Un médico del IMSS acosó y abusó de mujeres indígenas en Chichiquila, Puebla, determina la CNDH

Derivado de dos casos de hostigamiento sexual ocurridos en la Unidad Médica Rural 152, la comisión aseguró haber encontrado elementos para documentar dos agresiones más de violencia obstétrica y sexual cometidas por el mismo médico, quien era el único que atendía la unidad, entre 2015 y 2016.

mujer indígena
La CNDH lanza recomendación al IMSS por el acoso y abuso sexual de un médico contra mujeres indígenas en Puebla. Cuartoscuro

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) determinó que un médico del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) acosó y abusó sexualmente de mujeres nahuas de la comunidad Huaxcaleca, en el municipio de Chichiquila, Puebla.

Derivado de dos casos de hostigamiento sexual ocurridos en la Unidad Médica Rural 152, la comisión aseguró haber encontrado elementos para documentar dos agresiones más de violencia obstétrica y sexual cometidas por el mismo médico, quien era el único que atendía la unidad, entre 2015 y 2016.

El primer caso fue el de una voluntaria de la unidad médica, de 21 años de edad, que acusó constantes comentarios, bromas, preguntas intrusivas y de índole sexual acerca de su cuerpo y vida privada, lo que le generó temor y provocó que dejara de asistir a la clínica.

La joven relató que el médico llegó a proponerle decir que ambos sostenían una relación. Incluso, dijo que en otro momento, cerca de las 9 de la noche, el hombre fue hasta su casa, con el argumento de que le entregara los censos de las mujeres embarazadas, a lo cual la mujer respondió que “no [eran] horas para [ir] por el censo” y que al día siguiente se los entregaría.

El segundo caso fue el de una mujer de 28 años de edad, quien  acudió a consulta prenatal con el médico, quien se opuso a que su cuñada la acompañara en la primera consulta, en la cual le hizo preguntas y comentarios sobre su vida privada, lo que ocasionó que la mujer se sintiera intimidada y no regresara a la clínica hasta el nacimiento de su bebé, lo que ocurrió cuando el médico ya no estaba adscrito la unidad.

Tras estos casos, la CNDH conoció el trato que recibió una mujer por parte del mismo médico, quien le sugirió tener a su hijo en el Hospital General de la zona, en lo que la mujer no estuvo de acuerdo y prefirió tenerlo en uno particular.


Al comunicarle su decisión, el médico la atendía de mal humor y no la recibía a tiempo cuando acudía a la cita, quien por cuestiones de tiempo no continuó con el procedimiento.

El último caso fue el de una paciente que acusó haber revisión física inadecuada, pues se sintió intimidada con los tocamientos. Una doctora particular le informó que esa revisión “no tenía sentido”.

Sin embargo, por medio de un escrito dirigido a la CNDH, dijo que ya no deseaba continuar su queja. “Esta decisión ocurrió después de que se llevó a cabo el proceso laboral del IMSS contra el médico, en donde fue interrogada y sin que se le permitiera declarar en relación a los hechos”, concluyó el organismo.

Por estos hechos, la CNDH emitió la recomendación 26/2018 en la que pide reparar el daño a las agraviadas e inscribirlas en el Registro Nacional de Víctimas para que tengan acceso al Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral, así como  otorgarles atención y capacitar al personal de IMSS-Prospera en Puebla en materias de ética profesional y violencia sexual con perspectiva de género.

El IMSS respondió en un comunicado que dará cabal cumplimiento a la recomendación y aseguró que se han tomado diversas medidas preventivas, para evitar hechos similares, “como la impartición de talleres referentes a Prevención y Atención del Acoso Sexual y del Hostigamiento Sexual y la difusión de la normatividad en la materia en las Clínicas Rurales del Programa IMSS-PROSPERA y en diversos municipios de la Delegación Estatal Puebla”.

Aquí puedes consultar la sentencia completa

Close
Comentarios