Doña Amalita, la mujer que cocina con oro y plata de Xochimilco

Doña Amalita, como la conocen en Xochimilco, se dedica a sanar a través de la medicina tradicional, una labor que aprendió de su abuelo. Uno de los ejes fundamentales de la sanación, según esta mujer de 82 años, es la buena alimentación

cocineros
AMALITA, LA MUJER QUE RECUPERA Y TE ACERCA A LA MEDICINA TRADICIONAL DE MÉXICO Rodrigo Crespo
Ese oro y esa plata son las plantas, frutas, verduras, hierbas y semillas que crecen en las tierras de Xochimilco, dice doña Amalia Salas mientras recorre su jardín con una canasta llena de malva, ortiga, quelites, quintoniles y acelgas para preparar unas tortitas que llama tlazcalli del verdor del tiempo.

Doña Amalita, como la conocen en Xochimilco, se dedica a sanar a través de la medicina tradicional, una labor que aprendió de su abuelo. Uno de los ejes fundamentales de la sanación, según esta mujer de 82 años, es la buena alimentación: muchas verduras, hierbas, hortalizas, frutas y semillas, y nada de carne, lácteos, refrescos ni alimentos procesados.

“Yo me quiero, yo me cuido y yo me respeto” es el mantra de doña Amalita, y alimentarse de lo que brinda la tierra es parte de quererse, cuidarse y respetarse. Aún recuerda cuando todavía le gustaban los taquitos de longaniza, pero ya no los añora.

Lo que sí recuerda con cariño son las botanitas que preparaban sus abuelos, desde habas, huesos de capulín, pepitas de calabaza y maíz tostado con piloncillo, hasta grandes camotes fritos o asados.

Esta y más historias en Animal Gourmet

Close
Comentarios