Una menor fue agredida en la CDMX por denunciar el acoso cibernético en su escuela

Este caso derivó en una nueva recomendación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos a la Secretaría de Educación Pública, por la falta de medidas de protección de los estudiantes y no priorizar el interés superior de la niñez.

celulares
Se observó que el inadecuado uso de las TIC´s generó, en el ámbito escolar, actos de violencia contra una estudiante: CNDH Cuartoscuro

En enero de 2017, una estudiante de 14 años de edad de una secundaria de Ciudad de México fue víctima de amenazas y agresiones tras denunciar el acoso cibernético (sexting) entre sus compañeros de clase.

La alumna de tercero de secundaria se dirigía a los sanitarios cuando fue golpeada por una persona con la cabeza y el rostro cubiertos. Tres días antes, la joven –junto con dos compañeras— denunció a tres de sus compañeros ante una profesora por intercambiar videos y fotografías con contenido pornográfico, que en algunos casos, implicaba a compañeras y compañeros de la misma escuela.

Inmediatamente recibió mensajes en su teléfono celular con amenazas anónimas que iban contra su integridad, e incluso, contra su familia, pues le alertaban “que se cuidara dentro y a la salida de la escuela”.

Este caso derivó en una nueva recomendación (28/2018) de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) a la Secretaría de Educación Pública (SEP), por la falta de medidas de protección de los estudiantes y no priorizar el interés superior de la niñez.

De acuerdo con la comisión, la joven que sufrió la agresión relató que meses antes, uno de sus compañeros involucrados en el caso le contó que “había obtenido fotografías y videos sexuales de una de sus compañeras, el cual circulaba en grupos de Facebook, así como de WhatsApp.


Los padres de la menor acusaron que las autoridades educativas “trataron de minimizar el acto de violencia” contra su hija, ante el temor de que se suscitara otra agresión, la joven dejó de asistir a la escuela secundaria desde el 23 de enero de 2017.

Tras los hechos se presentaron denuncias ante la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas de la Procuraduría General de la República (FEMIVTRA); ante la Unidad de Atención al Maltrato y Abuso Sexual Infantil de la Autoridad Educativa Federal en la Ciudad de México (UAMASI), así como ante el Órgano Interno de Control en la Autoridad Educativa Federal en la Ciudad de México, por amenazas, lesiones y responsabilidades administrativas.

La CNDH publicó extractos de las declaraciones de los involucrados en el caso, donde uno de ellos reconoció la existencia de las redes de conversaciones, el contenido sexual, así como su distribución con el resto de sus compañeros.

“(…) en esos grupos, en alguna ocasión me influenciaron para que les mandara fotos de una compañera que había sido mi novia de nombre [V8], mismas que obtuve cuando éramos novios y que yo también le mande fotos mías a ella”, relata una de las declaraciones publicada en la recomendación.

Aunque la Comisión Nacional de los Derechos Humanos consideró que no puede responsabilizarse exclusivamente a los docentes del control del contenido que circula en las redes sociales de los alumnos, pues también hay responsabilidad de sus padres, afirmó que la implementación de medidas de seguridad, así como la supervisión del personal encargado del cuidado y educación de los estudiantes corresponde a las autoridades educativas.

La CNDH publicó nueve acciones a implementar en el sistema educativo, como la elaboración y emisión de los “Lineamientos generales para el uso responsable y seguro de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC´s), así como un programa de concientización sobre su uso responsable.

También recomendó que todo el personal que labora en estas escuelas reciba capacitación sobre acciones en casos de violencia sexual y acoso escolar y mayor capacitación a los especialistas de la Unidad de Apoyo al Maltrato y Abuso Sexual Infantil de la Autoridad Educativa Federal en la Ciudad de México.

Close
Comentarios