close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial
Los Adioses y retos que enfrentó Rosario Castellanos por seguir su sueño de escribir
Tras adentrarse a la vida y obra de Rosario Castellanos, Natalia Beristain, directora de la película, revive a la escritora mexicana en la pantalla grande.
Especial
23 de agosto, 2018
Comparte

Cuando Rosario Castellanos decidió que lo que ella quería en la vida era escribir, estudiaba Letras en la Universidad Nacional Autónoma de México, después de salir de su natal Chiapas, la poeta mexicana tenía claro el rumbo de su vida.

Un personaje importante en la vida de la escritora es el filósofo Ricardo Guerra de quién vivió enamorada desde su juventud, él fue líder estudiantil y maestro en la UNAM, al igual que Castellanos. Amigo, amante y esposo, con quien procreó a su único hijo, Gabriel Guerra Castellanos.

En la cinta Los Adioses de Natalia Beristáin, la directora va más allá de solo presentar la vida y obra de Castellanos, pues replantea el tema de ser mujer a través de la relación de pareja que tuvo la autora.

Beristáin se acercó a la vida de la escritora a hace cinco años a través de su poesía con la obra Cartas a Ricardo, entonces decidió mantener viva la memoria de la escritora con un homenaje a la mujer, a la profesionista, amante, amiga y feminista que la Ciudad de México vio nacer un 25 de mayo de 1925.

“Rosario y Ricardo no fueron el punto de partida. Andaba preguntándome temas de feminismo, de feminidad y ser mujer que de pronto está determinado por el contexto histórico social, cultural sobre la vida en pareja, sobre las relaciones a largo plazo. Tenía todo esto en la cabeza y no había encontrado cómo darle forma o cuerpo cuando me tope con las Cartas a Ricardo”, rememoró la directora durante un cine-debate entre mujeres..

Al no ser solo un encuentro con la narrativa y poesía de la autora, Beristáin resalta la relación amorosa de cerca de 15 años con Guerra y entonces, “descubrí a una mujer con quien me querría sentar a tomar unos mezcales”.

Desde que la directora descubrió a Castellanos quedó impactada por el personaje que era: una pensadora brillante, lúcida y pertinente, “a través de descubrir a esta mujer y através de descubrir lo que sería una relación tóxica en estas Cartas a Ricardo empecé a verme a mí misma y a preguntarme muchas cosas de mi vida personal y hacer eco de estas preguntas varias que tenía con Rosario”.

Castellanos

Castellanos en su época adulta.

La vida de Castellanos no solo fue trágica, sino también de lucha feminista desde las aulas en las que impartió clase como catedrática de la UNAM. Su deseo por escribir la llevó a constantes competencias intelectuales con Guerra que se notaron en los reconocimientos que recibió en vida entorno a su literatura, como: el Premio Xavier Villaurrutia en 1961, Sor Juana Inés de la Cruz y Carlos Trouyet.

Natalia Beristáin entrama esta película y, “sobretodo en la manera como hemos aprendido a relacionarnos, que podemos y debemos relacionarnos y las cosas siguen funcionando bastante cercanas a como eran con mi abuela y mi madre”, recordó la directora

Esta película fue nominada a 8 Arieles, uno de ellos para la actriz, Karina Gidi – quien interpreta a Rosario Castellanos en su época adulta – como Mejor Actuación Femenina. Para ella, interpretar a esta escritora fue un espejo en lo que ha sido su vida.

“Más allá de lo actoral o como lo preparé, sí hay cosas en las que me sentí como mujer identificada por Rosario porque, es una tarea constante para mi, es una necesidad de toma de conciencia y de reconciliación y cierta vigilancia que es importante para mí, por mí y por cómo educo a mis hijas”, dijo la actriz después de la proyección de Los Adioses.

Los Adioses, forma parte de los poemas que Rosario Castellanos dejó a la literatura mexicana: “Quisimos aprender la despedida y rompimos la alianza que juntaba al amigo con la amiga”.

Otro de los poemas que retoma la película es Ajedrez, “porque éramos amigos y a ratos nos amábamos”; además de poemas como autorretrato y referencias a Álbum de familia, novela de la autora, que habla sobre las costumbres patriarcales y machistas en la época que vivió y que aún están vigentes.

Rosario falleció en 1974, en Tel Aviv, Israel mientras fungía como embajadora en aquel país tras sufrir un accidente en la bañera. Para ese tiempo ella vivía sola y su esposo, Ricardo Guerra se había quedado con Gabriel, su hijo, al notar que Castellanos no dejaría de escribir.

“Quiero escribir, quiero ser maestra y quiero ser madre” fue lo que dijo Rosario a Ricardo A Ricardo en una de sus discusiones. Aún en sus peores crisis ella no dejó de escribir, por ello, si tienes pensado asistir al estreno de Los Adioses, te recomendamos leer un poco de la autora para comprender el contenido que Natalia Beristáin propone en su película.

Este 24 de agosto se estrena Los Adioses en salas de cine de Cinépolis. Actúan Karina Gidi, Tessa Ia, Daniel Giménez Cacho y Pedro de Tavira y, próximamente en salas de la Cineteca Nacional.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Refinería Dos Bocas: el polémico cambio de AMLO a favor del petróleo como motor económico
La idea es aumentar su producción de gasolina y reducir la importación del combustible que representa, en promedio, el 70% del consumo nacional.
12 de mayo, 2019
Comparte

Es uno de sus proyectos más polémicos. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció que su gobierno construirá una refinería en el puerto de Dos Bocas, Tabasco, en el sureste del país.

La decisión se toma después que se declaró desierta la licitación a consorcios internacionales para llevar a cabo el proyecto.

Las propuestas que se presentaron, dijo López Obrador, superaban las condiciones de construir la planta de refinación en tres años y con un costo promedio de US$8.000 millones.

Así, en adelante la construcción queda a cargo de la empresa del estado Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Secretaría de Energía.

El anuncio de López Obrador revivió una controversia iniciada en la contienda electoral de 2018, cuando el ahora mandatario anunció sus planes para Pemex.

Pero más allá de la polémica, algunos ven en la construcción de Dos Bocas el primer paso en un viraje de la política energética del país.

A diferencia de los últimos gobiernos que incluyeron en su agenda el apoyo a proyectos de energías renovables, AMLO, como se conoce en México al presidente, tiene como prioridad la extracción de petróleo.

El gobierno de México construirá una nueva refinería en Tabasco, en el sureste del país.Derechos de autor de la imagenAFP
Image captionLa última refinería que se construyó en México fue en Salina Cruz, Oaxaca, inaugurada en 1979.

Una estrategia contraria a la de muchos países del mundo explica José Alberto Lara Pulido, director del Centro Transdisciplinar Universitario para la Sustentabilidad (Centrus) de la Universidad Iberoamericana.

“Teníamos una trayectoria en los últimos años de cumplir las metas sobre cambio climático. México se distinguía por eso”, asegura el académico a BBC Mundo.

“Pero creo que las prioridades de este gobierno son distintas, nos alejamos de esa trayectoria”.

“Energías fósiles”

Aunque oficialmente se mantiene el respaldo al uso de energías renovables, la política energética del gobierno de AMLO parece privilegiar la extracción de hidrocarburos, coinciden especialistas.

El objetivo es, insiste el director de Petróleos Mexicanos Octavio Romero Oropeza, asegurar la autosuficiencia energética como principio de seguridad nacional.

Así, además de construir la planta en Dos Bocas, el plan contempla modernizar las seis refinerías que actualmente existen en el país.

La idea es aumentar su producción de gasolina y reducir la importación del combustible que representa, en promedio, el 70% del consumo nacional.

La política energética de AMLO contempla reducir la importación de gasolina.Derechos de autor de la imagenAFP
Image captionLa política energética de AMLO contempla reducir la importación de gasolina.

En marzo pasado, la compra de gasolina en mercados internacionales fue de 440.000 barriles al día, según datos de la Secretaría de Energía.

“Es una contradicción, un absurdo que tengamos petróleo crudo y estemos comprando gasolinas”, insiste López Obrador.

Otra parte de la estrategia es aumentar la inversión pública en Pemex, especialmente en el área de exploración de nuevos yacimientos.

En abril pasado se extrajo un promedio de 1,7 millones de barriles de petróleo al día. La meta es que dentro de tres años la producción sea de 2,4 millones diariamente.

En el caso del sector eléctrico, la propuesta es aumentar el presupuesto en la gubernamental Comisión Federal de Electricidad (CFE).

También se pretende poner en funcionamiento la controvertida central termoeléctrica en Huexca, Morelos, que es rechazada por las comunidades vecinas.

Y adicionalmente el plan contempla aumentar las compras de carbón mineral para generar electricidad.

“Le pone énfasis a las fuentes fósiles de energía, por ahí va su apuesta”, dice el director del Centrus.

Pemex, el motor de México

Manuel López Obrador.Derechos de autor de la imagenREUTERS
Image caption“Vamos a transformar a Pemex y vamos a transformar a México”, dijo AMLO en marzo.

En el fondo, dicen especialistas, con la nueva estrategia López Obrador pretende que la extracción de hidrocarburos y la generación de electricidad se conviertan en el motor de la economía mexicana.

El presidente lo reconoció en marzo pasado durante la celebración por los 81 años de la expropiación petrolera.

“Estamos ante un nuevo paradigma, vamos a transformar a Pemex y vamos a transformar a México”, dijo.

“Vamos a rescatar esta industria tan importante para el desarrollo del país, va a ser palanca para el desarrollo de México”.

Sin embargo, algunas de las decisiones de AMLO preocupan a especialistas. Una de ellas es la determinación de que el gobierno se encargue de construir la refinería en Dos Bocas.

Y antes también cuestionaron que la Secretaría de la Defensa Nacional se responsabilice de la obra del nuevo aeropuerto internacional, en la Base Aérea Militar de Santa Lucía.

En los últimos cinco gobiernos esta clase de proyectos solían encargarse a corporaciones privadas.

Académicos como Carlos Elizondo Mayer-Serra, del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), encuentran rasgos de una política estatista en las decisiones.

AMLO saluda al equipo de bomberos que trabaja en la refinería de Pemex en Veracruz.Derechos de autor de la imagenREUTERS
Image captionPara analistas, AMLO quiere aplicar un modelo económico similar al de los años 60.

En un artículo publicado en la revista Letras Libres, el especialista asegura que López Obrador parece aplicar un modelo económico similar al de los años 60.

En esa época la economía del país creció a un promedio de 6% anual. A ese período se le conoce como Desarrollo Estabilizador donde la inversión pública permitía el desarrollo de grandes proyectos donde participaba el sector privado.

López Obrador coincide. El Desarrollo Estabilizador “ya se está poniendo en práctica, es que la inversión pública sea básicamente capital semilla y se complemente con la inversión privada”, dijo a finales de febrero ante el Consejo Coordinador Empresarial.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.