Las voces de los capos en Las Guerras Ocultas del Narco (capítulo de regalo)
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Las voces de los capos en Las Guerras Ocultas del Narco (capítulo de regalo)

La investigación periodística de Juan Alberto Cedillo, hecha libro, incluye cientos de expedientes del archivo histórico de la Secretaría de la Defensa Nacional y testimonios de capos en la corte de Texas.
Cuartoscuro Archivo
Por Verónica Santamaría
26 de agosto, 2018
Comparte

Al periodista Juan Alberto Cedillo cubrir temas policiacos, desde hace una década, le dejó noches de insomnio ante los constantes acontecimientos de violencia. Comidas sin saborear. Lapsus en los que actuaba sin medir los riesgos. Sucesos que lo llevaron a presenciar y documentar la sangrienta situación que comenzaba a vivir y que actualmente vive México.

“Me tocaron temas muy difíciles. Cubrí la masacre de Allende y luego investigué el tema a profundidad. La masacre de Allende es lo peor que le ha sucedido a este país, oí los testimonios de víctimas y para esto tenía casi 10 años cubriendo San Fernando, Tamaulipas, los secuestros, cosas terribles y pensaba que estaba un poco racionalizando, un poco ingenuo a la crisis de toda esta situación”, dijo en entrevista con Animal Político, en el marco de la presentación oficial de su libro: Las Guerras Ocultas del Narco.

Castillo argumentó que la situación de cómo se ha vivido esta violencia en la provincia “no se entiende ni se ve la dimensión desde la Ciudad de México”, donde escribir una nota, para para un reportero local, puede ser causa de que lo maten “y no estoy exagerando”.

La investigación

Las Guerras Ocultas del Narco es una investigación periodística que se recoge a partir de los testimonios de los capos del narcotráfico que han testificado en juicios de las cortes de Texas. Acontecimientos en los que el periodista estuvo presente.

Se trata de juicios donde los capos del Cártel del Golfo y los Zetas testifican a favor de la Fiscalía.

“En el libro son estos capos los que cuentan la historia, cómo operaron, cómo se dividieron, cómo tocaban la droga, cómo la pasaban, qué autoridades en los Estados Unidos corrompen la frontera para cruzar la droga”, dijo Cedillo.

Además de estos testimonios judiciales, el libro cuenta con los documentos de wikileaks y la revisión de cientos de archivos de la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena), con documentación de declaraciones ministeriales, “pero teniendo como fondo también que yo cubrí todo eso”.

La narcocultura

De acuerdo con el autor, en la década de los 80 nadie se hubiera imaginado que México estaría sumido en una ola de violencia avasalladora e incontrolable, el país “tenía una relación de reconocimiento, de pacificación, había pobreza, corrupción, pero nada comparado con que íbamos a tener 31 mil muertos por mes, si alguien -hace 30 años- te habría dicho que México iba a estar así nadie le habría creído”.

Castillo explicó que la violencia, tal como la conocemos ahora, empezó en Nuevo Laredo. “Fue en 2004 que el narcotráfico se transformó en un fenómeno social, es decir el narcotráfico venía operando durante muchos años como un asunto muy pequeño y, a partir de 2004, esto se transformó y se convirtió en un fenómeno social que explotó con una violencia inusitada”.

“No se puede ser simplista y decir: es violencia, es la corrupción, es la pobreza es la corrupción o es la injusticia social. Ahí hay cambios de familias del noreste. La narcocultura, la injusticia social, la corrupción, la complicidad de autoridades. Todo eso generó  un fenómeno social que transformó la vida de México”.

Amenazas y crisis

Cubrir temas de narcotráfico y delincuencia organizada en uno de los países más violentos para ejercer el periodismo como lo es México deja amenazas de muerte y sentimientos encontrados al estar frente a un victimario, como quien entre risas burlonas narra cómo descuartizó a una familia entera.

“Siempre tienes amenazas de muerte, tienes riesgos y creo que los colegas de Ciudad de México han exagerado esos riesgos. Sí hay muchos riesgos, sí hay amenazas, yo tuve amenazas donde fueron a romper la tubería de mi casa, cuando escribí un artículo sobre las pandillas y el narcotráfico y entendí el mensaje. Me retiré tres meses escribiendo cosas más simples”.

Cedillo agregó: “los capos nunca perduran, siempre se caen. Una de las cosas que más les preocupaba a los cárteles es que no estuvieras escribiendo para la contra, por eso es muy importante si el editor nos cambiaba y daba una interpretación de que a los Zetas digan que a ese reportero le estaban pagando para publicar contra nosotros, entonces cada nota tiene que ir bien reflexionada y pensada de cómo la iban a leer ellos, esto es para bajar el riesgo y, si en Ciudad de México, un editor le mete mano me está poniendo en riesgo”.

Juan Alberto Cedillo nació en Ciudad de México y radicó en Monterrey, Nuevo León. Tiene estudios en Historia por la Universidad de Nuevo León. Ha dedicado 20 años de carrera periodística en cubrir temas de crimen organizado. Los medios para los que ha escrito son: Revista Expansión, El Financiero, y Proceso. Tiene escritos otros tres libros que hacen referencia a archivos desclasificados de Estados Unidos.

Con autorización del sello editorial Grijalbo y el autor, Animal Político te obsequia un capítulo de regalo de Las Guerras Ocultas del Narco de Juan Alberto Castillo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'El accidente': el extraño objeto descubierto en nuestra galaxia que desconcierta a los astrónomos y astrofísicos

Los científicos han descubierto una nueva enana marrón más antigua y más rápida, cuya composición química la hace muy diferente a las demás.
3 de septiembre, 2021
Comparte

No son del todo estrellas ni del todo planetas, sino algo entremedio, y podría haber más de las que se pensaba en nuestra galaxia.

Así lo asegura un nuevo estudio publicado por la revista científica The Astrophysical Journal, que se enfoca en una nueva y “enigmática” enana marrón a la que han apodado “El Accidente”, debido a que se descubrió por pura casualidad.

Las enanas marrones son objetos demasiado pequeños para ser estrellas y demasiado grandes para ser considerados planetas. A veces se les llama “estrellas fallidas“.

“Este objeto desafió todas nuestras expectativas”, asegura Davy Kirkpatrick, coautor del estudio y astrofísico del Instituto de Tecnología de California (Caltech).

El estudio señala que El Accidente podría tener entre 10.000 millones y 13.000 millones de años, lo que la convierte en al menos dos veces más antigua que otras enanas marrones que se han descubierto anteriormente.

Esto sugiere que se formó cuando nuestra galaxia era mucho más joven y tenía una composición química diferente.

“Si ese es el caso, es probable que haya muchas más de estas enanas marrones antiguas al acecho en nuestro vecindario galáctico”, agrega Kirkpatrick.

Una enana marrón diferente

El Accidente, conocido formalmente como WISEA J153429.75-104303.3, fue descubierto por el científico Dan Caselden por pura suerte, pues no se parece mucho a ninguna otra enana marrón encontrada en la galaxia hasta la fecha, según un comunicado de la Nasa.

A medida que las enanas marrones envejecen, se enfrían y su brillo cambia en diferentes longitudes de onda, de manera similar a la forma en que los metales calientes cambian de color cuando se enfrían.

Esta ilustración muestra una enana marrón oscura y fría en el espacio.

IPAC / Caltech
Esta ilustración muestra una enana marrón oscura y fría en el espacio.

El objeto desconcertó a los científicos porque su brillo no es el típico que se ha observado en otras enanas marrones envejecidas.

Irradia una luz débil en algunas longitudes de onda clave, lo que sugiere que son muy frías, pero al mismo tiempo muestra más brillo en otras partes, lo que indica que esas áreas son más cálidas.

“No es una sorpresa encontrar una enana marrón tan vieja, pero es una sorpresa encontrar una en nuestro patio trasero”, señala Federico Marocco, colega de Davy Kirkpatrick en el Caltech y coautor del estudio.

“Esperábamos que existieran enanas marrones de esta edad, y también esperábamos que fueran increíblemente raras”, prosigue el astrofísico, quien se ha encargado de dirigir las observaciones utilizando los telescopios Keck y Hubble.

800.000 km/h más rápida

Utilizando telescopios terrestres en el Observatorio WM Keck en Hawái, los investigadores intentaron observar El Accidente con radiaciones infrarrojas adicionales.

Pero la enana marrón se veía tan débil que era indetectable, lo que confirma que es muy fría y, por lo tanto, muy vieja.

Los investigadores estiman la velocidad en la que gira es otra prueba de que ha ocupado la galaxia durante mucho tiempo, pues ha arrastrado objetos masivos que hacen que acelere son su gravedad.

El Accidente se encuentra a unos 50 años luz de la Tierra y gira a aproximadamente 800.000 km/h más rápido que todas las demás enanas marrones descubiertas a una distancia similar de nuestro planeta, de acuerdo al estudio.

Otra característica de El Accidente, destaca el estudio, es que contiene niveles bajos de metano, en comparación con la mayoría de las otras enanas marrones encontradas, lo que le da aún más fuerza al argumento de que se formó hace más de 10.000 millones de años, cuando la galaxia estaba compuesta casi en su totalidad por hidrógeno y helio, y carecía del carbono necesario para crear metano.

“La posibilidad de encontrar una tan cerca del Sistema Solar podría tratarse de una coincidencia afortunada o quiere decir que son más comunes de lo que pensamos”, concluye Marocco.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=cdbFdxwEY3k

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.