close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Empresas a las que gobierno de Yucatán pidió estudios sobre salud operaban en casas abandonadas

Al visitar las direcciones fiscales de las empresas contratadas por el gobierno de Yucatán, no se encontró ni una que aparentara ofrecer servicios de salud o de investigación.
Por Arturo Angel y Francisco Ordóñez Contreras
26 de septiembre, 2018
Comparte

Casas abandonadas o desocupadas, un negocio de lavandería-tintorería y otro de fumigación, edificios ya derrumbados, direcciones que no existen, y en el mejor de los casos cuartos rentados y adaptados como supuestas oficinas, o pequeños despachos.

Esos son los lugares donde se encuentran las empresas a las que la Secretaría de Salud de Yucatán encargó, en 2015, el estudio de enfermedades graves como la lepra, la anorexia, el asma y el EPOC, con el fin de analizar su impacto, identificar a la población en riesgo de padecerlas y diseñar medidas para prevenirlas o aminorarlas.

Animal Político visitó los domicilios fiscales de 30 compañías que, como se publicó en la primera parte de este reportaje, recibieron más de cien millones de pesos de parte de la Secretaría de Salud local para realizar estos estudios técnicos de diversas enfermedades y padecimientos.

Estas compañías, junto con otras 28 que también recibieron los pagos por diversos servicios de salud, “ganaron” estos contratos sin competencia alguna, luego de que el gobierno las considerara idóneas para hacer el trabajo y se los adjudicara directamente.

Pero como se detalla a continuación, al visitar las direcciones fiscales de estas empresas no se encontró ni una que aparentara ofrecer servicios de salud o de investigación en dicho ramo. De hecho, en la mayoría de los casos no se encontró empresa alguna.

La revisión de las actas constitutivas de estas empresas arroja que sus objetos sociales son totalmente ajenos a temas de salud, y que además existen coincidencias en cuanto a sus accionistas o apoderados legales, así como en los días de creación de varias de ellas y en los notarios ante las cuales quedaron registradas. A ello se suma que hay compañías que coinciden en la misma dirección fiscal.

Entre las empresas contratadas hay 16 que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ya catalogó de forma definitiva como compañías que simulan las operaciones que facturan, es decir, empresas fantasma. Estas a su vez tienen conexiones con varias más.

A continuación se presentan resultados de la visita a las sedes de estas compañías:

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Tener muchos megapíxeles en la cámara de tu celular no es sinónimo de mejores fotos

Te explicamos en qué te tienes que fijar para saber cuán potente es la cámara de tu smartphone.
Getty Images
7 de octubre, 2019
Comparte

Cada vez que Apple, Samsung o cualquier otra gran marca lanza un nuevo celular, los usuarios se fijan en la pantalla, la batería y sobre todo en la cámara.

El último modelo de iPhone, el 11, lleva un objetivo de 12 megapíxeles y el Samsung Galaxy Note 10 incluye uno de 16.

La versión Mate 30 de Huawei tiene un sistema de triple cámara, compuesto por un sensor de 40 megapíxeles, un ultra gran angular de 16 megapíxeles y una lente telefoto de ocho megapíxeles.

Suena increíble ¿no?

Pero lo cierto es que la creencia de que más megapíxeles nos darán una foto de mayor calidad es falsa.

Mujer tomando foto

Getty Images
La noche o los ambientes poco iluminados son el talón de Aquiles de las cámaras de móviles.

Muchos consumidores se guían por el número porque en definitiva cinco megapíxeles simplemente no suena tan bien como ocho, incluso aunque la cámara produzca excelentes fotos.

Y con esa misma lógica, si ocho es bueno, 12 tiene que ser aún mejor.

Pero no es así. Y lo dicen los expertos.

El “desagradable secreto” que se esconde detrás de esta forma de etiquetar la cámara de un celular “es que el número de megapíxeles por sí solo es una mala manera de predecir el rendimiento fotográfico”, dice la revista estadounidense Scientific American.

Para explicar esto bien, tenemos que tener en cuenta que la cifra de megapíxeles hace referencia a la resolución de la cámara.

La resolución afecta al tamaño de la imagen no a la calidad.

Nos dan idea de cuánto podemos ampliar una imagen sin que pierda nitidez.

Samsung

Getty Images
Las cámara doble, tan popular últimamente, tiene como objetivo mejorar tanto el efecto de profundidad como el enfoque en las imágenes.

O sea, si quieres imprimir tu foto en tamaño A4 da igual el móvil que elijas.

Si tu intención es tenerlo en un formato grande, como un A2, entonces si deberías tener en cuenta el número de megapíxeles.

Pero la mayoría de fotos tomadas con un celular acabarán en las redes sociales, compartidas por WhatsApp o subidas a una web, que necesita fotos ligeras para que se cargue bien.

El tamaño importa

Para Sergio Barbero Briones, investigador del Instituto de Óptica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España, lo que importa es el tamaño del píxel y no su número.

Y esto viene determinado por el sensor, que es el que recoge la luz.

Celulares

Getty Images
La luz y la posibilidad de captarla a través del sensor es un factor clave a la hora de tener una buena cámara.

“Sin luz no hay foto”, dicen fotógrafos expertos.

“Cuanto más pequeño sea el pixel, mejor“, dice Barbero.

Y si no fuera porque las leyes de la física tienen mucho que decir en cómo va a quedar tu foto final, “podríamos llegar a conseguir una resolución infinita”.

Pero esto no es posible porque siempre vamos a tener lo que se conoce como “mancha de difracción” derivada de la naturaleza ondulatoria de la luz.

Este fenómeno es el que pone limitaciones técnicas a la resolución.

El tamaño del sensor de imagen es importante y, en general, cuanto más grande es el sensor, más grandes son sus píxeles. Y cuanto más grandes son los píxeles, más luz puede recoger”, resume Scientific American.

“Cuanta más luz pueda captar, mejor será la imagen”, dice.

Sensor de Nikon

Getty Images
Este es el sensor que llevaban las cámaras Nikon D3200 y que tenía 24,2 megapíxeles.

¿Cómo saber qué sensor es mejor?

Normalmente el fabricante del celular especifica cuál es el tamaño del sensor de la cámara.

Pero a menudo lo hacen con una cifra poco intuitiva para los consumidores medios.

¿Te dice algo que el sensor del iPhone 8 es 1/3″ o que el del Samsung Galaxy S9 sea 1/2,6″?

En realidad esas cifras son una división, pero lo que tienes que saber es que cuanto menor sea el divisor (3″ o 2,6″) más grande es el sensor y mejor.

En el caso de arriba, el sensor del Samsung es ligeramente mejor que el de Apple.

Así que la próxima vez que quieras saber cómo de buena es la cámara del celular, no te dejes guiar por el marketing.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=0imLxAHjGjA

https://www.youtube.com/watch?v=Gr_Uqx2j47Q&t=53s

https://www.youtube.com/watch?v=GCO92Wbx4Wg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.