Gobernador de Chihuahua presumió caso resuelto de feminicidio; mamá de víctima lo desmintió
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Gobernador de Chihuahua presumió caso resuelto de feminicidio; mamá de víctima lo desmintió

A más de 17 años del feminicidio de Lilia Alejandra García Andrade, no se tiene a ninguna persona detenida y mucho menos sentenciada.
Cuartoscuro Archivo
Comparte

El pasado 7 de agosto, en el marco del Foro Escucha Ciudad Juárez –que congregó a víctimas de la violencia y próximas autoridades federales–, el gobernador del estado de Chihuahua, Javier Corral, informó que el feminicidio de Lilia Alejandra García Andrade (raptada, torturada sexualmente y asesinada en 2001) “ya está resuelto”, pues, aseguró, se encuentra detenido el “asesino serial” responsable, y contra él se tiene “prueba científica”.

No obstante, la mamá de la joven víctima, la activista Norma Andrade, desmintió en entrevista al gobernador Corral, y reveló que el detenido del que habló el funcionario público fue capturado por su supuesta vinculación con dos casos distintos a los de su hija.

“En abril de 2018 –detalló Norma Andrade–, la Fiscalía de Chihuahua obtuvo orden de aprehensión en contra de un sujeto llamado Manuel N., pero esa orden es por el caso de otras víctimas (Rosa Isela Tena, de 14 años al ser asesinada, y Sonia Ivette Sánchez, de 13 años). La orden de captura –subrayó– no fue emitida por el caso de mi hija, esa es una mentira del gobernador Corral”.

La investigación por el asesinato de Lilia, explicó por su parte el abogado David Peña (que da acompañamiento legal a Norma Herrera), sumó más de 17 años de diligencias judiciales, y “en todo ese tiempo se han acumulado diversas evidencias para identificar a los agresores, pero ninguna de esas evidencias ha apuntado jamás a esta persona que ahora el gobernador Corral presenta como culpable”.

Además, subrayó el abogado, “aún si esa persona estuviera relacionada con la muerte de Lilia, de lo cual no hay pruebas, lo que sí se tiene comprobado es que en el ataque del que fue víctima Lilia participaron al menos tres personas, así que no se puede hablar de que el caso está ‘resuelto’, como aseguró el gobernador, porque para eso tienen que estar identificados, procesados y con sentencia firme todos los responsables”.

En el caso de Lilia, insistió Peña, “hasta la fecha, a más de 17 años del feminicidio, no se tiene a ninguna persona detenida y mucho menos sentenciada. No se ha emitido orden de captura contra ningún presunto responsable. Y si la autoridad tiene pruebas de que ese detenido, Manuel N., está involucrado en el asesinato de Lilia, a nosotros, como representación legal de la familia, no nos las ha mostrado, y tampoco a un juez, o de lo contrario ya habrían obtenido una orden de captura por el caso de Lilia, lo cual no ha ocurrido”.

Animal Político buscó a la Fiscalía General del Estado de Chihuahua para conocer la situación legal de este caso, pero al cierre de la edición la dependencia no había emitido postura.

Efectividad fabricada

En febrero de 2018, Norma Herrera emprendió una campaña internacional de denuncia en contra de las autoridades mexicanas, por la impunidad que han gozado estos 17 años los asesinos de su hija. Esta campaña inició con una solicitud formal de audiencia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, para exponer su caso.

Justo después de iniciada esta campaña internacional, explicó el abogado David Peña, la Fiscalía de Chihuahua decidió retirar la investigación del caso a la Fiscalía de Homicidios, que hasta entonces había dirigido las diligencias, y la responsabilidad de conducir la investigación fue asumida directamente por Sergio Castro Guevara, quien ocupa el cargo de secretario particular del Fiscal General y, al mismo tiempo, el de agente del MP.

Este solo hecho, destacó Peña, representa una irregularidad, ya que aún cuando el secretario particular del fiscal ostenta un nombramiento como agente del Ministerio Público, dicho nombramiento lo acredita para fungir como tal sólo en el ámbito de la justicia penal “oral”, no así en el sistema penal tradicional, en el cual está radicado el caso de Lilia.

Es decir, subrayó el abogado, que “este funcionario en realidad no está facultado legalmente para conducir esta investigación en particular, ciertamente podría conducir otras que sí estén en el sistema de justicia oral, pero esta no, porque es de los casos que aún quedan del sistema tradicional, que deben seguir en ese sistema hasta su conclusión. Y, aún así, en febrero de 2018 no sólo asumió su conducción, sino que, de manera mágica, en 45 días lo dio por resuelto”.

Este funcionario, destacó el abogado, “en 45 días dio por resuelto el caso, de manera mágica, con lo que podría denominarse alquimia jurídica, aunque sin ninguna prueba real, y su narrativa acerca de cómo llegaron al sujeto que ahora tienen detenido no tiene pies ni cabeza”.

–¿Cómo es que las autoridades llegaron a Manuel N., y cómo es que lo vinculan con el asesinato de Lilia? –se le preguntó.

“Tal como nos lo explicó el secretario particular del fiscal –detalló David Peña–, el 1 de febrero pasado, él recibió el expediente de Lilia para darle prioridad, y como no encontró nada nuevo, decidió pedir una lista con los nombres de todas las mujeres asesinadas en Ciudad Juárez, en varias décadas. Según el funcionario, él se puso a revisar la lista y, casualmente, encontró dos víctimas que tenían los mismos apellidos, así que decidió investigar ese caso, aunque esas víctimas no tienen ninguna relación con el caso de Lilia que, supuestamente, era su prioridad”.

Luego de identificar a esas dos víctimas, “el secretario particular del fiscal nos contó todo un cuento: que fueron a la zona donde habían vivido esas víctimas, y alguien les contó que el que las había matado era el papá de una de ellas, y fueron por él y lo detuvieron”.

Ya detenido, “este funcionario nos dijo que le hicieron pruebas de ADN, y descubrieron que él era el atacante de otras dos niñas que no son ni sus dos familiares muertas, ni tampoco Lilia –explica el abogado–. Es decir, investigando el caso de la víctima A, las autoridades dan con el supuesto feminicida de las víctimas B y C, pero finalmente lo procesan por los asesinatos de las víctimas D y E… y entonces lo presentan como un ‘feminicida serial'”.

Como representantes legales de Norma Herrera y de su hija asesinada, destacó Peña, “nosotros no estamos cerrados a la posibilidad de que esta persona pudiera estar vinculada con el asesinato de Lilia, pero exigimos pruebas, y no sólo no hay pruebas de que Manuel N. haya participado en la agesión a Lilia, sino que las pruebas existentes indican lo contrario, que él no está involucrado en este feminicidio. Quizás tengan pruebas contra él en otros casos, pero en éste no las hay. Y aún así, según el gobernador, el caso de Lilia ya está resuelto.”

Feminicidas seriales

Durante los 17 años transcurridos desde el asesinato de Lilia, cuyo cuerpo fue encontrado una semana después de su desaparición, en febrero de 2001, en un lote baldío de Ciudad Juárez, las autoridades estatales de Chihuahua han encabezado formalmente las investigaciones realizadas aunque, subrayó Norma Herrera, todas las diligencias han sido propuestas no por el Ministerio Público, sino por ella misma y su acompañamiento legal.

Como parte de esas diligencias, destacó David Peña, del cuerpo de Lilia se lograron recuperar muestras genéticas de al menos dos agresores distintos, de las cuales sólo una permitió la obtención de un perfil de ADN, ya que la otra muestra estaba contaminada.

Durante los siguientes siete años, señaló el abogado, el perfil genético que sí logró obtenerse fue contrastado con el de casi dos centenares de personas del círculo social de Lilia, en el intento de identificar a la persona a la que correspondía dicho ADN, sin éxito.

Sin embargo, en 2008, “solicitamos al MP que contrastara ese perfil de ADN del agresor de Lilia con las bases de datos genéticos que hubiera disponibles, y nos encontramos con que la única base de datos genéticos con la que contaba en ese momento el gobierno de Chihuahua era la del personal de la Fiscalía estatal. Era una base que habían integrado con el objeto de poder identificar los cuerpos de aquellos agentes que el crimen organizado raptaba y luego abandonaba”.

Cuando la Fiscalía estatal contrastó el perfil de ADN del agresor de Lilia, detalla el abogado, “la sorpresa fue que había una coincidencia parcial con una persona que había sido agente ministerial, y que recientemente habían asesinado”.

El análisis realizado permitió determinar que el agresor de Lilia compartía todos los marcadores genéticos del lado paterno con ese agente ministerial, lo que quería decir que dicho agente no era el agresor, pero sí alguien de su familia paterna.

Con esa información, la Fiscalía logró determinar que en el lado paterno de ese agente había 45 hombres que, por su edad, eran compatibles con el perfil del agresor de Lilia. De ellos, 21 hombres han sido localizados y en 16 casos se comprobó que se compartían todos los mismos marcadores genéticos paternos del agresor.

Es decir, ninguno de ellos era el agresor de Lilia, pero las 16 pruebas confirmaron que el agresor sí es un integrante de esa familia.

En 2008, señaló Peña, “pedimos también que el perfil genético del agresor de Lilia fuera contrastado con los perfiles genéticos de agresores de otras víctimas de feminicidio, y así fue como la Fiscalía se dio cuenta que la persona que atacó a Lilia había participado al menos en otros tres feminicidios”.

Los asesinato de Lilia y de esas otras tres mujeres ocurrieron entre 1993 y 2005, y en todos los casos, subrayó Peña, “se encontraron rastros genéticos de más agresores, o sea, que esas niñas fueron atacadas por varias personas. Esas pruebas indican que, por lo menos desde 1993, en Juárez opera un grupo de pederastas que se dedica a raptar niñas, torturarlas sexualmente y asesinarlas”.

Al detenido Manuel N., detalló el abogado, se le vinculó con la muerte de dos de esas niñas agredidas por la misma banda que atacó a Lilia, y por esos casos fue detenido, pero el ADN de ese procesado no corresponde con el perfil genético del agresor de Lilia.

–¿El ADN del detenido Manuel N. es compatible con la muestra genética con la que se cuenta del agresor de Lilia? –se le preguntó al abogado.

–Ese es el problema: en el marco de la investigación por el feminicidio de Lilia, a ese sujeto nunca se le había relacionado y, por lo tanto, su ADN no obra en la carpeta de investigación; entonces, si su ADN no forma parte de la indagatoria, obviamente tampoco lo pueden comparar con el ADN del agresor de Lilia. Por lo tanto, no tienen elementos para asegurar que es compatible con el perfil genético del agresor de Lilia.

Debido a que, a través de 17 dictámenes de ADN, el agresor de Lilia ya fue vinculado científicamente con una familia en particular, “por lógica, el detenido Manuel N. tendría que estar emparentado con dicha familia, pero no es así, este detenido no tiene nada qué ver con ese grupo familiar, entonces, aquí hay una contradicción grande en la versión de las autoridades”.

Esa contradicción, de hecho, quedó plasmada en documentos oficiales: en 2008, la Fiscalía emitió un dictamen pericial en el que afirma que hay una coincidencia plena entre el ADN del agresor de Lilia, y la familia paterna de uno de sus agentes.

Luego, diez años después, en 2018, la misma especialista emitió un nuevo documento, ahora para señalar lo contrario: que el agresor no es parte de dicha familia. En ese documento se sustentan las nuevas conclusiones de las autoridades de Chihuahua.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Soberana 02: qué se sabe de la vacuna que desarrolla Cuba contra el COVID

Cuba está tratando de desarrollar la primera vacuna contra COVID de América Latina y quiere inmunizar con ella a toda su población en 2021.
19 de febrero, 2021
Comparte
Cuba

Getty
Cuba podría ser el primer país de América Latina en crear su propia vacuna contra la covid-19.

Algunos países han centrado sus esfuerzos en importar las vacunas contra el coronavirus. Otros, como Cuba, están enfocados en producir sus propias vacunas.

Según los organismos científicos de ese país, actualmente trabajan en el desarrollo de al menos cuatro posibles vacunas contra la covid-19 que ya se están probando en humanos.

Quienes lideran esos estudios se han mostrado optimistas con los primeros resultados.

“Nuestro país será uno de los primeros que podrá inmunizar a toda su población“, dijo en el programa Mesa Redonda Eduardo Martínez, presidente de BioCubaFarma, el grupo empresarial que lidera la investigación y el desarrollo de vacunas y medicamentos en Cuba.

Las cuatro candidatas a vacunas están en las fases I y II de ensayos clínicos, en los que se mide su eficacia y seguridad en humanos.

Una de ellas, llamada Soberanda 02, podría entrar a fase III en marzo, con lo cual, si supera las pruebas, estaría más cerca de ser aprobada para su uso masivo.

Cualquier candidata debe superar la fase III, en las que se comprueba la eficacia y la seguridad de la vacuna en miles de personas.

Cuba.

Getty
Las autoridades de Cuba confían en que puedan vacunar a toda su población en 2021.

Si todo sale bien, Cuba espera producir 100 millones de dosis de Soberana 02 en 2021, con lo cual, además de inmunizar a sus más 11 millones de habitantes, también podría exportar su vacuna o la tecnología a otros países.

Los resultados de estos ensayos clínicos, sin embargo, aún no se han publicado en revistas especializadas revisadas por pares, por lo que expertos que no están involucrados en estos estudios piden cautela.

La Organización Panamericana de la Salud, por su parte, se ha mostrado optimista, pero advierte que las candidatas deben superar todas las pruebas.

Si Cuba logra sus objetivos con estas investigaciones, podría convertirse en el primer país de América Latina en desarrollar su propia vacuna contra la covid-19, y quizás, uno de los primeros en vacunar a toda su población.

Cuatro candidatas

Cuba trabaja paralelamente en cuatro posibles vacunas.

Por una parte están Soberana 01 y Soberana 02, desarrolladas por el Instituto Finlay de Vacunas.

Las otras dos son conocidas como Mambisa y Abdala, producidas por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB).

Vacunas

BBC

Estas cuatro vacunas funcionan de manera similar. Su acción se basa en un mismo tipo de antígeno que se usa en la zona de la espiga del virus, que es la llave con la que el virus ingresa a la célula.

Entonces, la idea es generar anticuerpos en esa zona para inhibir la entrada del virus a la célula, según explicó Martínez, de BioCubaFarma.

También tienen en común la ventaja de que, según sus creadores, solo requieren entre 8 °C y 2 °C de refrigeración.

La diferencia entre ellas radica en cada una tiene distintas formulaciones.

Las dos vacunas Soberana utilizan un antígeno obtenido de células de mamíferos en varias formulaciones; mientras que Mambisa y Abdala usan un antígeno tomado de levadura, también en varias formulaciones.

La Mambisa, por su parte, tiene la particularidad de ser un spray que se aplica por la nariz.

Además, contiene una porción de la proteína de espiga del coronavirus y una proteína del virus de la hepatitis B, con las que se estimula el sistema inmune, según explica el registro de candidatas a vacunas de la Alianza Global para la Vacunación y la Inmunización (GAVI, por sus siglas en inglés).

Soberana.

Getty
Cuba tiene las esperanzas puestas en su vacuna Soberana.

Soberana 02

En la carrera de las cuatro candidatas, Soberana 02 parece llevar la delantera.

Se trata de una vacuna conjugada. Eso significa que un antígeno se fusiona con una molécula portadora para reforzar su estabilidad y eficacia.

En este caso, lo que se hace es unir una toxina del tétano a la proteína con la que el virus se adhiere la célula.

De esa manera, cuando el virus intenta entrar a la célula usando esa proteína, se genera una reacción inmune contra la toxina que lleva la proteína, con lo cual se bloquea su entrada a la célula.

En la primera etapa de ensayos, los científicos cubanos han probado la aplicación de la vacuna en dos dosis, y en algunos casos añadiendo una tercera dosis de Soberana 01 como refuerzo.

La tecnología de Soberana 02 ya ha sido utilizada con éxito en otras vacunas fabricadas en Cuba.

“Están utilizando una tecnología segura“, le dice a BBC Mundo Andrés Vecino, médico especialista en sistemas de salud de la Universidad Johns Hopkins, en EE.UU., quien no está involucrado en esas investigaciones.

Fase III

Hasta ahora, según los investigadores cubanos, Soberana 02 ha mostrado la capacidad de inducir anticuerpos y ahora están analizando la capacidad que esos anticuerpos tienen de inhibir el virus.

Tras comenzar los ensayos clínicos en noviembre, el Instituto Finlay aspira a entrar a la fase III en marzo, según lo indicó Vicente Vérez Bencomo, director general de la institución, en el programa Mesa Redonda de la televisión cubana.

Esta tercera fase, según Vérez Bencomo, tendría 42.600 participantes en la isla.

En enero, el Instituto Finlay anunció que había logrado un acuerdo con Irán para transferir la tecnología de Soberana 02 y realizar ensayos de fase III en ese país.

Ambas naciones enfrentan duras sanciones por parte de Estados Unidos, las cuales a menudo impiden que las compañías farmacéuticas extranjeras negocien con ellas, según explica la agencia Reuters.

Por eso, este tipo de colaboraciones son una forma de ser autosuficientes en la producción y abastecimiento de vacunas.

Además, Cuba y México están en conversaciones sobre la posibilidad de que en este último también se realicen ensayos de la fase III de Soberana 02, según informan el diario oficial Granma y la agencia Bloomberg.

Vérez Bencomo ha calificado los primeros resultados como “alentadores” y “muy importantes” y afirma que en abril Cuba podría producir su primer millón de vacunas.

Si todo sale bien, Cuba aspira a vacunar a toda su población antes de que acabe 2021.

Vicente Vérez Bencomo

Getty
Vicente Vérez Bencomo, director general del Instituto Finlay, dice que en abril Cuba podría producir un millón de vacunas.

Cautela

Los avances que reportan los investigadores cubanos son prometedores, pero expertos independientes recomiendan tener cautela.

Parte de ello se debe a que los resultados de las fases 1 y 2 no se han publicado en revistas científicas revisadas por pares, un estándar para verificar la validez de un estudio.

“No hay ninguna razón en particular para pensar que las cosas no funcionarían”, dice Vecino, pero “hay que esperar a que salgan los estudios y ellos los publiquen”.

Una opinión similar tiene Beate Kampmann, directora del Centro de Vacunas en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

Citada por el portal Business Insider, Kampmann dice que hasta que los datos relevantes de los ensayos no se hagan públicos, será imposible saber qué tan buena es la vacuna.

Esta crítica, según explica Vecino, es la misma que en su momento se les hizo a Rusia, China o la farmacéutica Pfizer por no publicar los resultados de sus estudios.

Kampmann y Vecino, sin embargo, también coinciden en que Cuba tiene una sólida tradición en la producción de vacunas.

“Hay que reconocer que Cuba siempre ha creado sus propias vacunas y le ha ido bien“, dice Vecino.

Kampmann añade que otra ventaja de una vacuna hecha en Cuba es que podría tener “un precio atractivo” para países de ingreso medio o bajo.

BBC Mundo contactó por correo electrónico al Instituto Finlay y a BioCubaFarma para indagar sobre la vacuna Soberana 02, pero no obtuvo respuesta inmediata.

Qué dice la OMS

“Soy optimista de los resultados, van bien”, dijo en enero José Moya, representante de OPS/OMS en Cuba.

La vacuna Soberana 02 aparece dentro del monitoreo de desarrollo de vacunas de la OMS.

En una rueda de prensa el 17 de febrero, el director asistente de la Organización Panamericana de la Salud, Jarbas Barbosa, dijo que están al tanto de que en Cuba están concluyendo la fase 2.

Barbosa también indicó que todas las vacunas deben completar las tres fases y cumplir con las regulaciones de los países donde se va a utilizar.

Cuba.

Getty
Cuba había logrado contener la pandemia, pero recientemente los casos han aumentado.

Finalmente, Barbosa indicó que la OPS puso en contacto a Cuba con la Coalición para Innovaciones en Preparación ante Epidemias (CEPI), para que los investigadores puedan dar información a este organismo y así optar por fondos que entrega para el desarrollo de vacunas.

Según explica Will Grant, corresponsal de la BBC en Cuba, el país no tiene la capacidad de fabricar 100 millones de dosis de la vacuna sin algún tipo de asistencia internacional.

El covid-19 en Cuba

Hasta el 17 de febrero Cuba había reportado 40.765 casos de covid-19 y 277 muertes.

Esta cifra, aunque es baja comparada con otros países de la región como México o Brasil, es suficiente para ejercer presión sobre sistema de salud cubano, según reporta Grant.

Hacia mediados de 2020 Cuba había logrado contener el brote gracias a una combinación de una agresiva campaña de mitigación y al cierre de los aeropuertos.

Durante julio y agosto hubo varias semanas consecutivas con pocas muertes y baja transmisión del virus.

En los últimos días, sin embargo, por primera vez desde el comienzo de la pandemia, se han comenzado a reportar más de 1.000 casos al día.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=9eUoEbUOy80&feature=emb_title

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.