close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Agustín Salgado
A un año del 19S, aún hay campamentos de damnificados en el oriente de CDMX
Algunos damnificados aún viven en tiendas de campaña, instaladas en vía pública. En el oriente de la Ciudad de México antes de pensar en la reconstrucción a fondo perdido, preocupan las condiciones geológicas de la zona.
Agustín Salgado
Por Agustín Salgado @AgustinSalgado
19 de septiembre, 2018
Comparte

Carolina y su familia no han logrado regresar a su vivienda desde el 19 de septiembre de 2017. Vive en un campamento instalado en la avenida Derechos Democráticos, a unos 40 metros de su casa. Duerme, junto con su esposo y tres hijos, en una de las tres mil tiendas de campaña que donó el gobierno de China.

La mujer de 36 años, no es la única damnificada de la colonia La Planta, delegación Iztapalapa que aún vive en la calle: al menos una veintena de personas no han regresado a sus domicilios.

En esta zona de la Ciudad de México no se habla de reconstrucción a fondo perdido, aquí lo prioritario es conocer las condiciones geológicas del suelo que habitan. Los hundimientos, socavones y grietas en los límites de Tláhuac e Iztapalapa, identificados desde hace varios lustros, se agudizaron tras el 19S. 

Un estudio realizado por especialistas de la UAM y la UNAM concluyó que la mayor parte de las afectaciones se debían a fallas geológicas detectadas desde antes que ocurriera el sismo de 7.1 grados. 

“Yo nací aquí. La casa tiene más de 40 años. Nos dijeron que era pérdida total, que ya no podíamos vivir en ella. Esta toda inclinada y decidimos venirnos a vivir aquí”, relata Carolina. 

Su vivienda se ubica en Molino Arrocero Manzana 1, Lote 15. El inmueble está apuntalado, las fisuras son evidentes. El sismo provocó un desnivel de, al menos, 30 centímetros en esta calle localizada a un costado del Deportivo Cananea. Todos las casas resultaron dañadas, aun así, algunos vecinos decidieron volver a ellas.

La mayoría de los predios de Molino Arrocero están identificados en Plataforma CDMX, base de datos elaborada por la Comisión para la Reconstrucción, Recuperación y Transformación de la Ciudad de México, para georeferenciar los inmuebles afectados por el 19S.

campamento

Molino Arrocero

El esposo de Carolina, Francisco, es obrero. Una de sus hijas tiene 18 años, la otra 16 y el niño 10. Una cama, una litera y un catre, además de un refrigerador y una mesa, ocupan el interior de la casa de campaña. 

Fueron instalados dos tinacos, que son de uso común para quienes habitan las cinco tiendas que conforman el campamento. 

“El sismo me tocó fuera de mi casa, vimos como se hundió la calle. Varias bardas se cayeron. Lo que queremos es un dictamen del suelo pues nos han dicho que aquí ya no se puede volver a construir”, agrega Carolina. 

Transcurrieron 10 meses para elaborar dictámenes

Al campamento de Derechos Democráticos se suman dos más en esta zona de la ciudad: el primero ubicado en andador Unión y otro más en Revolución esquina con Rosalita. 

campamento

Campamento Derechos Democráticos.

Hermilio Baltazar, uno de los habitantes del campamento de andador Unión, es comerciante: vende productos de limpieza. Durante las últimas semanas no ha trabajado pues se ha dedicado a gestionar ante la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda los dictámenes estructurales de las propiedades de sus vecinos. 

Con lista en mano recorre las calles de la colonia La Planta para informar que ya se encuentran los diagnósticos elaborados por los Directores Responsables de Obra. Documentos que deben de recogerse en las oficinas de la Seduvi, ubicadas en la colonia Roma. En total son 126 dictámenes que fueron entregados el 31 de julio. 

“Se levantó un censo, hay una primera opinión de como se encuentran nuestras casas y ya tenemos fecha y hora para que nos entreguen los dictámenes. Los DRO vinieron a finales de mayo, lo que ahora sigue es el estudio geológico”, explica Hermilio. 

Andador Unión es la continuación de Molino Arrocero. Las casas, ubicadas en ambas calles, fueron identificadas con un número de folio de seis dígitos. El desnivel de 30 centímetros, que provocó el temblor, fue rellenado parcialmente durante los trabajos de reparación del drenaje, pues dicho sistema colapsó el 19S.

campamento

Campamento Revolución Rosalita.

“Yo llevó 28 años aquí. Me vine de un asentamiento ilegal que se conocía como Valle de Luces. En la época de (Carlos) Salinas de Gortari, el Fividesu (Fideicomiso de Vivienda Desarrollo Social y Urbano que desapareció en 2002) nos vendió estos terrenos. Fue a crédito, nos tardamos 15 años en pagarlos. Levante poco a poco mi casa. Ahora tengo 65 años y en esa casa vivíamos mi esposa, mis hijos y mis nietos. En total somos 14 y ahora todos sobrevivimos en el campamento”.

La familia de Hermilio ocupa tres tiendas de campaña. Su casa esta en andador Revolución. A diferencia de Carolina, Hermilio sí cuenta con el apoyo de renta que otorga el gobierno de la Ciudad de México, el dinero que recibe le ha permitido dejar la venta de productos de limpieza y dedicarse, de tiempo completo, a gestionar trámites ante diferentes instancias de la administración capitalina.

El problema de las escrituras 

Más adelante, ya en los límites con la colonia El Molino se encuentra el tercer campamento: 15 tiendas de color azul fueron instadas en las calles de Revolución y Rosalita. 

En una de ellas hay un letrero que anuncia la venta de refrescos. La tienda de campaña es habitada por Mauro Alvarado Martínez, de 56 años: “Vendo dulces para defenderme. Me dijeron que mi casa está sobre una grieta. Duermo aquí en el campamento pero si voy a bañarme allá. Lo que me preocupa es saber si vamos a poder seguir viviendo aquí o nos van reubicar a otra zona donde no haya grietas”. 

campamentos

La vivienda actual de Mauro.

La casa de Mauro se ubica en andador Revolución, manzana 10, lote 24. En ella vivía junto con sus dos hijos, sus nueras y sus nietos. Tras el sismo se quedó solo pues uno de sus hijos opto por rentar y el otro se fue a vivir a la casa que apenas empezaba a levantar. 

“Aquí casi nadie tiene escrituras, en mi caso yo le compre a una señora pues no fue directo con Fividesu. Solo tengo la hoja que firmamos a la hora de la compraventa, entonces me hacen falta algunos documentos y hasta ahora he recibido la ayuda de renta pero ya me dijeron que no me van a dar el dinero hasta que no presente todos los papeles”, refiere Mauro Alvarado. 

Una televisión, un radio, una cama y una mesa donde coloca su mercancía, ocupan parte de la tienda de campaña instalada en la calle de Rosalita. 

Además de los daños materiales, el sismo, también provocó problemas familiares. Es el caso de Marisol Gutiérrez que vivía en la casa de sus padres ubicada en andador Revolución manzana 10, lote 22, tras el 19S optó por salirse junto con sus hijos y esposo. 

“Yo vivía con mi mamá, se cayó una barda, ella sigue viviendo ahí pero a raíz del temblor hubo muchos problemas y ahora vivo aquí en el campamento con mi esposo y mis hijos de que tienen 16, 15 y 12 años. No tengo ayuda renta y hay quien dice que estoy aquí para que me den cosas pero eso no es cierto, vivir en un campamento es muy complicado”. 

¿Cuántos campamentos hay en la CDMX? 

El comisionado para la reconstrucción Edgar Tuingüí aseguró a la agencia de noticias Associated Press que de los 27 campamentos que aún existían en la Ciudad de México, ninguno de ellos estaba habitado y únicamente eran ocupados para vigilar los inmuebles. 

En delegaciones centrales como Benito Juárez, Coyoacán y Tlalpan la afirmación es correcta; no así en las delegaciones del oriente de la ciudad como Tláhuac e Iztapalapa. 

En Villa Coapa, una de las zonas que resultó más afectada con el 19S, los damnificados se turnan para mantener presencia en los campamentos. En la acera oriente de Canal de Miramontes, entre Calzada del Hueso y Las Bombas también fueron instaladas varias tiendas de campaña donadas por la República Popular de China. Los afectados se realizan guardias de ocho horas, algunos de ellos han optado por pagar a un tercero para cubrir con su horario. 

Algo similar ocurre en los campamentos ubicados en calles de la delegación Benito Juárez, como Sevilla 604 y  Zapata 252. 

En algunos puntos ya no hay tiendas de campañas como en Azores 609 y Tokio 519.

En Paseo de Galias, colonia Lomas Estrella, delegación Iztapalapa y en los edificios afectados de División del Norte y Pacífico también ya fueron retirados.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Getty Images
¿Cómo impacta el recorte de la ayuda de EU a Centroamérica ordenado por Trump?
El presidente Donald Trump tomó esta decisión como una forma de presionar a miembros del Triángulo Norte para que detengan el creciente flujo migratorio. Los más afectados serán los que deben enfrentar la pobreza y la violencia en sus países.
Getty Images
6 de abril, 2019
Comparte

¿Qué va a pasar en Honduras, Guatemala y El Salvador después que se cancele la ayuda que reciben de Estados Unidos? Es la pregunta que muchos se formulan en la región.

El presidente Donald Trump tomó esta decisión como una forma de presionar a miembros del Triángulo Norte para que detengan el creciente flujo migratorio.

El recorte de la ayuda pone en riesgo principalmente programas que pretenden evitar la salida masiva de personas hacia el norte.

Hasta ahora el gobierno estadounidense no ha ofrecido detalles de qué programas se quedarán sin recursos.

Pero según la Oficina de Washington para América Latina (WOLA, por sus siglas en inglés), entre los más afectados se encuentran los que combaten pobreza extrema, violencia e impunidad, justo algunas de los problemas que cada año obligan a miles de personas de la región a abandonar sus países.

Los fondos que podrían cancelarse se utilizan, por ejemplo, para combatir la extorsión en Guatemala, el reclutamiento de jóvenes por pandillas de Maras en El Salvador o para reducir la tasa de homicidios en Honduras.

Los programas afectados con el recorte de EE.UU. combaten la violencia en Centroamérica

AFP
Los programas afectados con el recorte de EE.UU. combaten la violencia en Centroamérica.

La orden de Trump implica suspender fondos por al menos US$450 millones, según datos del Departamento de Estado, aunque la cantidad puede ser mayor.

Adriana Beltrán, directora para Seguridad Ciudadana de WOLA, recuerda que el Congreso estadounidense autorizó en febrero pasado US$180 millones para Centroamérica.

No está claro si este dinero también forma parte del decreto de suspensión del mandatario. Pero las consecuencias de su propuesta pueden ser graves.

“Gran parte de lo que ha dado Estados Unidos a la región ha sido para apoyar esfuerzos que buscan atender los factores que causan la migración irregular”, dice Beltrán a BBC Mundo.

“Esa decisión, lejos de ayudar a estabilizar la situación en la región, lo único que va a hacer es empeorar las condiciones en los países de Centroamérica”.

La orden de Trump puede resultar contraproducente para Estados Unidos, insiste la especialista. “Puede provocar más migración a la larga. Es lo que va a hacer”.

EE.UU. no nos ayuda

Donald Trump exige a Centroamérica que detenga la migración irregular

Getty Images
Donald Trump exige a Centroamérica que detenga la migración irregular

En todo caso el monto del recorte representa una cantidad menor al dinero que Centroamérica recibe cada año en remesas, especialmente desde Estados Unidos.

De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), en 2018 el monto de estos recursos fue de US$22.500 millones.

En el Triángulo Norte las remesas son fundamentales para las economías locales, reconoce la CEPAL.

Para algunos países como Honduras el dinero del gobierno de Estados Unidos no es relevante, dice el presidente Juan Orlando Hernández.

Según datos de la Secretaría de Finanzas hondureña, en 2018 se recibieron US$90 millones a través de distintos programas y agencias estadounidenses. En ese período el monto de las remesas fue de US$4.900, de acuerdo con la CEPAL.

Suspender la ayuda de EE.UU. a Centroamérica no detiene la migración, advierten expertos

AFP
Suspender la ayuda de EE.UU. a Centroamérica no detiene la migración, advierten expertos.

El presidente Hernández asegura que el gobierno de Trump no ha dado ninguna ayuda a su país.

“Con el plan Alianza para la Prosperidad dijimos que Honduras iba a poner cuatro dólares, mientras que Estados Unidos pondría uno. Esos dineros en algunas ocasiones se han atrasado y en otras ni ha llegado”.

Analistas y miembros del Congreso estadounidense creen que el anuncio de Trump es parte de una estrategia política.

Pero otros como el exvicepresidente de Guatemala Eduardo Stein advierten que la orden del magnate puede desatar conflictos legales.

“Claramente contradice compromisos de política exterior bipartidaria de Estados Unidos con nosotros”, dice a BBC Mundo.

Guatemala: dinero contra la corrupción

Mujer con niños en Guatemala.

Getty Images
Parte de los fondos de EE.UU. en Guatemala son usados en programas de alimentación para comunidades desfavorecidas.

La mayor parte de la ayuda al Triángulo Norte se envía a través de la Estrategia para Centroamérica, que opera la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional.

No está claro si los proyectos y organizaciones que respaldan podrán seguir en operación tras el anuncio de la suspensión de la cooperación estadounidense.

En los tres países del Triángulo Norte hay varios ejemplos, como en Guatemala, que recibe el mayor porcentaje de ayuda.

Los datos más recientes de WOLA, de 2017, señalan que obtuvo más de US$78.6 que se destinaron especialmente a estrategias contra la violencia y la corrupción.

El dinero se utilizó, por ejemplo, en una estrategia para proteger a víctimas de trata de personas, implementada por la organización civil El Refugio de la Niñez.

El objetivo es apoyar especialmente a niños víctimas de esclavitud, a través de atención médica y psicosocial, así como respaldo legal en los procesos judiciales que enfrentan.

En esa estrategia el financiamiento programado entre 2018 y 2021 es de US$2,2 millones.

Otro proyecto es Alimenta el Futuro de Guatemala, destinado a mejorar la nutrición de comunidades rurales y aumentar el ingreso de los campesinos.

En este caso la inversión programada de 2017 a 2022 es de US$36 millones.

Uno más es el Proyecto de Justicia para Juventud y Género, que entre 2016 y 2021 debía recibir US$37,4 millones. El programa apoya a víctimas de la violencia, especialmente mujeres, y jóvenes.

Honduras: violencia, la prioridad

Honduras, policías.

Getty Images
Algunas de las regiones más violentas de Honduras se benefician de la ayuda económica de EE.UU.

El apoyo estadounidense a Honduras se concentra en prevenir la violencia y reparar fallas en su sistema de justicia.

Algunos de los programas van en ese sentido, como uno para la prevención secundaria de la violencia.

El objetivo es detectar jóvenes con riesgo de sufrir violencia o ser reclutados a la fuerza por las pandillas. El financiamiento previsto es de US$24,6 millones entre 2016 y 2020.

La estrategia opera sobre todo en algunas de las regiones más violentas del país, como Tegucigalpa, San Pedro Sula, Choloma, Tela y La Ceiba.

También hay respaldo para la Alianza para el Corredor Seco que pretende reducir la pobreza y desnutrición en el oeste de Honduras, donde existen las comunidades con mayores índices de marginación.

Para ese proyecto el respaldo programado es de US$60,6 millones entre 2014 y 2020.

Una estrategia adicional es prevenir la violencia en las escuelas a través del programa Asegurando la Educación, que tiene un presupuesto de US$20,8 millones para utilizarse entre 2017 y 2022.

El Salvador: las Maras, el mayor problema

Mara Salvatrucha, cartel.

Getty Images
El Salvador usa gran parte del apoyo financiero estadounidense para combatir la inseguridad y la violencia.

En el caso de El Salvador la mayor parte del apoyo estadounidense se enfoca en prevenir la violencia, combatir la inseguridad y mejorar el sistema de justicia, entre otros temas.

Por ejemplo, el proyecto Puentes para el Empleo debía recibir una financiación de US$42,2 millones entre 2015 y 2020.

Este apoya a organizaciones civiles, empresarios y maestros para aumentar el número de empleos a jóvenes de municipios con alta criminalidad.

También se apoya al programa de Educación y Convivencia para Escuelas y Comunidades Libres de Violencia, que cuenta con una inversión de US$10 millones entre 2018 y 2023.

Con este proyecto se ofrecen servicios psicosociales a jóvenes, padres y maestros en escuelas ubicadas en comunidades de alto riesgo.

También existe el programa de Prevención del Crimen y la Violencia que respalda al gobierno de El Salvador en una estrategia para fortalecer comunidades y prevenir, de esa manera, la delincuencia.

El financiamiento para el proyecto es de US$39,8 millones para el periodo 2013-2019.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ZU3QkNT_HGo

https://www.youtube.com/watch?v=ktu0V3H8ZsU

https://www.youtube.com/watch?v=g8Ymq8kZ7r4

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.