Rosa lleva seis años buscando a su hija desaparecida en San Fernando, Tamaulipas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

Rosa lleva seis años buscando a su hija desaparecida en San Fernando, Tamaulipas

El 12 de mayo de 2012, Dulce Yamellí González fue secuestrada, junto con su madre, por hombres armados. Aunque su familia pagó el rescate, no la han vuelto a ver. La joven cumple 28 años este 17 de agosto.
Especial
Comparte

Rosa nació en San Fernando, Tamaulipas, una población “que era bien tranquila, libre, con agricultura, pesca, ganadería, una ciudad bonita, con la playa y el golfo de México pegado”, recordó la entrevistada. Y fue así, “hasta que en 2010 empezó la guerra, y comenzaron a matar gente y a llevársela”.

En esta guerra, librada entre grupos del crimen organizado, así como con las fuerzas de Seguridad Pública, Rosa perdió a su madre, a su padre, a un hermano, a su esposo. A su hija se la llevaron, por la fuerza, y desde entonces la busca.

“Nosotros éramos comerciantes –narró Rosa–. Yo era conocida como emprendedora, como gente de trabajo y tenía mi negocio de tenis y ropa en el centro del pueblo… Todo iba bien hasta que comenzó la división de los cárteles del narcotráfico en Tamaulipas, en el año 2010: se separaron Los Zetas y el Cártel del Golfo, y fueron Los Zetas los que se quedaron con San Fernando y comenzaron a destruirlo.”

Luego de un año de enfrentamientos “de película” entre ambos grupos criminales, ya con el territorio de San Fernando en su control, señaló Rosa, “esos hombres empezaron a matar y a llevarse a la gente, a mucha gente… En nuestro caso, primero fueron a la casa de mi hermano, a finales de 2010, para decirle que querían su trascabo, pero mi hermano se negó, porque era su medio de vida y los hombres se llevaron el trascabo y se llevaron a mi hermano”.

Nunca más se supo de él.

Meses después, ya en el año 2011, “mi papá murió por la enfermedad que le provocó que no apareciera mi hermano. Y luego, por todo eso, a mediados de abril de 2012, mi mamá también se puso mala de salud, y mi hermana, enferma de cáncer de pecho, la llevó en su carro a Ciudad Victoria. Pero en el camino, los criminales las pararon para robarles el vehículo”.

Ambas fueron obligadas a descender. La madre fue asesinada de un cachazo en la nuca y la hermana fue golpeada hasta que Los Zetas la dieron por muerta.

Luego se llevaron el auto. Y menos de un mes después “vinieron por nosotras”.

El 12 de mayo de 2012, recordó Rosa, “yo estaba en mi negocio, con mi hija Dulce Yamellí González (de 21 años de edad en ese momento) cuando entraron dos chavos y me pidieron ver unos tenis; yo se los mostré y luego de verlos se fueron, pero así como salieron de mi negocio, una camioneta se paró enfrente, y los dos jóvenes entraron de nuevo, y uno me agarró a mí, y otro agarró a mi hija”.

Mientras Rosa hablaba para la entrevista, su mano izquierda temblaba. Por dentro de la piel, explicó, una placa metálica sostiene los huesos en su lugar, aunque la extremidad está prácticamente inmobilizada, y lleva la piel tachonada de cicatrices.

“Me las dejó el sujeto que me agarró a mí, que me empezó a picar y a hacer cortadas con algo, pero yo no sentí, porque yo lo que intentaba en ese momento era defender a mi hija”.

Dulce fue golpeada con la cacha de un arma larga en el estómago, y sacada del local. Rosa fue inmovilizada, maniatada y su cráneo entero fue vendado, para impedirle no sólo ver, sino hablar, y también puesta a bordo de la camioneta.

Luego, el negocio entero fue saqueado.

Rosa fue conducida a una casa desvencijada fuera de San Fernando, vigilada por “un huerquillo” que cayó inconsciente luego de varias horas de drogarse, lo que aprovechó para desamarrarse y huir.

“Yo busco a mi hija y veo que no está en la casa –recordó Rosa– y salgo y veo un monte y subo a buscarla, aunque no traía zapatos, y caminé no sé cuánto tiempo por el monte.”

Para ese momento, los familiares de Rosa y Dulce habían ya pagado la mitad del dinero exigido por sus secuestradores a cambio de su vida, y la otra mitad se pagó al día siguiente, aunque Rosa había escapado.

“Se pagó el dinero, y luego volvieron a llamar, y pidieron una nueva cantidad, a mi esposo le pusieron al teléfono a Dulce, para que ella le dijera que ya no aguantaba más, que pagáramos, y pagamos.”

Cuando el padre de Dulce acudió al punto donde fue citado para entregar ese último monto, fue golpeado y arrojado a una nopalera.

“En el bolsillo de su camisa le pusieron un paquetito de plástico, y le dijeron que le iban a entregar a mi hija en una gasolinería, y que debía presentarles eso que le habían metido en el bolsillo: era un camaleón, vivo.”

El padre de Dulce acudió con el camaleón a la gasolinería, pero los captores de Dulce nunca llegaron.

“Mi esposo mantuvo vivo ese camaleón durante mucho tiempo, para tenerlo ahí para cuando nos regresaran a nuestra hija, hasta que él mismo murió, de depresión, el 10 de agosto de 2016. Nunca dejó de buscarla, y horas antes de morir, me pidió que no dejara de buscarla, y sigo buscándola.”

Por el rapto y desaparición de Dulce, su madre interpuso primero la denuncia ante la sede de la Procuraduría de Justicia de Tamaulipas en el municipio de San Fernando, “pero luego los criminales incendiaron esas instalaciones, y todos los expedientes se perdieron”, por lo que debió iniciar nuevamente todo el trámite.

La investigación, sin embargo, la ha realizado ella: “Si yo no hago la búsqueda, las autoridades no buscan a mi hija… me tuve que convertir en rastreadora de campo, me meto al monte a sacar coordenadas, a excavar, a sacar cuerpos”.

Muestra, como prueba de su dicho, las imágenes que recaba con su teléfono y que luego usa la autoridad para identificar esos puntos y oficialmente anunciar el hallazgo.

“No sé cuántos cuerpos he encontrado –dijo, con pesar–, son muchos, no se puede calcular porque no sólo he encontrado cuerpos completos, sino también muchas ‘partículas’ (fragmentos de restos humanos)”.

Sola, o en compañía de otros familiares de personas desaparecidas, Rosa ha recorrido los montes de San Fernando y cuando encuentra algo, ella misma es la guía para llevar hasta esos sitios a los peritos oficiales que recuperan los restos.

En noviembre de 2017, recordó, en una de esas recuperaciones, “me rafaguearon… habíamos entrado a una noria, en donde había cuerpos, y empezaron a dispararnos, y de ahí me sacaron los agentes a rastras, toda golpeada, pero protegiéndome, para que no me fuera a dar una bala”.

Desde entonces, una de sus piernas quedó lesionada, lo que no la detiene.
“Yo entro a todos los lugares de San Fernando, y he buscado desde Matamoros hasta Altamira”, además de haberse sumado a los esfuerzos de búsqueda de colectivos de familias de desaparecidos, en otros puntos del país.

“Yo busco a mi hija, y a los hijos de todas mis hermanas de dolor, de todas las madres que estamos muertas en vida. Mi hija, es una muchachita maravillosa. Había suspendido seis meses sus estudios, para ayudarme en el trabajo, cuando se la llevaron. Y no tengo palabras para describirla, su nombre la describe perfectamente…”.

Este 17 de agosto, Dulce cumple 28 años.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Twitter cierra temporalmente sus oficinas en medio de los reportes sobre renuncias en masa

Las oficinas reabrirían el 21 de noviembre. El anuncio se produce después de que se conociera que una gran cantidad de personal estaba renunciando a sus puestos de trabajo.
18 de noviembre, 2022
Comparte

Parece que los tiempos turbulentos no cesan en Twitter.

Después de anunciar un masivo recorte de plantilla, los empleados que quedan en la tecnológica comprada por Elon Musk han recibido un mensaje advirtiéndoles de que los edificios de oficinas de la compañía se cerrarán temporalmente.

El cierre se efectuará con efecto inmediato.

En una comunicación a la que tuvo acceso la BBC, se les dijo a los trabajadores que las oficinas reabrirían el lunes 21 de noviembre.

Twitter no dio ninguna razón de esta decisión.

El anuncio de este viernes se produce en medio de los reportes de que una gran cantidad de personal estaba renunciando a sus puestos de trabajo cuando Musk pidió a sus empleados que se prepararan para trabajar largas jornadas a “a alta intensidad” o se marcharan de la compañía.

El mensaje finaliza diciendo: “Continúen cumpliendo con la política de la empresa al abstenerse de discutir información confidencial en las redes sociales, con la prensa o en cualquier otro lugar”.


El mensaje enviado al personal sobre el cierre temporal de todas las oficinas de Twitter.

BBC
El mensaje enviado al personal sobre el cierre temporal de todas las oficinas de Twitter.

Twitter no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios de la BBC.

Reacciones a las nuevas polítias de Musk

Esta semana, Musk le dijo al personal de Twitter que tenían que comprometerse a trabajar muchas horas y que “tendrían que ser extremadamente duros” o dejar la empresa, según informaciones.

En un correo electrónico al personal, el nuevo propietario de la red social dijo que los trabajadores deberían aceptar ese compromiso si querían quedarse, informó el Washington Post.

Aquellos que no se habían sumado a esa nueva política antes del jueves 17 de noviembre recibirían tres meses de indemnización por despido, dijo Musk.

Twitter account on Twitter is seen displayed on a phone screen in this illustration photo taken in Krakow, Poland on November 9, 2022

Getty Images

A principios de este mes, la compañía dijo que recortaría alrededor del 50% de su fuerza laboral.

Según los reportes, un gran número de trabajadores han renunciado porque no han aceptado los nuevos términos de Musk.

Los empleados han estado twitteando con el hashtag #LoveWhereYouWorked (#AmaTuLugarDeTrabajo) y un emoji de saludo para mostrar que se iban de la empresa.

Un extrabajador de Twitter que deseaba permanecer en el anonimato le dijo a la BBC: “Creo que cuando se asiente el polvo hoy, probablemente quedarán menos de 2.000 personas” trabajando en la compañía.

Elon Musk

Getty Images

Añadió que todo su equipo había sido despedido.

“El mánager del equipo fue despedido. Y luego el mánager de ese mánager fue despedido. La persona por encima de él era uno de los ejecutivos despedidos el primer día. Así que no queda nadie en la cadena de mando”.

Antes de que Musk tomara el control de Twitter, la empresa tenía alrededor de 7.500 empleados.

También se informó que la empresa había empleado a miles de trabajadores subcontratados, la mayoría de los cuales se cree que fueron despedidos.

Otra persona dijo que había renunciado a pesar de que estaba preparada para trabajar muchas horas.

https://twitter.com/elonmusk/status/1593459801966538755?s=20&t=NRPUE5M-OY-Z9At-tQUfOw

“No quería trabajar para alguien que nos amenazó por correo electrónico varias veces diciendo que ‘solo los tuiteros excepcionales deberían trabajar aquí’ cuando ya trabajaba entre 60 y 70 horas semanales”, dijo.

La persona más rica del mundo se convirtió en directora ejecutiva de Twitter después de comprar la empresa el mes pasado por US$44.000 millones.

En respuesta a una pregunta sobre las preocupaciones de que Twitter estaba a punto de cerrarse después de que se envió el mensaje sobre el cierre de las oficinas de Twitter, Musk tuiteó:

“La mejor gente se está quedando, así que no estoy nada preocupado“.

En publicaciones separadas, tuiteó un emoji de calavera y tibias cruzadas y un meme que mostraba una lápida con el logotipo de Twitter.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.