Las voces de los capos en Las Guerras Ocultas del Narco (capítulo de regalo)

La investigación periodística de Juan Alberto Cedillo, hecha libro, incluye cientos de expedientes del archivo histórico de la Secretaría de la Defensa Nacional y testimonios de capos en la corte de Texas.

militares narco
Cuartoscuro Archivo

Al periodista Juan Alberto Cedillo cubrir temas policiacos, desde hace una década, le dejó noches de insomnio ante los constantes acontecimientos de violencia. Comidas sin saborear. Lapsus en los que actuaba sin medir los riesgos. Sucesos que lo llevaron a presenciar y documentar la sangrienta situación que comenzaba a vivir y que actualmente vive México.

“Me tocaron temas muy difíciles. Cubrí la masacre de Allende y luego investigué el tema a profundidad. La masacre de Allende es lo peor que le ha sucedido a este país, oí los testimonios de víctimas y para esto tenía casi 10 años cubriendo San Fernando, Tamaulipas, los secuestros, cosas terribles y pensaba que estaba un poco racionalizando, un poco ingenuo a la crisis de toda esta situación”, dijo en entrevista con Animal Político, en el marco de la presentación oficial de su libro: Las Guerras Ocultas del Narco.

Castillo argumentó que la situación de cómo se ha vivido esta violencia en la provincia “no se entiende ni se ve la dimensión desde la Ciudad de México”, donde escribir una nota, para para un reportero local, puede ser causa de que lo maten “y no estoy exagerando”.

La investigación

Las Guerras Ocultas del Narco es una investigación periodística que se recoge a partir de los testimonios de los capos del narcotráfico que han testificado en juicios de las cortes de Texas. Acontecimientos en los que el periodista estuvo presente.

Se trata de juicios donde los capos del Cártel del Golfo y los Zetas testifican a favor de la Fiscalía.

“En el libro son estos capos los que cuentan la historia, cómo operaron, cómo se dividieron, cómo tocaban la droga, cómo la pasaban, qué autoridades en los Estados Unidos corrompen la frontera para cruzar la droga”, dijo Cedillo.

Además de estos testimonios judiciales, el libro cuenta con los documentos de wikileaks y la revisión de cientos de archivos de la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena), con documentación de declaraciones ministeriales, “pero teniendo como fondo también que yo cubrí todo eso”.

La narcocultura

De acuerdo con el autor, en la década de los 80 nadie se hubiera imaginado que México estaría sumido en una ola de violencia avasalladora e incontrolable, el país “tenía una relación de reconocimiento, de pacificación, había pobreza, corrupción, pero nada comparado con que íbamos a tener 31 mil muertos por mes, si alguien -hace 30 años- te habría dicho que México iba a estar así nadie le habría creído”.

Castillo explicó que la violencia, tal como la conocemos ahora, empezó en Nuevo Laredo. “Fue en 2004 que el narcotráfico se transformó en un fenómeno social, es decir el narcotráfico venía operando durante muchos años como un asunto muy pequeño y, a partir de 2004, esto se transformó y se convirtió en un fenómeno social que explotó con una violencia inusitada”.

“No se puede ser simplista y decir: es violencia, es la corrupción, es la pobreza es la corrupción o es la injusticia social. Ahí hay cambios de familias del noreste. La narcocultura, la injusticia social, la corrupción, la complicidad de autoridades. Todo eso generó  un fenómeno social que transformó la vida de México”.

Amenazas y crisis

Cubrir temas de narcotráfico y delincuencia organizada en uno de los países más violentos para ejercer el periodismo como lo es México deja amenazas de muerte y sentimientos encontrados al estar frente a un victimario, como quien entre risas burlonas narra cómo descuartizó a una familia entera.

“Siempre tienes amenazas de muerte, tienes riesgos y creo que los colegas de Ciudad de México han exagerado esos riesgos. Sí hay muchos riesgos, sí hay amenazas, yo tuve amenazas donde fueron a romper la tubería de mi casa, cuando escribí un artículo sobre las pandillas y el narcotráfico y entendí el mensaje. Me retiré tres meses escribiendo cosas más simples”.

Cedillo agregó: “los capos nunca perduran, siempre se caen. Una de las cosas que más les preocupaba a los cárteles es que no estuvieras escribiendo para la contra, por eso es muy importante si el editor nos cambiaba y daba una interpretación de que a los Zetas digan que a ese reportero le estaban pagando para publicar contra nosotros, entonces cada nota tiene que ir bien reflexionada y pensada de cómo la iban a leer ellos, esto es para bajar el riesgo y, si en Ciudad de México, un editor le mete mano me está poniendo en riesgo”.

Juan Alberto Cedillo nació en Ciudad de México y radicó en Monterrey, Nuevo León. Tiene estudios en Historia por la Universidad de Nuevo León. Ha dedicado 20 años de carrera periodística en cubrir temas de crimen organizado. Los medios para los que ha escrito son: Revista Expansión, El Financiero, y Proceso. Tiene escritos otros tres libros que hacen referencia a archivos desclasificados de Estados Unidos.

Con autorización del sello editorial Grijalbo y el autor, Animal Político te obsequia un capítulo de regalo de Las Guerras Ocultas del Narco de Juan Alberto Castillo.

Close
Comentarios