Hijos de reclusas regresan a clases en las aulas de Santa Martha

Para este ciclo escolar el Cendi ubicado dentro del reclusorio femenil recibió a 62 niños y niñas de entre 45 días de nacidos y cinco años de edad, quienes serán divididos en ocho grupos escolares.

Hijos de reclusas regresan a clases en las aulas de Santa Martha
Los menores cuentan con un área de juegos contigua al Cendi dentro del penal. Cuartoscuro

Los hijos de las mujeres internas en el Centro Femenil de Reinserción Social de Santa Martha Acatitla también regresaron a clases este lunes, en el Centro de Desarrollo Infantil (Cendi) “Amalia Solórzano de Cárdenas”.

Para el presente ciclo escolar este centro, que se encuentra al interior del reclusorio femenil, recibió a 62 niños de entre 45 días de nacidos y cinco años, divididos en ocho grupos escolares, tres de lactantes para los más pequeños; dos de maternal, para aquéllos que tienen entre uno y tres años de edad y los tres niveles de preescolar.

Este Cendi cuenta con reconocimiento oficial de la Secretaría de Educación Pública (SEP), por lo que se rige bajo el mismo calendario escolar de las escuelas oficiales.

Leer: Prostitución, hacinamiento y maltratos físicos; violaciones presentes en penales femeniles de México

Actualmente en el penal de Santa Martha se encuentran 58 madres con sus 62 hijos, ubicadas en dormitorios apartados de la población general; además de 16 mujeres embarazadas, quienes tienen garantizada la atención médica durante todo el periodo de gestación.

El Cendi “Amalia Solórzano de Cárdenas” cuenta con un horario de atención de jornada ampliada de clases que va desde las 8 de la mañana hasta las 5 de la tarde.

Hazael Ruiz Ortega, subsecretario de Sistema Penitenciario de Ciudad de México, señaló que ha recibido instrucciones por parte del gobierno capitalino para garantizar los derechos de los niños que viven con sus madres dentro del reculsorio.

Informó que en los últimos años se ha intensificado la colaboración interinstitucional con dependencias locales, como la Secretarías de Salud, Cultura, Educación o el DIF, entre otras, para asegurar que todos los programas del Gobierno de CDMX dirigidos a la infancia, también lleguen a estos niños.

Infancia tras las rejas

Aunque en Santa Martha las reclusas y sus hijos pueden acceder a este derecho para no ser separados la situación no es la misma en el resto del país.

En febrero pasado la Comisión Nacional de Derechos Humanos dio a conocer algunas cifras sobre la situación de las reclusas madres de familia en su Informe Especial sobres la mujeres internas en los Centros de Reclusión de la República Mexicana.

Entre otros abusos que viven las mujeres, el estudio señala que en al menos 10 reclusorios de todo el país se detectó que está prohibida la presencia de menores, negándoles el derecho de convivir con sus madres.

Mientras que en otros 53 centros la presencia de las niñas y niños se permite solo sí nacieron mientras las mujeres estaban presas, y hasta una determinada edad que varía, dependiendo el lugar, entre los 6 meses y los seis años, como es el caso del reclusorio de Santa Martha.

Existen excepciones como en Acapulco y Chilpancingo, ambos en Guerrero, donde los menores pueden permanecer hasta los 12 años.

 

Con información de Notimex.

Close
Comentarios