De los escombros a la esperanza, la exposición que recuerda a las víctimas y héroes del 19S
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cortesía

De los escombros a la esperanza, la exposición que recuerda a las víctimas y héroes del 19S

La exposición se divide en seis salas colocadas cronológicamente donde el público será testigo de la manera en cómo los sismos golpearon la Ciudad de México y otros estados del centro del país el 1985 y el año pasado.
Cortesía
Por Verónica Santamaría
23 de septiembre, 2018
Comparte

A manera de homenaje a las víctimas del 19 de septiembre, brigadistas, paramédicos, rescatistas, enfermeras e integrantes de la sociedad civil presentan la exposición: Sismos 1985 / 2017 De los escombros a la esperanza, en el Museo Memoria y Tolerancia, con el objetivo de recordar a cada una de las personas que se solidarizaron en labores de ayuda y rescate tras los sismos de hace 33 años y el de hace un año.

La exposición se divide en seis salas colocadas cronológicamente donde el público será testigo de la manera en cómo los sismos golpearon la Ciudad de México y otros estados del centro del país. Rostros y paisajes transformados por la fuerza de los movimientos telúricos que azotaron la capital.

La exposición es el resultado del trabajo colaborativo entre fotógrafos, periodistas, medios de comunicación, escritores e investigadores quienes llevaron el registro de los momentos más destructivos que han dejado estas catástrofes en nuestro país.

No olvidar

Esta exposición también es un llamado a “No olvidar”, apela a la conciencia de la población para continuar con la ayuda y mantener activa la recaudación de fondos y apoyo en la reconstrucción de viviendas, atender las necesidades de los damnificados y exigir justicia y rendición de cuentas, tanto en los donativos que se realizaron como transparencia en los edificios caídos.

De acuerdo con Luz Rodea, coordinadora de comunicación para Acción Humanitaria de Oxafam México, en estos momentos se siguen realizando labores de reconstrucción en varias comunidades que no solo se vieron afectadas en el sismo del 19 de septiembre sino también el 7 de septiembre.

“Hacemos énfasis en que hay gente damnificada no sólo por el 19 sino por el 7 de septiembre…para nosotros son los sismos de septiembre”, dijo Rodea en entrevista con Animal Político.

En cuanto a la reconstrucción, la defensora dijo que ésta se ha dado de manera lenta. “Vemos que todavía hace falta muchísimo, hacemos un llamado a revisar en términos de transparencia y rendición de cuentas qué se está haciendo porque desde un inicio los censos no estuvieron bien hechos, conocemos casos de familias que fueron mal censadas o que reciben pérdida parcial y en realidad perdieron toda su vivienda”, señaló.

Oxafam México trabaja en comunidades de entidades como Oaxaca, Morelos, Veracruz y Puebla con escuelas que siguen sin servicios básicos, siguen sin reconstruirse, sin respuesta, sin dictámenes, “y va lento porque la respuesta gubernamental no ha ido a la par con las necesidades de las comunidades”.

En el caso de Veracruz, las comunidades tienen comités con reducción de riesgos de desastres y han metido oficios con declaratoria de desastre y hasta el momento no han tenido respuesta”, dijo por su parte Alejandra D´Hyver, coordinadora del programa de acción humanitaria en Oxfam México.

“Todos somos Topos”

Tal y como sucedió en 1985, la ciudadanía mostró solidaridad y ayuda 32 años después de que el movimiento telúrico volviera a dejar entre escombros, no solo a la Ciudad de México sino también otras entidades donde grupos de rescatistas nacionales e internacionales salieron a las calles a brindar apoyo a la gente atrapada.

Para Héctor Méndez, presidente de la asociación Topos Aztecas, el ver en las calles a hombres y mujeres jóvenes realizando acciones de rescate o removiendo escombros le dio “mucho orgullo que las nuevas generaciones se identifiquen como Topos: un sinónimo de rescatista”, dijo en entrevista.

“En Topos Aztecas somos voluntarios y el voluntariado es misión de vida, el voluntariado no es remunerado, en el voluntariado no tienes que esperar a que te digan: gracias porque están en situación de shock”.

Los integrantes de Topos Aztecas son personas que además de realizar voluntariado en la asociación cuentan con trabajos y carreras propias, sin embargo, todo el tiempo se capacitan y ejercitan para estar preparados para alguna emergencia, ya sea un desastre natural como huracanes, sismos y erupciones volcánicas.

“Tienes que crecer y desarrollarte espiritualmente para saber que cuando vas a algún lugar en desgracia vas a dar todo lo que tengas, hasta la vida. No vas a esperar a que te den las gracias o que te den algo”.

Los Topos Azteca no solo se encuentran en México, este es un equipo internacional que se encuentra en otros países como es el caso de Topos Guatemala de donde es José Flores Toledo, un hombre de 36 años de edad quien además es padre de familia.

Tras un curso en junio de 2013, en Guatemala, impartido por el “Topo Mayor”, Héctor Méndez, es que decide unirse a este grupo de voluntarios. “Vas conociendo a la gente y te das cuenta de que hay cierta situación personal, cierta situación emocional que tienes que devolver un poco al mundo de los mucho que te da”, dijo en entrevista.

“Gusy”, como lo conocen sus amigos, ha estado en dos intervenciones en Guatemala en el año 2015 -en el Cambray y con el volcán de fuego en el año 2018-, el significado que tiene en su vida pertenecer al equipo de Topos es: “honor, orgullo, servicio”.

Para él, rescatar a alguien es como “tener una segunda oportunidad en la vida o en diferentes momentos, y si bien es cierto, no son siempre rescates de gente con vida, a veces son recuperaciones de cadáveres, es esa emoción del servicio cumplido, del deber cumplido que es lo que lo mueve a uno”, agregó.

La exposición Sismos 1985 / 2017 estará en el Museo Memoria y Tolerancia hasta 31 de octubre de martes a viernes de 9:00 a 18:00 horas y fines de semana de 10:00 a 19:00 horas. Precio general 30 pesos y 15 pesos a estudiantes y adultos mayores.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Día sin IVA en Colombia sacó a la gente a la calle tras un récord de contagios de COVID

La medida del presidente Iván Duque de suspender el cobro del IVA en busca de reactivar el consumo y con eso la economía generó aglomeraciones y una fuerte indignación en un país que, al menos hasta ahora, ha contenido el virus.
20 de junio, 2020
Comparte

Una dosis de la Bogotá de siempre se vivió en las calles de la capital colombiana el viernes. El tráfico, los vendedores de aguacates y los puestos de empanadas, entre tantas otras manifestaciones de una economía predominantemente informal, volvieron.

Aunque la cuarentena por el coronavirus se ha ido relajando durante el último mes, tanto en la capital como en el resto de Colombia, el viernes el gobierno nacional le dio una excusa a la gente para salir de sus casas: el día sin IVA.

Como parte de las medidas para reactivar la economía, el presidente Iván Duque decretó que durante tres días los colombianos no tendrán que pagar el Impuesto al Valor Agregado en una lista de poco más de 100 productos, la mayoría electrodomésticos.

El primero de los tres fue este 19 de junio; los siguientes serán el 3 y 19 de julio.

El jueves, Colombia registró la jornada con más contagios (3.171) y muertes (86) desde que empezó la pandemia. Hasta ahora, si se compara con Ecuador, Perú o Brasil, el país ha logrado mantener relativamente contenido al COVID-19.

El viernes, entonces, los colombianos despertaron con dos noticias: el peor día de pandemia hasta ahora y aglomeraciones en comercios.

Acto seguido, una nueva ola de indignación en las redes sociales contra el presidente.

“Esfuerzo echado al traste”

Diego Acosta, un joven dueño de una ferretería en Bogotá, llegó a las 7 de la mañana a Alkosto, una cadena de bienes del hogar que, en este caso, está en la 68 con 68, en el occidente bogotano.

“Cuando llegamos, esto estaba full, fue un caos, no se sabía qué tocaba hacer y sí, hubo aglomeraciones pero más que todo afuera”, asegura a BBC Mundo, mientras carga a una camioneta una televisión de 65 pulgadas que dice no necesitar, “pero tocaba aprovechar” el descuento.

Black Friday en Bogotá en medio de la pandemia.

Getty Images
La medida de Iván Duque de suspender el cobro del IVA en busca de reactivar el consumo y con eso la economía generó aglomeraciones.

A esa hora de la mañana en las redes sociales empezaron a verse videos y fotos de aglomeraciones en todo el país. Se añadían a las denuncias de que las páginas de internet de los negocios habían colapsado.

“Pero acá la cosa fue bajando con las horas y ya adentro sí era difícil que hubiera mucha gente porque entrábamos por turnos”, explica el ferretero, que en efecto hizo fila, acompañado de vendedores ambulantes y medios de comunicación, durante toda la mañana.

Según el primer reporte del ministerio de Comercio, entregado a las 12PM, en todo el país se registraron 34 aglomeraciones de 80.000 personas en total.

colas en el black friday en Bogotá.

Getty Images
La decisión del gobierno también generó una fuerte indignación en un país que, al menos hasta ahora, ha contenido la propagación del virus.

“Se ha dado un crecimiento de por lo menos cinco veces las ventas a lo largo del día, en comparación a un día en situación de pandemia y por lo menos un 30% adicional respecto a un día normal antes de la pandemia”, estimó el ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo.

Las imágenes de gente aglomerada en espacios cerrados, quizá el peor incentivo para la propagación del virus, generaron críticas de la oposición, epidemiólogos y las mismas autoridades.

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, dijo que todo el esfuerzo de la cuarentena ha sido “echado al traste” por una “decisión que no tiene sentido económico (distorsiona precios), social (contradice meses de pedagogía de cuidado) ni epidemiológico (provoca concentraciones cercanas en sitios cerrados)”.

colas en el Black Friday en Bogotá.

Getty Images
Durante tres días los colombianos no tendrán que pagar el Impuesto al Valor Agregado en una lista de poco más de 100 productos, la mayoría electrodomésticos.

La alcaldesa, que se ha convertido en la principal opositora de Duque durante la pandemia, alude a dos aspectos económicos que generaron polémica antes del día sin IVA.

Primero, el aumento de precios indiscriminado por parte de los comercios, denunciado por varias organizaciones especializadas y ahora investigado por entes de control.

Pero también se debate sobre el impacto real que puede tener esta dosis de consumo en una economía que, según la Cepal, puede decrecer 2,6% en 2020, la peor recesión en una década.

Si la medida tuvo impacto económico o epidemiológico significativo, se sabrá en un par de semanas.

Pero ya muchos le exigen al gobierno cancelar los próximos días sin IVA.

“En redes solo se ve lo peor”

En Bogotá la alcaldía clausuró un comercio por falta de medidas de higiene, pero la mayoría de los casos de aglomeración se dieron en el resto del país.

De hecho, en las filas que recorrió BBC Mundo en cinco comercios de la capital colombiana entre las 9 y 12 del día había más orden, control y distancia social que caos.

En el centro comercial Unilago, especializado en computación, Johan Peña explicó que “acá la gente sabe qué es y cuánto vale lo que necesita comprar, entonces no se generan los desordenes de otros lados”.

Estudiante de ingeniería, Peña necesitaba comprar un computador para continuar con su educación virtual y acceder a nuevos y más complejos programas de software.

Mujer en una de las colas para comprar en el día sin IVA de Colombia.

Getty Images
En las filas que recorrió BBC Mundo en 5 comercios de la capital colombiana entre las 9 y 12 del día había más orden, control y distancia social que caos.

“No es un capricho”, le dice a BBC Mundo. “Las necesidades no entran en cuarentena y uno aprovecha el descuento para que salga un poco más barato”, señala, seguido de una cola que tiene dos cuadras de larga, pero que respeta el metro de distancia entre una persona y otra.

De vuelta al Alkosto, un empleado de la tienda habla con BBC Mundo en condición de anonimato, “porque yo no soy el vocero de la empresa”.

“Obviamente ha sido complicado, porque nos toca decirles a algunos que no pueden entrar por la edad y por la cédula”, indica, en referencia a medidas gubernamentales que restringen la entrada a comercios de mayores de 60 años y limitan la circulación de personas un día de por medio dependiendo del número par o impar de la cédula.

“Pero aparte de eso, aunque ha sido un día tan intenso como el Black Friday de diciembre, no hemos tenido aglomeraciones grandes”, señala el empleado.

“Pero es que claro, en las redes nadie va a grabar un video de una gente tranquila haciendo una fila con distanciamiento social”.

“En las redes solo se ve lo malo y la gente ya cree que todo es así”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=SlTSFkTsZL8

https://www.youtube.com/watch?v=kLdwBsIG5bY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.