Despenalizar mariguana y amapola: equipo de AMLO dice que acudirá a la ONU para cambiar tratados antidrogas

Olga Sánchez Cordero, propuesta por el presidente electo para ser secretaria de Gobernación, explicó que se busca beneficiar a jóvenes y mujeres detenidas por la posesión y trasiego de droga.

Olga Sánchez Cordero
Una reinterpretación de tratados antidrogas, la apuesta del próximo gobierno. Cuartoscuro

Olga Sánchez Cordero, propuesta por Andrés Manuel López Obrador para ser la próxima secretaria de Gobernación, dijo que la nueva administración acudirá a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para modificar los tratados internacionales antidrogas, como parte de una nueva estrategia para la pacificación del país.

Durante su participación en  foro Estrategia Banorte 2018, la exministra explicó que en primera instancia se buscaría despenalizar, no legalizar, la mariguana y en un futuro la amapola con fines medicinales.

Incluso, dijo que hablaría este mismo miércoles con funcionarios de la Oficina en México de las Naciones Unidas para las Drogas y el Delito, para buscar flexibilizar los acuerdos antidrogas, al considerarlos “sumamente rígidos”.

Consideró necesario trabajar con la ONU, para alcanzar este objetivo, pues aseguró que el crimen organizado sigue traspasando fronteras y tiene rutas muy claras para la distribución de droga desde Sudamérica y hasta Estados Unido pues, dijo, solo se logra confiscar entre 3 y 8 % del total de la droga que pasa por el territorio, situación que se repite en el país vecino del norte.

Expuso que la despenalización de las drogas en nuestro país se dará también mediante una “conferencia internacional” para el combate al crimen organizado, donde las otras naciones puedan discutir el tema.

Para Sánchez Cordero, los jóvenes y mujeres detenidas por la posesión y trasiego de droga serán los principales beneficiados si se llega a aprobar una despenalización o una Ley de Amnistía, promovida por el presiente electo desde su campaña.

“El tema de las mulas, las mujeres que están privadas de su libertad precisamente por  el trasiego de la droga, por una mochila llena de cocaína, mujeres indígenas que muchas veces no hablan ni siquiera español y se le violentan sus derechos en el tema del debido proceso, también quedarían —si se despenaliza o si se pide esta Ley de Amnistía— considerados para conceder esta amnistía”, expuso en su conferencia Estado de derecho.

La exministra insistió en que las Fuerzas Armadas no deben hacer trabajo de seguridad pública, por lo que tanto el Ejército como la Marina deben ser paulatinamente retiradas de la calles y sustituidas por policías profesionales.

Para ello, planteó un esquema general con Mando Único, una Escuela Nacional de Policía, la inamovilidad de los uniformados para que se hagan responsables de sus acciones, así como una debida capacitación.

Close
Comentarios