La bofetada de un chofer de autobús a un adolescente que causa polémica en Francia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La bofetada de un chofer de autobús a un adolescente que causa polémica en Francia

El conductor enfrenta una acción disciplinaria de la empresa pública de transporte en la que trabaja, pero más de 300,000 personas han firmado una petición para que no lo castiguen.
Por BBC Mundo
20 de septiembre, 2018
Comparte

¿Está justificado lo que hizo el conductor?

Es la pregunta que divide opiniones en Francia luego de que se publicara un video en el que se ve al chofer de un autobús abofetear a un niño de 12 años por gritarle que se callara.

El adolescente cruzó sin cuidado frente al autobús en una calle cercana a París, lo que obligó al conductor a frenar repentinamente.

Cuando el chofer -cuya identidad no se ha revelado- reprendió al chico, exigiéndole que prestara atención, el menor le gritó que se callara.

Eso llevó al conductor a darle una bofetada.

Su acción ha sido defendida por quienes piensan que esta reprimenda hacia el adolescente estaba justificada.

El hombre enfrenta una acción disciplinaria de la empresa pública de transporte en la que trabaja. Más de 300.000 personas han firmado una petición para pedir que no se le sancione.

Pero otros piensan que la violencia no tiene justificación.

El incidente tuvo lugar el 13 de septiembre y fue presenciado por un grupo de estudiantes que estaba frente del ayuntamiento de Arcueil, un suburbio al sur de la capital francesa.

Según la prensa local, la madre del menor ya presentó una denuncia contra el conductor.

¿Qué dice el chico?

El adolescente dijo a la policía que estaba apurado al cruzar la calle para alcanzar su autobús cuando escuchó una bocina y un insulto que no estaba seguro si iba dirigido hacia él.

Sin embargo, él cree que fue de ese conductor.

Asegura que le respondió sin pensarlo mucho “¡Cállate, sigue, sigue adelante!, según un reporte de Le Parisien.

El video viral comienza en ese momento.

Muestra a otros adolescentes riendo hasta que el conductor del autobús baja de su vehículo y le da una bofetada.

Imagen del video del incidente

Le Parisien
El video, publicado inicialmente en Snapchat, ha visto casi 1,2 millones de veces en Le Parisien.

El chico se queda en estado de shock mientras los que lo rodean gritan.

Luego de la bofetada, el chofer le dice: “¿Cuántos años crees que tengo?”.

El video, publicado inicialmente en Snapchat, ha visto casi 1,2 millones de veces en Le Parisien.

Las reacciones

La autoridad de transporte de París, RATP, inició un procedimiento disciplinario contra el conductor y condenó enérgicamente su acción violenta, pues la considera contraria a los principios y valores de la empresa de transporte público.

El conductor del autobús ha admitido que reaccionó emocionalmente e indicó que lamentaba sus acciones, según RATP.

Sus colegas, sin embargo, han lanzado una petición en apoyo del conductor, respaldada por más de 300,000 firmas en una semana, para que no reciba una sanción.

Petición a favor del chofer

MesOpinions.com
La petición ha conseguido miles de firmas.

El alcalde de la localidad donde ocurrió el incidente le dijo a Le Parisien que los niños suelen correr por esa calle, que está cerca del Colegio Dulcie-September.

“Algunos se ponen en peligro”, dijo, admitiendo sin embargo que “la reacción del conductor no fue ni proporcionada ni apropiada”.

La ministra de Transporte de Francia, Elisabeth Borne, se hizo eco de esta posición y dijo que “no era normal abofetear a un joven”.

Sin embargo, las opiniones en las redes sociales están divididas.

Muchos creen que la violencia era reprobable, pero otros apoyaron la reacción del conductor a lo que consideran una “falta de respeto” y un “mal comportamiento” por parte del niño.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Facebook: Art With Me

Por brote COVID, cancelan en Tulum festival de música, pero organizadores lo siguen promocionando

El festival Art With Me, un encuentro internacional de arte, música y cultura, duró cinco días en Tulum, entre el 11 y el 15 de noviembre pasado.
Facebook: Art With Me
15 de diciembre, 2020
Comparte

Luego de que la celebración del festival Art With Me, realizado en Tulum el pasado mes de noviembre, dejara un reporte de al menos 100 personas contagiadas de COVID-19, las autoridades estatales de Quintana Roo, México, cancelaron el Zamna Festival; un macro evento de música electrónica de 16 días. 

Según consta en la web de Zamna, el Festival está programado para realizarse entre el próximo 31 de diciembre y el 16 de enero del año próximo, con la contratación de múltiples Djs internacionales. 

Leer más: ¿Planeas una fiesta navideña? En CDMX podrían multarte hasta con 8 mil 688 pesos

Los precios oscilan entre 110 y 160 dólares, y ya hay varias sesiones programadas, como la del 1 de enero, que colgaron el cartel de tickets agotados. De hecho, al menos hasta este lunes 14 de diciembre, las redes sociales del Festival seguían promocionando el evento sin que hubiera anuncio alguno de cancelación, o de si se reprogramará a lo largo de 2021.  

Sin embargo, Edgardo Díaz, tesorero del Ayuntamiento de Tulum, que es la instancia que otorga los permisos para realizar este tipo de eventos, confirmó en entrevista con Animal Político que el Zamna Festival está “cancelado”.

El funcionario local explicó que la cancelación se debe al rebrote de casos COVID que está experimentando la entidad caribeña, que provocó que el semáforo epidemiológico en Quintana Roo retrocediera de amarillo a naranja el pasado viernes 12 de diciembre. 

En la fase naranja, según consta en el documento ‘Reapertura Gradual de la Principales Actividades’, de carácter oficial, están prohibidos los eventos sociales masivos (en amarillo solo se permiten con un máximo de 50 personas). 

El gobernador quintanarroense, Carlos Joaquín González, también anunció la cancelación de eventos masivos en todo el estado ante el aumento de casos, y advirtió que en los próximos días pondrán a disposición de la ciudadanía varios números de teléfono para denunciar a quienes no respeten esta medida. 

“Por instrucciones del presidente municipal de Tulum (Víctor Mas), del Gobernador de Quintana Roo, y de la Cofepris, se cancelan los eventos masivos en toda la entidad con el fin de controlar la pandemia”, recalcó el tesorero municipal. 

Miguel Pino, titular de la Cofepris en Quintana Roo, también corroboró a este medio que el macro festival de música electrónica queda cancelado, y dijo que tanto el ayuntamiento de Tulum, como los propietarios del establecimiento donde se realizaría el Festival, “ya fueron notificados” de la decisión. 

Cuestionado acerca de si la cancelación se extendería hasta que el semáforo de la entidad sea verde, Miguel Pino respondió que “hasta el momento sí, a menos de que las instituciones federales señalen otra cosa”. 

Tras el anuncio de la cancelación dado por las autoridades estatales y locales, Animal Político buscó a los organizadores del Zamna Festival, pero declinaron hacer declaraciones por el momento.

“Un festival de música con sana distancia, imposible”

 Además de la prohibición expresa que marca en este momento el semáforo epidemiológico de la entidad de realizar eventos masivos, el pasado 9 de noviembre el ayuntamiento de Tulum y la Asociación de Hoteles de Tulum AC firmaron un convenio del que este medio guarda copia, en el que, entre otros puntos, ambas partes se comprometieron a “no autorizar, realizar, promover o fomentar eventos masivos en los que, además de motivar aglomeración de personas, se vendan bebidas alcohólicas sin alimentos, y se opere música de bandas, grupos, DJs, o de otro similar”.   

Pero, a pesar de este convenio, las autoridades locales sí autorizaron, aunque con restricciones, el festival Art With Me; un encuentro internacional de arte, música y cultura, que duró cinco días en Tulum, entre el 11 y el 15 de noviembre pasado. 

Según reportó el diario británico The Daily Mail, la empresa neoyorquina de pruebas para el coronavirus Checkmate Health Strategies denunció que alrededor de 100 estadounidenses que asistieron al festival y volaron de regreso a su país dieron positivo al nuevo virus.  

Las autoridades de Tulum dijeron al diario El País que no tienen registro de un brote de Covid en el municipio a partir del festival, aunque los propios organizadores ofrecieron una disculpa ante las imágenes publicadas por la televisora estadounidense CNN, en las que se aprecia claramente a personas aglomeradas, sin cubrebocas, ni distancia social, aun y cuando en la web del Festival se advertía que se llevaría a cabo un riguroso plan sanitario para evitar contagios.  

“Respaldamos nuestros protocolos sanitarios (…). Sin embargo, al final lamentamos no haber cancelado el evento por completo. Nos disculpamos por cualquier tensión que esta reunión haya causado en nuestro ya sobrecargado sistema de salud y trabajadores de primera línea y esperamos que otros puedan aprender de esta experiencia”, señaló el festival Art With Me en un comunicado publicado por CNN.

A pesar de esta experiencia negativa, el Zamna Festival, al menos hasta este lunes, seguía ofreciendo al público la venta de tickets.

En su web, al igual que hizo el Art With Me, los organizadores del Zamna también aseguran que en las sesiones habrá límite de aforo (aunque no precisan de cuánto) y que se llevarán a cabo medidas sanitarias, como filtros para tomar la temperatura, uso obligatorio de mascarillas y de gel antibacterial, etcétera. Incluso, apuntan que, de ser necesario, el personal médico del Festival llevaría a cabo pruebas rápidas COVID, en caso de que algún asistente presente los síntomas del virus. 

Pero estas medidas, en un evento masivo de esta naturaleza, difícilmente pueden ser altamente efectivas, admiten funcionarios locales entrevistados.  

“El conflicto con el COVID es que no hay forma humana de que tú hagas un baile de cualquier tipo, con más de 100 300, 500 o mil personas, en donde la gente vaya a cumplir a rajatabla los protocolos sanitarios”, señaló en entrevista Eugenio Barbachano Loza, director de Turismo del ayuntamiento de Tulum, quien dijo que a finales de este mes dejará el cargo por diferencias con el alcalde Víctor Mas Tah.

“Es literalmente imposible mantener sana distancia en eventos de este tipo”, insistió por su parte David Ortiz Mena, presidente de la Asociación de Hoteles de Tulum.

“Por más que se quiera poner filtros de entrada, gel antibacterial y mascarillas, no se puede tapar el sol con un dedo. Porque va a ser otra fuente de contagios, como ya se ha visto que ha sucedido recientemente”, agregó el hotelero, quien recalcó que en festivales de esta naturaleza, en plena pandemia, no solo arriesgan la vida de personas, sino también la imagen de Tulum y de Quintana Roo como destino turístico seguro. 

“No es una imagen apropiada y tampoco es justo para los demás empresarios hoteleros y restauranteros, porque también hay quienes han actuado de manera responsable”, enfatizó Ortiz Mena. 

 “Ya hubo un mea culpa del festival Art With Me. Ahora, lo que queremos es que no se repita, porque si se continúan autorizando festivales en plena pandemia la prensa mundial va a caer sobre nuestro destino turístico de una forma sumamente negativa, y eso sería una tragedia”, apuntó por su parte el hasta ayer director de Turismo de Tulum.

Fiestas clandestinas

Barbachano reveló además que en el municipio están teniendo “problemas muy serios” con las fiestas clandestinas en plena pandemia de COVID, conocidas como “secret location”. 

“Son eventos clandestinos, que no piden permisos, y que se convocan a través de páginas de Facebook secretas y chats de WhatsApp. A quienes compran los boletos por estas plataformas, los recogen en puntos específicos y luego los llevan en transportes a los puntos secretos donde se hacen las fiestas para evadir responsabilidades”, dijo Barbachano, quien destacó que, junto a la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) del estado, han llevado a cabo múltiples operativos para clausurar este tipo de eventos en la clandestinidad.  

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.