Detienen a comandante y expolicía de Acatzingo, Puebla; eran parte de grupo de secuestradores
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Twitter @FiscaliaPuebla

Detienen a comandante y expolicía de Acatzingo, Puebla; eran parte de grupo de secuestradores

De acuerdo con la Fiscalía de Puebla, los cinco imputados están relacionados con cuatro secuestros cometidos en el estado, robo a camiones y de hidrocarburos. El comandante de Acatzingo es acusado de brindar protección al grupo criminal.
Twitter @FiscaliaPuebla
3 de septiembre, 2018
Comparte

La Fiscalía de Puebla desmanteló un grupo criminal dedicado al secuestro, el robo a transporte y de hidrocaburo, y detuvo a cinco probables responsables, entre ellos el comandante de la Policía Municipal de Acatzingo y una exelemento que renunció a sus funciones en agosto pasado.

A través de un comunicado, la Fiscalía General de Puebla señaló que la detención se dio luego de que se investigaran cuatro casos de secuestro desde el pasado mes de julio.

“Durante mes y medio, agentes investigadores, entre ellos analistas, asesores, investigadores de campo, criminalistas y operadores de tecnologías permitieron identificar a los integrantes de la organización y su origen, así como a las autoridades que no solo brindaban protección, sino participaban activamente”, explicó.

De acuerdo con la dependencia, el primero de los secuestros cometidos por el grupo se dio el 3 de julio de 2018, cuando tres personas circulaban a bordo de un vehículo en los alrededores de Santa María Actipan de Morelos, en Acatzingo, y fueron interceptadas por otro automóvil, del que descendieron hombres armados. Uno de los pasajeros logró escapar y los otros dos fueron amagados.

Horas más tarde, los familiares recibieron una llamada en la que les exigieron el pago de diez millones de pesos a cambio de liberar a las dos víctimas con vida.

El segundo sucedió el 15 de julio, cuando secuestraron a un ganadero que se encontraba en una fiesta. Hombres cubiertos del rostro y armados ingresaron al lugar donde se realizaba la celebración y sometieron a los asistentes para luego llevarse al hombre. Para liberarlo, pidieron también un rescate de diez millones de pesos.

El tercer secuestro se cometió el 29 de julio, cuando un empresario fue privado de la libertad al llegar a su domicilio. Para liberarlo, los delincuentes pidieron a su familia la entrega de ocho millones de pesos y diversos vehículos.

El último secuestro fue cometido el pasado 22 de agosto, cuando un menor de edad, estudiante, fue privado de su libertad por dos sujetos cuando se dirigía a la escuela. Sus captores exigieron cinco millones de pesos para liberarlo con vida.

La Fiscalía detalló que el cautiverio de las víctimas fue de cinco, seis, 16 y un día, respectivamente, y todas fueron liberadas con vida después de los pagos realizados, aunque aclaró, en ninguno de los casos se excedió el 10 por ciento de la cantidad exigida.

También detalló que, al contar con las órdenes de detención correspondientes, los agentes de investigación mantuvieron vigilada de forma permanente a los imputados, quienes fueron detenidos el 1 de septiembre, cuando salieron de su entorno de seguridad “en el que contaban con información del Comandante de la Policía Municipal de Acatzingo, por lo que el grupo de reacción de la Fiscalía de secuestro procedió a realizar un operativo de seguimiento y aseguramiento”.

Los primeros cuatro detenidos, Eduardo N. alias “el Parra”, la expolicía municipal Lucero N., Leonardo N., y Alejandro N., fueron asegurados cuando se reunieron en un hotel de la colonia el Conde, en la capital de Puebla.

Posteriormente, el equipo de reacción cumplimentó una orden de detención contra el comandante de la policía municipal de Acatzingo, Vicente N., quien desde 2004 trabajó en diversas corporaciones municipales, como la de Los Reyes de Juárez y Palmar de Bravo.

La mujer policía también participó en otras corporaciones municipales, además de la de Acatzingo, entre ellas la de Tepeaca, Coapiaxtla, Acajete y Tecamachalco.

Durante el operativo, las autoridades de Puebla aseguraron un arma larga HK con mirada telescópica con dos cargadores y 47 cartuchos de calibre 5.46; un arma larga AR-15 Colt con un cargador y 36 cartuchos útiles; una pistola calibre 5.7 con 14 cartuchos útiles, así como un automóvil Jetta color negro.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Foto: EPA

El escándalo de Amazon tras admitir que algunos de sus conductores orinan en botellas de plástico

El gigante de las compras online había afirmado falsamente que sus conductores no se veían obligados a realizar esta práctica.
Foto: EPA
Por BBC
4 de abril, 2021
Comparte

Amazon reconoció que parte de su personal orina en botellas de plástico, después de que surgieran pruebas que lo corroboran.

La compañía se disculpó con un político estadounidense por negar falsamente que los conductores se hubieran visto, en ocasiones, obligados a recurrir a esta práctica.

Mark Pocan, del partido demócrata de Wisconsin, EE.UU., hizo las acusaciones en Twitter, y ahora Amazon las ha dado por válidas.

“Le debemos una disculpa al representante (demócrata) Pocan”, dijo el gigante del comercio electrónico en un comunicado publicado en su sitio web.

“El tuit era incorrecto. No contemplaba nuestra gran población de conductores y, en cambio, se centraba erróneamente solo en nuestros centros de distribución”.

La empresa añadió que todos sus centros logísticos tienen decenas de aseos que los empleados pueden utilizar “en cualquier momento”.

Manifestantes Amazon

Reuters
Algunas voces acusan a Amazon de tratar de evitar que sus trabajadores formen un sindicato.

Además, Pocan criticó a Amazon por oponerse a los esfuerzos de los trabajadores para sindicalizar un importante centro en Alabama.

“Pagar a los trabajadores US$15 por hora no te convierte en un lugar de trabajo progresista cuando dificultas la formación de sindicatos y haces que los trabajadores orinen en botellas de agua”, escribió la semana pasada en un tuit.

Fue entonces cuando la cuenta oficial de Amazon respondió: “No se cree realmente lo de orinar en botellas, ¿verdad? Si eso fuera cierto, nadie trabajaría para nosotros”.

“Lo cierto es que tenemos más de un millón de empleados increíbles en todo el mundo que están orgullosos de lo que hacen y que reciben excelentes salarios y atención médica desde el primer día”.

Prácticas “despiadadas”

Varios medios de comunicación citaron entonces a numerosos empleados de Amazon que confirmaron que no les quedó otra opción que orinar en botellas de plástico mientras trabajaban.

También describieron prácticas de trabajo despiadadas, tanto en sus centros como entre el personal de reparto.

The Intercept también informó de que obtuvo documentos internos que sugerían que los ejecutivos de Amazon estaban al tanto de lo que ocurría.

Según los testimonios de los trabajadores y pruebas documentales recogidas por la publicación, la práctica de orinar en estas condiciones estaba “extendida” y se debía a “a la presión por cumplir las cuotas” que sus superiores establecían. En algunos casos, “los empleados incluso defecaban en bolsas”, señala el medio.

Por ejemplo, Halie Marie Brown, una mujer de 26 años residente en Manteca, California, que trabajó como conductora de reparto para un contratista de entregas de Amazon, le contó a The Intercept que esta situación “ocurre” porque hay una obligación “implícita” debido al ritmo de trabajo establecido.

“De lo contrario acabaremos perdiendo nuestros trabajos por demasiados paquetes como no entregados”.

La retractación de Amazon añade: “Sabemos que los conductores podrían tener, y tienen, problemas para encontrar baños debido al tráfico o a veces a las rutas rurales. Ese fue especialmente el caso durante la covid, cuando muchos baños públicos estuvieron cerrados”.

Amazon

Getty Images
La compañía asegura que en sus centros logísticos sí hay un número suficientes de baños para que los utilicen todos sus trabajadores.

La compañía afirmó que el problema es “una cuestión antigua en todo el sector” y aseguró que “les gustaría resolverlo”.

Pocan rechazó la disculpa el sábado, tuiteando: “No se trata de mí, sino de sus trabajadores, a los que no tratan con suficiente respeto ni dignidad. Empiecen por reconocer las inadecuadas condiciones de trabajo que crearon para TODOS sus trabajadores, luego arréglenlo para todos y, finalmente, dejen que se sindicalicen sin interferencias”.

Los trabajadores de Amazon en Bessemer, Alabama, votaron la semana pasada en una votación histórica para decidir si quieren ser representados por el Sindicato de Minoristas, Mayoristas y Grandes Almacenes.

Amazon se opuso firmemente a esta iniciativa.

Amazon

Getty Images
Amazon luchó con éxito contra los esfuerzos sindicales en Estados Unidos, pero en Europa sí existen estos sindicatos en la empresa.

Los resultados no se esperan hasta la próxima semana. Si votan afirmativamente, se convertirá en el primer sindicato de Amazon en Estados Unidos.

Amazon luchó con éxito contra los esfuerzos sindicales en otros lugares de Estados Unidos. Sin embargo, la mayoría de sus instalaciones europeas están sindicalizadas.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.