Pacificación que propone AMLO, una promesa si no se reestructura el sistema judicial: José Ramón Cossío

El ministro de la Corte advirtió que con los niveles de impunidad actuales en México, el proceso de paz que propone López Obrador es inviable.

Pacificación que propone AMLO, una promesa si no se reestructura el sistema judicial: José Ramón Cossío
Cuartoscuro Archivo

El proceso de pacificación que propone para México el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, será una simple promesa de campaña sin viabilidad si no se reestructura el sistema judicial, advirtió el ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), José Ramón Cossío.

“No puede haber proceso de paz sin un sistema judicial eficientísimo. Todo proceso de pacificación tiene que pasar por una imposición de las normas jurídicas. Si lo que queremos es la pacificación, empezar con ideas generales es complicado y peligroso, aquello que termine en paz o perdón volverá a recaer y aquello no tendrá ningún sentido, las víctimas quedarán profundamente lastimadas y no habrá ningún proceso de paz posible, sentenció el ministro durante la presentación del informe ‘Hallazgos 2017’ de la organización México Evalúa.

Durante su campaña y ya como ganador de ella elección presidencial, López Obrador ha insistido en una propuesta de ley de amnistía para algunos tipos de delincuentes, que impida que lleguen a prisión y se enfoque en la rehabilitación. Este proyecto es la base de su plan de pacificar un país donde sólo en 2017 se registraron casi dos millones de delitos del fuero común y durante el cual 70 personas fueron asesinadas cada día.

No obstante, el ministro Cossío señaló que antes de pensar en otorgar el perdón a algunos delincuentes se debe mejorar de manera integral un sistema judicial obsoleto y lleno de deficiencias, pues de continuar los altos niveles de impunidad, se va a perdonar a unos y después se tendrá que hacer otro proceso para perdonar a otras personas.

“Más allá de la alegría democrática, el mundo del derecho es un mundo técnico, no de entusiasmos exclusivamente: o se sabe o no se sabe. El mundo se construye racionalmente y se tiene que sostener racionalmente”, puntualizó el abogado.

Coincidieron con esta expresión los expertos que presentaron el Informe Hallazgos, señalando que los niveles de impunidad en el país (87% durante 2016) requieren una discusión “seria” sobre la procuración de justicia, en la que se ponderen los derechos de las víctimas.

El informe, presentado este jueves, revela que hasta 87.3% de los delitos cometidos en el país hasta 2016 han quedado impunes, y en algunos estados este porcentaje rebasa el 90%. En Jalisco y Tlaxcala supera el 99%, lo que para José Ramón Cossío envía el mensaje de que en esas entidades “es muy bueno delinquir, porque la probabilidad de ser atrapado, procesado y sentenciado es casi cero. Esto debiera ser un dato no sólo preocupante, casi aterrador”.

De esta forma, cualquier proceso de paz requiere primero que el sistema de justicia investigue, lleve a proceso, sentencie y castigue a quien comete un delito, para desincentivar a otras personas a delinquir.

Close
Comentarios