Recuperan las cajas negras del vuelo accidentado en Durango; habrá dictamen en diciembre, calculan autoridades

Luis Gerardo Fonseca, director de Aeronáutica Civil de la SCT, detalló que la aeronave recorrió en tierra entre 200 a 300 metros fuera de la pista de despegue, lo que provocó el daño en el fuselaje y el desprendimiento de los motores.

Recuperan las cajas negras del vuelo accidentado en Durango; habrá dictamen en diciembre, calculan autoridades
Hasta el momento dos personas continúan delicadas. Cuartoscuro

Las cajas negras del avión accidentado este 31 de julio en Durango ya fueron recuperadas por las autoridades, por lo que ya comenzó la investigación para determinar las causas del accidente.

El director general de Aeroméxico, Andrés Conesa, aseguró en conferencia de prensa que ambas memorias están “en perfecto estado” para ser leídas y analizadas.

Aseguró que la aerolínea apoyará económica y psicológicamente a los pasajeros y a sus familiares, y reiteró que la empresa se hará cargo del 100 % de las afectaciones. También dijo que aumentarán la capacidad de sus vuelos para atender las demandas de las rutas hacia Durango.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informó que ya opera la Comisión Investigadora y Dictaminadora de Accidentes de Aviación, en la cual participarán representantes de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), así como de la empresa Embraer, fabricante, y de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte y la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos de América (NTSB y FAA por sus siglas en inglés), país de fabricación de los motores.

El titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, aseguró que el protocolo no fija tiempo, “pero lo que yo sí asumo es que va a ser pronto, va a ser en esta Administración”, respondió sobre el tiempo que tardará la comisión en identificar el origen del accidente.

“No fue algo tan tremendo que implique una gran investigación de vientos elevados, de cuestiones elevadas”, explicó el funcionario, de acuerdo con un reporte del diario Reforma.

En tanto, Ricardo de la Cruz, director general de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, informó que de las 103 personas que estaban en el avión, todos están en condición estable, “la mayoría fuera de peligro”, así como 22 personas aún hospitalizadas en distintos centros de salud.

También informó que han podido hablar con el piloto Carlos Galván Meyran, quien fue operado con éxito tras estar en condición grave por el accidente.

Además, explicó que la Secretaría de Relaciones Exteriores (SER) ya se coordina con los consulados de Estados Unidos, España y Colombia para ayudar a los pasajeros extranjeros  a recuperar su documentación.

No alcanzó a despegar

El avión accidentado de Aeroméxico en Durango no alcanzó a despegar ni logró altura, porque se encontraba en la trayectoria de despegue inicial cuando salió de la pista y se desplazó por terreno irregular, lo que provocó el daño en el fuselaje, afirmó el director de Aeronáutica Civil de la SCT, Luis Gerardo Fonseca Guzmán.

Esta versión dista de lo dicho durante la noche de este martes por el gobernador de Durango, José Aispuro, quien detalló que el accidente que sufrió el vuelo 2431 de Aeroméxico se debió a una ráfaga de viento que afectó a la aeronave cuando apenas había despegado.

Leer: Una ráfaga de viento causó el accidente de avión en Durango: gobernador; el piloto se encuentra grave.

La aeronave “fue afectada por una ráfaga de viento que la hizo descender bruscamente y tocar tierra con el ala izquierda desprendiéndose los dos motores del mismo”, agregó el mandatario.

La mañana de este miércoles Luis Gerardo Fonseca dijo, en entrevista para Enfoque Noticias, que de acuerdo con el equipo de investigación del cual forma parte, el avión sufrió algún percance durante la trayectoria de despegue, cuyas causas son las que aun tienen que determinar.

Detalló que “la aeronave sale de la pista y empieza a desplazarse en el terreno que está entre la pista y la calle de rodaje del aeropuerto. El correr en esta distancia, de 200 a 300 metros, es lo que provoca el daño en el fuselaje y el desprendimiento de los motores”.

Cuando la aeronave terminó su desplazamiento “se detiene y la tripulación procede a la evacuación de los pasajeros y todos logran salir antes de que se incendie”, agregó Fonseca Guzmán.

Mencionó que el avión salió de la pista de despegue a la mitad de ésta y con la velocidad que llevaba sobre un terreno irregular fue inevitable evitar el daño.

“Fue un desplazamiento horizontal, sin girar ni nada, lo cual no permitió daños mayores y que los pasajeros pudieran salir”.

Resaltó que la tripulación y los pasajeros actuaron conforme a los protocolos establecidos, saliendo de manera ordenada, “esa es la principal razón de la que podemos agradecer que no haya víctimas fatales”.

Hizo mención en la pronta intervención de los cuerpos de rescate del Aeropuerto de Durango y del personal de Protección Civil del estado, de la Secretaría de la Defensa Nacional, Policía federal.

Detalló que el 59 % de las aeronaves que están en operación tienen una antigüedad inferior a 10 años, 24 % tiene entre 10 y 15 años, por lo que el promedio de una antigüedad de 10 años es bastante típica, siguen siendo rentables para mantenerlas en un vuelo regular, con múltiples vuelos en un solo día hasta prácticamente 20 años.

Comentó que el equipo de investigación que hoy ya está integrado y que se encuentra en el lugar tomará en consideración el viento como parte de las líneas de investigación, pero las causas finales y el resultado se dará una vez que hayan recopilado toda la información.

64 personas han sido dadas de alta; dos continúan delicadas

En la última actualización sobre la condición de los lesionados, Aeroméxico informó que al momento 64 de las 103 personas (pasajeros y tripulación) que viajaban en el avión  han sido dadas de alta de hospitales locales.

Por su parte la delegación estatal del IMSS en Durango informó que fueron dados de alta 11 de los 13 lesionados que eran atendidos en el Hospital General de Zona No.1 de esta entidad.

La dependencia médica detalló que desde el martes seis personas pidieron su alta voluntaria y otras cinco no presentaron lesiones de consideración, por lo que se les autorizó regresar a su casa en el trascurso de la noche del martes y la madrugada de este miércoles. Destacó que otros dos pacientes se encuentran en observación y se espera que en las próximas horas salgan del hospital.

En tanto, el vocero de la Secretaría de Salud de Durango, Fernando Ríos, informó que hasta el momento solo dos personas lesionadas por el accidente de avión se reportan delicadas, pero estables, uno de ellos el piloto de la aeronave y una menor de ocho años.

Precisó que el piloto presenta una lesión cervical, por lo que se le fijó la columna para evitar un daño mayor, en tanto que la niña de ocho años presenta quemaduras de primero y segundo grado en 25 por ciento de su cuerpo, por lo que permanece en Hospital Materno-Infantil.

 

Con información de Notimex. 

Close
Comentarios