Ni una copa al día: esto dice sobre el alcohol el mayor estudio sobre enfermedades del mundo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Ni una copa al día: esto dice sobre el alcohol el mayor estudio sobre enfermedades del mundo

Entre los mayores de 50 años, el 27% de las muertes por cáncer entre las mujeres y el 19% de las de los hombres está vinculado al consumo de alcohol.
24 de agosto, 2018
Comparte

Malas noticias para quienes disfrutan de lo que pensaban que era una “saludable” copa de vino al día: hasta beber moderadamente es malo para la salud.

Esa es la advertencia de los autores de un gran estudio global publicado en la prestigiosa revista The Lancet, que confirma lo que algunos estudios anteriores ya habían apuntado: que ningún nivel de consumo de alcohol puede ser considerado saludable.

El estudio Global Burden of Disease es la mayor y más detallada investigación sobre las causas de enfermedad y muerte en el mundo, y sus datos analizan también los niveles de consumo de alcohol y su impacto sobre la salud de la población en 195 países.

En 2016 tomar alcohol fue el principal factor de riesgo de muerte prematura y discapacidad para las personas entre los 15 y los 49 años y su consumo está ligado a la décima parte de todas las muertes de ese grupo demográfico.

Por eso si bien los investigadores admiten que beber moderadamente puede proteger ligeramente de algunas cardiopatías, (como señalaron algunos estudios en el pasado), los riesgos combinados de desarrollar cáncer, lesiones y otras enfermedades asociadas al consumo de alcohol superan ampliamente esos posibles beneficios.

“Ningún límite es seguro”

“Aunque los riesgos para la salud asociados al alcohol cuando consumes una bebida al día son muy bajos, aumentan rápidamente al beber más“, le dijo a la BBC el autor líder del estudio, el doctor Max Griswold, de la Universidad de Washington, en Seattle.

Botella de erveza

Getty Images
“Si vas a beber, edúcate sobre los riesgos, y asúmelos de una manera informada”, dice una de las coautoras del estudio.

“Estudios anteriores encontraron un efecto positivo del alcohol para algunas cardiopatías, pero nosotros descubrimos que, combinados, los riesgos para la salud asociados al alcohol aumentan con cualquier cantidad consumida”, por baja que sea, dijo.

“Este informe demuestra que ningún límite es seguro“, dijo Sonia Saxena, una de las autoras del estudio.

Según la académica, las recomendaciones de las instituciones de salud pública deben actualizarse y los gobiernos deberían repensar sus políticas.

“Si vas a beber, edúcate sobre los riesgos, y toma una decisión bien informada”, recomienda.

Las cifras del “riesgo”

El estudio fue llevado a cabo por investigadores del Institute of Health Metrics and Evaluation, de la Universidad de Washington.

Según Saxena esta es una de las investigaciones más importantes y detalladas jamás realizadas sobre el tema.

Amigos bebiendo cerveza

iStock
Entre los jóvenes el riesgo para la salud de tomar una bebida al día es solo ligeramente superior a la abstención, un 0.5%. Pero el riesgo de tomar dos se incrementa a un 7%.

Los académicos analizaron los niveles de consumo de alcohol y su impacto para la salud en 195 países, entre 1990 y 2016 y para edades comprendidas entre los 15 y los 95 años.

Usaron información de casi 700 estudios para entender cuán común es la práctica de beber alcohol y de otros casi 600 para medir los riesgos para la salud. En total se estima que consideraron datos de unos 28 millones de personas de todo el mundo.

Y así pudieron comparar la salud de la gente abstemia con la de la gente que toma distintas cantidades de alcohol al día.

Se estima que en el mundo una de cada tres personas bebe alcohol. En términos globales, lo consume el 25% de las mujeres y el 39% de los hombres.

Mujer mirando por la ventana

Getty Images
Según el estudio, el nivel de consumo de alcohol más “seguro” para la salud es la abstinencia.

Entre los jóvenes, el riesgo para la salud de tomar una bebida al día es solo ligeramente superior a la abstención, un 0.5%.

Pero ese riesgo se incrementa rápidamente con un consumo más elevado del alcohol, un 7% para quienes toman dos bebidas al día y un 37% para quienes toman cinco.

Una bebida alcohólica fue definida como 10g de alcohol, que equivale a una pequeña copa de vino, a una lata o botella de cerveza o a una medida estándar de licor fuerte.

El estudio encontró que a nivel global entre los mayores de 50 años, el 27% de las muertes por cáncer entre las mujeres y el 19% de las de los hombres estaba vinculado al consumo de alcohol.

Entre la población más joven el mayor riesgo de muerte vinculada al consumo de alcohol es la tuberculosis (1,4% de las muertes), los accidentes de tráfico (1,2%) y las autolesiones (1,1%).

Un matiz

Si bien el abuso del alcohol es un grave problema de salud a nivel global, hay quien pide tomar cierta perspectiva ante estos resultados.

El profesor David Spiegelhalter, profesor de percepción pública del riesgo en la Universidad de Cambridge, hace un matiz sobre las conclusiones de los académicos.

Barista

Getty Images

“Dado el placer presuntamente asociado al consumo moderado de alcohol, decir que no hay ningún nivel ‘seguro’ no parece ser un argumento para la abstención“, comentó el académico, que no estuvo involucrado en el estudio.

“Ningún nivel de conducción es seguro, pero el gobierno no le recomienda a la gente que no conduzca”, ejemplificó.

“Si lo piensas bien, ninguna manera de vivir tiene un nivel seguro, pero nadie recomendaría abstenerse de ello”, concluyó.


 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

IMSS reconoce problema con muestras y tardanza para dar resultados de pruebas de COVID-19

La falta de capacidad de laboratorios estatales y los problemas de transportación de las pruebas han afectado la entrega de los resultados.
Cuartoscuro
8 de abril, 2020
Comparte

El director del IMSS, Zoé Robledo, reconoció que el Instituto ha tenido problemas para el traslado de muestras y esto ha repercutido en una tardanza en la entrega de resultados de las pruebas de COVID-19.

Además, refirió que algunos laboratorios estatales, aunque fueron certificados para realizar pruebas, no tienen la capacidad suficiente para hacerlas y por lo tanto no pueden apoyar al IMSS para acelerar los procesos.

En un video publicado en la madrugada de este miércoles, Robledo dijo que con el fortalecimiento de la capacidad operativa del laboratorio en el Centro Médico La Raza y sus laboratorios de vigilancia epidemiológica en Guadalajara, Yucatán y Monterrey, el IMSS tiene la capacidad de procesar hasta 1,700 pruebas diarias de COVID-19 (desde febrero y hasta este 7 de abril, Salud federal tenía el registro de 25,410 pruebas realizadas en el país).

Lee: IMSS contempla rentar equipo a hospitales privados y destinar 144 mdp para enfrentar COVID-19 en BC

Sin embargo, insistió, sus dificultades han sido en el traslado de muestras hacia los laboratorios ya mencionados, e incluso señaló que algunas aerolíneas se han negado a trasladarlas, aunque no especificó el nombre de alguna de ellas.

“El problema ha sido con el tiempo de entrega de los resultados, y no es falta de capacidad, sino de movilidad, de transportación de las muestras”, dijo Robledo.

El laboratorio privado que el IMSS tiene contratado desde hace varios años para el servicio de traslado de muestras, señaló Robledo (sin especificar el nombre de la empresa), ha tenido “muchas dificultades” para llevar las muestras por vía aérea.

“Hoy el tráfico en puentes aéreos se ha reducido, el número de vuelos se ha reducido hasta en un 50% y algunas aerolíneas incluso se han negado a mover materiales de esta naturaleza”, agregó.

El pasado miércoles 1 de abril, relató Robledo, en una videoconferencia con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y el canciller Marcelo Ebrard, gobernadores expresaron su preocupación por el tiempo de espera para la entrega de resultados.

Entérate: COVID-19: Aíslan a 11 trabajadores del IMSS que tuvieron contacto con persona mal diagnosticada

“En ese momento, ahí, se acordó liberar muestras para que los laboratorios estatales que están certificados puedan realizar las pruebas. Sin embargo, es necesario decirlo de manera muy transparente, la capacidad de muchos de estos laboratorios no es suficiente”, mencionó Robledo.

“Debemos encontrar mecanismos de coordinación con los Laboratorios Estatales y, en ese sentido, con los gobiernos de los estados para que de manera solidaria trabajemos en equipo y logremos realizar las pruebas necesarias, sin que ello nos represente un costo adicional fuera de la norma”, dijo después.

El costo de cada prueba de laboratorio, mencionó, es en promedio de 2 mil pesos, y todo aquel que quiera superar ese momento trata de “sorprender a las instituciones” (Robledo no precisó qué entidad habría intentado hacer un cobro más alto por dichas pruebas).

El laboratorio privado que le hace al IMSS el servicio para el movimiento de las pruebas, continuó, “también nos dota de los insumos para hacerlas, por eso no es tan fácil entregar los insumos”, expresó Robledo.

El director del IMSS dijo que habían establecido un acuerdo con el InDRE, para procesar 600 muestras “que se encontraban en espera” (aunque no aclaró cuánto tiempo habían estado en espera).

Además del InDRE, mencionó acuerdos con universidades y centros académicos para realizar pruebas en los estados.

Lee: IMSS explica cómo inició el brote de COVID-19 en clínica de Monclova

Robledo explicó que el pasado 24 de marzo la Comisión Nacional de Vigilancia Epidemiológica modificó el procedimiento para que no solo se considerara como casos sospechosos de COVID-19 y susceptibles a que les hagan una prueba aquellas personas que hubieran viajado al extranjero, sino que se considerara también a aquellas personas sin antecedentes de viaje pero con los síntomas asociados con el coronavirus.

Eso derivó en que instituciones de Salud tuvieran que hacer más pruebas de COVID-19.

Respecto a los laboratorios estatales, insistió en que debe haber precios justos por el procesamiento de pruebas que hagan a partir de muestras captadas por el IMSS.

“Que quede claro, la historia no va a perdonar a los que pretendan lucrar con la emergencia”, dijo Robledo, aunque de nuevo sin aclarar quién habría hecho el intento de lucrar la emergencia sanitaria por COVID-19.

“La salud de las mexicanas y los mexicanos debe estar por encima de cualquier interés particular o de índole política. A las y los gobernadores les quiero decir hoy, si requieren personal capacitado, podemos apoyar, si les falta capacidad física, podemos definir alternativas”, agregó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts