Ocho crónicas en la Cuba de Raúl y Fidel Castro (capítulo de regalo)
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Portada del libro

Ocho crónicas en la Cuba de Raúl y Fidel Castro (capítulo de regalo)

Aperturas económicas y sexuales en la Cuba de Raúl Castro, forman parte de los registros que Rubén Gallo inició, al pisar por primera vez la isla caribeña.
Portada del libro
22 de septiembre, 2018
Comparte

“¡Música maestro!, y ahí mismo empezó el show”, es como Rubén Gallo invita a bailar, en medio de una pista de baile en pleno verano en Cuba. Este es el inicio de una serie de ocho crónicas en las que el autor ubica los principales acontecimientos que sucedieron en La Habana, del 2014 al 2016.

Gallo llega por primera vez a Cuba, en el 2002, en un viaje con un grupo de estudiantes y profesores de Princeton. El viaje que más lo marcó sucedió en 2014, cuando Raúl Castro y el entonces presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunciaron la reapertura de embajadas y la reanudación de actividades diplomáticas, el 17 de septiembre de ese año.

“Me impresionó mucho vivir ese acontecimiento porque no había sentido haber estado tan cerca de la historia. Estar en un lugar donde ves un hecho que va a pasar a la historia, que va a salir en los libros de texto y vivirlo con la emoción que lleva el momento”, dijo Rubén Gallo en entrevista para Animal Político.

Rubén, autor de Teoría y Práctica de La Habana, relata cómo fue que ese momento de la historia lo llevó a contar una serie de historias que nacen de un diario.

Después de ese primer viaje, regresó a Cuba donde vivió durante cinco meses para un proyecto de la Universidad. “Fueron cinco meses donde había mucho optimismo e idealismo, todo mundo imaginó que ese acercamiento con Estados Unidos traería un montón de cosas buenas y maravillosas que cambiaría la relación con todo el mundo”.

¿Teoría y Práctica cubana?

Teoría y Práctica de La Habana no es un libro de conceptos y ensayos de la transición gubernamental por la que atravesó Cuba en años recientes, sino de las nuevas formas de vida que se estaban mermando en la ciudad.

“El título es juguetón, irónico y paródico. Remite a los males del marxismo de los años 70, digamos que la gran preocupación del marxismo en esos años se narra por sí solo entre la teoría y la práctica”, explicó.

Además de tomar un sentido paródico al título de su obra, el autor detalló que él “quería jugar con eso, donde la teoría de La Habana sería lo que aparece en El Granma que es el periódico del Órgano Oficial del Partido Comunista de Cuba y, la práctica sería lo que aparece en las calles”.   

El libro narra lo que fue la Cuba de Raúl y Fidel Castro.

“Creo que fue una Cuba con la intención de abrirse al mundo, de cierta manera, por ejemplo en la economía”, dijo el autor, quien resalta el surgimiento de restaurantes con bares y librerías particulares.

“Eso es algo que introdujo Raúl Castro cuando llega al poder en el 2008, entonces la novela efectivamente retrata una Cuba de Raúl que ya es una Cuba de apertura económica y de aperturas de otro tipo”.

En temas de sexualidad, Gallo comenta la impresión de este importante acontecimiento, ya que en 2008, ya con Raúl Castro en poder, su hija Mariela Castro empieza a dirigir el Centro Nacional de Estudios de Sexualidad, donde ella se vuelve la abanderada de las minorías sexuales, de lesbianas, homosexuales y travestis.

“Es muy interesante porque esa Cuba, de Raúl Castro, se vuelve una Cuba de gran tolerancia para las minorías sexuales. Una de las cosas que logra Mariela Castro es que se abran bares gay que le pertenecen al Estado, yo creo que es el único país del mundo donde hay bares gay estatales”.

¿Por qué hablar de Cuba?

Para Rubén Gallo, fue importante relatar lo vivido en lugares y momentos que se van a la historia, como sucedió en los años 90 cuando vivió en Praga, justo después de la caída del muro.

“Creo que en ningún lugar del mundo he visto lo que me tocó vivir en Cuba, que fue el poder participar en la euforia de un momento histórico que prometía mucho, y bueno, en estos ocho capítulos narro esos cinco meses que pasé en la isla”.

Gallo nación en México en 1969, es escritor, crítico y profesor en la Universidad de Princeton, cuenta con un doctorado en la Universidad de Columbia. Antes de sumergirse en la vida cubana escribió algunos libros acerca de la Ciudad de México como: México DF, lecturas para pasantes (2005) y Las artes de la ciudad (2012), entre otros títulos.

Teoría y Práctica de La Habana está dirigida a los lectores que quieran divertirse y gozar con el lenguaje cubano, pues el propio autor lo describe “lleno de chispa, ingenio e imaginación y el libro lo veo como un homenaje al habla de los cubanos”.

Con autorización de la Editorial Jus y del autor, Rubén Gallo, Animal Político te regala el primer capítulo de Teoría y Práctica de La Habana:

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

"Paren el mundo que me quiero bajar": la frase que Mafalda nunca dijo

Las historietas de Mafalda acompañaron a muchas generaciones, pero una frase sobre el mundo, que tal vez sea la más famosa que se le atribuye a Mafalda, es falsa.
3 de octubre, 2020
Comparte

“¿Y por qué habiendo mundos más evolucionados yo tenía que nacer en este?”

“¿Y no será que en este mundo hay cada vez más gente y menos personas?”

¡Resulta que si uno no se apura a cambiar el mundo, después es el mundo el que lo cambia a uno!”

Todas estas reflexiones y preguntas existenciales sobre el mundo son de Mafalda, la caricatura de la niña argentina que creó el dibujante Joaquín Salvador Lavado Tejón, más conocido como Quino, que murió este miércoles 30 de octubre a los 88 años.

Mafalda era una niña curiosa que siempre estaba preocupada por la humanidad y aspiraba a ser intérprete de Naciones Unidas cuando fuera grande, probablemente y justamente, para salvar al mundo.

Sus historietas estaban llenas de humor, pero también de preocupaciones sobre la desigualdad y la injusticia.

Metro de Buenos Aires con una historieta de Mafalda.

Reuters
Las historietas de Mafalda acompañaron a muchas generaciones.

Pero una frase sobre el mundo que tal vez sea la más famosa que se le atribuye a Mafalda es falsa.

Nos referimos a: “Paren el mundo que me quiero bajar”.

“Jamás lo hubiera dicho”

La frase en cuestión y la caricatura de Mafalda llorando con un globo terráqueo a su lado es una típica postal de esta niña que aparece repetidamente en las redes sociales.

Pero ni el dibujo lo hizo Quino, ni la frase la puso en boca de Mafalda.

Y fue el mismo dibujante quien lo desmintió en 2012.

“Yo jamás hubiera puesto en boca de Mafalda esa frase, porque Mafalda no quiere que el mundo pare y ella bajarse, ella quiere que el mundo mejore. Entonces jamás se le pudiera haber ocurrido eso”, le dijo Quino a la radio colombiana W en una entrevista.

Quino con Mafalda de fondo.

Reuters
Quino desmintió que esa frase de Mafalda sea verdad.

El dibujante Quino publicó más de 60 libros durante su vida y las historietas de Mafalda fueron traducidas al a menos 30 idiomas.

Su editor durante 50 años y amigo de toda la vida, Daniel Davinsky, le dice a BBC Mundo que “más de las mitad (de las frases que se encuentran en internet sobre Mafalda) son falsas”.

“Es evidente que Mafalda se usó para cualquier contenido”, añade.

Al ser consultado sobre si alguna vez iniciaron acciones legales, Divinsky contó que “Quino las intentó cuando se hizo un uso político de Mafalda para un candidato para la alcaldía de una ciudad cuyas ideas él no compartía”.

“Y se pronunció muy enérgicamente porque habían usado la imagen de Mafalda con el pañuelo celeste que identifica a las personas que están en contra de la aprobación de la ley de interrupción voluntaria del embarazo” en Argentina, describió.

Es realmente un misterio saber por qué esta frase apócrifa terminó relacionada al personaje de Mafalda. Lo que sí se sabe es que gracias a internet, se convirtió en la más famosa.

“La forma en la que se crean los mitos urbanos es absolutamente misteriosa, los sociólogos han tratado de desentrañarla y ralamente no se encuentra la raíz. Empieza a correr, se impone y lo falso queda como verdad con el paso del tiempo”, analiza Divinsky en una conversación telefónica con BBC Mundo.

Un hombre fotografía una caricatura de Mafalda.

Getty Images
“Más de las mitad (de las frases que se encuentran en internet sobre Mafalda) son falsas”, dice Divinsky.

A Quino no le gustaba nada que abusen de las palabras y de la imagen de Mafalda.

Lo que más le molestaba a Quino era el uso (de Mafalda) para ideas que él no compartía. Tampoco admitía que fuera redibujada ni siquiera para la portada de los libros por cuestiones de diseño gráfico”, relata el editor.

“Sentido de libertad y justicia”

En 2014, cuando el personaje cumplió 50 años, Quino participó de un proyecto de lectura nacional del gobierno argentino en el cual se repartieron cientos de miles de ejemplares de Mafalda en las escuelas.

“A mí nunca me gusta sentirme orgulloso de lo que he hecho ni nada de eso, pero esta vez la verdad que sí. Es un orgullo para mí que un trabajo que uno hizo con mucho cariño siempre se difunda de esta manera”, dijo a los periodistas entonces.

“Creo que (Mafalda les puede aportar a los niños) el sentido de justicia y libertad. Y que hay que educarse y (defender) la igualdad, y que entre todos podemos hacer un país mejor”, añadió.

https://twitter.com/CFKArgentina/status/1311713847460474880

Además de esta viñeta falsa, que desde este miércoles con la muerte de Quino circula con más frecuencia en las redes sociales, existen muchas otras que aparecen en internet.

Estos dibujos falsos contienen textos que pueden ser muy inspiradores y que se prestan a la reflexión, pero que jamás salieron de los diálogos de las historietas de esta niña singular.

En BBC Mundo hicimos una selección de frases verdaderas de Mafalda que las puedes ver en el siguiente enlace.

También puedes probarte en este quiz para descubrir cuánto sabes sobre sus frases.

Y si después de esta verificación sobre los dichos de esta niña contestataria, irónica e inconformista terminaste decepcionado por la falsedad de esta famosa frase, Mafalda probablemente te diría: “Hoy he aprendido que la verdad desilusiona a la gente”.

Monumento de Mafalda en San Telmo, Buenos Aires.

Reuters
Esta estatua de Mafalda y sus amigos en el centro de Buenos Aires se llenó de flores y carteles para despedir a Quino.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=4mg-edNVEgY

https://www.youtube.com/watch?v=NphJULxY5ng

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.