Los Adioses y retos que enfrentó Rosario Castellanos por seguir su sueño de escribir

Tras adentrarse a la vida y obra de Rosario Castellanos, Natalia Beristain, directora de la película, revive a la escritora mexicana en la pantalla grande.

Castellanos
Rosario Castellanos en su época adulta. Especial

Cuando Rosario Castellanos decidió que lo que ella quería en la vida era escribir, estudiaba Letras en la Universidad Nacional Autónoma de México, después de salir de su natal Chiapas, la poeta mexicana tenía claro el rumbo de su vida.

Un personaje importante en la vida de la escritora es el filósofo Ricardo Guerra de quién vivió enamorada desde su juventud, él fue líder estudiantil y maestro en la UNAM, al igual que Castellanos. Amigo, amante y esposo, con quien procreó a su único hijo, Gabriel Guerra Castellanos.

En la cinta Los Adioses de Natalia Beristáin, la directora va más allá de solo presentar la vida y obra de Castellanos, pues replantea el tema de ser mujer a través de la relación de pareja que tuvo la autora.

Beristáin se acercó a la vida de la escritora a hace cinco años a través de su poesía con la obra Cartas a Ricardo, entonces decidió mantener viva la memoria de la escritora con un homenaje a la mujer, a la profesionista, amante, amiga y feminista que la Ciudad de México vio nacer un 25 de mayo de 1925.

“Rosario y Ricardo no fueron el punto de partida. Andaba preguntándome temas de feminismo, de feminidad y ser mujer que de pronto está determinado por el contexto histórico social, cultural sobre la vida en pareja, sobre las relaciones a largo plazo. Tenía todo esto en la cabeza y no había encontrado cómo darle forma o cuerpo cuando me tope con las Cartas a Ricardo”, rememoró la directora durante un cine-debate entre mujeres..

Al no ser solo un encuentro con la narrativa y poesía de la autora, Beristáin resalta la relación amorosa de cerca de 15 años con Guerra y entonces, “descubrí a una mujer con quien me querría sentar a tomar unos mezcales”.

Desde que la directora descubrió a Castellanos quedó impactada por el personaje que era: una pensadora brillante, lúcida y pertinente, “a través de descubrir a esta mujer y através de descubrir lo que sería una relación tóxica en estas Cartas a Ricardo empecé a verme a mí misma y a preguntarme muchas cosas de mi vida personal y hacer eco de estas preguntas varias que tenía con Rosario”.

Castellanos
Castellanos en su época adulta.

La vida de Castellanos no solo fue trágica, sino también de lucha feminista desde las aulas en las que impartió clase como catedrática de la UNAM. Su deseo por escribir la llevó a constantes competencias intelectuales con Guerra que se notaron en los reconocimientos que recibió en vida entorno a su literatura, como: el Premio Xavier Villaurrutia en 1961, Sor Juana Inés de la Cruz y Carlos Trouyet.

Natalia Beristáin entrama esta película y, “sobretodo en la manera como hemos aprendido a relacionarnos, que podemos y debemos relacionarnos y las cosas siguen funcionando bastante cercanas a como eran con mi abuela y mi madre”, recordó la directora

Esta película fue nominada a 8 Arieles, uno de ellos para la actriz, Karina Gidi – quien interpreta a Rosario Castellanos en su época adulta – como Mejor Actuación Femenina. Para ella, interpretar a esta escritora fue un espejo en lo que ha sido su vida.

“Más allá de lo actoral o como lo preparé, sí hay cosas en las que me sentí como mujer identificada por Rosario porque, es una tarea constante para mi, es una necesidad de toma de conciencia y de reconciliación y cierta vigilancia que es importante para mí, por mí y por cómo educo a mis hijas”, dijo la actriz después de la proyección de Los Adioses.

Los Adioses, forma parte de los poemas que Rosario Castellanos dejó a la literatura mexicana: “Quisimos aprender la despedida y rompimos la alianza que juntaba al amigo con la amiga”.

Otro de los poemas que retoma la película es Ajedrez, “porque éramos amigos y a ratos nos amábamos”; además de poemas como autorretrato y referencias a Álbum de familia, novela de la autora, que habla sobre las costumbres patriarcales y machistas en la época que vivió y que aún están vigentes.

Rosario falleció en 1974, en Tel Aviv, Israel mientras fungía como embajadora en aquel país tras sufrir un accidente en la bañera. Para ese tiempo ella vivía sola y su esposo, Ricardo Guerra se había quedado con Gabriel, su hijo, al notar que Castellanos no dejaría de escribir.

“Quiero escribir, quiero ser maestra y quiero ser madre” fue lo que dijo Rosario a Ricardo A Ricardo en una de sus discusiones. Aún en sus peores crisis ella no dejó de escribir, por ello, si tienes pensado asistir al estreno de Los Adioses, te recomendamos leer un poco de la autora para comprender el contenido que Natalia Beristáin propone en su película.

Este 24 de agosto se estrena Los Adioses en salas de cine de Cinépolis. Actúan Karina Gidi, Tessa Ia, Daniel Giménez Cacho y Pedro de Tavira y, próximamente en salas de la Cineteca Nacional.

Close
Comentarios