close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Fotografías que se sienten: el proyecto con el que personas con discapacidad visual muestran su forma de ver
Desde 2006, la organización Ojos que sienten se dedica a brindar talleres para que personas con discapacidad visual puedan capacitarse en diferentes actividades que les permitan generar fuentes de trabajo, como la fotografía sensorial.
Por Eréndira Aquino
30 de septiembre, 2018
Comparte

El día que Naivi Luis fue invitada a tomar un taller de fotografía sensorial lo único que se le ocurrió decirle a su amigo fue “¿Estás loco? Yo no veo”.

“Yo llegué a Ojos que Sienten en febrero de 2014, cuando un amigo con el que tomaba un curso de braille en Tehuacán, Puebla, me contó del proyecto, pero entonces no yo estaba segura de entrar a aprender fotografía, porque como persona ciega no sabía que podía hacer algo así”, cuenta Naivi.

Cuatro años después, sus fotografías, al igual que las de otros cuatro fotógrafos, se encuentran expuestas en el hotel Presidente Intercontinental de la Ciudad de México.

La fotógrafa de 39 años cuenta que “lo más complicado fue entender que, a pesar de que tengo baja visión, que todavía logro ver un poco, tenía que aprender a tomar la fotografía sin utilizar la vista, solo con los otros sentidos”.

Con su cámara al hombro, Navi sale a recorrer las calles, “y si de repente siento algo, como una energía o algo que me llama, prendo mi equipo y tomo la foto”.

Desde 2006, la organización Ojos que Sienten se dedica a brindar talleres para que personas con discapacidad visual puedan capacitarse en diferentes actividades que les permitan generar fuentes de trabajo, como la fotografía sensorial y las catas de cerveza y vino.

Además de ser fotógrafa y comerciante, como parte del apoyo que brinda Ojos que Sienten, Naivi pudo certificarse como someliere y forma parte de un equipo de corredores con discapacidad visual.

“Simplemente me imagino y tomo las fotos”

Marco Antonio Martínez es otro de los fotógrafos que se encuentran exponiendo en el hotel Presidente Intercontinental.

En 2006, año en que se fundó Ojos que Sienten, él formó parte de la primera generación del taller de fotografía sensorial.

“Antes del taller, mi única experiencia en la fotografía era que, cuando todavía podía ver, tomaba algunas capturas en eventos como bodas o fiestas. Siendo ciego, alguna vez un tío me pidió tomar una foto de mi abuelo, pero francamente no supe ni cómo salió”, explica.

Sin embargo, el momento en el que la fotografía lo atrapó fue la primera vez que imprimieron sus fotos y las analizaron.

“Mi maestro me dijo ¿qué querías fotografiar?’ yo le expliqué y ella me empezó a describir cómo habían salido las imágenes que tomé. Así fue como comencé a adentrarme. Después de ese día, cuando tomaba una foto me ponía ansioso de que llegara el momento de la descripción, para saber si lo que quería retratar aparecía”, cuenta.

Marco Antonio explica que, para una persona con discapacidad visual, tomar una foto implica un proceso creativo complejo, que pasa porque el fotógrafo debe imaginar en su mente la imagen que quiere plasmar.

“Cuando se toman fotografías construidas se pueden acomodar los diferentes elementos de acuerdo a lo que el fotógrafo quiere lograr, así también pueden modificarse los encuadres y ángulos al gusto”, dice.

Para realizar retratos “me guío por su voz, y si es algo relacionado con la naturaleza utilizo el tacto y con mi mano voy sintiendo las formas y las texturas”.

En el caso de los objetos grandes, cuenta, utilizan descripciones realizadas por la persona “normovisual” que les acompaña. “Yo hago preguntas sobre cómo es el objeto, dónde está y qué tan lejos, y así puedo imaginar las dimensiones de lo que hay frente a mí”.

“Cuando no hay descripción, simplemente me imagino y tomo las fotos al ahí se va, aunque a veces no salen como a mí me gustaría, pero siempre salen cosas interesantes”, afirma.

Sus fotografías han sido reconocidas: una de ellas, en la que retrató un sueño en el que aparece un pegaso, fue elegida como la portada del ejemplar número 79 de la revista Cuartoscuro, y otra titulada “Empatía” fue premiada por la organización ABC de la discapacidad.

Marco, quien además de ser fotógrafo hace actuación, da consultorías en temas de discapacidad y trabaja en coaching para personas ciegas, cuenta que su próximo proyecto es llevar la imaginación y las imágenes más allá de la foto, pues piensa aprender video.

Fotografías con causa

De acuerdo con Gregorio Rivera, encargado de comunicación y fotografía en Ojos que Sienten, la exposición que actualmente tienen en el Hotel Presidente Intercontinental es una muestra de 28 imágenes tomada por cinco fotógrafos de la organización.

“La curaduría está ordenada por colores, está montada en un espacio cuadrado y comienza el recorrido con imágenes en blanco y negro, y de ahí va jugando con los tonos azules, amarillos, verdes y finalmente llega al rojo, que es el color que representa a nuestra organización”, explica.

Rivera señala que la exposición tiene como objetivo “que la gente tenga un acercamiento a la fotografía sensorial, y que con ese interés se vayan motivando para involucrarse más con la organización”.

Las 28 fotografías expuestas se encuentran a la venta, y el dinero obtenido de ellas se encuentra destinado a financiar los talleres de los expositores y personas que decidan iniciarse en la foto sensorial.

En los 12 años que tiene Ojos que Sienten realizando proyectos para apoyar a personas con discapacidad visual han realizado 13 exposiciones fotográficas, han dado más de 2 mil 600 capacitaciones en materia laboral y han generado 60 oportunidades de empleo.

Ante la pregunta de si invitaría a otras personas con discapacidad visual a adentrarse en la fotografía, Marco finaliza diciendo que “más que invitarlos quisiera retarlos a que se demuestren que son capaces de hacer muchas cosas, y si son capaces de tomar una fotografía que transmita emociones, entonces pueden hacer lo que quieran”.

Para conocer el catálogo completo de las fotografías de Ojos que Sienten y adquirir alguna de las imágenes, visita su página de internet. (http://www.ojosquesienten.com/galerias/)

La exposición temporal de fotografías estará en el Bar Epicentro del Hotel Presidente Intercontinental hasta el próximo 21 de octubre.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Cómo es vivir en Cerrada Andrómaco, el callejón que quedó atrapado entre los edificios de "Ciudad Slim"
El "megadesarrollo" inmobiliario del empresario Carlos Slim en Ciudad de México alberga grandes corporativos y familias adineradas justo a unos metros de un caserío de habitantes bajos recursos.
5 de abril, 2019
Comparte

El “pam, pam, pam” de los martillazos se ha escuchado en el barrio Ampliación Granada desde hace dos décadas.

Los golpes secos y metálicos, el rechinante uso de taladros y el estruendoso movimiento de maquinaria pesada se ha convertido en el sonido de fondo en la vida de miles de personas.

No solo quienes viven en esta zona del oeste de Ciudad de México, sino los miles de oficinistas y hasta los turistas están expuestos a la ininterrumpida construcción de edificios de los últimos 20 años.

“Ya nos acostumbramos”, dice con una risa resignada José Reyes, quien al igual que unas decenas de familias ha vivido desde mediados del siglo pasado en este caótico barrio.

“Siempre fuimos los únicos. Cuando yo llegué aquí, todas las casas eran de láminas de cartón. Todo esto eran fábricas”, dice Reyes a BBC Mundo, señalando hacia los grandes edificios que rodean su casa.

Él y otras 200 personas viven en la Cerrada Andrómaco, un estrecho callejón peatonal de unas 60 casas que contrasta dramáticamente con el paisaje de su alrededor.

Cerrada Andrómaco

Google
La Cerrada Andrómaco (recuadro) es la única calle de viviendas originarias en la zona.

Apenas a dos cuadras de distancia se encuentra la Plaza Carso, un lujoso conjunto inmobiliario de edificios de oficinas y residencias, un par de museos, un teatro y hasta un acuario subterráneo construidos por el multimillonario mexicano Carlos Slim.

La monumental obra -coronada por el literalmente deslumbrante Museo Soumaya que Slim dedicó a su fallecida esposa- tuvo una inversión inicial estimada en US$800 millones.

“Es el megadesarrollo de usos mixtos más grande de América Latina”, afirma con orgullo el grupo Carso, empresa que fue la punta de lanza para que otras inmobiliarias invirtieran en esta zona.

La explanada de Plaza Carso

BBC
Esta zona se transformó radicalmente a partir del impulso inmobiliario del consorcio de Slim. 

Las obras empezaron en 2008, pero ya desde el 2000 este sector de naves industriales en abandono comenzó a transformarse en lo que es hoy.

Y desde entonces vecinos de familias de ingresos medios y bajos han visto cómo se transforma el paisaje urbano que ellos conocían en lo que coloquialmente ha sido llamado “ciudad Slim”.

Perdieron el sol

Los habitantes de la capital de México tienen a Polanco como sinónimo de barrio de clase alta.

Ahí se asentaron enormes casonas de familias de altos ingresos, mexicanas y extranjeras, a las cuales se les suman embajadas, grandes edificios residenciales y almacenes.

La zona conocida como Nuevo Polanco, en uno de los extremos de ese barrio, fue la última en desarrollarse luego de que grandes compañías como General Motors, Chrysler y General Tire cerraron sus fábricas.

El callejón de Cerrada Andrómaco

BBC
El callejón de Cerrada Andrómaco se encuentra justo al lado de edificios de unos 20 niveles.

Fue entonces que los vecinos de las colonias populares Irrigación, Granada y Ampliación Granada comenzaron a ver los enormes boquetes que se abrían para la cimentación de edificios (lo cual no se ha detenido en dos décadas).

“El levantamiento de torres no nos ha generado tanta problemática, siendo honestos. El problema viene después, cuando se empiezan a habitar“, explica José Reyes, líder de los vecinos de Cerrada Andrómaco.

Su callejón colinda directamente con dos torres habitacionales, una de las cuales está siendo construida por la empresa Metro Buildings, y a unos pasos de distancia se elevan más edificios de entre 10 y 20 pisos.

Reyes y sus vecinos han perdido el sol de las mañanas y las tardes, pues encerrados entre grandes muros de hormigón y cristal la noche llega temprano para ellos.

El callejón de Cerrada Andrómaco

BBC
Tanto obreros de la construcción como oficinistas consumen productos vendidos en Andrómaco.

Pero más grave aún, la apertura de cientos de apartamentos habitacionales, oficinas y centros de entretenimiento ha causado una gran sobrecarga a servicios públicos tan básicos como el agua o drenaje.

“Modelo de desarrollo”

Es viernes (y día de pago) y en los alrededores de la Plaza Carso se siente una competencia de ruido entre el bullicio de la gente y los autos que buscan abrirse paso tocando la bocina.

Cientos de empleados entran y salen de las torres de oficinas de casi 60 empresas nacionales y trasnacionales como Nokia, Huawei, Philip Morris, Metlife y la joya de la corona del emporio Slim, América Móvil (una de las 10 empresas más grandes de América Latina).

Pero también hay grandes filas de mexicanos y extranjeros que llegan al Museo Soumaya, el acuario o el teatro que hay en el lugar.

“Es muy impresionante. Muy bonito y elegante”, dice la canadiense Annika Boron luego de visitar el Museo Soumaya en el cual Slim expone parte de las obras de arte de su colección personal.

Visitantes del Museo Soumaya

BBC
Los museos y centros de espectáculos se han convertido en un atractivo turístico en la zona.

Carso asegura que su “megadesarrollo” inmobiliario es un “modelo de desarrollo sustentable” que cambió el paisaje olvidado de Nuevo Polanco.

Los márgenes de una vía de tren activa fueron convertidos en un andador peatonal, uno de los mejoramientos barriales más visibles.

“La conjunción de la vida cosmopolita, los espacios culturales y el fácil acceso vial a toda la zona de nuevo Polanco impacta positiva y significativamente en la calidad de vida de los colonos“, afirma el consorcio.

¿Desarrollo para quién?

La antropóloga social Adriana Aguayo, de la Universidad Autónoma Metropolitana, recientemente realizó una investigación sobre el boom inmobiliario en la zona y sus efectos urbanos.

El parque lineal

BBC
Constructoras como Carso y Mega Buildings aseguran que han contribuido a mejorar el entorno de la zona.

Encontró que desde la década pasada se tenían 176 proyectos de construcción de los cuales se están creando unos 15.700 espacios habitacionales.

Hace cinco años, la población flotante -las personas que cotidianamente pasan el día en la zona por su empleo u otras actividades- ya se contabilizaba en más de 40.000 personas, número que podría duplicarse con la conclusión de nuevas torres.

“Es cierto que el paisaje urbano ha cambiado. El problema es para quién cambia“, dice a BBC Mundo Aguayo.

“Se hizo un desarrollo con una planeación no muy bien pensada. Entre los primeros problemas que empezamos a ver fueron los de tráfico, que ahora es brutal, y en el abastecimiento de agua. Y pocas áreas verdes”, apunta.

Oscar Martinez

BBC
Vecinos como Óscar Martínez piden apoyo de las autoridades para que se controle el crecimiento inmobiliario.

Óscar Martínez, vecino del lugar, asegura que “ha sido un cambio brutal” para los habitantes originarios de la zona: “Esta cerrada es lo único que queda como en las caricaturas. Está en medio de muchos complejos (inmobiliarios)”.

Pero un problema general es la movilidad:las estrechas calles siguen siendo las mismas de hace décadas para miles y miles de nuevos habitantes y oficinistas.

“Es incomprensible. La única calle que se ensanchó fue la de Lago Zúrich. Y hasta que ésta no tuvo una remodelación, la gente que vivía en esa manzana podía hacer media hora para salir a las principales avenidas, a una o dos cuadras“, comprobó Aguayo en su investigación.

Edificios en Nuevo Polanco

BBC
Los gobiernos de Ciudad de México autorizaron la construcción de edificios en una pequeña zona con calles estrechas.

“Contraste brutal”

Los habitantes de Cerrada Andrómaco no conocen a sus vecinos de los lujosos apartamentos y viceversa.

Su interacción se limita a problemas cotidianos, como el que haya música a alto volumen y la mala vista que generan las “cobijas” tendidas en las azoteas del lado del callejón, o que los residentes de las torres saquen a sus perros a hacer sus necesidades a la calle.

Ropa tendida frente a una torre

BBC
Desde Gran Tower (al fondo) se han llegado a quejar del canto de un gallo en Andromáco, según los vecinos de la Cerrada.

Gabriela López Olvera, del colindante condominio Grand Tower, dice que tratan de “llevar la fiesta en paz” entre vecinos, pues “respetando cada quien su lugar no hay problemas”. Otros residentes abordados por BBC Mundo prefirieron no opinar.

El distanciamiento entre vecinos es notorio y se hace más evidente a la hora de lograr acuerdos como colonia (barrio).

“Quieren tomar decisiones sin tomarnos en cuenta. Yo a Slim ni lo conozco. No lo veo mal, él invierte su dinero para ganar. También las otras constructoras. El problema no son los desarrolladores: los nuevos vecinos que vienen y se sienten dueños de esto”, dice José Reyes.

Carlos Slim

Getty Images
El consorcio de Slim invirtió unos US$800 millones en los desarrollos de Nuevo Polanco.

Para la doctora Aguayo, lo que sucede ahí es un ejemplo muy pronunciado del concepto “gentrificación”, cuando espacios populares son reformados por desarrolladores y sus habitantes originales se ven orillados a irse.

“El contraste es brutal y ellos lógicamente se sienten muy discriminados”, explica la investigadora.

Hay un proceso muy importante de desigualdad social. Esas zonas no han sido remodeladas. No han sido desplazados porque los desarrolladores se han concentrado en los terrenos de las fábricas, pero la presión es muy fuerte. No solamente en términos financieros, sino socioculturales”, añade.

¿Quién se responsabiliza?

La Secretaria de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) es el organismo encargado de vigilar que haya construcción ordenada y planeada en Ciudad de México.

Su titular Ileana Villalobos dice que están poniendo a revisión todos los proyectos aprobados en gobiernos pasados luego de que durante la última década se ha criticado el otorgamiento de permisos inmobiliarios irregulares.

“Estamos tomando con mucha seriedad la revisión a los expedientes de las construcciones realizadas bajo este modelo denominado Sistemas de Actuación por Cooperación (SAC) en esta zona”, expuso a BBC Mundo.

Obras en Cerrada Andrómaco

BBC
Luego de exigir obras de mitigación desde 2015, este año recién comenzó el cambio de drenaje en Cerrada Andrómaco.

Y es que el SAC compromete a las inmobiliarias a destinar recursos para “mitigación” de daños al entorno y a la infraestructura urbana.

Metro Buildings construye junto a Andrómaco su proyecto inmobiliario “Andén 7”, la torre más alta de la zona. Un representante de la firma dijo a BBC Mundo que ellos han cumplido con la ley, incluidas mejoras en la Cerrada.

Pero los vecinos del callejón denuncian que las obras de mitigación, que obtuvieron tras tres años de denuncias, están detenidas por falta de recursos aportados por inmobiliarias al SAC.

La entrada de Cerrada Andrómaco

BBC
Seduvi dice que con el SAC busca que haya “integración social” de los residentes originarios con los nuevos.

A consulta de BBC Mundo, Seduvi promete que en abril entregará un informe pormenorizado de la situación inmobiliaria de la zona, así como reuniones con todos los vecinos “para atender sus necesidades”.

Pero los habitantes de Andrómaco ya no quieren más retrasos. Y dicen que defenderán sus propiedades ante las presiones del entorno para que se vayan.

“A pesar de todo, los vecinos se han aferrado a no vender, a no irse, a no darles la oportunidad de quedarse con todo esto que nos pertenece“, dice Óscar Martínez.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=_cDXqCfnycM

https://www.youtube.com/watch?v=cqGT5wh5REw

https://www.youtube.com/watch?v=rUrDvYJtKPU&t=16s

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.