Juez sentencia a Javier Duarte a nueve años de prisión por asociación delictuosa y lavado de dinero
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Juez sentencia a Javier Duarte a nueve años de prisión por asociación delictuosa y lavado de dinero

La sentencia comenzó a correr desde el 15 de abril de 2017, cuando el expriista fue detenido en Guatemala. Además, el juez decretó que se le decomisen 40 bienes inmuebles, entre parcelas ejidales, departamentos, casas y terrenos de sus prestanombres.
Cuartoscuro
26 de septiembre, 2018
Comparte

El exgobernador de Veracruz Javier Duarte fue sentenciado por un juez a nueve años de prisión, por los delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa; el exgobernador se declaró culpable durante una audiencia, a cambio de obtener una reducción de la pena en su contra. 

La sentencia comenzó a correr desde el 15 de abril de 2017, cuando el expriista fue detenido en Guatemala.

Como parte de la sentencia condenatoria, el juez federal Marco Antonio Fuerte Tapia, a petición de la PGR, autorizó el decomiso definitivo de 40 bienes inmuebles. Aunque ninguno estaba a nombre de Duarte, según la acusación, sí eran suyos pero fueron adquiridos por prestanombres.
Entre esas propiedades se encuentran 21 terrenos ejidales en Campeche, tres departamentos en Santa Fe, cuatro departamentos en Ixtapa, dos propiedades en Polanco, una tercera parte en el rancho La Mesa en Valle de Bravo, y varios bienes más en Veracruz.

La sanción también incluye una multa de 58 mil 890 pesos y una amonestación verbal para que no reincida en este tipo de delitos. El juez decidió no fijar una reparación del daño, pues los delitos que se le imputan son de carácter formal y no generan alteración material.

Lo que el juez no quiso avalar como parte de la sentencia y que había pedido la PGR es la prohibición para que Duarte no pudiera ocupar cargos públicos en los siguientes años.

“Por un principio de lealtad e institucionalidad que rige mi conducta sí la admito (su culpabilidad)”, respondió Duarte al juez cuando le cuestionó si aceptaba la responsabilidad por ambos delitos.

Esto fue posible luego de que el exgobernador negoció con la Procuraduría General de la República (PGR), desde el 17 de septiembre un proceso abreviado, el cual consiste en una salida para acortar el proceso y evitar el juicio oral, lo cual fue aceptado por la dependencia, quien solicitó los nueve años de prisión en su contra (una pena que no podrá cumplirse en libertad), así como el decomiso definitivo de sus propiedades.

En una audiencia que inició desde las 16:15 horas de este miércoles, la Procuraduría detalló una acusación completa al juez con testimonios de excolaboradores de Duarte, quienes describieron la forma en que Duarte encabezó la red por la cual se desviaron los recursos públicos en el estado mediante empresas fantasma. 

Los fiscales señalaron al exgobernador de haber encabezado un grupo delictivo el cual se confabuló para desviar “millonarios recursos” del gobierno de Veracruz y lavar su origen con por lo menos 23 empresas fantasma y múltiples prestanombres.
Entre las pruebas que la PGR presentó para sustentar esto se encontraban las confesiones de su extesorero Antonio Tarek Abdalá, quien confesó que siguió órdenes de Duarte para desviar recursos de partidas estatales y federales.
También se presentó el testimonio de Xóchitl Tress (exdirectora de espacios educativos de Veracruz) que como ya había adelantado Animal Político, declaró que Duarte le regaló una casa y una camioneta a través de empresas fachada.

En total, la PGR presentó 47 datos de prueba ante el juez.

La defensa de Javier Duarte ya no pudo presentar elementos a su favor ya que al haber solicitado este procedimiento abreviado a cambio de una pena reducida, renunciaron a esa posibilidad.

Duarte aún tiene dos procesos más abiertos promovidos por la Fiscalía de Veracruz en su contra, y por los cuales se le dictó la medida cautelar de prisión preventiva.

Senado pide a Corte Penal que investigue a Javier Duarte por presuntos crímenes de lesa humanidad

Aceptó ser culpable para acortar el proceso: defensa

Tras concluir la audencia, la defensa de Javier Duarte publicó un comunicado en el cual explicó que se aceptaron los cargos solamente porque era un requisito para la negociación del proceso abreviado, pues aseguran que no hay pruebas de los delitos contra el exgobernador. Incluso afirmó que buscarán una reducción de hasta 50 % de la pena.

“Unicamente porque la Ley procesal en vigor obliga al imputado a aceptar su responsabilidad por el delito que se le acusa, es que mi defendido admitió ser partícipe en los hechos imputados, ya que se insiste, no hay medio de prueba alguno dentro de las constancias que integran el expediente penal que acredite que algún recurso proveniente del Gobierno del Estado de Veracruz hubiera ingresado al patrimonio del Dr. Duarte de Ochoa de forma ilegal”, publicó Ricardo Antonio Sánchez Reyes Retana, abogado defensor del caso.

La defensa dijo también que esperarán “los tiempos procesales oportunos”, para solicitar que en un “tiempo mínimo” Javier Duarte pueda quedar en libertad.

Al dictar la sentencia de 9 años de prisión el juez le explicó a Duarte que ésta no puede ser conmutada o canjeada por otra medida por dos razones: la primera es porque la misma supera la media de 4 años que se requiere para sustituirla por una fianza o un arraigo, y la segunda porque el lavado de dinero está catalogado en el Código Penal como delito que no puede ser sustituido por otra medida

En cuanto a los otros procesos abiertos a los cuales está sujeto Duarte, la defensa dice que se concentrará en “combatir y defender las ridículas e insostenibles acusaciones por las cuales se vinculó a proceso a nuestro cliente en el ámbito local en el Estado de Veracruz”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

EU comenzó a deportar a migrantes haitianos retenidos en Texas

Unas 13 mil personas, la mayoría ciudadanos haitianos, permanecían reunidas bajo un puente fronterizo entre Estados Unidos y México.
20 de septiembre, 2021
Comparte

El gobierno de Estados Unidos empezó este domingo a deportar a los migrantes haitianos retenidos en un campamento improvisado bajo un puente en la localidad de Del Río, en el sur de Texas, tras un cruce masivo en la frontera.

Un total de 208 haitianos que intentaban entrar ilegalmente a EE.UU. fueron ya devueltos, según confirmó el gobierno haitiano a Efe, en un contexto sociopolítico y económico marcado por una aguda crisis.

De los tres vuelos previstos para el domingo ya han llegado dos, declaró a la agencia Jean Négot Bonheur Delva, coordinador de la Oficina Nacional de Migración.

Según el funcionario, todos los vuelos deberían traer 145 pasajeros, pero en el primero avión llegaron 98 personas y 110 en el segundo.

“Son personas que han intentado entrar en Estados Unidos a través de sus fronteras con México. Se trata de personas que vivían en Chile, México, Panamá y Brasil en particular”, añadió.

Migrantes con suministros cruzando el río.

Getty Images
Los migrantes tuvieron que cruzar el río hacia México en busca de suministros.

Formaban parte de un grupo de unas 13.000 personas que permanecían acampadas bajo un puente que conecta Del Río en Texas con Ciudad Acuña en México. Aunque la mayoría eran haitianos, entre ellas también había cubanos, peruanos, venezonalos y nicaragüenses.

El jefe de la Patrulla Fronteriza estadounidense, Raúl Ortiz, detalló este domingo que aquellos que aún no habían sido devueltos habían sido trasladados a centros de detención.

“Trabajamos las 24 horas del día para mover rápidamente a los migrantes del calor y de debajo de este puente a nuestras instalaciones para procesar y removerlos de Estados Unidos de acuerdo con nuestras leyes y nuestras políticas”, dijo Ortiz en conferencia de prensa en el puente.

“Quiero vivir una vida sin problemas”

El primer ministro de Haití, Ariel Henry, envió su apoyo a los migrantes en redes sociales en la tarde del sábado, asegurando que “se habían conseguido acuerdos” para recibir a aquellos que regresen.

Sin embargo, algunos migrantes temen volver.

Migrantes cruzando Río Grande.

Getty Images

“En Haití no hay seguridad. El país está en una crisis política”, comentó Fabricio Jean, de 38 años, a Associated Press.

Jean se encuentra en el campo con su esposa y sus dos hijas.

“En Haití hay gente matándose unos a otros. No hay justicia. Solo quiero vivir una vida sin problemas. Quiero vivir donde sepa que hay justicia”, dijo otro padre de dos hijos, Stelin Jean, de 29 años, al Texas Tribune.

El Departamento de Seguridad Nacional estadounidense dijo a través de un comunicado que las transferencias continuarán “para asegurar que los migrantes irregulares sean puestos bajo custodia, procesados y trasladados fuera de Estados Unidos, en concordancia con nuestras leyes y normas”.

Además, anunció que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza enviará 400 efectivos adicionales a Del Río, una ciudad con cerca de 35.000 habitantes.

Migrantes cruzando Río Grande en la frontera entre México y Estados Unidos.

EPA
Estados Unidos planea regresar a los migrantes a sus países de origen.

El alcalde de Del Río, Bruno Lozano, había declarado el estado de emergencia en la ciudad. Describió la situación como “sin precedentes” y “surrealista”.

También dijo que la patrulla fronteriza había estado abrumada y que los “agitados” migrantes vivían en condiciones imposibles.

El campamento improvisado en Del Río tiene pocos servicios básicos, y los migrantes que esperan a temperaturas de 37°C han estado cruzando el río hacia México para obtener suministros.

La mayoría son haitianos. También hay cubanos, peruanos, venezolanos y nicaragüenses.

Muchos haitianos abandonaron su país tras el devastador terremoto en 2010. Un gran número de los que ahora se encuentran en el campo habían vivido en Brasil y otros países sudamericanos y viajaron hacia el norte tras no poder asegurar empleo o estatus legal.

Migrante en la frontera entre México y Estados Unidos.

Getty Images

Will Grant, corresponsal de la BBC en México, reporta que muchos cubanos también han abandonado la isla en su peor crisis económica desde el fin de la Guerra Fría.

Grant asegura que muchos de los migrantes en Texas probablemente realizaron la travesía migratoria más difícil en América Latina: cruzar a pie la densa selva del Darién entre Colombia y Panamá.

El gobierno de Estados Unidos ha informado de un aumento de migrantes en la frontera con México este año.

El número de migrantes detenidos allí en julio superó los 200.000 por primera vez en 21 años, según datos del gobierno.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Iw8YMJx_rSM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.