto, 2018
Comparte

Malas noticias para quienes disfrutan de lo que pensaban que era una “saludable” copa de vino al día: hasta beber moderadamente es malo para la salud.

Esa es la advertencia de los autores de un gran estudio global publicado en la prestigiosa revista The Lancet, que confirma lo que algunos estudios anteriores ya habían apuntado: que ningún nivel de consumo de alcohol puede ser considerado saludable.

El estudio Global Burden of Disease es la mayor y más detallada investigación sobre las causas de enfermedad y muerte en el mundo, y sus datos analizan también los niveles de consumo de alcohol y su impacto sobre la salud de la población en 195 países.

En 2016 tomar alcohol fue el principal factor de riesgo de muerte prematura y discapacidad para las personas entre los 15 y los 49 años y su consumo está ligado a la décima parte de todas las muertes de ese grupo demográfico.

Por eso si bien los investigadores admiten que beber moderadamente puede proteger ligeramente de algunas cardiopatías, (como señalaron algunos estudios en el pasado), los riesgos combinados de desarrollar cáncer, lesiones y otras enfermedades asociadas al consumo de alcohol superan ampliamente esos posibles beneficios.

“Ningún límite es seguro”

“Aunque los riesgos para la salud asociados al alcohol cuando consumes una bebida al día son muy bajos, aumentan rápidamente al beber más“, le dijo a la BBC el autor líder del estudio, el doctor Max Griswold, de la Universidad de Washington, en Seattle.

Botella de erveza

Getty Images
“Si vas a beber, edúcate sobre los riesgos, y asúmelos de una manera informada”, dice una de las coautoras del estudio.

“Estudios anteriores encontraron un efecto positivo del alcohol para algunas cardiopatías, pero nosotros descubrimos que, combinados, los riesgos para la salud asociados al alcohol aumentan con cualquier cantidad consumida”, por baja que sea, dijo.

“Este informe demuestra que ningún límite es seguro“, dijo Sonia Saxena, una de las autoras del estudio.

Según la académica, las recomendaciones de las instituciones de salud pública deben actualizarse y los gobiernos deberían repensar sus políticas.

“Si vas a beber, edúcate sobre los riesgos, y toma una decisión bien informada”, recomienda.

Las cifras del “riesgo”

El estudio fue llevado a cabo por investigadores del Institute of Health Metrics and Evaluation, de la Universidad de Washington.

Según Saxena esta es una de las investigaciones más importantes y detalladas jamás realizadas sobre el tema.

Amigos bebiendo cerveza

iStock
Entre los jóvenes el riesgo para la salud de tomar una bebida al día es solo ligeramente superior a la abstención, un 0.5%. Pero el riesgo de tomar dos se incrementa a un 7%.

Los académicos analizaron los niveles de consumo de alcohol y su impacto para la salud en 195 países, entre 1990 y 2016 y para edades comprendidas entre los 15 y los 95 años.

Usaron información de casi 700 estudios para entender cuán común es la práctica de beber alcohol y de otros casi 600 para medir los riesgos para la salud. En total se estima que consideraron datos de unos 28 millones de personas de todo el mundo.

Y así pudieron comparar la salud de la gente abstemia con la de la gente que toma distintas cantidades de alcohol al día.

Se estima que en el mundo una de cada tres personas bebe alcohol. En términos globales, lo consume el 25% de las mujeres y el 39% de los hombres.

Mujer mirando por la ventana

Getty Images
Según el estudio, el nivel de consumo de alcohol más “seguro” para la salud es la abstinencia.

Entre los jóvenes, el riesgo para la salud de tomar una bebida al día es solo ligeramente superior a la abstención, un 0.5%.

Pero ese riesgo se incrementa rápidamente con un consumo más elevado del alcohol, un 7% para quienes toman dos bebidas al día y un 37% para quienes toman cinco.

Una bebida alcohólica fue definida como 10g de alcohol, que equivale a una pequeña copa de vino, a una lata o botella de cerveza o a una medida estándar de licor fuerte.

El estudio encontró que a nivel global entre los mayores de 50 años, el 27% de las muertes por cáncer entre las mujeres y el 19% de las de los hombres estaba vinculado al consumo de alcohol.

Entre la población más joven el mayor riesgo de muerte vinculada al consumo de alcohol es la tuberculosis (1,4% de las muertes), los accidentes de tráfico (1,2%) y las autolesiones (1,1%).

Un matiz

Si bien el abuso del alcohol es un grave problema de salud a nivel global, hay quien pide tomar cierta perspectiva ante estos resultados.

El profesor David Spiegelhalter, profesor de percepción pública del riesgo en la Universidad de Cambridge, hace un matiz sobre las conclusiones de los académicos.

Barista

Getty Images

“Dado el placer presuntamente asociado al consumo moderado de alcohol, decir que no hay ningún nivel ‘seguro’ no parece ser un argumento para la abstención“, comentó el académico, que no estuvo involucrado en el estudio.

“Ningún nivel de conducción es seguro, pero el gobierno no le recomienda a la gente que no conduzca”, ejemplificó.

“Si lo piensas bien, ninguna manera de vivir tiene un nivel seguro, pero nadie recomendaría abstenerse de ello”, concluyó.


 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro Archivo

Policías que antes protegían a jueces ahora cuidarán a periodistas y activistas amenazados

El Mecanismo de Protección firmará la próxima semana un convenio con el gobierno de la Ciudad de México para que periodistas y activistas que huyeron de sus estados por la violencia puedan acceder a programas de empleo, salud y educación.
Cuartoscuro Archivo
Por Manu Ureste y Francisco Sandoval
3 de octubre, 2019
Comparte

Policías de la Secretaría de Seguridad Pública, que antes protegían a jueces y a empresarios privados, serán ahora escoltas de periodistas y defensores de derechos humanos amenazados y agredidos por su labor en México.

Así lo dio a conocer en entrevista con Animal Político Aarón Mastache, titular del Mecanismo de Protección a Periodistas y Defensores de Derechos Humanos, quien detalló que, desde el pasado miércoles y hasta el próximo mes de diciembre, harán la transición.

“Son policías que vienen de proteger a jueces, a gente del Poder Judicial, y también a empresarios privados”, explicó Mastache, quien calificó el cambio como “muy positivo”, puesto que los nuevos escoltas “están más capacitados” en labores de seguridad y tienen “mejor equipamiento” que los agentes privados.

“Este cambio va a aportar mucho al Mecanismo -subrayó el funcionario-. Los escoltas de Seguridad Pública están más entrenados y, además, en un caso de riesgo latente, tiene más posibilidad de contactar directamente a las autoridades locales, estatales o federales, para interactuar rápido y darle al beneficiario una mayor protección”.

Mastache señaló además que al interior del Mecanismo ya se está dando capacitación en respeto a los derechos humanos a los nuevos escoltas, con la colaboración de la Embajada de Suecia.

Buena medida… con condicionantes

Organizaciones defensoras de la libertad de expresión, como Artículo 19, calificaron este cambio de escoltas en el Mecanismo como una buena medida, “siempre y cuando se cumplan varios condicionantes”.

Y esos condicionantes, planteó en entrevista Leopoldo Maldonado, subdirector regional de Artículo 19, son que el Servicio de Protección Federal cumpla con las promesas planteadas a la Junta de Gobierno del Mecanismo, como que va a fortalecer las medidas de admisión y las evaluaciones de control a sus escoltas, “para garantizar la confianza en quienes van a integrar este cuerpo de policía”, y el monitoreo constante de los nuevos elementos que sustituirán a los 70 escoltas privados que, entre 2012 y marzo de este año, el Mecanismo destinó para proteger a periodistas y activistas.

Maldonado planteó que los escoltas de la empresa privada que actualmente da servicios al Mecanismo de Protección, RCU Sistemas S. A. de C. V., han sido objeto de quejas por parte de algunos de los beneficiarios del programa.

Por lo que, “dada la mala experiencia”, dijo que no ven con malos ojos que el Estado mexicano asuma, “o más bien reasuma”, la función de garantizar la seguridad de los periodistas y defensores de derechos humanos.

No obstante, periodistas que son beneficiarios de medidas de protección mostraron su reticencia por el cambio de escoltas privados a agentes de seguridad pública.

“No me parece una medida acertada, sobre todo porque hay que tener en cuenta que el gobierno y las policías públicas son nuestros principales agresores”, dijo en entrevista Omar Bello, reportero guerrerense que lleva dos años en el Mecanismo y es vocero de la Asociación Mexicana de Periodistas Desplazados.

Y las cifras de organizaciones como el Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia (Casede), que hizo una encuesta a 220 periodistas y defensores de derechos humanos, y publicó este informe en septiembre del año pasado, le dan la razón.

El informe del Casede señaló que los principales agresores de periodistas, por encima incluso de grupo del crimen organizado y la delincuencia, son funcionarios públicos.

El 40% de los comunicadores encuestados dijo que sufrió al menos una agresión de funcionarios, principalmente de policías estatales o municipales. Les siguen, con el 37%, el crimen organizado; y el 16% la policía federal o el Ejército.

“Además, si con los escoltas privados ya nos sentíamos vigilados por el Gobierno, ahora con escoltas de Seguridad Pública pues mucho más”, añadió Omar Bello, quien dijo que el cambio de escoltas le parece una medida de austeridad del nuevo Ejecutivo federal para ahorrarse el dinero de contratar a guardias privados.

“Un nuevo proyecto de vida”

Aaron Mastache también adelantó en la entrevista con este medio que en la próxima semana firmará un convenio de colaboración con el gobierno de la Ciudad de México, con el objetivo de que el Mecanismo no solo sea una herramienta de “reacción” a las agresiones a periodistas y activistas, sino que también incluya otras medidas de atención integral; una de las demandas más insistentes de los beneficiarios y de organismos internacionales de derechos humanos, como la ONU, o la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Sobre este punto cabe señalar que actualmente en la Ciudad de México se refugian 50 periodistas y activistas de derechos humanos, que tuvieron que desplazarse desde diferentes puntos de la República porque fueron agredidos o amenazados.

Su situación, como expuso Animal Político en este reportaje, es complicada: sin empleo, desplazados de sus estados, y pendientes de un botón de pánico del que no se despegan. Por ello, Mastache dijo que para atender esta situación el convenio con el gobierno capitalino busca que los periodistas y activistas de derechos humanos desplazados puedan acceder a los programas sociales de la ciudad.

Los beneficiarios, por ejemplo, podrán acceder a las ofertas de trabajo que anuncia el gobierno de la ciudad; podrán tener atención médica y medicamentos gratuitos; y tendrán prioridad para inscribir a sus hijos en las escuelas cercanas a donde vivan, aunque el curso ya esté iniciado.

“Los beneficiarios del Mecanismo no tienen ahora mismo esa posibilidad: muchos de ellos salieron huyendo de sus estados porque son amenazados y cuando llegaron aquí de un día para otro pues no les dieron la oportunidad de inscribir a sus hijos en las escuelas, porque ya no había cupo con el curso empezado”, puntualizó Mastache, quien recalcó que con el nuevo convenio buscan ofrecer “un nuevo proyecto de vida” a los beneficiarios del Mecanismo de Protección.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.