Quiénes son los niños que más dinero ganan en Youtube
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
YouTube / Getty Images

Quiénes son los niños que más dinero ganan en Youtube

Los cuentos, los juguetes, los dibujos animados, los videoblogs y las series infantiles están catapultando a la fama a nuevas —y cada vez más jóvenes— estrellas de YouTube.
YouTube / Getty Images
Por BBC Mundo
13 de agosto, 2018
Comparte

YouTube es la nueva televisión: se ha convertido en la plataforma de lanzamiento preferida por jóvenes dispuestos a saltar a la fama y hacer dinero mostrándose frente a la cámara.

La mayoría de los “youtubers” hablan sobre música, videojuegos o deportes. Otros, como PewDiePie —el primero en lograr 10.000 millones de vistas— se han convertido en verdaderas sensaciones.

Pero gran parte son niños.

Los cuentos, los juguetes, los dibujos animados, los videoblogs y las series infantiles están catapultando a la fama a nuevas —y cada vez más jóvenes— estrellas de YouTube.

Su éxito se traduce en miles de millones de dólares.

Pero, ¿quiénes son y de qué temas hablan?

1. Ryan y sus juguetes

El pequeño Ryan tiene 6 años y en 2017 ganó unos US$11 millones por salir en YouTube desempacando juguetes.

Ryan ToysReview

Ryan ToysReview/YouTube
Ryan tiene 6 años y hace fortunas desempacando regalos.

Según revista Forbes, Ryan se ubicaba en 2017 en el octavo lugar de la lista global de “youtubers” que más dinero ganan, y lleva dos años consecutivos siendo el canal infantil más visto en la plataforma.

El canal de Ryan (Ryan ToysReview) fue inaugurado en marzo de 2015, cuando tenía 3 años. Desde entonces, no ha dejado de crecer.

“Es la estrella de YouTube más joven que jamás hemos visto”, le dijo al sitio de noticias tecnológicas The Verge Josh Cohen, una analista de la industria de videos por internet.

Hoy supera los 15 millones de suscriptores y sus ganancias se estiman en unos US$850.000 al mes.

En el episodio más reciente el niño va con sus padres a un centro comercial, en donde elije nuevos juguetes. El texto que describe el video indica que fue subvencionado por la cadena de supermercados Walmart.

“Subimos un video nuevo cada día y normalmente grabamos dos o tres videos a la vez, dos o tres veces por semana”, le contó su madre al portal digital TubeFilter.

2. MattyBRaps, una promesa de la música

Matty David Morris —más conocido en internet como MattyBRaps— tiene 14 años y nació en Atlanta, al este de Estados Unidos.

MattyBRaps

Getty Images
MattyBRaps es un joven artista musical.

Hace siete se volvió viral su versión de “True Colors”, la famosa canción interpretada por la cantautora estadounidense Cyndi Lauper.

En el videoclip —que tiene más de 145 millones de visitas— aparece su hermana, que tiene síndrome de Down.

“No siempre es popular amar a alguien y abrazar sus diferencias”, explica el joven en su canal de YouTube, donde tiene más de 10 millones de suscriptores.

El video fue tan exitoso que especialistas como la psicóloga infantil Barbara Greenberg, quien escribe en Psychology Today, lo recomendaron en las escuelas para “desarrollar empatía”.

Sus ganancias se estiman en más de US$120.000 al mes (para un promedio de 11 millones de vistas mensuales).

3. Evan y los “Angry birds”

Evan comenzó publicando videos en Youtube sobre el popular juego “Angry Birds” en 2014, cuando tenía cuatro años. Entonces ya ganaba más de US$1 millón al año.

Su canal, EvanTubeHD,tiene cerca de seis millones de suscriptores uno de sus videos más populares —publicado hace tres semanas— roza los dos millones de vistas.

Evan

Getty Images
Evan (derecha) se ha convertido en una sensación en internet.

A sus 11 años, Evan crea videos en los que hace retos. Tiene a sus espaldas a marcas como Oreo, Lego o McDonalds. Su fortuna suma unos US$114.000 al mes.

Su hermana pequeña, Jillian, de 9 años, también tiene un perfil propio en la plataforma, JillianTubeHD, en los que habla sobre cómo convertirse en una “princesa Disney”.

En otro canal con sus padres Jared y Alison los niños juegan con juguetes en videos financiados por otros de sus patrocinadores, como Toys’R’Us y Disneyland.

4. La gimnasta y actriz Annie LeBlanc

Annie LeBlanc hace videos en YouTube desde 2008.

Annie LeBlanc

Getty Images
Annie celebró su 13 cumpleaños en un club de playa en Malibú, California, EE.UU., el pasado diciembre.

Tiene 13 años y se describe como gimnasta, actriz y cantante, pero es también una verdadera “influencer” .

Su canal cuenta con cerca de cuatro millones de suscriptores y le permite ganar unos US$64.500 al mes.

Pero la joven Annie también hace dinero fuera de YouTube. Por ejemplo, gracias a sus apariciones en el programa de televisión “Chicken Girls” (2017).

5. La bailarina Jojo Siwa

Jojo Siwa es bailarina, cantante y actriz.

A sus 15 años, es también una estrella del canal de televisión infantil Nickelodeon, una “youtuber” y un fenómeno de las redes sociales.

Jojo Siwa

Getty Images
La “youtuber” Jojo Siwa es actriz en la serie “Dance Moms”, del canal Nickelodeon.

Los videos de su canal de YouTube ItsJojoSiwa son principalmente videclips musicales y algún videoblog.

Jojo tiene más de siete millones de suscriptores y tiene unas 50 millones de visitas cada mes en la plataforma de videos, lo cual se traduce en cerca de US$56.000 al mes, sin contar con los acuerdos específicos que tiene con algunas marcas.

Es habitual verla en programas de televisión en Estados Unidos, y su imagen aparece en eventos a los que acuden otras celebridades estadounidenses.

La joven “youtuber” se presentará en vivo por primera vez en México en la edición mexicana de los precios KCA (Kids’ Choice Awards), de Nickelon, la primera de habla hispana.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro Archivo

'Estamos sin dinero y atrapados por la pandemia': Estudiantes varados en Argentina piden ayuda para volver a México

El gobierno argentino endureció las medidas ante la pandemia, prohibiendo por decreto los vuelos comerciales hasta el próximo 1 de septiembre.
Cuartoscuro Archivo
8 de mayo, 2020
Comparte

Era la primera vez en su vida que Néstor Morales, un joven jornalero y estudiante de 21 años de Hermosillo, Sonora, salía de México. Y, paradójicamente, no fue para ir al norte, a Estados Unidos, cuya frontera tiene a unos pocos kilómetros de su casa.

Néstor se fue mucho más lejos y en dirección opuesta: al extremo sur del planeta.

-Me fui a Argentina, a la provincia de San Luis. Mi universidad me ofreció una beca de intercambio por unos meses y me pareció una gran oportunidad. Así que la acepté.

El sonorense explica a través una llamada algo intermitente de WhatsApp que para llegar a esa beca tuvo antes que sudar mucho. Y lo de sudar no es metafórico, subraya, porque para pagarse sus estudios en Ingeniería Mecatrónica tiene que alternar los libros con el campo, donde trabaja recolectando la fruta de temporada o empacando alimentos.

Por eso, cuando su universidad le ofreció la posibilidad del intercambio, Néstor cuenta aún emocionado que sintió que estaba ante una gran oportunidad en su carrera profesional y también en su vida.

No lo pensó mucho. Tomó un vuelo de Aeroméxico que recorrió más de 9 mil kilómetros en dirección sur y se plantó en un país desconocido para él; nervioso, pero con la ilusión y la expectativa de ver y conocer nuevo mundo.

Pero la euforia duró poco.

-Llegué a principios de marzo. Y como a la semana y media o así… ¡Pum! Que declaran la cuarentena por el coronavirus.

Al otro lado de la llamada, Néstor ríe cansado, resignado.

-Así que no he podido hacer mi curso en la universidad, ni nada. De hecho, no he tenido oportunidad ni de conocer la calle donde estoy viviendo. Tuve una pésima suerte.

No obstante, tras reflexionar unos segundos, el sonorense dice que una vez pasado el enojo por no poder vivir una gran experiencia en otro país y continuar con sus estudios, ahora lo que siente es incertidumbre; especialmente, desde que el pasado 25 de abril el gobierno argentino endureció las medidas para mantener a raya la pandemia de coronavirus, prohibiendo por decreto los vuelos comerciales hasta el próximo 1 de septiembre.

Es decir, nadie entra al país ni sale por vía aérea en al menos medio año.

Y para salir por vía terrestre, la situación está igual de complicada. Desde el 20 de marzo pasado, el presidente Alberto Fernández impuso una “cuarentena total obligatoria” que prohíbe salir a la calle -con la excepción de ir a comprar alimentos o a la farmacia- y moverse de una provincia a otra sin un salvoconducto. Una restricción que la policía argentina se tomó muy en serio: tan solo 48 horas después de que se declarara el estado de emergencia, 743 personas fueron detenidas por no cumplir la cuarentena.

Ante estas restricciones, Néstor pasó de ser un estudiante de intercambio a engrosar la lista de 290 connacionales que, de acuerdo con la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, continúan varados en Argentina.

-Quiero salir de aquí -dice el sonorense-. ¡Necesito salir de aquí! -exclama para plantear a colación que Aeroméxico ya le canceló su vuelo de regreso previsto para inicios de julio. Solo puede cambiarlo por otro vuelo que saliera a partir del 1 de septiembre, cuando finaliza la prohibición. Pero el problema, puntualiza el estudiante, es que su reserva de dinero no durará más allá de junio, cuando terminaba su estadía.

-Si los vuelos se abren hasta septiembre, ¿con qué dinero voy a vivir aquí medio año sin poder trabajar? -cuestiona-. Cada día que paso aquí atrapado es un día más que se me acaba el dinero. Y un día más en que la presión y la angustia va en aumento.

Tres veces atrapados

Fernando Hernández tiene 24 años, es de Chetumal, y llegó a Buenos Aires en octubre del año pasado para estudiar una maestría en derechos humanos que debía durar diez meses, hasta agosto de este año.

Sin embargo, explica también a través de una llamada de WhatsApp, la pandemia se atravesó y se quedó varado entre las paredes de un departamento en Buenos Aires que renta con otros dos roomies, que también están atrapados.

Fernando dice que ya tenía listo su vuelo de regreso para inicios de agosto. El problema es que la Universidad de San Martín, en Buenos Aires, interrumpió las clases por la pandemia y hasta hace apenas unas semanas les dio la autorización para reanudarlas en línea, desde México.

-Pero con la restricción de los vuelos me quedé atrapado -cuenta el estudiante-. Porque, aunque pudiera pagar otro, que no es el caso, no puedo salir del país.

Y viajar por carretera hasta Uruguay “está imposible” sin un salvoconducto o un permiso especial de la embajada mexicana. Y, aunque lograra llegar a la frontera, tampoco podría ingresar porque el gobierno uruguayo solo permite hasta nuevo aviso la entrada a sus connacionales y de extranjeros residentes.

-Estamos tres veces atrapados: en nuestro departamento, del que casi no podemos salir para nada; atrapados en Buenos Aires, porque no podemos movernos a otras ciudades o provincias sin un salvoconducto; y atrapados por las fronteras de Argentina, puesto que no podemos ir a ningún otro país.

En la ciudad de Mendoza, en el lado oeste de Argentina, ya casi en la frontera con Chile, la estudiante tijuanense Melissa Zulette Arenas cuenta que compró su vuelo de regreso para salir desde Santiago de Chile porque le resultaba mucho más práctico que recorrer mil kilómetros hasta Buenos Aires.

Pero el gobierno de Sebastián Piñera también restringió los vuelos hasta el próximo 1 de junio, y peor aún, también decretó medidas que restringieron el acceso al país a extranjeros no residentes durante la emergencia sanitaria.

Es decir, ni Chile ni Uruguay son opción. Y Brasil, uno de los países más afectados por el coronavirus en Sudamérica, con más de 135 mil infectados al corte del jueves 7 de mayo y más de 9 mil 100 muertes, tampoco es opción.

-No puedo volar ni puedo moverme en carro a Buenos Aires. No sé qué hacer. Me siento muy atrapada -asegura la tijuanense-.

“Esperamos una respuesta de la embajada”

El estudiante Fernando Hernández plantea que, ante la imposibilidad de viajar y el progresivo desgaste económico, su única salida, y la de la mayoría de los 290 mexicanos que hay varados en este momento en Argentina entre estudiantes y turistas, es un vuelo de repatriación.

De hecho, la Cancillería mexicana ya ha realizado múltiples vuelos de repatriación. Hasta el corte del 4 de mayo, ha traído de vuelta a 11 mil 342 connacionales desde que estalló la pandemia, y también ha realizado varios vuelos de repatriación desde Argentina.

Por ejemplo, los pasados 11 y 13 de abril, tras el cierre de fronteras y cancelaciones de vuelos comerciales, el canciller Marcelo Ebrard anunció en su cuenta de Twitter que regresaron 160 connacionales que fueron repatriados de Argentina, y también de Chile y Uruguay.

El problema, claro, es que aún restan muchos mexicanos varados por la pandemia: según Cancillería, 2 mil 868 siguen atrapados al corte del 4 de mayo en algún punto del mundo, de los cuales mil 242 permanecen en países con restricciones de vuelos comerciales, como es el caso argentino.

En otras palabras: traer de inmediato a todos es complicado. Y más aún por las restricciones aéreas. Por eso, la Cancillería dijo a este medio que están trabajando en buscar opciones para apoyar a los connacionales. Aunque, por el volumen de connacionales a atender, el llamado es a tener paciencia.

Sin embargo, la paciencia y el dinero para mantenerse a flote, coinciden en apuntar los estudiantes mexicanos entrevistados, es lo que empieza a faltar.

-La embajada de México en Argentina ha sido muy amable. Pero ha sido tan amables como ineficiente. La respuesta siempre es la misma: que están trabajando para darnos las mejores condiciones, pero sin decirnos más. Y así llevamos tres semanas o un mes, esperando una respuesta -asegura Fernando-.

-La embajada solo nos dice que no tiene información de cuándo saldrá el próximo vuelo humanitario -tercia por su parte el estudiante sonorense Néstor Morales-. Y esto nos genera aún más angustia. Porque no sabemos cuándo podremos salir de aquí y regresar a casa.

-Nos dicen que sí habrá otro vuelo pero no cuándo -lamenta por su parte la tijuanense Zulette Arenas-. Necesitamos que, al menos, nos den una fecha para tener una estabilidad emocional. Y de aquí a esa fecha ya vemos cómo le hacemos con el dinero. Pero al menos necesitamos que nos digan algo seguro. Necesitamos una mínima certeza de qué pasará con nosotros.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.